Desde aquella luna la Tierra se veía como un pequeño punto azul en la inmensidad de la negrura, o al menos eso pensaba Yellow Diamond mientras contemplaba el paisaje visible desde los aposentos que se les había asignado. El diamante sólo podía pensar en una cosa, ¿cómo había llegado a este punto? ¿En qué momento la monotonía de su existencia había tenido un cambio tan drástico? No lo sabía, y sinceramente hubiera preferido que todo siguiera su rumbo normal; pero ahora eso no sería posible, Phos les había llevado a la luna a él y otros, se habían vuelto traidores para sus congéneres de la Tierra y aún no sabía si confiar en la gente de la luna o no.

En medio de esa tormenta de pensamientos, unos recuerdos difusos de sus primeros años de vida vinieron a su mente. Un suceso que los demás prefirieron callar y olvidar por miedo a que gemas en el futuro intentaran repetirlo. Una risa desganada salió de la boca del longevo diamante, era irónico que, incluso con ese pacto de silencio, después de tantos milenios, fuera una frágil gema la que retomara la hazaña que sus antecesores intentaron tanto tiempo atrás.

¿Será acaso que era un destino inevitable para algunos de los nuestros? Se cuestionó soltando un ligero suspiro. Al menos nosotros llegamos en una pieza… ¿ellos habrán podido hacer lo mismo?

Bueno, hace cuánto tiempo que no nos leemos, se que he estado bastante inactiva en los últimos... ¿meses, años? ya ni me acuerdo. En fin, me he viciado muchísimo con este dichoso anime y pensé "Oye, podría hacer un fanfic". La historia se centrará en unos OC, esto es, de cierta forma una premisa antes de la historia en sí.

PD. Me disculpo si en la historia se me cuela algún spoiler del manga owoU