SONG-FIC

*RUSAME*

La canción no me pertenece, es interpretada por el duo llamado Pimpinela. Solo tome partes de la letra. Es mi primer SongFic. Espero lo disfruten.

"TU ME PROMETISTE VOLVER"

Habían pasado muchos años desde que estuvieron juntos, largas décadas de no compartir su mismo lecho, una agonía que parecía que pronto iría a terminar. Al menos eso era lo que pensaba Estados Unidos, quien con una sonrisa y esperanza miraba su buzón en espera de que apareciera una carta de aquel remitente que anhelaba tener en brazos. Estaba muy enamorado de él, tantos años, tantas promesas, tanto amor, guardaba tanta pasión que solo pensaba en el día en que volviera a estar con él. Esa era la razón de su vida, Rusia le había prometido regresar por él y llevárselo consigo para vivir juntos, por lo menos en temporadas, que aquella triste espera de años de verse irían a terminar.

Con suma prisa se acomodó en el sillón y leyó la carta, la cara de felicidad se le amargó en tan simples palabras, los latidos de su pecho por la emoción ahora eran de tristeza, la carta tenía que ser un error. La leyó de nuevo, una tercera vez ya no pudo. Estaba desconcertado, ausente por el contenido de esta.

Pasaron tres días después de aquel amargo día, casi 60 años parecían cortos alado de esos días. La paz tan esperada era terrible, verle de nuevo otra vez no era tan feliz como por años se imaginó, no después de lo que se atrevió a decirle en esa última carta. Concluida la reunión entre sus jefes era el momento de hacerle frente con respecto a lo que ellos tenían, Alfred camino rápidamente hacia la puerta y espero que todos los consejeros y jefes salieran de la sala, Iván parecía esperar lo mismo con su sonrisa tan liviana, eso solo podía hacer encender más al anfitrión, que, aunque tonto pareciera, aun amaba con fervor al ruso.

Estando solos cerró la puerta, se fijó en el albino y entre abrió la boca, no pudo gesticular palabra alguna, tenía sentimientos encontrados, días atrás se habría tirado a los brazos de este y comerlo a besos, hoy solo había una sensación de tristeza, América tomo el valor y habló.

-He recibido tu carta, he muerto de pena, ¿qué ha pasado con los años de ilusión?, ¿Dónde han ido a dar los sueños de los dos?, ¿dime dónde has dejado aquellas palabras de amor? -

-Perdóname, no pudo ser, sigue tu vida y por favor olvídame…-

- ¿Olvidarte?, lleve marcado tu nombre y ha sido largo el camino, ¿Cuántas noches soñando te llame?, ¿Cuántos días llorando te espere?, ¿cuantos momentos perdidos?, siéndote siempre fiel-

-Perdóname, no pudo ser, sigue tu vida y por favor olvídame…-

-Pero tú me prometiste volver…-

-Te comprendo, pero…-

-Tu dijiste "espérame"..-

-Por favor escucha…-

-Y ahora me dices que todo ha cambiado, que no eres el mismo de ayer- hizo una pausa y bajo el rostro, sus ojos se nublaron – Tu prometiste volver…tu dijiste "espérame", y ahora resulta que todo acabo, quisiera matarte en este instante, pero te amo más de lo que te odio por hacerme esto- apretó los puños fuertemente y salió del salón mientras lloraba de la impotencia por la pérdida inminente de su amor.