Querido Diario:

Eh tomado la iniciativa de escribir entre tus paginas para poder desahogar todo el dolor que sentí durante tres largos días por culpa de una estúpida carta, la cual provoco que mi corazón se rompiera en mil pedazos, al igual que mis sueños e ilusiones.

Todo esto comenzó el día lunes, aquella mañana, yo me levante temprano, me duche, me vestí con un pantalón azul marino, una playera blanca con letras grises y zapatillas blancas. Al estar listo, baje a la cocina a comer algo para tener energías durante todo el día. Luego de que acabar con mis alimentos, tome mi mochila y me encamine a la universidad central de Tokio, en donde estudio mi segundo año de medicina forense.

En esta universidad no solo estudio yo sino que también mis amigos: Eiji estudia pedagogía en deportes, Oishi estudia medicina, Taka-san estudia cocina internacional, Inui estudia químico farmacéutico, Momo estudia administración de empresas, Kaidoh estudia veterinaria, Echizen va tercero de preparatoria y es el capitán del equipo de tenis de su escuela y Tezuka es uno de los jóvenes tenistas más reconocidos a nivel nacional. De hecho ha ganado varios campeonatos en estos cuatro años, además debo confesarte que él y yo tenemos una relación de noviazgo desde segundo de secundaria hasta el día de hoy.

A pesar de la distancia nos llamamos a menudo o hablamos por vía conferencia y el viene en vacaciones de verano e invierno, las cuales pasamos todos los días juntos para aprovechar todo el tiempo que podamos y recuperar el tiempo perdido.

Bueno regresando a ese día, había ingresado al campus donde yo estudio, ingreso al salón, me siento en mi lugar y espero a que comiencen las clases. Al terminar ellas, salgo del sala, me encamino a la cafetería en donde me junto con mis amigos a comer. Es la única hora del día en que podemos juntarnos, dado que, las carreras que estudiamos nos quitan casi todo nuestro tiempo libre y debido aquello ya no podemos jugar tenis como lo hacíamos en la secundaria y en la preparatoria.

Al finalizar nuestros alimentos y conversaciones, cada uno se fue a su respectivo campus para las clases de la tarde. Al terminar estas, tome mis cosas y me encamine a mi departamento, casi lo olvidaba, hace dos años que vivo solo, ya que, la universidad me queda demasiado lejos desde la casa de mis padres, por lo que, tuve que arrendar un departamento más cercano a ella o tendría que levantarme a las cuatro de la mañana y eso no lo haría ni de chiste.

Al llegar al edificio, me topo con el conserje, el cual me entrega las cartas que habían llegado, las tomo en mis manos, me encamino al ascensor, subo a mi piso, salgo de la cosa de metal, llego a mi puerta, la abro e ingreso a mi hogar. Una vez dentro, tiro la mochila a un sofá, me siento y comienzo abrir cada carta.

La mayoría son cartas de deudas que tengo que pagar en la semana y la última era una carta de parte de mi novio. Lo cual me emociono, la abrí con delicadeza, la tome en mis manos y comencé a leerla.

"Mi querido Sysusuke

Te escribo esta carta para comunicarte de que lo nuestro no puede continuar, dado que, me eh dado cuenta de que ya no siento lo mismo por ti sino por otra persona. Así que creo que lo mejor será que terminemos nuestra relación

Atte: Kunimitsu".

Al terminar de leer la carta, sentí un gran dolor, la tome mis manos, la tire al suelo y llore hasta que me quede sin lagrimas a la vez que juraba que Tezuka me pagaría muy caro cada lagrima que derrame.

Eso todo por ahora querido diario, nos vemos mañana

Continuara