CAPÍTULO N° 2

Severus entro a la Mención Potter y vio el cadáver de su antiguo enemigo, sus manos temblaron mientras subía las escaleras y al abrir la puerta se encontró con el cuerpo de su mejor amiga, su única confidente, la que sabia su secreto fielmente guardado. Tomo entre sus brazos el cuerpo inerte de su hermana, lloro y grito como nunca. Un llanto lo saco de su trance y en la cuna color blanco estaba su sobrino, tomo a Harry en brazos y lo acuno llorando besaba sus sonrojadas mejillas. Aun con el bebe en brazos Severus salio de la Mansión, pensó seriamente en pedirle ayuda a Dumbledore pero el temor de que lo utilizaran o lo llevasen a una casa de adopción cernió su mente por lo que decidió introducirse en el bosque, estaba preocupado ya que su sobrino tenia una marca en la frente que era maldita. No permitiría que le hicieran daño jamas. Pronuncio un encantamiento y una especie de portal se abrió frente a él.

—No sé donde o a que clase de mundo nos lleve este portal Harry, pero no te preocupes, jamas permitiré que te hagan daño— besó la cabecita de un dormido Harry que no aflojaba su agarre en su túnica. Entro al portal donde un mundo diferente los esperaba.

—Esto es lo que necesitamos Harry, un nuevo comienzo. Empezar desde cero— susurro antes de entrar al portal y desaparecer del mundo mágico.

En otro lugar

La guerra entre los Lycans y Vampiros había terminado Lucian había ganado la guerra que duro cientos de años. Celine vivía en paz fue unas de las ultimas vampiras que quedó. Felizmente vivía con Maicol y su hija híbrida.

Todo era como antes lleno de vegetación, no había más armas, no más edificios, no más guerras todo era paz hasta que..

—Señor las patrullas en el bosque vieron a un intruso en el bosque—
Es un vampiro?— No señor— Un convertido recientemente?— No señor— Entonces—.Lucian lo miro irritado

Dicen que lleva un extraño objeto en las manos ademas un bebe— Bien vamos entonces por nuestro visitante—Si señor. —