Unión.

El combate entre la participante del universo siete contra el trío de doncellas del universo dos, aún proseguía.

-¡¡Damaged Hair Panic!! -exclamó Ribrianne lanzado dos poderosa esferas de Ki'.

La pelirubia con sólo moverse hacia su derecha logró esquivar el ataque.

-¡¡Rayos!!.

-Las dudas de Lady Ribrianne la están afectado -comentó Rozie con preocupación.

-Tch...

-Agh...

La androide fémina con una sola expulsión de si Ki', logró hacerles daño al trío de doncellas dejándolas tumbadas en el suelo.

-No entendido cuál es tu problema, pero si no ya no puedes enfocarte en la pelea, ¡Será mejor que rindas y saltes!

-No puedo pensar en nada más horrible que se derrotada por alguien como tú -dijo entre jadeos-. Así que prefiero arrojarme por mi propia cuenta.

En ese momento, se posicionó Ribrianne en el borde de la plataforma mientras le recorrían unas cuantas lágrimas.

-¡¡Ribrianne!! -gritaron el dúo de doncellas.

-Haz lo que quieras -mencionó la ojiazul.

-Nos sacaste de un gran aprieto. Buen trabajo Kulin -Lo felicito Beerus dándole una palmada en su espalda.

-Le he dicho que me llamó Krilin -recalcó el humano soltando un suspiro.

-Chicas, pelean hasta el final... -mencionó Ribrianne mirando al vacío infinito.

-¡¡No lo hagas!!.

-¡¡Estamos juntas en esto, no te rindas!! -Le dijo Kakunsa tratando de animarla.

-Toda saldrá bien, Ribrianne -Le daba apoyo Rozie.

-¡Tú belleza es inigualable! ¡No hay de qué preocuparse! -mencionó Kakunsa.

-Oh gracias... -susurró limpiándose sus lágrimas.

-Esto debe ser una broma. -Suspiró-. "Qué fastidio" -Se dijo así misma la pelirubia.

-¡¡Decidanse de una vez!! ¡¡O acabaré en cinco segundos!! -Las amenazó creando una esfera de energía.

-Cinco...

-Cuatro...

-Oh no, nos ha atrapado -musitó Rozie con nerviosismo.

-Qué hacemos Ribrianne -preguntó Kakunsa.

-Tres...

-Dos...

-Uno..

En ese momento, fue lanzada hacia las afueras de la plataforma.

-¿Qué? -Se preguntó para luego sentir como una mano la sostenía.

-¡Noo! 18 -gritó Krilin alarmado.

-Casi llego tarde -dijo la voz masculina sosteniéndola de la mano.

_

-Considera mi deuda del último torneo pagada, Son Goku -esa fue la voz de Sicario Hit que resonaba tranquila como de costumbre.

-Asesino del sexto universo, ¿Qué quieres? -Preguntó Jiren poniéndose de pie.

-Tengo un trabajo que hacer.

-¡Lograste golpear a Jiren con una patada normal! ¡¿Encontraste una forma de pelar sin usar tu saltó en el tiempo?! -Inquirió el peli azul ingresando nuevamente a la plataforma.

En ese momento, Hit presiona un botón de su gabardina dejándola caer al suelo.

-Desde que superarte mi saltó en el tiempo, decidí...no confiar únicamente en mis técnicas especiales -mencionó con toda tranquilidad.

-Entiendo. De modo que esa es tu respuesta.

Sin respóndele se lanzó al ataque. Hit propinó golpes que fácilmente era detenidos por el guerrero. frustrado, aumentó su fuerza. Pero solo con unos cuantos movimientos, su contrincante logró lanzarlo por los aires.

-¡¡Hit!! -vociferó, al mismo tiempo que se lanzaba al ataque.

Golpes consecutivos por parte de los dos guerreros. Aunque ambos eran fuertes se veía la clara diferencia por parte del guerrero del universo once.

-¿Goku y Hit están peleando juntos? -mencionó Krilin perplejo.

-No se ve algo así todos los días -Comentó el ángel Whiss.

-¡¡No me importa lo que hagan, siempre y cuando ese tipo caiga rápido!! -Bufó Beerus.

Sus puños seguían impactando en el guerrero que no cambiaba de posición, un cansancio era notable tanto en el saiyajin como en el sicario.

-Rayos ni siquiera pudo hacer que cambie esa expresión -dijo Goku entre jadeos.

-No comprendo como no le afectan nuestros golpes -musitó Hit.

-¡Imposible! ¡¿Jiren ni siquiera ha retrocedido al recibir los golpes de esos dos...?! -Vociferó Krilin.

-Son Gokú, no quiero que te entrometas en esto -Le dijo con una voz calmada y profunda.

-¡¿Eh?! ¿A qué te refieres? -preguntó confuso ante las palabras del sicario.

-Quiero acabar con él, sin ayuda de nadie.

-Entiendo -soltando un suspiró, volviendo a la normalidad-. De todas formas tengo pensado derrotarlo por mi propia cuenta.

-Ya veo.

-Aún hay un muro que debo superar

-¿Eh? ¿Te refieres a unas transformación que va más allá de la azul, no es así? -Inquirió el peleador del sexto universo.

-Sí, algo así -afirmó con una sonrisa.

-¿Y planeas superar ese nivel en este torneo? -preguntó nuevamente.

-Sí... De otra forma, quizás no tengamos posibilidad alguna contra el.

-Está muy confiado, ¿Verdad?

-No realmente -respondió-. Pero es la única opción que tengo.

-Bien...haz lo que quieras, así que aléjate y observa -dijo volviendo su mirada hacia su contrincante-. Porque una vez que caiga tu serás el siguiente.

El saiyajin solo sonrió retadoramente.

Sin perder tiempo, se lanzó contra el guerrero que lo esperaba pacientemente.

-¡Qué demonios! ¿Porque volvió a su forma normal? -Vociferó Beerus con molestia.

-Vaya, Vaya. Es un mal hábito de los saiyajin -comentó Whiss.

-¿Qué es lo que pasa? -preguntó un confuso Krilin.

A continuación, el sicario fue envolvido por un aura púrpura, que no tardó en encorvarse creando una excelente posición para expulsar una gran cantidad de Ki'. Grandes fragmentos de piedras empezaban a levitar, haciendo temblar la plataforma.

-¡¡PREPÁRATE!! ¡¡JIREN!! -exclamó Hitto expulsando aún más de Ki'.

Su contrincante quedó sorprendido por la cantidad de Ki' que expulsaba el guerrero, el semblante del guerrero cambio de uno neutral a uno de asombro.

-¿De verdad pretendes derrotarme? -preguntó Jiren posicionándose en lo más alto de un pináculo formado por rocas.

-¡Es mi trabajo! -respondió sin vacilar.

Sin perder tiempo, se posicionó en frente del guerrero del onceavo universo viéndolo directamente a los ojos.

Antes de que el guerrero del onceavo universo pudiera efectuar su ataque, Hitto congeló el tiempo para aparecer por detrás de su contrincante.

Pero la astucia de Jiren era inigualable, pero con un giro de 180g soltó un golpe destruyendo la dimensión en donde lo tenía congelado.

-¿Qué fue eso? -Se preguntó Krilin.

-el señor Hit creó un espacio distinto acumulado tiempo. Eso le permite esconderse ahí y dejar un fantasma suyo en la realidad -respondió Whiss sin perder vista del combate que se llevaba a cabo.

-¡Pero Jiren prevé sus ataques aunque esté encerrado en ese otro espacio! -dijo Champa entrando en la conversación.

-Es aterradoramente fuerte -comentó Vados.

Los saltos en el tiempo no se hicieron esperar por parte del asesino del universo seis, pero todo era en vano en contra de su contrincante que se encontraba relajado.

-Logra contrarrestar el salto temporal -Murmuró Hitto estrellándose contra un muro formado por rocas.

-Ningún ataque de Hit logró golpear a Jiren -comentó Vados observando detalladamente el combate.

-Esto va a ser un problema -murmuró Fuwa con preocupación.

-¿Y porque no deja de usar el salto temporal? -preguntó Champa que se encontraba exaltado.

-Es cierto. ¿Porque lo usa repetidamente si sabe que no funciona? -Se Preguntó Shin.

Los ataque los asesinó aún proseguían, aunque todos sus ataques eran detenidos por su contrincante que ni se inmutaba.

-Deja de repetir lo mismo una y otra vez, es inútil -Le dijo el guerrero del onceavo universo.

-Es mi trabajo, lo haré hasta el final -Respondió Hitto recobrado su postura.

-Jiren no baja la guardia, acaso Hit está... -Se Preguntó el saiyajin que se encontraba aún observando el combate.

-"Algo me dice que Hit será eliminado" -Se dijo para sí.

_

-Ese sujeto tiene acorralado a Hit. -dijo la joven saiyajin poniéndose de pie-. Deberíamos ir a ayudarlo.

-¡Esperen! Hit tiene un plan -Interrumpió Kyabe impidiéndole el paso a Caulifla.

-¿Ahora que estás diciendo? -Inquirió la joven.

-Hit se defiende cada vez que Jiren ataca, así que los daños son mínimo, seguro espera el momento para contraatacar -argumento con su mirada fija en el combate-. ¡Además! El señor Goku no está atacando.

Las miradas de ambas saiyajines se fijó en el peli azabache que observaba todo con una gran sonrisa.

-E-Es verdad -recalcó la saiyajin con piel de canela.

-Porque demonios no atacan juntos -preguntó Caulifla.

-Probablemente, Hit a decidido pelear solo -respondió el joven saiyajin.

-Creo que es mejor dividirnos, para que así sea más difícil ser blanco fácil -comentó Kyabe.

-Sí, tal vez tengas razón -dijo no muy convencida fijando su vista en su protegida.

-Tenemos un trabajo que hacer, ¡Caulifla! ¡Kale! ¡Hagamos nuestro trabajo -Vociferó

-¿Trabajo?

-Derrotar al resto de guerreros y guiar al universo seis a la victoria -respondió el joven saiyajin saliendo disparado en otra dirección.

-Ya veo. ¡Vamos, Kale! -Ordenó Caulifla con voz autoritaria.

-¡Sí!.

-Tienen pensado ir a alguna parte -dijo una voz masculina detrás de ellas.

-¿Quién eres tú? -preguntó la saiyajin mayor dando un paso hacia delante.

-Yo...soy Dyspo miembro de la tropa del orgullo -dijo con orgullo haciendo unas poses bastante extrañas.

-"Otra vez estos sujetos" -refunfuñó con desagrado.

-¡H-Hermana, que tienes pensado hacer! -Le preguntó la saiyajín con piel de canela.

-Que más, pelear -respondió para expulsar su Ki' siendo rodeada por un aura amarillenta.

-Hermana, yo te ayudare -le sugirió la saiyajin menor.

-No -respondió-. No te preocupes, yo me encargaré de él, yo sola.

-E-Estás segura -Le preguntó no muy convencida de su respuesta.

-Sí-observó fijamente a su contrincante que se mantenía estático.

Se lanza al ataque sin esperar más, cuando pensó en invertirle un golpe en la boca de su estómago, fue lanzada hacia un muro de rocas.

-¡Hermana! -gritó con preocupación.

-¿Qué está pasando? -exclamó Champa poniéndose de pie.

-¿Qué? ¿Qué ocurrió? -Se preguntaron ambos reyes.

-"Maldición, cómo pudo golpearme...estoy segura de haber esquivado su ataque" -Se preguntó Caulifla saliendo de escombro de rocas.

-Hermana, te encuentras bien -Le preguntó su protegida ayudando a levantarla, pero está rechazó su ayuda.

Sin decir nada se levantó, y salió disparada en contra de su contrincante, que se encontraba burlándose de ella.

-Me las pagarás, estúpido conejo -gruñó con molestia expulsando más de Ki'.

El comentario no fue nada del agrado del miembro de las tropas del orgullo, que funcionó el ceño.

-Eso es todo lo que puede ofrecer la raza de los saiyajin -Le preguntó en tono de burla.

-Cómo pudo darle un golpe a Caulifla, se supone que es una super saiyajin -Bufó con molestia Champa.

-Sí se enoja, se le subirá la presión -Le advirtió su asistente.

-¡Es que se parece al Beerus! -Se defendió.

-Eso significaba que son hermanos, y que también se parece a usted -recalcó con una sonrisa burlona.

-¿Qué? ¡No nos parecemos! -reclamó-. Yo tengo cara de actor famosos. Bills y el tiene una cara muy tosca y anticuada -gritó.

-Digno de los saiyayin, esa confianza y ese orgullo los hace más débiles...me encargaré de borrar esa sonrisa -mencionó Dyspo saliendo a toda velocidad.

La joven saiyajin al oír eso, se sintió tan ofendida, aunque no sabía el porqué; será por ofender y subestimar la raza de los saiyayin, o tal vez era por subestimar la a ella. Era algo que la enfureció y le desesperaba, que no tardó en salir también al ataque.

-¡Dignó del guerrero sónico! combatiendo superó la velocidad del sonido y la de la luz -Lo felicito Toppo cruzado de brazos.

-Me divertire con las dos -mencionó Dyspo saliendo a toda velocidad impactando con ambas saiyayines que las mando directo al suelo.

-¡Kale! -gritó la joven preocupada.

-"Maldición, es muy rápido" -Se dijo la saiyajin para sí, con frustración.

_

-Usare todo mi poder en esta técnica -susurró entre Jadeos formando un triángulo con sus manos.

-¡Hää!.

En ese momento, fue rodeado por un aura púrpura para crear un triángulo con sus manos.

-¡¿Pero que?! ¡¿Cómo pudo Jiren volverse tan lento?! -preguntó Goku atónito.

El sicario que aún seguía esquivando los golpes del guerrero del onceavo universo, se limitó a sonreír para poder decir.

-Lo llamo Time Lag -mencionó con una sonrisa.

-¡¿Time Lag?!

-El tiempo está distorsionado solo para Jiren, lo que lo hace mucho más lento -respondió detenido el golpe de su contrincante.

-¿Qué está pasando? -Inquirió Beerus.

-Encontró la manera de manipular el tiempo -Le respondió a su amo-. Al usar esa técnica, el flujo del tiempo solo se ve afectado desde el punto de vista de Jiren. Y, si nos posicionamos desde el punto de vista de Jiren...Hit debe estar moviéndose desde un punto de vista increíble.

Los golpes del guerrero aún proseguían intentando atinar uno, pero todo era en vano, el sicario del universo seis esquivaba todos sus golpes sin el mayor esfuerzo.

En uno de sus descuidos fue golpeado fuertemente en su abdomen por parte de Hitto, que lo mandó a la orilla de la plataforma.

-Increíble ¿Cómo pudo lograr eso? -preguntó Champa.

-Hit ha pensado esto seriamente. Con su nivel actual, no es capaz de detener a Jiren con su técnica, pero sí que pude tenerlo -respondió su asistente con una sonrisa.

-¿Oh? ¿Eso es bueno para nosotros, verdad? -Inquirió con alegría.

-Aunque su oponente pueda moverse, sus ataques son tan lento que puede esquivarlos. Hit ha conseguido evolucionar su técnica y superar su debilidades -término de concluir.

-¡Entiendo! -dijo con su voz llena de alegría-. ¡Tú puedes, Hit! ¡Arroja a ese tipo fuera de la plataforma!

La cantidad de golpes que recibía el guerrero del onceavo universo, se le hacía imposible poder esquivarlos.

-"Solo puedo mantenerlo así unos segundos más...pero está muy cerca del borde. Solo un par de golpes más...¡Y lo lograré!" -Se dijo el sicario esbozado una sonrisa.

Justamente cuando estaba por darle el golpe final, el semblante de su contrincante cambió repentinamente. Esto no pasaba desapercibido por el saiyajin que observaba el combate detalladamente.

-Espera un momento, acaso el... -dijo en voz baja-. ¡Ten cuidado, Hit! ¡¡Jiren a estado conteniendose!! -Le advirtió.

El sicario llevó sus ojos rojizos en dirección donde se encontraba el saiyajin.

-¿Qué? -musitó sin despegar su vista del saiyajín del séptimo universo.

Al momento de voltear nuevamente su mirada hacia su contrincante, fue recibido por un golpe directo en su mentón que lo hizo volar por los aires, para caer en picada hacia el oscuro vacío infinito.

-¡No puedo creerlo! -Vociferó-. Jiren aceleró su ataque lo suficiente como para superar el Time Lag.

-¡¡Hit!!.

-H-Hi-Hi-Hit...¡¡Fue derrotado!! -exclamó Champa con preocupación.

-Lo derrotó de un solo golpe -musitó Beerus con asombro sin dejar ver al guerrero que se encontraba en las gradas del sexto universo.

-¿Quien es ese hombre? -Se preguntó el humanoide con nerviosismo.

-¿Ni siquiera el tiempo puede oponer su fuerza? -comentó Shin sorprendido.

-¡Era nuestro mejor guerrero! -gritó con desesperación el gato.

-Maldición...lo he subestimando -susurró con su vista perdida en el suelo.

-Lo hiciste bien, Hitto -Lo felicito el dios destructor.

-El universo seis, peligra -murmuró la oji violeta.

-¡El sacrificio de Hit no será en vano! -Susurró Kyabe.

Apretando fuertemente sus puños.

-"La eliminación de Hitto, ha sido más pronto de lo que recuerdo" -Se dijo para sí el sumo sacerdote.

-Hit, fue... -dijo Caulifla recordando una eliminación muy familiar, era más un Deja Vú.

-¡H-Hermana!

Vermoud al ver la desesperación de Champa sonrió alegremente.

-¿En verdad creyeron que una técnica tan patética derrotaría a mi Jiren? -dijo con un tono orgullo-. No esperaba menos de un puñado de debiluchos.

-Jiren.

-Te felicito, te diste cuenta que no estaba peleando seriamente -Le dijo fijando su vista en su nuevo contrincante.

-¿Así que dejaste que te acorralara a propósito y esperaste la oportunidad para lanzarlo fuera de la plataforma? -le preguntó-. Todo con el fin de ahorrar energías -término de concluir viéndolo fijamente.

-Así es, y por lo que veo, era alguien muy perspicaz. Son Goku.

-Al fin recordaste mi nombre, ¿Eh...?.

_

-¡17! -susurró para regalarle una sonrisa.

-Veo, que tienes problemas -preguntó ayudando la levantarla.

La androide fémina rodó sus ojos desviando su mirada hacia otro lado.

-Maldición, ha llegado otro -dijo Kakunsa viendo detalladamente al joven.

-Tenemos problemas -susurró Rozie.

En ese momento, el dúo de doncellas fueron enviadas fuera de la plataforma sin poder hacernos ó defenderse.

-¡¡Kakunsa!! ¡¡Rozie!! -gritó con preocupación la doncella.

-¡¿Qué?! ¿Qué sucedió? -Se preguntaron ambos hermanos notando cómo iban callejero guerrero de la nada.

-¿Qué demonio ocurre...? -Se preguntó Picoro deteniendo su combate.

-Acaso se trata de...¡¿Un guerrero invisible?! -musitó Gohan con confusión.

-¿Qué ocurrió, Rozie? -preguntó Bikal.

-No estoy segura...

-¡Sentí como si alguien me hubiera pateado! -Interrumpió Kakunsa-. "Ribrianne, yo...acabe cayendo" -Se dijo con sus ojos cristalizados.

-¿Cómo pudieron? ¿Quien anda ahí muéstrate? -gruñó con enfadó-. De seguro fue uno de ustedes dos, ¡guerreros oscuros que quieren hundir al universo dos¡

-Así que somos malvados...muy bien -dijo entrecerrando sus ojos.

-Soy el androide 17

-Y yo soy la androide 18

-Empezaron un discurso -murmuró Beerus confundido.

-Nunca pensé que a 18 y a 17 le gustarán las bromas -comentó Krilin con confusión.

-Guerrera del amor, Ribrianne... -dijo en tono alto el peli azabache.

-Te eliminaremos para asegurar la super del séptimo universo -Concluyó la pelirubia con el mismo tono.

-¡No se los permitiré! -respondió con molestia-. ¡Mientras el amor persista, la felicidad del universo dos también! -Concluyó con una pose dramática.

-¡Ji,Ji,Ji! -río-. Excelente, apareció justo a tiempo.

Beerus que llegó a escuchar perfectamente con sus oídos gatunos esa pequeña risa molesta, ya sabía perfectamente de quién se trataba.

-¡¡Trayendo a un guerrero invisible sólo demuestra lo tramposo que eres Quitela!! -Le reclamo con molestia.

-¡Pero no va contra las reglas! Y por lo que veo, no podrán hacer nada contra alguien así, ¿No lo crees? -respondió sin preocupación alguna.

-TCH...

-¡Zircol! ¡Rubalt! -exclamó con preocupación-. No puede ser soy el único que queda.

La pequeña ángel que observaba como uno a uno de los guerreros de su universo iban cayendo, ya sabía cuál iba ser su cruel destino. Aunque eso ya lo sabía; sabía perfectamente que tenían que ser borrados en cualquier momento, y no había forma de evitarlo, decir algo a sus dios destructor sobre esas imágenes sería alterar la historia y es algo que están tratando de evitar, aún así no quería que fueran eliminados y solo se limitó a suspirar pesadamente: -Eliminaron a otros.

-Tendremos que prepararnos para lo peor -dijo Gowas con resignación.

-Todavía queda Obuni ¡Él es nuestra última esperanza! -Le respondió Rumoosh.

-¡No se saldrán con la suya! -refunfuñó Ribrianne.

-Sí cayeras por tu cuenta, nos ahorrarías el trabajo -Le dijo la androide fémina.

-¡Ribrianne! -gritó Heles con preocupación.

-No hay de qué preocuparse -dijo Peru intentando calmar a su diosa-. La doncella tiene a su caballero.

-Señorita Ribrianne, llegó el momento de retirarse -dijo Jimizu apareciendo por detrás de la doncella.

Sin poder tiempo, Ribrianne lo toma del hombro para desaparecer junto a él.

-¿Se teletransportaron? -murmuró la pelirubia.

-Sí escaparon, no hay nada que hacer -dijo- Creo que será mejor reunirnos con los demás -mencionó el androide masculino.

Esta solo se limitó a sentir, para luego desaparecer junto a su hermano.

-¿Dónde están? -Se preguntó el hijo mayor de la familia Son.

-Al parecer llegamos tarde -susurró 17 percatandose que sus compañeros lanzaban golpes al aire.

-No es así -respondió-. Tenemos a un guerrero invisible, ¡Esperen! ¡Quédense quietos!.

El Namekiano guardó silencio para concentrarse y sentir la más mínima corriente de aire.

-¡Ahí estás! -exclamó expulsando una esfera de Ki' por sus espaldas.

Al lanzarla se pudo escuchar un pequeño grito, dejando una pequeña corriente de humo.

-¿Le lograste? -preguntó el ojiazul.

-L-Lo siento -dijo una pequeña voz.

Esto desconcertó al dios destructor del cuarto universo.

-¿Eh? ¿Gamisalas? -

preguntó volteando a ver lo que parecía un asiento vacío.

-Sí.

Beerus que escuchó perfectamente las palabras del guerrero del cuarto universo, rió con diversión.

—¡La invisibilidad no te sirve de nada si no tienes fuerza para contemplarla! ¡No eres rival para mí universo!.

-¡HMF...! Sigue riéndote -dijo-, porque tenemos otro as bajo la manga.

-¡Está ahí! -exclamó el namekiano dando un golpe al aire.

-¿Qué?

En ese momento, recibió un fuerte golpe directo en la boca de su estómago que lo mandó fuera de la plataforma.

-¡¡Señor Picoro!! -gritó Gohan saliendo en su ayuda pero no lo logró.

-¡¡Maldición!! -gruñó con molestia.

-¿Qué demonios pasa ahí Piccolo? -Se acercó Krilin para preguntarle.

-No lo entiendo, sentí su presencia pero...

-¿Qué?

Quitela a ver a la confusión que se armó en el lugar del universo siete, rió con diversión.

-Sean testigos del poder del universo cuatro.

-Mantente alerta, ¡Este oponente no es como el otro! -Le advirtió 17.

Gohan que intentaba buscar el Ki' de su contrincante, le era imposible, hasta pudo sentir una leve corriente de aire.

-¿Detrás tuyo, número 18? -Le advirtió el hijo mayor de Son Goku.

-¿Qué? -fue todo lo que pudo pronunciar, para recibir un golpe directo en su rostro que apenas le pudo dar tiempo para cubrirse.

El golpe la mando metros atrás hasta el borde de la plataforma, pasando por enmedio de Goku y Jiren.

-¿Eh? ¡¿Estas bien, número 18?! -Le preguntó el peli azabache.

-¡Hay un guerrero invisible! ¡Y está derrotando a todos! -contestó con dificultad.

-Jiren -dijo Toppo apareciendo detrás suyo-. Tenemos un guerrero desconocido entre nosotros. Será mejor nos vayamos de aquí, por lo menos cómo lidiar con alguien así.

Sin mencionar ni una palabra, ambos guerreros del onceavo universo desaparecieron de lugar a una gran velocidad.

-¡¿Qué tiene a un guerrero invisible?! -Inquirió el saiyajin mayor.

-Son dos -respondió-. Picoro derrotó a uno de ellos, y ahora ahí un segundo por los alrededores -contestó la ojiazul observando a sus alrededores.

Al momento de voltear hacia atrás, noto la ausencia de su contrincante.

-Oh...Jiren, se fue -susurró.

-Y para el colmo. Este es más escurridizo que el anterior - mencionó.

-No importa, aún podemos sentir su Ki' -agregó el saiyajin.

-¿Ah sí...? Me gustaría tener esa habilidad -comentó con un tono de decepción.

-¿Quieres decir que no puedes percibir el Ki'?.

-Lamentablemente, No -respondió sin vacilar.

-¡Eh! Pero si tú y Krilin han...

-¡Cállate! -Le gritó-, Ni se te ocurra decir eso, si no yo misma me encargaré de sacarte de la pista...¡Oíste!.

Goku al ver como la androide fémina lo sostenía de su dogi tragó saliva con nerviosismo, al verla fijamente no pudo evitar confundirla con cierta saiyajin.

-E-Esta bien -Balbuceo con nerviosismo-. Pero yo lo decía de ese modo.

-Ah no... entonces -preguntó viéndolo directamente a los ojos.

-Lo dije por...que no se supone que eres humana, digo tienes una hija -dijo con dificultad al verla a los ojos no pudo evitar sentir miedo.

-¡Mejor Cállate! -Lo silencio desviando su mirada.

-Bueno y entonces, cómo lo buscamos -Inquirió el peli azabache.

-No lo sé.

-¿Como busca a los cazadores de la isla, número 17 ? -Le preguntó el saiyajin buscando una respuesta.

-Bueno él -pensó-. Recuerdo que me dijo que los busca por medio del sonido que hacen los humanos es muy notorio -Respondió la androide fémina.

-¡Eso es! ¡Número 18! -Sonrió- ¡Podemos encontrar a ese tipo por el sonido!

-¡Es cierto! -contestó- ¡Por el sonido!.

La androide se concentró profundamente esperando escuchar el más mínimo ruido; y no se hizo esperar, pudo escuchar unos pequeños pasos.

-¿Eh?

-Te encontré -dijo con una sonrisa.

-¿Eh? ¿Es un insecto? -Se preguntó el saiyajin inclinándose.

-No es invisible, solo es muy pequeño como para poder verlo -comentó la rubia apuntando con su dedo a su contrincante.

-¡Oh No! ¡Me largo de aquí! -exclamó dando un gran salto.

-¿Qué? ¿Desapareció?

-No tienes escapatoria, ya te descubrí -dijo lanzando un pequeño rayo que electrocutó al pequeño guerrero.

Solamente se pudo observar una pequeña corriente de aire que era acompañado de una cortina de humo.

-¡¡D-Damon!! -exclamó Quitela inclinándose para ver a su guerrero.

-Cielos...hay tanto luchadores extraños aquí...hace que los combates sean complicados -

-¡Sabía que tú y número 17, serían de mucha ayuda! -comentó el peli azabache con una voz llena de alegría.

La androide fémina le sonrió al recibir los halagos del saiyajin.

-Deja de agradecer, esto todavía no ha acabado -dijo interrumpiendo la felicidad del saiyajín.

-Ya no quedan muchos peleadores ¿Cierto? -preguntó observando a sus alrededores.

-Sí...eso parece.

-A pesar de ser menos competidores, aún hay muchos -comentó Gohan lanzando a un guerrero fuera de la plataforma.

-¡¡Gohan!! ¡Cuidado! -Le advirtió el viejo maestro Roshi.

Este al voltear se dio cuenta que Botamo estaba cayendo en picada para lanzar fuera de la plataforma al hijo mayor de Son Goku. No pudo reaccionar a tiempo, por uno momento pensó que por uno de sus descuidos iba ser lanzado fue pero no contó con la astucia del androide masculino que la dio un golpe directo en su espalda para que el guerrero se estampara contra el suelo.

-JaJaJa -se río mientras se levantaba-. Eso no me dolió.

-¡Número 17! ¡Los ataques de cuerpo a cuerpo son inútiles! -Le advirtió Gohan-. Todo su cuerpo es como si fuera goma... así que solo debemos lanzarlo fuera de la plataforma.

-"Así que es de goma, Eh" -Se dijo el androide para darle un fuerte golpe que lo hizo estirarse a su máximo potencial.

-¡¿Qué?! -fue todo lo que pudo pronunciar para después ser lanzado fuera de la plataforma gracias al estiramiento de su cuerpo.

-¡Botamo! ¿Cómo pudo vencerte? -exclamó Champa al verlo en las gradas.

-Lo siento -susurró cabizbajo.

_

-Esta vez se acabó -exclamó Dyspo saliendo más allá de la velocidad de la luz.

-No puedo dejar que ese miserable me derrote -Se dijo la joven para sí, expulsando todo su Ki' al máximo siendo rodeada por un aura que se intensificó, y rayos violetas que salían expulsados de su cuerpo.

-¡Ven, estoy lista¡ -Vociferó con confianza.

-¡Hermana! -gritó Kale saliendo en su ayuda.

-No quiero ver -susurró Champa cerrando sus ojos fuertemente.

En ese momento, el golpe del guerrero del universo once fue detenido por una gran aura explosiva de color naranja rojizo con aspecto en llamas de coloración amarillo nápoles oscuro.

-¿Qué?...Tú -exclamó el guerrero sónico sorprendido intentando alejarse pero le era imposible.

-Más vale que te tranquilices -Le dijo el pelirojo apretando fuertemente la mano del guerrero.

-¿Qué? -fue todo lo que pudo pronunciar intentando zafar su mano del agarre del saiyajin pero le era imposible.

Sin mencionar ni una palabra, lo sostuvo fuertemente dándole un golpe directo en la boca de su estómago que lo mandó a estamparse contra un gran pináculo.

-¡Dyspo! -gritó Kunsi saliendo en su ayuda.

-Se encuentran bien -Les preguntó el saiyajin mayor ayudando a levantarlas.

Kale aceptó con gusto la ayuda aunque no sabía el porqué; el ver esa sonrisa tonta pero hermosa que adornaba su rostro, le recordaban varias cosas.

Aquellos ojos rojizos al igual que su cabello le parecía sumamente hermoso; si en algún momento de su vida le hubiera preguntado que definiera el concepto de perfección, lo hubiera contestado, pero en estos momentos sí podía y su respuesta sería, Son Gokú.

Con sólo verlo a los ojos leerá imposible ponerse nerviosa, Por alguna extraña razón sentía todo su ser temblar con sólo verlo, «No me mires así» Se dijo para sí, desviando su rostro con nerviosismo.

-S-Sí -babeo internamente ante el gesto divertido pero preocupante que manifiesto Goku.

Por otra parte, Caulifla que observaba detalladamente a su protegida y notar que no despegaba la vista del saiyajín que la había vuelto loca al tener esas imágenes junto a él, era algo que odiaba con todo su ser.

Cómo era posible ella una verdadera mujer saiyajín, una mujer que nunca se permitió sentir ese sentimiento tan absurdo y sin sentido como el Amor, ahora se encontrara tan confundida; se sentía tan confundida que solo ver esa mirada tan tierna y llena de preguntas que se hacía cada vez que lo veía.

¿Porque lo recordaba?

¿Porque con él todas sus dudas desaparecían?

Esa mirada sentía que la quemaba por dentro, todo se quedaba estático, con el dejaba de ser una chica ruda y sin necesidad de encargar con los demás. ¿Ese no debería ser uno de los pasos para conquistar a una chica?, Pensó. Repleta de adrenalina sentía la necesidad de ir a abrazarlo, volver a sentir su calor nuevamente y respirar su aliento.

Se dio de golpes internamente, por pensar en algo así con el saiyajin, que a pesar de ser más fuerte que ella, él la protegía a toda costa. «Maldito Son Gokú, esto no se quedará así» Se repitió con enfadó.

-¡Estas bien! -Inquirió el hombre dándole una mano a la joven que la hizo sacarla de sus pensamientos bruscamente.

La joven saiyajin mayor se le quedó mirando por un pequeño lapso de segundos, aunque para ella fue una eternidad no se podía cansar de verlo, y eso era lo que más le temía, lo que ella necesitaba en esos momentos era un poco de Autocontrol.

En ese mismo momento, en los aires se escuchó un gritó que fue reconocible para los oídos del saiyajin.

-Justice Fla... -exclamó el líder de las tropas del orgullo, siendo Interrumpido por una patada cortesía del príncipe de los saiyajin.

-¡Vegeta!

La joven saiyajin con piel de canela al ver directamente a los ojos turquesas del príncipe, vino a su mente cierto recuerdo.

Flash Back.

-Escuchen bola de inútiles, sí se atreven a hacer una de sus Cochinadas aquí mismo...yo mismo me encargo de mandarlos directo a la tierra a punto de golpes -Les dijo el príncipe con voz autoritaria.

-Guarda silencio, tampoco somos exhibicionistas...que acaso quieres ver -Inquirió la saiyajín con una sonrisa divertida.

Eso irritó más al príncipe de los Saiyajines.

-Ya les dije...escuchaste Kakarotto grabatelo en tu cabezota -Gruñó nuevamente el saiyajín.

-No te preocupes Vegeta, no vamos a hacer nada...¿Verdad amor? -Le preguntó el saiyayin criado en la tierra, a su esposa.

-Descuida estoy tan cansada con el entrenamiento, que no puedo ni mover mis muslos.-A dormir... porque mañana será un día más pesado -dijo el saiyayin, enredando sus brazos en la cintura de su esposa.

-Buenas noches -Le respondió Kefla, implantándole un beso en los labios del saiyajin.

Quien esté no tardó en responder el beso.

Fin Del Flash Back.

-¡¿Toppo?! -gritó con preocupación.

-Estás bien -preguntó Kunsi apareciendo en lo más alto de un pináculo.

-Sí -respondió levantándose de los escombros.

-Vaya que sorpresa, al parecer casi todos los Saiyajin han unido fuerzas -comentó Whiss con una sonrisa, que al verlos juntos le trajo unos cuantos recuerdos.

-Esto será una pelea interesante -dijo Vados fijando su vista en los saiyayines.

-Eso lo dudo... -Bufó Champa cruzándose de brazos.

-Creen que se buena idea que unan fuerzas -Preguntó Krilin con dudas.

-¡Eso no importa! Mientras caigan esos sujetos -comentó Beerus.

Fin Del Capítulo.