Despedida

NOTA: Bueno, este fic va después de la derrota de la estrella oscura, y que me ha gustado hacerlo porque Ame y Zel son unas de mis parejas favoritas, los adoro.

Disclaimer: Ya saben... lo de siempre... Slayers no es mío, tampoco creo que lo pueda ser... a no ser que secuestre a Masaomi y Hajime Kanzaka y a Rui Araizumi, que son sus autores. No sé si lo sabían, yo tampoco, pero lo averigüé, como averiguo todo, Ja,ja, ^-^U

Ameria miraba el cielo apartada de los demás. Como de costumbre, una batalla había llegado a su fin y ella estaba un poco triste, el mismo momento de siempre, la despedida llegaba. Sus ojos azules antes tan fogosos, llenos de vida se apagaron con el simple hecho de pensarlo.

Hundió el rostro en sus manos, y sollozó amargamente, le daba miedo separarse de sus amigos, tan preciados para ella pero más aún temía el separarse de aquella persona que tanto amor le hacía sentir.

Se abrazó a sí misma, preguntándose porqué todo le tenía que salir tan mal, porque siempre sus ideales se rompían como hojas al viento y frente a ella se resquebrajaba su propio reflejo. Se vió morir en manos de Fibrizo, y poder respirar el último aliento de vida cerca de aquella quimera, de su amor. Pero aunque eso había sucedido hacia un tiempo, luego una batalla, prometerse volver juntos ahora todo se desvanecía.

Zelgadiss charlaban con los demás sobre minucias antes de despedirse cuando la vió, tan sola, algo malo le sucedía, se veía más frágil que de costumbre, desgraciadamente herida.

- ya vuelvo - le dijo a sus amigos, ellos sonrieron y siguieron con lo suyo.

- ¿Porqué? - sollozó Ameria con tristeza- ¿Porqué se rompe mi corazón? ¿Porqué tengo que amarlo?

La quimera sintió esas palabras como suyas, como si fuera él el receptor de tanto dolor y amor a la vez, se le acercó con dulzura.

- Ameria...

- ¿uh? ¿Si? - dijo mientras un rubor rosado teñía sus mejillas.

- yo... ¿Porqué lloras?

- Zelgadiss... yo...

Lo miró... la indecisión estaba opacando sus palabras.

- Aishiteru Zelgadiss - al fin las palabras salían de sus labios.

La respuesta de la joven le sorprendió, y el silencio entre ambos hacia correr peligro la delicada relación que tenían, odiando el sonido de la respuesta ella se levantó pero él la sujetó de un brazo. Como si fuera el último segundo que tenían la atrajo hacia él.

- te amo, Ameria.

La princesa sintió su corazón comenzar a latir frenéticamente y sus labios se unieron suavemente en un beso romántico y rebelde.

- Pero yo... aún... - Zelgadiss no encontraba las palabras, luego de aquel beso...

- Lo sé.

Ameria le sonrió, tanto cariño se expresaba en ella. Se quitó uno de sus brazaletes de oráculo y se lo entregó. Lo seguía mirando con amor.

- ¿No me olvidarás, verdad?

- Nunca podría hacerlo. Volveré a ti, lo prometo.

- es una promesa.

Y el sello para ella fue un nuevo beso, hermoso que se convertiría en el pacto.

- Supongo que ya es el momento, vamos. - dijo Ameria mientras lo arrastraba con los demás.

- Te amo... - susurró la quimera.

Zelgadiss miró la pulsera y se dejó llevar.

- El tiempo me dará las fuerzas y te esperaré en Saillune. - le dijo ella.

- Es nuestra promesa. - le juró él.

Así la vió alejarse, pero el brazalete la mantendría junto a él, hasta que sus labios volvieran a juntarse, sus ojos a mirarse y sus corazones a encontrarse para por fin poder amarse.

FIN

NOTA: Espero que les haya gustado, y si me dejan reviews, sabré si así fue. Prometo contestarles, tal vez... sólo TAL VEZ haga una continuación, del reencuentro de Ame y Zel, pero sólo si me dejan reviews, por eso... voy a pensarlo, ¿qué les parece la idea? Porfis... díganme.

Sayounara!!