La historia comienza en 200 años del futuro

~°.^.°~

Hace 14 años…

–Rápido ¡No tolerare cargar este peso!...–Chillaba molesto el oscuro, quien parecía de ser camuflado en la oscuridad, en medio de una batalla, donde vario individuos cayendo a la tierra, hasta en el aire, estaban en extinción, donde tales, erizos, negro e azul, resistían estar con vida, de no ser tener el poder de 'Vivir', el oscuro se encontraba recargando las armas, al igual que el cobalto, ya siéndole favorable a tal opuesto, quien le había enseñado hace unos 5 minutos, como manejar un arma…

–Resiste, todo saldrá bien…–Murmuraba el cobalto, teniendo nobleza en su interior de saber que todo saldría como lo tenía planeado finalizando la historia, esperando, a que nada de lo que pasaba estando en mala salud e estado de su pequeño pueblo de serenidad, pasara por una guerra provocada por el mismo enemigo de hace 48 años…–¿Cómo es que nos tenía deparado este futuro? …

–Lo que importa ahora es este momento, no que estés en estado Shock…–Apuntando bajo la puntería el oscuro, manteniéndose activo, después de tantas heridas teniéndolas sangrentadas, aguantaría la pena, que tenía deparada en tal momento, ya perdiendo, todo lo que tenía…

–Este era un pueblo de tranquilidad y felicidad ¡No entiendo que pasa!...–El cobalto se encontraba atónito, su pueblo, su papel, resultando ser ineptos en tal futuro, pensaba que todo saldría de misma rutina, igual que todos los días, no causar un desastre, de ser el héroe que había planeado por ser en años, desde su llegada…

–¡Sugiero que Dispares y te Calles!...–Disparando sin piedad a tales enemigos a pendiente de cuentas, ocultándose tras las casas de parte trasera, ya siendo destruidas aleatoriamente, lo que era tentador que destructivo mentalmente en la memoria e reputación del cobalto, quien solamente veía todos sus logros irse por la borda, del infierno…

–No queda otra…–Dicho esto, saco de su chamarra una bomba, activándola desesperadamente, ancándola a un lado de su ubicación, donde el cobalto reaccionando rápidamente, arrebatándole de las manos al oscuro el arma, este se enroló en bolita, donde el oscuro al darse cuenta de tal acción incorrecta e loca del cobalto, pregunta reciente ¿Qué le pasaba por la mente? Matarlos a ambos, los mismo dueños, la vida de igual forma en el pueblo de había espantado, ido de tal tierra que conocen, arrepintiéndose…

–Maldito…

–Tienes una vida la cual vivir, vete…–No reaccionaba ante tales palabras, no se iba solo se dirigía hacia mí, esforzándose, desgastando sus fuerzas en sus codos, arrastrándose hasta mí, sabiendo que había una bomba en progreso de cuenta numerada, tenía vida, joven, solo se interesaba en mi…

–…

–Piénsalo, sabes que tienes una vida, eres una chica inteligente, sabes lo que quieres, estas dispuesta a todo lo que se interponga… Solo quiero que te vallas, y me dejes… Para esto estoy aquí…–Igualmente no se rendía. No iba a seguir que se dispusiera a quedarse conmigo…

–…

–… Solo vete…

–¿Para qué están los amigos? ... Nunca cambiaria una gema por dejarte aquí…

No todo estaba como esperaba, todo se visualizaba, humo, fuego apagado por toda el área, del pueblo, no se presentía un individuo distante, solo muertes e sobras frías de la noche, se encontraba inconsciente, cortadas en el rostro, pero no lo suficientemente fuertes para asesinar, donde fue complejo de poner pies en tierra, miraba todo destrozado… ¿Quién iba a imaginar llegar a tal punto que siquiera se venía venir? Siquiera un simple error o acción heroica…

–Shadow…–Se escuchó murmurado por un montón de escombros, el oscuro reacciono rápido ante tal situación del cobalto, se encontraba herido igualmente, el oscuro tomo a este en manos, estaba herido, pero bien…–Gracias…

–No me agradezcas… Está bien…–Arrastro al cobalto a una zona despejada de material, donde lo recostó lentamente sentándose al lado de este, quitándose algunas ventas de sus muñecas, siéndole favorable al cobalto, quien solo negaba su ayuda, lo hacía el solo, él era uno de esos hombres orgullosos en ocasiones de crisis, no muy favorable, a lo que el oscuro solo se fue de ayuda en mismo…–¿Dónde están los demás? ¿Te has comunicado? ...

–… No…–Preocupado. Al igual que algo deprimido, no era buena señal…–Y ¿Tú?...

–…Igualmente, Sonic… Nadie contesto… Porque ya no están en este mundo…–Pocas palabras describían la frustración de todo lo ocurrido, todo estaba mal, el cobalto solamente miro al oscuro con decepción, acompañado de frustración, entendía todo, tenía mucho sentido…

–Entiendo. Lamento que nadie más este contigo… ¿A menos que pase un milagro?...–Tal palabra hizo reaccionar al instante al oscuro, quien solo pensaba haber escuchado mal, o recordado mal su memoria de páginas, donde volteo a ver a este desviando mirada del paisaje quebrado, directo a poseyente de ojos serpiente verde…

–¿Qué dijiste?...–Altero al instante al cobalto, repitiendo la oración, imitando para sí mismo ser una grabadora…

–¿A menos que pase un milagro?...–Repitiendo la escena anterior, lo que nuevamente hizo que el oscuro reaccionara, quien empezó a buscar desesperadamente en su traje de G.U.N, lo que lleno de confundimiento al cobalto, ¿Acaso había algo más en progreso?...–¿Qué estas haciendo? ¿Otro guerreo? Si es eso ya tuve suficiente el día de hoy, sobre la muerte de todo el mundo en Mobiüs...

–No es eso…–El oscuro salió patinando desesperado a una dirección desconocida para el cobalto, solo miro tal escena incoherente del oscuro, solo fue llamativo, e ilógico, algo le pasaba, tenía que ver acaso con un ¿Individuo?...

–… Espero que todo esté bien…

El oscuro corría desesperadamente al bosque, donde empezó a confundirse sin ver muy bien a su alrededor, todo estaba oscuro, al igual que su pelaje, imposible ver en la oscuridad, lo único que podía guiarlo… Comunicador, claro, este lo activo al instante, miro su ubicación, estaba cerca de donde quería llegar. Era rápido, siguió patinando, interfiriendo con varias ramas de árboles raspando su pelea a paso del recorrido, en segundos llego a su ubicación, había montones de materiales destrozados, ya era normal tal ubicación, pero algo era preocupante… ¿Dónde estaba el individuo? Que tanto le daba interés e motivación…

–Espero que no esté muerto…–Buscaba entre los escombros, tal individuo era importante para él, su vida igualmente era importante, donde después de tiempo, encontró una caja medio abierta, rápidamente la tomo en manos, abriéndola desesperado, pero lento, donde encontró a un pequeño ericillo, color plata, ojos ámbar, grandes e brillantes, estrechando sus pequeñas palmas al oscuro, quien suspiro aliviado al máximo, tomando a este en manos, dándole la mano a este, quien la tomo a gusto…–Hola…–Murmuro el oscuro, miraba de reojo al ericillo, quien solo reía mirando la presencia de este, donde el oscuro miro la caja curioso, mirando una pequeña hoja en el interior, tomándola en manos, pronunciando…–Silver…

–… Ma...má…–Alcanzo a pronunciar el ericillo, lo que hizo que el oscuro diera un suspiro pequeño frustrado, miro tras suyo, sabiendo que tal palabra nunca llegaría a volver a escucharla del albino, de quien lo acostumbraría a pronunciar 'Papá'…

–… Perdóname. No está… –Tomando a este cariñoso, algo nunca visto, por la razón de ser el, quien cuidaría al ericillo, solo, haría lo que haría, aprenderá, defensa, combatir, salvar al mundo… Dándole la oportunidad de vivir la vida, haciendo justicia. Como se debía…–Pero yo si… Silver…

– ¿Ma, má?...–Se notaba su carita confundido, lo que fue algo incómodo para el oscuro, sabiendo que no sería muy agradable tratar con un bebe… Maldición, no había otra opción, se suponía que el protegía, e daba oportunidad a la vida… No había otra…

–No. Dime papá…

–Pa…pá…

–A sí. Papá…