Por: Junkzi

Gracias por leer mi fanfic, cualquier falla ortográfica, agradecería mucho que me lo comentaras.

No soy autor de la novela "Overlord (オーバーロードŌbārōdo?)" creado por Kugane Maruyama.

La traducción del ENG-ESP que uso es la de ESPANIPON, favor de ir a su página a agradecerles por su trabajo.

Disfruta la historia.


Capítulo 3: Iniciando el contraataque

Parte 3:

Un grupo de personas se dirigieron durante la noche hacia un campo de concentración.

Habían decidido adoptar la sugerencia de Momon de atacar el campo de prisioneros por la orilla lo más lejos posible de su base. Sería más fácil esconder sus huellas junto al mar y dada la distancia, podrían ganar algún tiempo extra antes de que el enemigo verificara la ubicación del Ejercito de Liberación tras el ataque.

Sin embargo, había un problema.

Si estaban demasiado lejos, las posibilidades de ser descubiertos por los exploradores enemigos eran muy altas.

Por lo tanto, decidieron atacar el campo de prisioneros más lejano dentro de su alcance de desplazamiento.

Neia hizo una pregunta a Momon, que montaba a caballo junto a ella.

"Momon, nos acercamos a caballo hasta llegar al pueblo. ¿Todos los preparativos estarán completos?"

"Ah, pero por supuesto. Sin embargo… no he oído mucho sobre los detalles de la operación. ¿Qué tipo de tácticas usaran? Lo espero ansiosamente."

"¿Lo esperas ansiosamente?"

"Si, podré ver algunas de las tácticas del Reino Santo en acción. ¿Qué habilidades usarán para romper las puertas? ¿O volaran sobre las murallas y se infiltraran por el aire? Dudo que no estén dispuestos a dejarme ver eso… la idea de que puedan tener una habilidad excelente…"

Momon-sama seguramente se decepcionará, pensó Neia inquieta.

La táctica básica de asedio del Reino Santo fue lanzar un ataque de dos puntas con ángeles desde el aire e infantería desde la tierra. Probablemente harían lo mismo esta vez. O, mejor dicho, no tenían la mano de obra para hacer otra cosa.

Neia miró a Remedios que estaba feliz de poder mostrar su poder a Momon.

Prácticamente todo el poder de combate del Ejército de Liberación estaba avanzado, sin embargo, Neia no creía que todo lo hizo para demostrar su fortaleza a Momon, ella creía que su capitana aun lo hacía para salvar a su pueblo.

La Capitana levantó su lanza, la bandera del Reino Santo ondeaba al viento.

"¡Adelante!"

"¡Ohhh!"

La Capitana espoleo a su caballo, que empezó a moverse y los paladines la siguieron. Todavía estaban a cierta distancia del pueblo, por lo que no podían ir al galope, sino al trote.

"Los paladines llevan leños recién cortados, ¿planean atacar con arietes?"

"Si. Nuestro Ejército de Liberación solo tiene paladines y sacerdotes. Nadie es hábil en abrir puertas u otras habilidades de infiltración. Por lo tanto, todo lo que podemos hacer es montar un ataque frontal. Nuestra Capitana es un hábil espadachín. Ah, aunque no puede compararse contigo, Momon. Pero para derribar puertas, herramientas como esas serían más rápidas."

"¿Así que no están usando magia, sino que buscan romperla físicamente con un ariete? ¿No van a usar escaleras o algo así? ¿Puede la magia de los paladines hacerlos subir por las murallas?"

Había varios tipos amplios de hechizos: arcanos, divinos, espirituales y otros, y la magia que los paladines usaban caía en la categoría de "otros" y típicamente lanzaban hechizos en forma de bendiciones. Los caballeros oscuros, que eran paladines caídos, también usaban hechizos de bendición.

Por lo que Neia había visto y oído, no había hechizos que les permitieran hacer escaleras.

"Me disculpo, pero nunca antes había oído hablar de tal magia."

"Ni yo tampoco. Aunque, hay algunos hechizos de paladín que les permiten volar, aunque son de un nivel bastante alto."

"De verdad. Incluso sabe de los hechizos de los Paladines…"

Verdaderamente, un gran guerrero… Era conocedor incluso de hechizos que no podía lanzar… ¿verdad? No me dirá ahora que antes de ser aventurero fue un paladín… ¿verdad? Eso no pasara… ¿verdad?

"Eso es porque tengo- tenía un amigo que podía usarlos. Hizo falta mucho esfuerzo para memorizar cada hechizo que sabía. Como yo no tenía talento, tuve que compensarlo con trabajo duro. Cuanto más sabes, más cerca estas de la victoria, aunque eso fue lo que me dijo otro amigo."

Ella no podía creer lo que él dijo sobre no tener talento. Era increíble que hubiera un paladín que no se conociera que podía usar esos hechizos de alto rango, sin embargo, ella tenía una prioridad más alta que eso.

"Momon, si tiene alguna estrategia que recomendar, se lo transmitiré a nuestra Capitana."

Era muy probable que alguien tan capaz como Momon ya hubiera ideado un plan más efectivo que el que tenía el Ejército de Liberación. Por eso actuaba así. Era un guerrero que habría peleado innumerables batallas contra poderosos enemigos, debía tenerlo.

"¿Eh? No, no, no debería. Ah, bueno… sobre eso. Liberar este campo de concentración no es mi trabajo, sino el suyo. Atacar estos campos de prisioneros es el primer paso para encontrar una mejor manera de hacer las cosas. Necesitan darse cuenta de eso por sí mismo. Por eso hay que hacerlo de esta manera."

Sin embargo, solo por hoy, Neia quería tomar prestada la fuerza y sabiduría de Momon. Eso se debía a que su guerra se libró para salvar a las masas que sufrían y ella quería elegir un camino que fuera más rápido y que pudiera salvar a más gente.

"Estoy totalmente de acuerdo en lo que Momon dijo es correcto. Sin embargo, te ruego que nos ayudes."

Inmediatamente supo que estaba siendo muy grosera. Sin embargo, Neia inclino la cabeza y suplico a Momon de todos modos.

Momon esperó un rato antes de volver a hablar.

"Umu… Neia. No me hagas repetirlo tantas veces. El fracaso es la madre del éxito. Las consecuencias de no confiar en mí y pensar por ti mismo, aunque acaben siendo un fracaso, no deben ser temidas, sino abrazadas. Esto es porque los fracasos son necesarios para el éxito y porque no yo no estaré aquí siempre."

Las palabras de Momon apuñalaron el corazón de Neia. No podía seguir pidiéndole ayuda a Momon. Él decía que las consecuencias de planear la recuperación de su nación eran un sacrificio necesario.

Si un héroe como él lo dice… debe ser cierto.

Pero con el poder de Momon, podrían salvar más vidas.

¿Sacrificarlos por el bien de aprender sería justo? ¿Es a la conclusión que llego este gran héroe después de muchas batallas?

Para empezar ¿Qué era la justicia?

¿Podría salvar más vidas siendo justa? O…

Sus pensamientos cayeron en un círculo vicioso y no pudo encontrar una respuesta.

"Ahora, entonces, esperemos ansiosos sus habilidades."

Ahora mismo, Neia simplemente estaba rezando para que los muchos sacrificios que harían no se desperdiciaran.

El grupo avanzó en línea recta hacía el campo de concentración.

El terreno antes de la aldea estaba inclinado, pero había torres de vigilancia. Si se acercaban por delante, los divisarían. Sin embargo, también era un hecho que era la única forma de atacar.

Pronto, ellos vieron el pueblo.

Parecía que había centinelas en la torre de vigilancia sobre la puerta. Golpearon las campanas de alarma y surgió una conmoción desde dentro del pueblo.

Neia entrecerró los ojos y miró fijamente la atalaya.

Los demihumanos de allí parecían cabras bípedas, con cotas de malla y grandes lanzas.

Si Neia los recordaba correctamente, esos demihumanos eran conocidos como Bafolk.

Eran una especia demihumana que vivía en regiones montañosas y sus patas eran tan capaces como una cabra de montaña, convirtiéndose en temibles guerreros que podían escalar hasta el más mínimo sendero o la más grande pendiente. Además, su pelaje se enredaba en las espadas cortantes y sus bordes se desgastaban constantemente, así que después de matar a uno, era importante quitar el pelaje de la espada o eso le había enseñado su padre.

Las lanzas de los Bafolk eran lo suficientemente largas como para apuñalar a la gente que pasaba por debajo desde arriba.

Reflexionó que aquello parecían problemático si de inmediato fortalecieran su defensa. Sin embargo, no parecían tan bien entrenados, corriendo salvajemente por ahí, lo que le dio a su equipo bastante tiempo.

Los sacerdotes desmontaron e inmediatamente llamaron a los ángeles.

Los paladines también desmontaron y levantaron sus escudos. Probablemente para proteger a las personas que llevaban los arietes para las puertas.

Sin embargo, no todos los paladines eran así. Alrededor de diez personas permanecieron montadas y comenzaron a dar vueltas alrededor de la aldea.

"Baraja-san, ¿confió en que la dispersión de algunas tropas por la zona sea para impedir a los demihumanos escapar con seguridad de esta batalla? Si alguien se escapa, incluso si ganan la batalla, será una perdida a largo plazo."

"¡Si, asi es! ¡Es como dices!"

Había visto a través de las tácticas de los Paladines con tanta facilidad. Lo único que Neia podía decir de él era que era increíble.


Hasta aquí el capitulo. Se que fue bastante corto, pero en el siguiente capítulo empezará lo bueno.y será bastante largo. Tengo una idea de como haré las peleas y el rescate. Así como la voluntad de las personas hacía Ainz/Momon. Pero si tienen alguna sugerencia y/o crítica, por favor escribe un comentario, eso siempre anima a hacer al Fan-Fic mas rápido. Entonces, ¡Hasta el siguiente capítulo!