COMIENZAN LOS PREPARATIVOS

En el escondite del Negaverso, la reina Beryl planeaba un ataque masivo a la Tierra para acabar de una vez por todas con las Sailor Scouts, que habían arruinado sus planes de conquista. Los generales Jedite, Neflyte, Zoycite y Kunzite se hallaban en la mira de la reina por sus recientes fracasos, por lo que esta vez debían ser muy cuidadosos en este plan.

-De acuerdo –dijo Jedite con seriedad –tenemos que ser cuidadosos esta vez, o la reina Beryl se quedará con nuestras cabezas.

- No nos lo recuerdes, idiota –repuso Neflyte molesto –después de tantos fallos, temo lo peor –Los cuatro se hallaban reunidos en un cuarto, alrededor de un enorme mapa de la Tierra, planeando una invasión masiva, pero para ello debían establecer una base como centro de operaciones.

- En mi opinión deberíamos establecer una base en el extranjero –opinó Zoycite –y así sacaríamos a las Sailor Scouts de su zona de confort y podremos deshacernos de ellas.

- ¿Y ya saben dónde colocar nuestra base? –preguntó Jedite. Ninguno de los generales dijo nada, hasta que Kunzite rompió el silencio y señaló un punto en el mapa.

- Aquí –señaló en el mapa en un lugar de los Estados Unidos –parece ser una granja desolada fuera de la civilización. Sólo hay animales de granja; creo que ahí podremos establecer nuestra base.

- ¿Hay alguna otra opción? –preguntó Jedite, hasta que Neflyte levantó la mano -¿Sí, Neflyte?

- Hay una pequeña ciudad cerca de esa granja –señaló Neflyte –Es pequeña, así que podremos tomarla en unas cuantas horas.

- Creo que deberíamos dividirnos –opinó Kunzite –Zoycite y yo nos ocuparemos de la granja, mientras que ustedes dos pueden atacar la ciudad.

Los otros tres comenzaron a evaluar sus posibilidades y se dieron cuenta de que este plan debía ser muy cuidadoso, pues la reina ya no toleraría más errores.

- Entonces, ¿estamos de acuerdo? –les preguntó Jedite a los demás generales y los demás asintieron –De acuerdo, atacaremos mañana al amanecer. Yo le daré el mensaje a la reina, mientras que ustedes se encargan de los preparativos.

Y así, los generales se prepararon para lo que sería una invasión masiva a gran escala a la Tierra.