Harry Potter pertenece a JK Rowling.

El Monsterverse pertenece tanto a Warner Bros, como a Legendary Entertainment y Toho

::::::

01

::::::

Albus Dumbledore se encontraba algo molesto, pues cuando Harry Potter fue llamado para pasar al frente, no lo hizo.

—Minerva —dijo Albus —Por favor, continua llamando a los demás alumnos, dejaremos a Harry para el final —la mujer asintió y así todos los alumnos fueron llamados y enviados a sus casas por el Sombrero Seleccionador.

Una hora despues, Ron Weasley se presentó en la oficina del director, sorprendiéndose de ver a su madre allí mismo.

—Pasa Ronald —pidió el hombre, el joven de cabello naranja lo hizo y se sentó junto a su madre— ¿Podrías contarnos de tu encuentro en el tren con...?

—Él no estaba en el tren, director —interrumpió Ron, sorprendiendo al hombre y a su madre —Recorrí el tren de arriba a abajo y no lo encontré.

Dumbledore frunció el ceño. Una señal mágica llegó aquel día en el que Harry abrió la carta, ¿porqué se negaría a ir?

(Un año despues)

«El niño que vivió, sigue sin aparecer» por R. Amorin.

«Hace ya un año inició el ciclo escolar mágico y cuando pensamos que tendríamos la oportunidad de ver a Harry Potter, el niño que vivió en Hogwarts, nos llevamos la sorpresa de que el joven no asistió. Las razones aun son desconocidas, se sabe que simplemente el joven héroe se negó a asistir a la que es considerada como la mejor escuela mágica del mundo y El Profeta se tomó el atrevimiento de ir al #4 de Privet Drive donde teníamos entendido que vivía el joven Potter, pero Vernon Dursley, dijo que en su vida había visto al joven héroe del Mundo Mágico; todo parece indicar que el director Dumbledore temía por la reacción nacional e internacional de la Comunidad Mágica y por esto, jamás dijo nada sobre Harry Potter»

: Los Ángeles: Central de Monarca.

Harry Potter había tenido una cómoda vida en América, creciendo en una familia de empresarias acomodadas, conociendo desde muy joven lo que era Monarca, conociendo de la existencia de los Kaiju y habiendo sido entrenado en el arte de la financiación de expediciones, era conocedor de todos los secretos de la organización. Sus madres al ver cuán bien se desenvolvía su hijo en los asuntos de los adultos, le otorgaron su propia oficina. Los Ejecutivos Presupuestarios ya se estaban cansando de intentar manipular al joven, pues él siempre resultaba darle la vuelta al asunto, acabando por hacerse escuchar e incluso hacer que varios de ellos se pusieran a su favor, logrando más poder dentro de Monarca, logrando que soltaran cada vez más dinero destinado a las investigaciones requeridas, siendo él quien tenía la última palabra sobre las investigaciones. En estos momentos, se encontraba en su oficina, leyendo el periódico y de forma distraída leyendo unos documentos en su tableta digital, un avance tecnológico que la organización se permitió.

—Espero y la puñetera expedición a China no haya sido una pérdida de recursos —pensó en voz alta.

«Señor Evans» dijo su secretaria (y hermana), sacándolo de sus pensamientos.

Colocó un dedo en la contestadora— ¿Si Hermione? —preguntó él.

«Un señor llamado... Albus, le busca» dijo la joven.

— ¿A quién representa? —preguntó él.

«No es un asunto de negocios, Sr. Carter» dijo Hermione, quien no solo era su hermana, sino que actuaba como su secretaria.

—Déjalo pasar y llama a Robinson por vía satelital, quiero saber si encontraron algo, antes de la reunión de las 2:30 —ordenó Harry.

«De inmediato hermano» dijo la chica, mientras que permitía al hombre entrar.

— ¿Harry? —preguntó él, sin poder entender que hacía un joven de 14 años en una oficina así. Tampoco entendía por qué la chica de afuera actuaba como una secretaria. El adolescente se giró, dejando ver a un joven de cabello castaño de ojos verdes, el cual tenía la marca de rayo en la frente y usaba un traje ejecutivo. No le prestaba atención, sino que volvió a su asiento y comenzó firmar unos documentos.

—Por favor caballero, que sea rápido —pidió el joven, mientras escribía algo en un computador y volvía a firmar —No tengo tiempo que perder y tengo demasiados recursos que mover alrededor del mundo y una reunión con un montón de idiotas con dinero… quienes se creen que los necesito. Dentro de unos 30 minutos.

—Veras Harry, vengo de parte del Colegio Hogwarts de Magia y Hechicería —dijo el hombre.

—Gracias, pero no me interesa el ilusionismo —dijo Harry —Estoy muy ocupado —el sonido de la campanilla de la máquina de escribir devolvió a Dumbledore a la realidad.

—Me temo que me has malentendido Harry —dijo Dumbledore, empleando un tono de abuelo. —No vengo de esa clase de escuela, hablo de magia real —el hombre solo escuchó un "aja" que le hizo enfadar, el hijo de James y Lily estaba más interesado en aquello que leía y firmaba que en mirarlo. Estaba seguro de que no lo había mirado a los ojos, ni su apariencia ni por un instante. Arqueó una ceja cuando vio al joven sacar una pipa y encenderla —Permite que te lo demuestre —Harry miró de reojo como el hombre sacaba una varita blanca y hacía un movimiento de mano, volvió su mirada a la pipa solo para verla convertida en una serpiente pequeña a la cual mató con el fosforo que aun tenía en la mano.

—Gracias —gruñó el joven enfadado —Esa pipa estaba hecha de Tejo y costó 900 dólares.

— ¿Realmente no te interesa lo que he mostrado? —Preguntó Dumbledore con los ojos abiertos como platos sin creérselo. Pero pudo controlar sus emociones, logró calmarse —Accio foto Potter —Una foto apareció en su mano y la puso ante Harry, para la leve sorpresa del joven, la foto se movía o más bien: los fotografiados se movían —Ellos eran...

—James y Lily Potter, mis padres —dijo Harry entre dientes quien ya tenía una nueva pipa en la comisura de sus labios y estaba fumando de ella, para volver a la máquina de escribir.

—Así que sabes quienes son —dijo Dumbledore un sorprendido pero sobre todo extrañado, ¿Qué hacía Harry en Estados Unidos?, ¿Cómo era que los Dursley le permitían trabajar de ejecutivo en un lugar así?, ¿Qué significaba "Monarca"? —Si vienes a Hogwarts, podrías aprender no solo a hacer aparecer cosas como yo lo acabo de hacer o a convertir una pipa en serpiente o en cualquier otro animal u objeto. Podrías aprender muchas cosas... —el joven le pasó por el lado y se acercó a un largo tubo de vidrio, el cual atravesaba la pared, se paró ante el tubo y de él sacó un cilindro, el joven lo destapó y leyó en voz alta— «Jefe, parece ser una hembra Gidorius, estamos realizando la extracción de los restos, cuando Kaiju Corp. ha aparecido, tuvimos una corta batalla, los japoneses no saben de balas explosivas» —Dumbledore se sorprendía, el parecido padre e hijo era demasiado y era como ver a un James colérico, quien lanzó una silla contra un vidrio el cual no se parió por milagro — ¡MALDITOS JAPONES DE MIERDA! —Vio a Harry sacar un teléfono celular extraño y marcar una tecla — ¡CLARK! ¡¿QUÉ COÑO HA PASADO?!

—Todos estamos bien jefe —pudo escuchar Dumbledore, Harry puso el alta voz, tomó la silla y se sentó —Estamos bien, tomamos tanto material genético como pudimos, creemos que serán suficientes muestras.

— ¡Vuelen el puto sitio, no quiero a la Kaiju Corp. en este puñetero descubrimiento! —ordenó Harry aun furioso. Harry no pudo ver el rostro de horror de Dumbledore, ante la orden, ¿era realmente ese chico Harry Potter?, ¿Cómo podía ordenar que destruyeran un lugar en el que habían personas trabajando?, ¿Ese tal Clark obedecería la orden?

—A la orden jefe —dijo Clark— ¡SUELTEN LA GB-01!

—Como puede ver caballero...

—Señor Potter —dijo Hermione apareciendo por la puerta — ¿Que fue eso?

—No dejaré que la Yokai Corp. y la Blue Mission nos tomen ventaja...

—Hablo... Hablo del vidrio —dijo la joven.

—La nota de Clark —dijo él, ella asintió y salió. Eran malas noticias obviamente y su hermano no era de aquellos que saben controlar sus emociones.

—Acompáñeme, por favor —pidió Harry a un Dumbledore quien no se creía nada de lo que estaba pasando. Cuando estuvieron por salir, un nuevo tubo mucho más largo llegó, lo agarró, lo abrió, era un sobre de manila. Harry y Dumbledore salieron de la oficina, sin darse cuenta de los guardaespaldas que iban con ellos, Dumbledore vio las fotos aéreas del cadáver de un Dragón de 3 Cabezas.

—Nunca había visto un Cola-Cuerno Húngaro de 3 cabezas —dijo Dumbledore asombrado.

—Lo llamamos King Gidora o en este caso Queen Gidora, una hembra Kaiju —explicó Harry —Y no es húngara, nuestros registros apuntan a que habitaban Japón. Descendientes de un Kaiju aun más antiguo llamado Yamata no Orochi —Harry se detuvo ante una puerta roja que parecía una bóveda de banco de color roja, Dumbledore recién cayó en cuenta de que habían bajado cientos de escaleras y no se habían dando percatado de cuando lo habían hecho. Harry extendió el sobre hacía su derecha, un guardia lo tomó, Harry se acercó una puerta más normal de hierro macizo y de color azul, su retina fue escaneada, se arrancó un mechón de cabello y la puerta le permitió entrar, pero quien entró fue el soldado a quien le dio el sobre, ahora uniformado con un traje blanco, la puerta fue cerrada, luego fue tocada y el hombre salió —Monarca ha estado aquí desde el fin de la Segunda Guerra, como una alianza América-Nipona a causa de que la guerra hizo despertar a un Kaiju. Ambos países lograron tapar toda evidencia de la existencia de monstruos gigantes y Monarca fue fundada para buscarlos y saber cómo destruirlos en caso de que despierten. Hermione y yo fuimos adoptados por la actual directora y su esposa, solo estoy cumpliendo con mi parte para aprender a cómo controlar y manejar los recursos y al Comité —el semblante serio de Harry cayó, lo escuchó suspirar, vio a la chica que fungía como secretaria reír —Ahora que ya sabe a lo que me dedico y ya que puede ver que mi trabajo aquí es más importante, que aprender un par de Abracadabra, le pido que se retire y me permita volver a mi trabajo. Debo de encerrarme por las próximas 3 horas con 15 ancianos quienes se creen muy importantes y 10 de ellos quieren dar a conocer la existencia de los MUTOS y Kaijus, cosa que obviamente Monarca no puede permitirse, mis hombres lo escoltarán a la salida.

—Harry escúchame —pidió Dumbledore caminando a su lado, el joven suspiró, mientras que subían las escaleras y volvían al nivel 1, Harry se detuvo ante una puerta doble, que decía «Sala de Reuniones» —Cuando naciste, un mago muy malvado te ocasionó esa cicatriz en la frente y desea tomar el control del Mundo Mágico, solo tú puedes detenerlo.

—Debo mantener al mundo de los hombres a salvo de monstruos quienes podrían llevar a la humanidad a la extinción, señor —dijo Harry impasible —Debemos de continuar nuestro desarrollo tecnológico, debo de asegurarme de que cada uno de estos seres no vuelvan a ver la luz del día, que Monarca no sea descubierta, que ninguna criatura amenace a los hombres y mujeres del mundo. Andando, el puñetero comité se dará un festín con mi retraso —Harry abrió las puertas, Hermione entró detrás de su hermano adoptivo y cerró las puertas, dejando a Dumbledore muy preocupado, sobre que debería de hacer ahora, para detener a Lord Voldemort.