Drabble 1: "Celos".

Con el ceño fruncido, Videl fijó sus ojos en una de las mesas de la cafetería de Orange Star High School, donde Gohan almorzaba alegremente con una chica de nuevo ingreso.

Por lo que había escuchado, su nombre era Lime, tenía hermosos ojos verdes y cabello castaño en dos trenzas. Muchos decían que era una chica muy simpática; empero, a Videl no le agradaba en absoluto, quizás porque desde que llegó no se había separado ni un minuto de Gohan.

Además, éste parecía estar pasándola bien en su compañía, la castaña le hablaba animadamente y cuando se detenía, ambos reían con diversión. Para colmo, la chica apoyó su cabeza en el hombro de Gohan, la muy confianzuda. Eso la enfureció aún más.

Videl no sabía exactamente la razón por la que le molestaba tanto, después de todo... Gohan solo era su amigo pero aún así una sensación amargada le comprimió el corazón.

De pronto, el apetito se le había quitado y no tenía nada más que hacer en eda cafetería, por lo que dió media vuelta para retirarse. Sin embargo, solo caminó unos cuantos pasos, ya que una voz llamó su atención.

—¡Videl!— Exclamó Gohan provocando que la ojiazul se sobresaltara. Cuando la aludida volteó, lo vió levantarse de su lugar para dirigirse a ella junto a su nueva "amiguita".

—¿Que quieres? — Preguntó Videl con frialdad, cruzándose de brazos intentando no mostrarse nerviosa.

—Si, quiero presentarte a Lime.—Contestó Gohan con una sonrisa, mientras Videl no pudo sentirse más ofendida, el pelinegro todavía tenía procacidad de presentarle a la chica que no había dejado de coquetearle y seguro la muy zorra solo se le acercaba por interés, para ella no era un secreto que muchas chicas estaban interesadas en Gohan, además de inteligente era atractivo (aunque él era demasiado inocente para notarlo).

—No me interesa.—Dijo Videl con la frente en alto, Gohan se confundió por su actitud.

—¡Por favor! ¡Espera un momento! —Habló Lime tomando sorpresivamente las manos de Videl —Gohan me ha hablado mucho sobre ti y veo que no exageraba al decir que eres muy hermosa.—

—¿Eh?— Videl se sonrojó intensamente por el comentario de la ojiverde —¿Tú.. en serio dijiste eso?—Inquirió mirando al pelinegro, quien se sonrojó al igual que ella

—Bueno, yo.. sí —Admitió Gohan riendo con nerviosismo y llevando una mano detrás de su cabeza.

—En fin.. —Lime finalmente liberó a Videl y miró la hora en su reloj de muñeca —Mi hora de almuerzo está por terminar, será mejor que me vaya. Fué un gusto conocer a la amiga de mi primo.— Añadió guiñándole un ojo a Videl para luego retirarse.

—¡¿Primo?!—Cuestionó Videl sorprendida, empezando a sentirse muy avergonzada.

—No nos parecemos en nada, ¿verdad? —Dijo Gohan sonriendo inocentemente.

—Para nada.—Respondió Videl sintiéndose una tonta, la próxima vez que viera al pelinegro con una chica bonita debía de controlar sus celos.