La Hinata Que Nadie Conoce

ONE SHOT

Pareja:

Sasuke & Hinata

N/A: Naruto y Amigos no me pertenecen, le pertenecen a su creador Masashi Kishimoto.

Que lo disfruten...

-0-0-0-0-0-

POV de Hinata

Era una tarde relajada y fresca, el otoño se estaba haciendo presente y la brisa jugaba con mi largo cabello. Me encontraba parada entre la nada del bosque entrando sola, lejos de los previos de la aldea.

Me encantaba este lugar, podía respirar paz, tranquilidad y soledad. No tenía presiones, ni reglas; simplemente era yo. Me cargaba un poco mis compañeros, mis amistades y sobre todo mi familia; no digo que son malas personas, pero con ellos no podía ser natural.

Es como si sufriera de doble personalidad... pero no era así.

Cierro mis ojos para poder concentrarme y me coloco en posición de pelea.

Otra vez esa presencia

Suelo venir a menudo aquí y siempre me cercioro de que nadie me persiga.

Pero al parecer alguien me descubrio; lleva alrededor de 5 días corridos observándome entrenar en silencio.

Me detengo, deslizo suavemente mi mano hacia mi bolso el cual llevaba en mi cintura y con un acto rápido lanzó un kunai en dirección a aquella presencia que se encontraba en sentada en la rama de un frondoso árbol que quedaba un poco alejado desde donde yo me encontraba.

Como respuesta hubo choques de Kunai's y logre sentír rápidamente su presencia.

...Uchiha Sasuke...

—deja de observarme Uchiha y sal de donde estás…—comente sin titubeos.

—Vaya, vaya, vaya, con quién lo diría—siento justamente su presencia detrás de mi.

Rápidamente me giro quedando cara a cara, coloco mi mano en la cintura, pose que no procuro hacer frente a mis conocidos sin embargo él estaba con su sexy sonrisa típica...

—No tiene nada más que hacer... sólo espiarme—alce una ceja esperando alguna respuesta por parte de él.

—...Tu entrenamiento es bastante interesante— se acercó más a mí, un escalofrío recorrió mi cuerpo al observó cómo aproxima su mano y con su dedo índice mueve de mi rostro un molesto flequillo. —¿dónde dejaste el tartamudeo y tu típico sonrojo? — musitó.

Empezó con un juego de preguntas...

—¿que deseas de mí? —odiaba que me cuestionaran o me interrogaran.

—Además de tus labios, busco una respuesta—contestó rápidamente podría decir que casi me corta mi pregunta y su tono de voz era travieso.

Me sonrojo por lo antes mencionado y me alejo de Él, ya que nuestros rostros estaban muy cerca y no era la primera vez.

—¿y cuál es tu duda? — él se iba a acercar nuevamente, pero colocó delicadamente mi mano sobre su pecho haciendo algo de resistencia.

Aquella sensación electrizante ante aquel toque, recorrió nuevamente...

—dime la verdad, ¿a qué juegas? —mis ojos se abrieron ante aquella pregunta y lo vi a los ojos, vi su sonrisa, me había descubierto.

Flash Back

Era el cumpleaños del gran Uzumaki Naruto, al rubio le realizaron una actividad sorpresa a lo grande por tanto en el lugar donde estaban se encontraban todos reunidos, incluyendo los Kages. Había comida, alcohol y música, la fiesta estaba a todo dar. La mayoría estaban ya ebrios principalmente el Rubio.

Me encontraba sentada alejada de la mayoría, tomándome una botella de sake sola. Observaba como el rubio por el cual estuve enamorada de años hacía de las suyas, hachando chistes junto a Shikamaru, Kiba, el Chouji y otros que no tanto me recuerdo; ya el sake se me había trepado un poco.

Miro de reojo, y veo cómo las chicas hablan animadamente cerca de la Fuente de frutas y sinceramente me daba flojera estar con ellas. Nuevamente busco con la mirada a cierto azabache, tenía unas ganas de ligarlo inmensas, pero mi sorpresa fue mayor al ver cómo disimuladamente el Uchiha me estaba observando o mejor dicho ligando.

—¡Sasuke! —escuchó la voz chillona de la Haruno. Mis ojos rodaron al ver como la Haruno camina hacia el todo borracha y se acorrala en su cuello, sin embargo, el Uchiha no le prestaba atención y seguía mirándome.

En cierta parte sonríe, me gustaba ser algo Diablilla.

Me bebo lo último de la botella algo feliz, tomo mi cartera y me levanto de la mesa ya que pensaba ir al para baño; pero antes de empezar a caminar miré disimulada y le sonreí al Uchiha...

Ya en el baño, me retoco un poco el cabello y el vestido de color negro corto.

Pasaron varios minutos y salgo de aquel lugar. Al salir me toman de la mano, no me dio tiempo para reaccionar y cuando caí en tiempo, me encontraba en el baño de los hombres, de espaldas a la pared y frente a Sasuke...me tenía rodeada y no sabía si eso era bueno o era malo.

—¿Que? —le sonreí socarronamente.

—Juegas con fuego—

—No me molesta quemarme— le indique mientras con mi dedo índice tocaba y alzaba su barbilla. Él me sonreía.

—Estás ebria—se acerca bruscamente, acortando la distancia entre los dos.

—Y tú no lo estás— le susurré al odio.

De repente me acerco a él y cuando estábamos a punto de a juntar nuestros labios. Siento que alguien viene por sorpresa cuando miro bien, Sasuke ya no estaba frente a mí.

La puerta se habré y una conocida voz me pregunta:

—¡Hinata-Chan!, ¿que...hip...haces...hip...aquí? —era el rubio, mi ex amor.

—Per...don Naruto-kun—digo tartamudeando y toda sonrojada saliendo despavorida de aquel lugar.

—"Hinata, fue suficiente alcohol por esta noche..."—me dije a si misma mientras caminaba por las calles solitarias de la villa oculta de Konoha, no podía negarlo de un tiempo para acá aquel azabache le atraía, pero lo de ellos era imposible.

Fin del Flash Back

Fin del POV de Hinata

POV de Sasuke

Vi su expresión ante aquella pregunta antes mencionada. Se creía que no me daría cuenta de su juego, pero sí.

—¿No piensas contestarme? — la rodeo como un depredador, rodea a su presa. Ella me seguía con su mirada.

—No tengo que responderme nada—ella era retadora y muy diferente a la Hinata que todos conocen. —Estaba ebria...—me le acerco, por parte de ella no hubo resistencia.

Ella me sorprende cada vez más

Me rio ante aquel comentario no creíble.

—No sabes mentir—comente entre risa, delicadamente movía su cabello hacia un lado dejando visible su cuello. Tenía unas ganas inmensas de besarla, ella me enloqueció y no lo sabe.

—Parece que la Haruno no te satisface— me detuve ante aquella pregunta.

—La Haruno y yo, no tenemos nada...—vi su risa de incredulidad.

—Oh te cansaste de ella...—musitó con sarcasmo; lo sé, estaba jugando la misma moneda.

—Y tú del Idiota del Uzumaki— comente sin rodeos. Ella rio.

—Tal vez...—Veo que comienza a caminar en dirección a sus pertenencias y sabía que se iría.

—Me gustas Hinata—se detiene por completo, observó su hermosa melena y sus definidas piernas.

—Lo nuestro es imposible, Uchiha— me molestaba esa respuesta, pero como dice el refrán:

Los prohibidos es tentador.

Me acerco a ella nuevamente, sabía que me huía. Aún ella de espaldas y la tomo por la cintura. Colocó mi cabeza en su cuello y respiró su perfume.

—Nada cuesta intentarlo—ella se arquea ante mi contacto, no lo podía negar le gustó.

Fin del POV de Sasuke

Hinata se arquea ante el contacto del Uchiha. No podía negarlo quería entregarse a él.

Estaban enamorados, pero ambos eran tan orgullosos que no lo dirían, no con palabras...

Ella se gira y rápidamente con sus delicadas manos rodea el cuello del azabache, sin embargo, el Uchiha hábilmente la toma y la carga enzima de él.

Se necesitaban...

Del mismo modo Hinata con sus piernas esbeltas y bien formadas, las ciñe contra el cuerpo de él.

Y como dice el refrán: "El que juega con fuego, se quema" ...

Teniendo sus sexos muy apretados, ella podía sentir el miembro de el firme. Y, por el contrario, el Uchiha, al ella tener una ropa un poco ligera por su entrenamiento podía sentir su coño húmedo.

Quería serla suya, quería hacerle el amor...

Esto provocó en un Uchiha un frenesí en él... observó como la Hyūga se le acerca a su oído y le susurra en el odio.

Con ella vuelvo a la vida...

—Solo una cosa...—hubo un corto silencio y rápidamente el Uchiha lo comprendió todo mientras ella lo observaba con una sonrisa seductora y juguetona.

En un rápido movimiento Sasuke realiza un sello desapareciendo ambos al instante en una nube de humo.

-0-0-0-0-0-0-0-0-

...Ambos estaban tumbados en la cama. Ella enzima de él aún con sus manos en el pecho de los ojos ónix, miraba curiosa el lugar.

—no sabía que te estabas quedando aquí, en la mansión Uchiha— dijo mientras movía su cintura, rozando su coño con el duro miembro de Sasuke.

Sasuke la toma delicadamente por el cuello, pero con la necesidad de besar aquellos labios.

Aquellos labios con sabor a miel...

—ahí cosas que no sabes aún de mí— para finalizar el besa sus labios, a diferencia del primero, es que este es que Hinata está siendo partícipe, hábilmente Hinata abre sus labios para dejar a Sasuke jugar con su lengua, de igual modo Sasuke los abre pero sorpresa del Uchiha, Hinata deja de besarlo y empieza a bajar su haciendo movimientos con su lengua por su cuello, daba uno que otro mordisco, hasta llegar a la oreja, una vez en la oreja ella empieza a jugar con lóbulo.

Sasuke al ver el juego que estaba comenzando la Hyūga, no se quedaría atrás.

Comienza a desvestirla, primero quita aquella cinta púrpura de su hermosa cintura y seguido baja el cierre de aquella blusa que hacía que sus pechos se vieran tentadores y voluptuosos, sin tener que revelar nada.

Sasuke la admira al verla con solo aquel hermoso sostén color blanco translúcido de encajes, logrando ver sus pezones perfectos y duros por la excitación.

Ella al sentir lo que hacía el Uchiha, deja de besarlo, y con una sonrisa traviesa la Hyuga le remueve aquella banda de su cabeza dejando los cabellos del azabache libres, y de seguido ella le alza los brazos para arrebátale aquella camisa que impedía el contacto piel a piel.

...Tengo miedo de que lo nuestro no sea real...

Hinata nuevamente lo rodea y le susurra en el oído.

Por eso no perderé esta oportunidad.

—no pienso quedaré atrás— ella toma su lengua y la introduce en el oído del Uchiha al principio fue tosco, pero luego fue excitante aquella sensación producía un hormigueo por todo su cuerpo, quería tocarla, pero ella se lo impidió tenía ambas manos aguantadas y bien aguantas que las tenía.

Me muero el solo pensar que ese cuerpo tan perfecto enzima de otro que no fuera el...

Ese pensamiento provocó celos en Uchiha; de solo pensar que ella fuera de otro; lo traía loco.

Hinata pudo sentir como el aura de Sasuke cambiaba de uno dócil a uno autoritario; no le dio tiempo de reaccionar y rápidamente, Sasuke la toma y la gira quedo el enzima de la Hyūga, ahora el turno es de él.

El Uchiha toma los tirantes de aquel sostén, baja el sostén al nivel de la cintura, cada roce provocaba que Hinata se arqueara y moviera más sus caderas, ella se imaginaba el va y ven del miembro del Uchiha dentro de ella.

Sasuke toma pasa su lengua, humedece y succiona uno de los pezones, acto seguido con la otra mano libre aprieta más masajes el otro seno, provocando el primer gemido de placer de la Hyūga.

Esta arque completamente, Sasuke subió su mirada, sin aún dejar de hacer su labor y al ver la cara de placer de Hinata, empezaba a dejarlo loco. Hinata tenía sus ojos cerrado, con sus manos jugaba y jalaba el cabello del Uchiha; quería más... mas...

Ella lo obligó a bajar más, ella quería sentir su lengua en su coño húmedo y Sasuke, sabía lo quería y rio. Le encantaba, soltó los senos y bajo hasta aquel pantalón.

—¿estás segura de esto? —

—...bastante...—se mordió los labios, pero Sasuke sube y le corresponde con un beso.

Sus respiraciones estaban entrecortadas.

Sasuke no lo pensó más, bajo aquel pantalón junto con la braga, dejando solo su coño húmedo a la vista de solo de aquella persona que estaba ahí.

Hinata estaba algo sonrojada y temerosa ante la mirada de Sasuke.

—¿pasa algo? — observando cómo Sasuke se levantaba de la cama y la contempla desde su cama desnuda y su pelo revuelto.

Se veía hermosa, ella es una dosis de belleza con dinamita, toda una diosa.

—si...—los ojos perlas se abrieron, ante aquella respuesta— me encantas—soltó sin titubeos—quiero que seas mía—las mejillas de la joven se tornan rosadas ante aquel comentario, provocando un sentimiento de entrega.

Hinata se levanta y va hacia donde el, toma su pantalón y se lo quita, quedando completamente desnudó de igual forma.

...Restó la ropa...

Hinata se queda impresionada al ver lo ancho y grande que es el miembro de Sasuke; estaba duró.

Ella lo toma con su mano y empieza a masajearlo. Recibiendo un gemido por parte del Uchiha, pero al ver el rostro de la joven que se sonreía por lo sucedido, en forma de castigo lujurioso el Uchiha la toma del pelo y le coloca su miembro en la boca, ella muy obediente comienza a mamarle.

—Mírame— ordeno él y ella como niña buena obedece. Mirando hacia arriba para ver la cara del azabache que la observaba con lujuria, no podía ella evitar gemir de placer de igual forma.

Sasuke podía sentir como su miembro duro llegaba hasta el final de la boca estrecha de aquella princesa, le fascina aquella sensación.

Seguía el va y ven, entre el miembro de el en la boca de ella.

Ella muy hábil seguí moviendo su lengua provocando un mar de placer en él. A Hinata le importaba nada, sintió unas cálidas lágrimas bajar por su mejilla por la sensación de ahogó, pero las ignoro.

—sigue mi amor— pronunció con voz ronca por la excitación que Hinata provocaba en el—así—

Hinata rápidamente supo que él se vendría. no pasó mucho y Sasuke gimió roncamente.

La Hyūga sintió la palpitación del miembro de Sasuke en su boca, sin perder tiempo, toma el miembro y comenzó saborear aquel líquido que desprendía de él.

Mientras tanto Sasuke estaba algo sonrojado al ver a su princesa con la boca llena de su semen, ella muy obediente se lo había tragado completo. Ella lo miraba con aquellos ojos, de la Hinata tímida, con ojos de como: "por favor dame más" ...

En la toma de la cintura y la acomoda nuevamente en la cama un poco más para el centro.

Una vez acomodada la gira quedando ella boca abajo en cuatro o en la posición de perro y le abre un poco las piernas para acomodar su cabeza debajo de ella, podía ver Perfectamente aquel coño húmedo y su gran culo, tenía un trasero digno de admirar...

—¿qué haces? —

—shhh, calla y disfruta—el empieza a lamer su coño bien formado, ella no pudo evitar gemir al sentir la lengua del moreno entrar por la cavidad vaginal y sentir unos de los dedos del Uchiha menor masajear hábilmente su clítoris. Estaba muy mojada, Hinata se aferraba a las sábanas e inclusive se babeaba al recibir tanto placer, estaba delirando...

—Sasuke, te necesito...—rogaba la Hyūga y eso es lo que buscaba el Uchiha...

Sasuke deja de lamer y sale de aquel lugar húmedo donde se encontraba.

—lo sé pero aún no bebe— aún ella en cuatro, el empieza a introducir un dedo y ella empieza a menear y el empieza tomarle el paso de igual forma.

—dame más—el añade otro dedo. Pero Hinata quería más, ella desde aquella posición miraba de reojo a Sasuke y con ojos de lujuria deseaba más.

—bebe dame más...otro— el Uchiha obediente paso a tres dedos introduciéndolos por aquella cavidad húmeda.

Esto volvía más loco al Uchiha al ver la cara de placer de su chica.

Hinata pronto se vendría, era divina aquella sensación...

—así...—suplicó la ojos perla.

Pero Sasuke se detiene y ella rápidamente se desmoraliza al sentir que aquella sensación de placer era detenida, necesitaba terminar aquello que estaba a punto de acabar...

—¿por qué te...—pero en ese momento que la Hyūga se iba a girar para pedir una explicación Sasuke la toma por el pelo, le introduce su miembro en su intimidad.

Hinata se arquea y gime de placer al sentir aquella sensación dentro de ella, se sentía duro y caliente.

Lo deseaba con todo mi corazón...

Ambos comienzan a moverse sincronizada mente.

Hinata agitadamente y su voz entrecortada —así bebe— esas palabras lo descompusieron más —sigue, que rico...—él lo sabía ella era única, era especial y la amaba.

Le suelta su cabello y la toma por sus caderas, tomándola con más fuerza, haciéndola suya.

En la habitación solo se podían escuchar la dulce melodía de dos cuerpos sudados chocar de placer y gemidos de excitación.

—Hinata—Gimió su nombre lujuriosamente y eso le encantó a la chica.

El Uchiha baja la mirada y sonríe al ver aquel hermoso culo...

Con ambas manos Sasuke aprieta sus redondas nalgas y la embestía más rápido ...

...Sus grandes nalgas lo tenían loco, pero más loco lo tenía aquel culo, no lo resistió más y se dejó llevar, dirige su dedo pulgar sin dejar lo que está haciendo y lo introduce por aquel otro orificio.

Esto provoca en Hinata nuevamente un grito de placer y se aferra a aquellas sábanas al sentir aquel dedo en su otra intimidad.

No lo podría resistir, tenía que decirle...

—¡Te amo Sasuke! —

Sasuke al escuchar aquellas palabras, aquellas que tanto quería escuchar, llega al clímax; esto fue acompañado de un gran y fuerte gemido de placer, lleno de lujuria y excitación;

...no le importo se vino dentro de ella...

Ella era suya, solo suya.

Ella de igual modo gimió de saciedad al llegar al límite de aquella hermosa y rica sensación, logrando sentir nuevamente el gran miembro de Sasuke palpitar dentro de su coño.

Lo sabía, sabía que él se había venido dentro de ella y pero no le importo, no le interesaban en absoluto las consecuencias de aquel acto podría desencadenar.

—Te amo Hinata— saca su miembro y su dedo de sus intimidades, tumbándose alado de la ojos perlados y la abraza con todas sus fuerzas mientras depositaba besos en su cuello y hombro. Ella sonreía de igual modo él, estaban felices.

Las palabras sobraban en ese momento.

...Este es el comienzo de una gran aventura llena de amor y locura; en donde muchos estarán sorprendidos, abnegados y llenos de alegrías...

FIN

Espero que le haya gustado, hasta la próxima.