Fanfiction

Aquel joven mira a ambos lados asegurándose de que está solo. No es necesario, dado que está oculto en la penumbra de su habitación. Vuelve a echar un vistazo a su pequeña creación en su PADD, cerciorando que no hubiera cometido algún error. Después de revisarlo por decima tercera vez, sonríe y apaga aquel dispositivo.

Y así "" publica aquella obra, regocijándose cuando dentro de unos minutos le llegan decenas de notificaciones de comentarios.

Si, definitivamente es excelente en eso.

-0-

Sus amigos casi que bailan de euforia al conocer la noticia. McCoy técnicamente les había invitado a beber para festejar, pero Chekov y Sulu se habían negado.

Hace tan solo unos meses su Capitán y el primer oficial habían confesado su relación gracias a un pequeño incidente que circula en las redes de las naves. Dicho incidente los involucraba también.

¿Cómo es que la imaginación de los demás tripulantes puede ser tan... Influyente?

Involuntariamente se habían acercado más el uno al otro, hasta que se dieron cuenta cuando era ya muy tarde. Se habían enamorado.

Cuando ambos estuvieron completamente seguros de que lo suyo no era pasajero, decidieron profundizar su relación y poco después, acordaron contarle a los demás.

- ¡Maldición! - Había gritado McCoy asustando a todos por su reacción - Más les vale a esos estúpidos escritos que no se vuelvan reales. ¡No quiero involucrarme con estos dos! - Señalando a Jim y a Spock.

- ¿Por qué, Bones? -Le respondió Kirk en tono fingidamente ofendido - Nosotros estamos dispuestos a hacerte un espacio si decides unirte algún día.

- Capitán, no creo haber estado de acuerdo en tal cosa...

- Shhh, Spock...

- Ni haber tenido esa conversación...

- Tu honestidad me mata, pero no estamos aquí para discutir sobre lo que puede o no pasar en la cama - Jim sonríe y abraza a Chekov y a Sulu, dejando a Bones rojo y a Spock verde por el uso insinuado de la palabra "cama"- Vamos a festejar de alguna manera esta magnifica noticia.

Uhura y Scotty habían presenciado todo con una enorme sonrisa y se unen al abrazo del cual el único que no se unió fue el Vulcano.

Eso fue ya hace unas cuantas semanas y la vida dentro de la Enterprise se había tornado normal nuevamente, o lo que más se puede por su singular tripulación y enérgico capitán.

No fue hasta hace unos días en la bahía médica que el "tema" volvió a surgir y a McCoy le sorprendió que fue a boca de su nueva enfermera residente, Christine Chapel.

Se encontraba charlando con otra enfermera mientras recogía sus pertenencias para ir a almorzar.

- No lo creo Maddy -Había respondido Chapel en un tono un poco mas alto de lo usual, lo suficiente para llamar la atención de Leonard - El comandante Spock no aceptaría ser su pareja y ¡No quedan bien juntos!

McCoy rodó los ojos dispuesto a irse, no es la primera vez que la escucha hablar de su enamoramiento por el duende de sangre verde.

- Que sí, Christine. Los fanfics atrapan la personalidad de ambos y quedan tan adorables - Aquella mención hizo detener en seco a McCoy. "No, los endemoniados Fanfiction no." -¡Y ya hay rumores de que en realidad sí son pareja!

- He leído muchos de esos y si se parecen, pero... No es lo mismo, no se liaría con el capitán. - refunfuña la rubia. Claro que son pareja, McCoy los descubrió a ambos siendo tortolitos en una noche de películas.

- Que sí, y debes leerte los fics de aquel usuario "" son recientes pero escribe increíble, es como si se metiera en la piel de los tripulantes. Algo escalofriante, pero son buenísimos. - Leonard aunque sabia que estaba mal, necesitaba información sobre aquel que escribe "eso".- y los fics son de las parejas reales, pero en cuanto al capitán, al comandante Spock, Uhura, Montgomery, Sulu, Chekov e incluso nuestro jefe McCoy - dice esto último casi susurrado y mirando en su dirección, mientras el fingía que volvía a doblar su camisa - de ellos si escribe cosas locas entre todos. Una de las nuevas tendencias es el "McSpirk" tu sabes, entre los tres.

Leonard se voltea disimuladamente para ocultar su rostro enrojecido. "¿Por qué yo?"

Escucha la suave risa de Chapel y continúan en sus -no tan disimulados- susurros.

- Sí, puede que en la vida real no hagan pareja ni trío, pero son increíblemente divertidos juntos en los fics - McCoy apostaría su titulo en medicina a que escuchó que "Maddy" dijo -Y sensuales-

"Ya oí demasiado" Y se retira fingiendo que no escuchó absolutamente nada de aquellas jovencitas.

Y no fue el único en notar el incremento de murmullos a su persona.

Fue en los pasillos.

Consciente del camino de regreso a su camarote, perdida tratando de deshacer un nudo en su coleta oscura cuando escuchó su nombre. No la estaban llamando, hablaban de ella. En el pasillo contiguo doblando una esquina, resonaron unas risas.

- ¿Estás segura, Lily? - pregunto una voz masculina con un toque de diversión. - ¿Scott y ella? No van bien esos dos. La teniente Uhura quedaría muchísimo mejor conmigo que con él.

Sintió como se le subieron los tonos.

- !Ya lo leíste! Esos fics se acoplan perfectamente a sus personalidades y mira que tiernos son. - una risilla aguda se le escapa - Y últimamente los he visto almorzar juntos siempre. Admite que todo es cierto.

Nyota puede jurar que el otro tripulante negó sonriendo, aún sin haberlo visto.

- Si, me he dado cuenta de eso. - Dijo él, luego tardando dos segundos, volvió a hablar- Por cierto, ¿Como dijiste que era el usuario del escritor? El link que me enviaste lo borre al formatear mi Padd.

- ¿No que no te dejarías influenciar de mi, Jamie? - otra risita aguda - Ya debo irme, mi turno acaba de comenzar - se escucha dispuesta a irse cuando se vuelve a detener - Ah, y su usuario es "."

Aquellos números le suenan de algo, pero no logra hallarle coincidencia a lenguas cifradas que recuerde, tal vez sea un código antiguo. Quizá Kirk tenga uno de sus libros en físico con códigos y cifrados. Como siempre, su enigmático capitán y si no, Spock podría ayudarle.

Pero esa no era su prioridad.

En ese momento, su prioridad era alizar aquel molesto enredijo en su cabello.

-0-

Jim entró al camarote de su primer oficial con toda la confianza del mundo, saludándolo con un roce de sus labios y uniendo sus dedos índice y corazón en un beso vulcano.

- Te estabas tardando mucho, Jim - observa Spock, haciendo espacio en la cama para el rubio que se estaba ya quitando las botas - ¿Ocurre algo?

James negó, aceptando el gesto y tumbándose al lado del vulcano.

- Nada de que preocuparse, correo de la flota advirtiendo de avistamientos de aves de presa Klingon cerca a la zona neutral Romulana. ¿Sinceramente? No es algo muy nuevo.

- No lo es - concuerda Spock- pero sigue siendo sospechoso de su parte que se acerquen tanto y no han comenzado conflictos aún.

Jim, sin haberse quitado el uniforme, ya se estaba quedando dormido por el calor corporal que emanaba de su compañero. A lo que respondió con un suave gemido haciéndole notar que su destino era el sueño. El vulcano con cuidado le despojó de la camisa dorada y el pantalón, cubriéndole con la cobija y acoplándose a su cuerpo.

Posiblemente ese no era el momento de hablar de los cuchicheos que llegan a sus finos oídos durante el almuerzo.

-0-

Para nadie era un secreto, el par de enamorados no hacían mas que derramar azúcar por doquier.

Siempre cogidos de la mano, entre comidas se sentaban uno al lado del otro y cada vez que se separaban, se daban un beso. Pero a ellos no les importaba lo que piensen los demás.

- Puente - dice entre risas Pavel, después de estar varios segundos en el turbo ascensor, siendo observado por una muy caliente mirada de Sulu, quien se sonroja al instante de darse cuenta que otra vez se le ha ido la cabeza mirándolo.

Cuando llegaron, usaron su porte mas profesional para dirigirse cada uno a su puesto, saludando a su capitán, quien les respondió con una sonrisa antes de seguir siendo interrogado por McCoy.

Chekov y Sulu se dan una mirada antes de encogerse de hombros. Posiblemente otra vez se saltó un examen médico.

- Maldición Jim - susurraba el doctor con una mano sobre su rostro, denotando la frustración - Ya van dos veces esta semana.

- Calma, se les pasará. - el rubio seguía sonriendo- ¿Olvidaste ya la ultima moda en la nave?

- Ni me la menciones, casi te ahogas en una montaña de tribbles.

- Se les pasó la idea de tener a esas mascotitas en unas semanas.

- Pero Jim - Leonard seguía frustrado y mucho - ya llevan meses y si no años con esto.

- Bones, y aún así en caso de que lográsemos por alguna casualidad de la vida encontrar a los autores de los fics, ¿Que podría hacer yo al respecto? - Sulu y Chekov, quienes escuchaban la conversación en silencio, se sorprendieron al escuchar esto último.

- Pues ¿que crees? - el doctor había empezado a elevar su tono de voz - Están invadiendo nuestra privacidad y usando nuestros nombres, nuestras naves, ¡A nosotros! Para crear pervertidas historias que casi toda la maldita nave lee y en otras naves también.

- Doctor - Spock se había acercado, había oído todo - le recomiendo que baje el tono de voz.

- ¿AHORA QUIERES QUE ME CALLE, IDIOTA DE OREJAS PUNTIAGUDAS? - Estaba histérico, harto de todo lo que decían de el y las miradas que los demás lanzaban. - YA TODOS AQUÍ LEYERON ESOS FANFICS Y POR SI NO LO RECUERDAS, TAMBIÉN ESTAS INVOLUCRADO.

Aquello último todos los presentes en el puente lo oyeron, volteándose a ver la escena. Un muy enojado McCoy frente a un sonrojado Jim y un calmado Spock.

- Doctor McCoy, sabe muy bien que no podemos evitarlo. No sabemos quién lo hizo ya que los Padds de la flota están protegidos para no ser rastreables y tampoco podemos evitar el uso de las redes de la nave para los tripulantes, ya que mucha información se transmite de este modo. Además, no le veo la lógica a gritarle al capitán si él no tiene nada que ver en esto, es tanto como usted y yo, una víctima de los fanfiction.

El Castaño se había calmado ya, traía la rabia colada por el montón de miradas de un grupo de tripulantes cuando iba directo al puente.

- Si, creo que si. - respiró hondo - iré a la bahía médica a por un tranquilizante, siento el corazón en la cabeza. Los veo luego.

Sin decir mas, se retiró del puente, dejando a la tripulación presente atónita.

- Si no se encuentra al responsable, lo mas probable es que pierda la cabeza - susurró Jim a su primer oficial. Al menos el doctor le ahorro la charla a Spock con Jim sobre el tema.

Durante la hora de descanso, Jim aprovechó para volver a revisar las redes, sonriendo, sorprendiéndose, enmudeciendo o sonrojándose con la creatividad de la tripulación. Resulta que a los fics le añadieron un nuevo elemento mas... Ilustrativo. Los Fanarts. Sin embargo, Jim debía admitirlo, ciertas escenas con Spock en realidad le estaban poniendo cachondo. Con una sonrisa malévola, decidió que quería interpretar mas tarde algunas de esas con su primer oficial, especialmente aquella parte del fic en la que se mencionaban unas esposas...


Uuuh! He vuelto! Me han pedido que haga continuación de este fic y mi desordenada mente dijo ¿Por qué no? Añadiéndole que esta historia ahora tambien va a contener algo de drama y... Una trama(? Lo bueno es que ya la tengo finalizada y no pasara lo mismo que con la otra... Que sigue en proceso de construcción.

Ahora si, ¿merece este segundo cap. De quien sabe cuantos mas, algún review?

P.d. Si alguno sabe o descubre quien es , Ssshhhh :v