—¿Que deseaste? —preguntó Zack. Luego de verla soplar las velas de la torta. Dieciocho para ser exactos.

—Te desee —repuso seriamente, además de que quería que fuera su regalo. El asesino tragó saliva visiblemente incomodo ante lo directo de las palabras, pero era la verdad. Él era lo que hace mucho, Ray ha estado esperando.

Al final de cuentas, la relación que tenían ellos dos, solo se limitaba a tomarse la manos, abrazos y besos, hasta ahí. Mil veces tenía que repetirse Zack que era un adulto decente, antes de que se atreva atacarla en cualquier momento. Lo de ese "día", había sido una mancha en su respetable historial.

— Ya soy mayor de edad.

El asesino estaba feliz de oírlo, su sonrisa era torcida.

—Ya no quieres morir ¿Cierto?

—No todavía.

Él sonrió ahora dulcemente, una sensación cálida en su pecho comenzó a extenderse, acercándose a la susodicha. Sus brazos rodeando su estrecha cintura, sus rostros en cercanía.

—Recuerda Ray, eres mi rehén. Todavía no te liberare... estás atada a mí.

Ella sonrió con esa sonrisa que lo enamoró. Estaban atados con el hilo rojo del destino.

—Está bien —afirmó antes de que sus labios se unan a los de Zack, en un beso dulce al comienzo para luego subir de intensidad. Las piernas de la joven rodeando la cintura del adulto que tomaba sus muslos con sus vendadas manos, mientras se dirigían a una habitación.

Ya no tenían que contenerse más, los dos eran adultos.

.

.

.

[Fin]


Y el mini-fic ha terminado ¡Espero que les haya gustado! Tengo pensando hacer un capítulo especial (lemon) de lo que ocurrió en la habitación 7u7 (Siento que lo debo) ¿Qué me dicen? Si están en contra, no hay problema, ese capitulo solo aportaría zuckulencia jaja

Muchas gracias por los reviews, favs y follows =D

¡Nos leemos!

PD: Otro mini-fic de Angels of death va a ser publicado muy pronto… (Espérenlo con paciencia y ansias)