Nada de esta historia me pertenece yo simplemente soy su traductora snif ;_;. Esta gran historia es de Naia así que si queréis seguir leyendo la tengo en mis favoritos :P

PROLOGO

Una persona encapuchada, subía a la parte más alta de los montes de la zona. Podía verse que era un guerrero, todo en su forma de andar, de estar lo demostraba. Una vez que llego a lo alto del monte, miro hacia el cielo nocturno, mirando fijamente a las estrellas de una constelación en particular: la constelación del Dragón. Durante unos pocos minutos, no paso nada. El extraño encapuchado bajo la mirada suspirando fuertemente. Entonces, de repente, miro hacia arriba, como si estuviera escuchando una música inaudible. Su mirada estaba fija en la constelación. Delante de sus ojos esas estrellas empezaron a brillar mas y más. Hubo un resplandor y doce rayos de luz fueron lanzados hacia la tierra.

El hombre sonrió

" Al fin… Estarán pronto aquí…Debemos prepararnos…"

*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*

Habían pasado dos semanas desde que Harry había vuelto de Hogwarts: dos aburridas y sosas semanas. Los Dursley habían estado ignorándole todo el tiempo, solo hablando con él cuando era absolutamente necesario, es decir, cuando le ordenaban hacer algo. Como resultado, Harry había hecho ya todos sus deberes y había empezado a memorizar sus libros de texto, lo que le hizo sonreír

Hermione estaría encantada de oírlo…

Pero la sonrisa se borro rápido de su cara

Había recibido una carta de Dumbledore dos días después de llegar donde los Dursley que le decía que no podría comunicarse con nadie este verano. También le decía que no podría ir donde los Weasley. Con el resurgimiento de Voldemort tenia que estar en Privet Drive todo el verano.

Como Dudley seguía a dieta, Harry no estaba comiendo mucho y esta vez no tenia la ayuda de sus amigos. Afortunadamente llevaba con él algo de dinero muggle y podía comprarse algo de comida de vez en cuando. Era lo único que le permitía seguir así, si no ya se habría desmayado de agotamiento. Además, la ración que se le permitía comer era solo suficiente para alguien que no hacia nada, pero no para alguien que tenia que trabajar. Y él era obligado a trabajar. Ya le habían hecho limpiar la casa entera y el desván. Había tenido que cocinar, ir con su tía cuando iba a comprar para llevarle las bolsas y más. Ahora le habían asignado limpiar el jardín. Bueno si aun podía llamársele jardín. Era mas parecido a una pequeña selva. Harry podía apostar que nadie había puesto un pie en él en todo el año. En este momento estaba quitando las malas hierbas. Suspiro, limpiándose el sudor de la frente e intentando ignorar su reseca garganta. Había estado en el jardín durante cuatro horas y hoy el tiempo era cálido y seco, el tipo de día en que lo que quieres hacer es tumbarte bajo un árbol mientras bebes un refresco o quizás mientras te comes un helado. Mientras estaba intentando arrancar una mala hierba que no cooperaba demasiado, sintió un dolor agudo en la parte de atrás de su cuello. El dolor solo duro unos pocos segundos. Harry miro alrededor y vio una abeja volando

"Genial"-murmuro-" Incluso los bichos están en contra mía…", se puso una mano en el cuello, encogiéndose cuando toco el lugar donde la abeja debía haberle picado. Intento sentir si el bicho había dejado su aguijón, pero se sintió aliviado al no notar nada. Encogiéndose de hombros, no dio importancia al suceso y volvió al trabajo.

*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*

El encapuchado estaba de vuelta en el monte, pero esta vez estaba escoltado por otras dos personas y llevaba un orbe plateado. Pulso algo en el y el orbe se abrió liberando una sombra.

"Yeartha kren'yr Drak. Boreth jerxos an'll whukas, hos tur Drak'yr crihjil vieth."

La sombra asintió y desapareció.

" Llegaran hoy" anuncio el hombre a sus compañeros

*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*

Durante toda la semana siguiente, Harry continuo trabajando en el jardín. Al final de la semana casi había terminado su trabajo: había cortado el césped, quitado las malas hierbas de toda la zona, podado los árboles, plantado flores nuevas. Todo lo que tenia que hacer ahora era regarlas.

Su tía, que le había estado mirando mientras cocinaba para estar segura de que estaba trabajando, abrió la ventana y gritó.

"¡Chico!, Cuando hayas terminado tienes que pintar la valla"

Entonces cerro la ventana y volvió a su cocina.

Harry lanzo una mirada de asco en su dirección. Siempre podías confiar en ella para encontrarle algo que hacer.

Preparándose, termino de regar las flores y fue a coger una brocha y pintura. Los Dursley habían comprado pintura marrón.

Empezó a trabajar con cuidado de no dejar caer nada en el suelo. Había medio terminado cuando empezó a sentir un ligero dolor de cabeza. No le dio importancia. Había estado trabajando al sol durante toda la tarde, era normal que le doliera la cabeza. Pero según pasaba el tiempo se iba haciendo mas y más doloroso, en particular en la parte de atrás de su cuello. El dolor era ahora atroz. Su visión era borrosa por las lagrimas y a sus alrededores todo daba vueltas. Dejo caer la brocha al suelo, cayendo sobre sus rodillas. Al final se desmayo, el dolor era demasiado para soportarlo.

*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*

Harry volvió lentamente en sí. Su primera sensación fue que ya no estaba tumbado en la hierba. Parecía que estaba descansando en una cama. Todavía le dolía un poco la cabeza y no se atrevía a abrir los ojos. Lentamente se dio cuenta de que había mas gente en la habitación. Estaban hablando.

" ¿Pero como ha podido pasar?" este estaba casi histérico

" No lo sé", contesto una voz fría." No había pasado nunca antes…"

"¿Podría ser un error?"

" ¡Tu has visto la marca igual que yo!. ¡El ha sido elegido!"

" Pero…pero…¡Es imposible! ¡No puede ser!¡Un simple humano no puede ser elegido!"

" Aparentemente es posible incluso aunque dude que un humano pueda seguir nuestro entrenamiento…"

Harry oyó claramente la repulsa y el desdén en la forma en que la segunda persona pronunciaba la palabra "humano".

"¿Qué vamos a hacer?"

"Le daremos una vuelta tan pronto como se despierte así como unas cuantas explicaciones, entonces le dejaremos en la habitación de la elección. Demenor sabrá que hacer"

"¿Estas seguro? ¿No deberíamos borrar su memoria y mandarle de vuelta a su mundo? ¡El no pertenece a nuestro mundo!"

"No podemos, tiene la marca, debe ser entrenado incluso aunque dude que sea capaz de hacer algo…"

"Esta bien…"

Harry abrió lentamente los ojos, mirando alrededor. Aparentemente las dos personas no apreciaban demasiado a los humanos y el no estaba deseando hablar con ellos.

"Al fin estas despierto"- dijo la voz fría de forma cortante.

La vista de Harry esta aun un poco borrosa. Parpadeo varias veces y miro a las personas que estaban junto a el. Sus ojos se agrandaron sorprendido

¡Eran elfos!. El de la voz fría era alto y musculoso. Tenia el pelo oscuro hasta los hombros y recogido en una coleta y los ojos gris acero. Su compañero era mas bajo con el pelo castaño hasta las orejas y los ojos color avellana. Ambos tenían las orejas puntiagudas y un mechón de pelo plateado.

El moreno le lanzo una mirada dura a Harry, lo que le confundió un poco. ¿Qué había hecho para merecérsela?

" Levántate humano, tenemos muchas cosas que hacer y no hay tiempo que perder"

Harry obedeció inmediatamente y les siguió fuera de la habitación.

*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*

Traducción:

"Yeartha kren'yr Drak. Boreth jerxos an'll whukas, hos tur Drak'yr lyan'yr crihjil vieth."

"Saludos espíritu del Dragón. Tráenos a los jóvenes a nuestro cuidado, para que la historia de los señores de los Dragones continúe"

Esto es todo, para la semana que viene intentare tener traducido el próximo capitulo, si queréis claro. Dejadme review diciéndomelo y también si tenéis alguna sugerencia para que mejore mi traducción

Besos

Estrella de la Tarde ^_^