Luego de dos horas la pelinegra por fin logro calmarse lo suficiente para separarse del detective que simplemente le miro serio para seguidamente mostrarle que lo siguiera con un ademan de mano.

Ambos se dirigieron a la comisaria del oeste de la ciudad en el automovil de Gohan ya que la hija de la fallecida cantante estaba elevada y no podia ni siquiera pensar en manejar un automovil; luego de unos minutos ambos llegaron e ingresaron a la oficina del primogenito Son.

—Señorita Videl se que esto es duro para usted, pero si quiere que atrapemos al causante de esto necesito que responda las siguientes preguntas…— Le dijo serio sacando de su cajon una libreta y un lapicero. —¿Dónde se encontraba en la madrugada?—

—Con mis ami…—fue interrumpida por el ojinegro.

—¿Me puede decir la verdad?— pregunto enojandose, el queria atrapar al homicida de Miguel pero si la unigenita del matrimonio no cooperaba no podria hacer nada.

—Pues no lo se, ocurre que estabade fiesta en mi casa ¿No crees que si hubiera estado aquí habria detenido el homicidio de mi madre?— Dijo sarcastica.

—Vaya, tenemos una bromista— le respondio frunciendo el entrecejo.

—¡Pues vaya idiota que eres, es obvio que no estuve aqui!—

—¡Por favor guardeme respeto!— Le reclamo enojado.

—¡Eso es lo que eres! ¡Vaya preguntas tan estupidas!—le siguio gritando.

—¡Pues si tan estupido me cree, consigase a otro detective!—

—Señorita Videl no le recomiendo que haga eso, Son Gohan es el mejor detective de todos— hablo una tercera voz llamando la atencion de ambos jovenenes que giraron sus cabezas al mismo tiempo hacia la derecha.

—¡Jefe Gutierrez!— saludo el pelinegro posando su mano derecha sobre su frente al estilo militar saludando a su superior.

—Ridiculo…— le susurro Videl a Gohan. —Cuanto tiempo sin verle jefe— saludo la morena con una sutil sonrisa. —Y con respecto a lo del detective, no trabajare con alguien tan grosero como el—

—Videl tu lo haz sacado de las casillas, en parte es tu culpa; sin embargo Gohan—Volteo a mirarlo seriamente. —no debiste reaccionar asi— le reprendio.

—Lo lamento mucho jefe— volteo a mirar a Videl. —Y a usted tambien señorita, disculpeme—

—Igualmente lo lamento— se disculpo la unica mujer del lugar evitando los ojos negros de Gohan.

—Muchas gracias por su sinceridad señorita— Le dijo sarcastico ganando un gruñido por parte de Videl y una carcajada por parte del superior de la comisaria.

—¿Siempre eres asi de molesto?— pregunto molesta mientras lo escrudiñaba con la mirada.

—Apenas estamos empezando señorita Videl— le respondio de la misma manera, en sorna.

—¡Uyy eres insoportable!— le grito sin recibir respuesta alguna.

—Bien, ya que solucionaron sus problemas; es mejor que continuen la investigacion si no quieren una nueva victima— Finalizo Gutierrez para despues salir dejandolos a los jovenes solos.

—Con respecto a su pregunta, estuve con mi prometido en una conferencia de su trabajo— contesto.

—Bien, por favor tome asiento— le dijo mientras se sentaba seguido de la hija de Mark Satan. —Digame señorita Videl… ¿Su madre de pronto tenia enemigos?

—¿Enemigos? No que yo sepa…salvo una mujer que la amenazo una vez por medio de una carta—

—¿Podria decirme lo que recuerda?—

La joven simplemente asintio mientras empezaba a contar el relato que ya llevaba muchos años.

Cinco años atrás.

Una joven pelinegra esquivaba los veloces ataques de su padre con gran facilidad logrando que el actual campeon de artes marciales se frustrara, ya que jamas penso que su hija lo superaria tan rapido.

Sus ojos se abrieron en desmesura al esquivar justo a tiempo un patada directa de su hija agachandose justo a tiempo para despues dar unos agiles saltos hacia atrás.

¡No escaparas!— le grito su hija para lanzarse contra el en una sucesión de ataques directos e indirectos, patadas, puñetazos, derechachos eran sus ataques que dificilmente Mark esquivaba. —¡haaa!—

Fue limpio, perfecto pero sobretodo veloz, Videl lo habia engañado para que bajara su guardia aprovechando para agacharse y lograr hacerle una barrida de pies que lo tumbo al suelo, dejando claro al vencedor.

Sin embargo su momento de alegria termino al escuchar el grito proveniente de Miguel, por lo que rapidamente padre e hija entraron corriendo al recinto encontrando a la cantante con una señora de cabello rojizo y ojos violeta frente a ella.

Mama…— se acerco Videl a su progenitora para abrazar su brazo derecho quedando junto a ella, pues la unigenita de la gran cantante sentia que esa señora no era de fiar.

¡Vete de aqui! ¡YA!— le grito furiosa a la mujer quien sonrio cinicamente.

Nos veolveremos a ver querida.

Mark y Videl observaron como la mujer abandonaba la mansion por lo que le preguntaron a la cantante si la conocia, esta obviamente lo nego diciendo que "todo estaba bien".

—Esa mujer era muy extraña…lo recuerdo, ella le envio una carta a mi madre amenazandola— le dijo Videl a Gohan quien anotaba todo en una libreta.

1 mes despues de tan extraño encuentro.

Videl cariño… ¿podrias ir por el correo?— le pregunto su madre mientras estaba en la cocina realizando un rico postre.

¡Claro mama!— le respondio para ir al jardin y recoger las respectivas cartas que les habian enviado, una vez hecho eso miraba una que otra dado que su curiosidad se habia encendido y solo una llamo su atencion.

¿Y esa cara?— pregunto Miguel a su hija al observarla con el rostro perdido, esta antes de que se diera cuenta habia ocultado la carta pues queria investigarla a fondo.

No es nada mama. ¡Estare en mi cuarto!— le grito ya cuando estaba subiendo las gradas ante la atenta mirada de preocupacion de su madre.

Una vez en su cuarto la en ese tiempo justiciera de ciudad Estrella Naranja cerro la puerta con seguro para que nada ni nadie la molestara sobre todo su madre quien estaba al pendiente de sus acciones.

Su entrecejo se fruncio al leer las palabras escritas en el pedazo de hoja de papel, pues era un claro mensaje de amenaza dirigido a su madre por parte de una "admiradora secreta".

"¿Te crees muy lista Satan? Eso ya lo veremos, pronto esa sonrisa se borrara de tu lindo rostro, preparate para lo peor."

Atte: "admiradora secreta"

—Desafortunadamente mi madre me descubrio y me quito la carta, no pude denunciar a nadie dado que no tenia pruebas pero estoy segura que esa mujer que nos visito era la autora de esa carta— finalizo Videl.

—No creo que una amenaza espere cinco años para efectuarse, sin embargo no hay duda que esa señora no queria ver a su madre ni en pintura— razono el pelinegro.

—Eso lo se muy bien Detective, pero y si talvez esa señora solo era una simple secuaz de alguien— dijo la morena.

—La misma causa influye asi sea la autora o una simple secuaz, es tecnicamente imposible que una venganza se espere cinco años— le dijo serio. —De todas maneras no se puede descartar esa posibilidad.—

—Es cierto … ¿Dónde esta mi padre?— pregunto frunciendo el etrecejo.

—Ahora esta siendo trasladado a la comisaria central para un interrogatorio—

—¿En serio crees que el la mato?— le pregunto conteniendo su ira.

—En ningun momento dije eso, solo que el tambien es tomado en cuenta como sospechoso Señorita—

—Bien— dijo mientras le miraba con furia para despues arrancar un trozo de papel y darselo con un numero, accion que lo dejo confundido. —Llamame cuando inicies la investigacion, la hare contigo; hasta luego— le dijo mientras se levantaba de su asiento.

—¿Estas loca? No puedes interferir en esta investigacion sin mi consentimiento.— le reclamo.

—No pedi tu permiso, hasta luego— le dijo con una sonrisa para luego marcharse.

—¡Pero que terca es!— se dijo a si mismo mientras pasaba sus manos por su cabeza desesperado. —Nunca entendere a las mujeres— suspiro.

Definitivamente no era un encuentro que se deseaba recordar pero al realizar la investigacion juntos se llevarian mejor de lo que creerian.

Fin del capitulo 3.

._.

Bueno he aquí un nuevo capitulo de "Luz de noche" espero que les guste (a quienes lo lean claro :'v).

Nos vemos en un siguiente capitulo.

Los quiere Saremi-San 02 :3