Bienvenidos a la Academia Legal Hope's Peak.

1 de Enero, 11:15

Agencia Polivalente Wright

En un lugar atestado de objetos, había 4 personas hablando.

- Paz, eso es lo que uno exactamente necesita después de mucha presión – dijo Phoenix Wright, el cual estaba acostado en un sillón.

- ¡Estoy de acuerdo, jefe! Esta semana principalmente estuve descansando o haciendo actividades divertidas – revelo Athena Cykes, una abogada de amarillo.

- Sí la paz es muy buena… ¡Pero no se obtiene dinero si uno se queda acostado todo el día sin trabajar! – grito Trucy Wright, una chica con traje de maga.

- ¿Trabajar? Nah, unas semanas de descanso es mejor – se negó Athena.

- ¡Papi! Diles que trabajen – pidió Trucy a Phoenix.

- … Esta bien… Apollo ¿Puedes l-? – empezó a decir Phoenix.

- ¿"Puedes limpiar el baño"? ¿Eso es lo que me ibas a decir? – pregunto Apollo Justice, un abogado de rojo y con pelo puntiguado

Phoenix sonrió

- Me conoces bien – afirmo Phoenix.

- Esta bien… – dijo Apollo con un tono de queja.

En ese momento, todos se rieron.

- Es tan bueno poder volver a los viejos tiempos – dijo Phoenix con una sonrisa.

- ¿Viejos? Jefe, tampoco ha pasado tanto tiempo – comento Athena sonriendo.

Hace una semana, los miembros de la agencia habían afrontado un caso extremadamente difícil, en el que un espía internacional había bombardeado un centro espacial.

Ese no era el único crimen del espía, este había asesinado a la madre de Athena, Metis, para robar un pedazo de roca lunar.

Pero al final, los tres abogados lograron acorralar al espía, el cual estaba disfrazado del inspector de policía Bobby Fulbright.

En ese momento, alguien toco el timbre de la agencia.

- Apollo, ve a ver quien es – ordeno Phoenix.

- Si jefe… - dijo Apollo poniendo mala cara.

El abogado de rojo abrió la puerta, y en el otro lado había un hombre con traje de cartero.

- ¡Hola señores! Tengo una carta urgente para los señores Wright, Justice y la Srta Cykes, señores - exclamo el cartero.

Phoenix miro atentamente a la cara del cartero.

- ¿Nos hemos visto antes?

- No lo creo señor, o al menos yo no lo sé, señor, soy un simple cartero y no recuerdo la cara de todas las personas, señor – negó el cartero.

- Ok… - vacilo Phoenix.

Apollo recibió la carta y el cartero se fue.

- ¿Qué dice, Polly? – pregunto Trucy.

- ¡Déjame leerla! – exclamo Athena.

Estimados Sres. Wright, Justice y Srta. Cykes

¡Felicidades! Han sido seleccionados como Abogados Supremos, esto significa que se les permitirá el acceso a…

¡La gran conferencia de Ley en la Academia Legal Hope's Peak!

Esta conferencia es uno de los eventos más famosos del mundo, ahí pueden encontrar a mucha gente famosa, y las personas que vayan a esa conferencia…

¡Se volverán 100 veces más famosas!

En el sobre se dejara la dirección de la academia.

¡Los esperamos! Upupupu

Director Kuma.

Hubo silencio en la sala por un minuto…

- ¡Sacre bleu! ¡Esto es asombroso! – exclamo Athena muy excitada.

- ¿Somos "Abogados Supremos"? Vaya, eso suena muy bien – comento Apollo.

- ¿Academia Legal Hope's Peak? No recuerdo haber oído antes ese nombre… - comento Phoenix.

- ¿Eso qué importa? ¡Es una conferencia de abogados famosos! ¡Y el sobre dice que nos volveremos cien veces más famosos si vamos! – grito Athena.

- ¿Qué ustedes no estaban conformes con la paz? – se quejo Phoenix.

- Papi, no te quejes, esta es una gran oportunidad. Sí ustedes van se volverán aun más famosos, tendrán más clientes, vos no te quejaras del alquiler, hay muchas ventajas – dijo Trucy.

- Hm… Supongo que tienen razón – reflexiono Phoenix.

- ¿Entonces vamos? – pregunto Athena.

- Sí, solo esperen una hora que preparo todo – afirmo Phoenix.

1 de Enero, 3:30

Academia Legal Hope's Peak

Entrada.

Los tres abogados se quedaron asombrados al ver la Academia Hope's Peak: Era un edificio gigante, de varios pisos de altura, varias partes de la construcción parecían estar hechas con Plata, y en el centro estaba el emblema: Una balanza hecha de oro puro que tenía una extraña marca roja que se veía un poco como un rayo.

- ¡Vaya! Este lugar es mucho más imponente que la Academia Themis – comento Athena con asombro.

Los otros no dijeron nada y simplemente asintieron con la cabeza.

- Bueno… ¿Entramos? – inquirió Athena dando unos pasos hacia adelante.

Los otros dos la siguieron…

Repentinamente, cuando los tres cruzaron la gran verja,, esta se cerro con un fuerte ruido y Athena grito, tenía un dardo en su cuello, un momento después se desmayo.

- ¡ES UNA TRAMPA! – grito Apollo con todo el poder de sus cuerdas de acero.

El abogado de rojo agarro el cuerpo de Athena y fue corriendo hasta la verja, hasta que un dardo también le dio en el cuello.

Phoenix estaba en shock, sus dos amigos estaban desmayados en el piso y un atacante misterioso estaba en algún lado, el abogado saco rápidamente su celular y empezó a marcar el numero de la policía, hasta que un dardo se le clavo en el cuello.

- ¡Noooooo! – grito Phoenix antes de perder el conocimiento.

- Jefe…

- Jefe…

- Jefe…

- ¡SR. WRIGHT!

Phoenix lanzo un grito y se despertó.

Al frente de el estaban Apollo y Athena, los tres estaban en una habitación que parecía un salón de clases extra grande, en una de las paredes estaba un televisor.

Athena se saco el sudor de la frente.

- ¡Me alegra que se haya despertado, jefe! – grito la joven abogada.

- ¿E-en donde estamos? – pregunto Phoenix incorporándose.

- Es obvio, estamos en la academia Hope's Peak – dijo Apollo señalando hacia un lado.

Phoenix miro hacia adonde su empleado señalaba y lo vio, el emblema de la Academia, una balanza dorada con una especie de rayo rojo.

De repente, sonó un sonido de estática, los abogados se sorprendieron y miraron hacia el televisor.

- Veo que ustedes se han despertado, muy bien, la Desespersion podrá comenzar pronto, Upupupu, diríjanse a la sala de conferencias, es por el pasillo doblando hacia la derecha – dijo una voz bastante aguda salida del televisor.

Los abogados se quedaron callados un minuto.

- Eh, jefe… ¿Qué hacemos? – pregunto Apollo sudando.

- Ir, obviamente – dijo la voz del televisor.

Los tres miraron al televisor.

- ¿Upupu? Lo siento, ahí me callo y les dejare decidir si quieren ir a la sala por las buenas o por las malas – comento la voz.

Hubo otro silencio por un momento.

- Supongo… que la voz tiene razón, no podemos hacer mucho en este momento, así que lo mejor sería obedecer a nuestro captor – decidió Phoenix.

- Por favor, refiéranse a mí como su anfitrión, así ustedes se sentirán un poco mejor en esta desesperante situación – comento la voz en un tono burlón.

Los tres abogados no le hicieron caso a la voz y salieron del aula, para encontrarse en un enorme y largo pasillo, el grupo giro hasta la derecha.

Mientras caminaban, los abogados notaban que había cámaras en cada esquina, y eso los hizo sentir nerviosos.

Al final se encontraron en frente de una gran puerta, ahí se estaba reuniendo un grupo de aproximadamente una docena de personas, Phoenix, Apollo y Athena se acercaron.

La mayoría de las personas del grupo eran adolescentes, pero ahí había unas caras conocidas…

- ¿Wright? – pregunto con sorpresa un hombre de traje rojo y anteojos.

- ¿Edgeworht/Sr. Edgeworth? – preguntaron los tres abogados.

- ¡Niiiick! – grito un hombre de naranja.

- ¡Larry! – exclamo Phoenix

- ¡Estupido! – exclamo una mujer de traje blanco y negro, dándole un latigazo a Phoenix.

- ¡Argh! ¡Srta. von Karma! – exclamo Phoenix con dolor.

- ¿Nick? – pregunto una chica de purpura.

- ¡Maya! – exclamo Phoenix feliz de ver a Maya, pero también triste.

Phoenix les presento a Athena y Apollo a sus amigos.

- ¿Qué están haciendo aquí? – pregunto Apollo.

- A mí y al Sr. Miles Edgeworth nos enviaron cartas diciendo que éramos los fiscales supremos y que estábamos invitados a una conferencia de abogados – dijo Franziska.

- ¿Una conferencia de abogados? ¡A mí me dijeron que había una reunión de fanáticos del samurái de acero! – grito Larry.

- Yo recibí una carta diciendo que acá tendría lugar la exposición culinaria más grande del mundo – dijo Maya.

Después de escuchar a sus amigos, el abogado de azul fijo su mirada en el grupo de adolescentes.

- ¿Quiénes son ellos? – pregunto Athena.

- No lo sabemos, nos los encontramos un minuto antes de que ustedes vinieran – confeso Maya.

Al darse cuenta que estaban hablando de ellos, el otro grupo se acerco y empezaron las presentaciones.

- Hola, soy Makoto Naegi – saludo un chico de pelo castaño.

- T-Toko Fukawa – se presento con timidez una chica de pelo morado con anteojos.

- Byakuya Togami – se presento con un aire algo arrogante un chico con anteojos.

- Soy Himiko Yumeno, la mejor maga del planeta – alardeo una chica vestida de bruja, Phoenix pensó al instante en su hija Trucy.

- Soy Nagito Komaeda, tengo la Esperanza de poder conocerlos bien – dijo un chico de pelo plateado.

- Kyoko Kirigiri, es un gusto – saludo una chica de pelo color lavanda estrechándoles la mano profesionalmente.

- Shuichi Saihara – se presento un chico de traje y pelo negros estrechándoles también la mano.

Después de las presentaciones, ambos grupos quedaron en silencio un minuto.

-… ¿Alguno de ustedes sabe que está pasando aquí? – pregunto Maya.

Justo después de decir eso, el otro grupo se puso nervioso.

- ¿Qué les sucede? Noto Discordia en su voz, Tristeza, Ira y Miedo – comento Athena.

- U-ustedes ya verán ¡Todos lo veremos! – exclamo Toko.

Makoto cerró su mano con fuerza.

- No puedo creer que esto esté sucediendo de nuevo.

- Bueno… supongo que el ya nos explicara todo a todos – dijo Shuichi.

- ¿El? ¿Quién es él? ¿Por qué la gente siempre crea tensión diciendo "el" en vez del nombre? – cuestiono Larry.

En ese momento, la gran puerta se abrió y todos entraron.

La sala de conferencias era muy espaciosa, había varias hileras de sillas y delante de todo había una especie de escenario de color blanco y negro, en la pared de en fondo estaba el emblema de la academia.

- Por favor, todos siéntense – dijo la voz.

Las 15 personas se sentaron en la primera fila de asientos.

- Muchas gracias, espero que estén cómodos que ya empieza el espectáculo. Upupupu – dijo la voz.

Una gran cortina de humo apareció en medio del escenario, varios robot con forma de oso y alas volaron por toda la sala.

Cuando el humo se disipo, en el escenario había un oso que tenía una mitad de su cuerpo blanca, y la otra mitad negra, una cosa inusual era que estaba parado en dos patas y su ojo izquierdo tenia la misma forma que el rayo del emblema.

- Bienvenidos a todos a la Academia Hope's Peak, soy Monokuma, algunos de ustedes me conocerán como "El Director Kuma" y bueno… ¡Yo soy su director! – hablo el oso.