Principio del formulario

TARDE

Autora: Atenea.

Para quienes ya leyeron el fic, es el mismo, salvo dos que tres palabras que cambie y también el formato, la razón por la que lo actualizo es por aquellos que no lo han leído y por una idea sugerente

La letra de la canción es la de "Tarde" de Ricardo Arjona (Sin daños a terceros) espero que les guste, los párrafos son los sentimientos de Darien

En otro lugar, en otro tiempo, dos seres predestinados nunca llegaron a encontrarse, esta es una de las historias...

Un salón, una fiesta, una noche estrellada y con luna llena

- Ahora vuelvo, no tardo.
Ella se levanta y se va a saludar a unos amigos, se ve hermosa con ese traje rojo, me mira y sonríe, le sonrío también, si de algo estoy seguro es que me ama, por eso me case con ella, porque sabia que me amaba, fue después de recordarlo todo, de recordar que era otra persona a la que siempre busque, a la que siempre espere...

Esta fiesta me aburre, pero vine por ella, he estado alejado, siempre estoy triste y ella lo sabe, sabe que algo me pasa y se preocupa, no quiero herirla, pero es como si teniéndola aun me faltara algo. Los recuerdos de otro tiempo, me atormentan, se supone que no debía haber sabido nada, no en este tiempo y lugar, pero los sueños eran demasiados frecuentes y las visiones demasiado reales...

Algunas personas entran al salón, parecen ser importantes, entre ellas viene una mujer, nuestras miradas se cruzan un instante.

Justamente ahora,
irrumpes en mi vida,
con tu cuerpo exacto
y ojos que me hechizan,
Tarde como siempre,
nos llega la fortuna.

Su cabello rubio, sus ojos azules, sí, es ella, es igual que en mis sueños, es ella, es su mirada, son sus ojos, mi corazón late con su presencia, nos miramos fijamente, hasta que su acompañante la toma del brazo y la lleva a una mesa, se voltea para mirarme de nuevo, mi vista continua sobre ella, mi esposa regresa a la mesa, me dice algunas cosas a las que no le pongo atención, se da cuenta y me toma de la mano, me hace recordar que esta alli, que esta conmigo, ella tampoco viene sola...

Tú ibas con él,
yo iba con ella.
Jugando a ser felices
por desesperados,
por no aguardar los sueños...
Por miedo a quedar solos...

Llegan algunos amigos a nuestra mesa, mi esposa se entretiene hablando con ellos, uno de ellos te señala, dice que quien te acompaña es tu esposo, que es muy rico y que están recién casados, esas palabras me hieren¿así que también te casaste, el que esta a tu lado y te sonríe es tu esposo, tu mirada se encuentra de nuevo con la mía, si supieras cuanto te busque, si tan solo te hubiera encontrado antes...

Pero llegamos tarde,
te ví, me vistes,
nos reconocimos enseguida
pero tarde,
maldita sea la hora,
encontré lo que soñé,
tarde...

Desearía tanto poder ir hacia ti, tomarte de la mano, salir de aquí, se que eres tú, incluso me sigues viendo, tal vez sepas quien soy, tal vez también me buscaste como yo a tí...

Tanto soñarte y extrañarte
sin tenerte,
tanto inventarte,
tanto buscarte por las calles
como un loco,
sin encontrarté,

Te comentan algo sobre mí, porque tu mirada cambia, ahora hay tristeza en tus ojos, quizás te dijeron que yo también estoy casado, perdóname, te busque tanto, te espere tanto, me desespere al no hallarte, llegue a pensar que no eras mas que un sueño, una dulce ilusiòn, fui muy imprudente al no tener paciencia...

Iba uno de tonto,
por desesperado,
confudiendo amor
con compañía,
Y ese miedo idiota
de verte viejo y sin pareja,
te hace escoger con la cabeza,
lo que es del corazón.

Ojala seas feliz con él, sé que te lo mereces, pero algo me dice que también tu te equivocastes, que no eres feliz, tus ojos azules me lo dicen, si tan solo hubiera habido tiempo...

Y no tengo nada contra ellos,
la rabia es contra el tiempo
por ponerte junto a mí,
tarde...

Desearia que no fueras real, que no hubieras sido más que la mujer de mis sueños, con la que viví una vida llena de tragedias en algún lugar que aún no recuerdo muy bien, el haberte encontrado antes, y no hasta ahora, cuando es demasiado tarde...

Ganas de huír,
de no verte ni la sombra,
de pensar que esto fue un sueño
o una pesadilla,
que nunca aparecistes,
que nunca has existido.

Tu mirada sigue fija en mí, tus ojos parecen decirme palabras que nadie más que yo podria entender, desearia tanto poder ir a tí, decirte cuanto tiempo te esperé, cuanto tiempo te busque sin encontrarte, decirte que ahora que estas aqui no pienso dejarte marchar.

Te levantas, tu esposo te quiere acompañar pero tú le dices que no, me miras de nuevo, y te vas entre la gente, te sigo con la mirada, sales al balcón, debo verte, tenerte cerca tan solo un momento, tambien me levanto de la mesa...

Ganas de besarte,
de coincidir contigo,
de acercarme un poco
y amarrarte en un abrazo,
de mirarte a los ojos
y decirte bienvenida.

Al fin te encuentro, estas pálida, la brisa de la noche agita tu cabello rubio, estas de espaldas a mí, no quiero hablarte, temo que esto sea otro sueño, y que al final tenga que despertar, nos quedamos quietos en silencio, te volteas y me miras, tu mirada es tan dulce y a la vez triste, tengo tantas cosas que decirte, que te amo sin conocerte, de otra vida, de otro lugar, pero que mi amor sigue siendo el mismo, tu tambien quieres hablar, pero al final ninguno de los dos dice nada, nos miramos a los ojos, no hay necesidad de palabras, todo lo decimos con la mirada, te amo y tambien me amas, pero es demasiado tarde...

Pero llegamos tarde,
te ví, me vistes,
nos reconocimos enseguida
pero tarde,
quizás en otras vidas...
quizás en otras muertes...

Agachas la cabeza, me acercó un poco a ti, levanto tu cara con mi mano, busco tus ojos, quieres llorar igual que yo, comprendes que no fue tu culpa ni la mía, simplemente el destino nos jugó una amarga pasada, nos alejo, nos separó...

Retiras con tu mano mi mano, me sonries por ultima vez, debes irte, regresar con él igual que yo con ella, tomo tu mano y la beso suavemente cerrando los ojos, queriendo que entiendas todo lo que significas para mí, te sueltas, no era en este tiempo y lugar, ahora lo sé, pero espero verte y encontrarte en otra vida...

Que ganas de rozarte,
que ganas de tocarte,
de acercarme a tí
y golpearté con un beso,
de fugarnos para siempre,
sin daños a terceros...

Te alejas y te veo desaparecer entre la gente, me quedo un rato afuera, tengo la seguridad de encontrarte la proxima vez, cuando al fin podamos estar juntos, entró al salón, ya te has marchado, regreso a mi mesa, mi esposa me mira, ella jamas comprenderá el amor que nos une, tampoco lo hara él, pero ninguno tiene la culpa, te encontraré la proxima vez que nos veamos, te amaré siempre...

FIN

Nota:
¿y bien? sé que diferentes a los otros fics, pero desde que escuche la cancion no pude imaginarme mas que esto, es una buenisima melodia, para quienes encuentran a ese alguien demasiado tarde, cuando no hay nada que hacer. La perspectiva es la de Darien, como ya se habran dado cuenta la que entra al salon y a la que ama es Serena, las parejas no las defino, pero deben tener alguna idea de quienes pueden ser.

ATENEA