ola, ¿qué tal va su día, excelente? Espero que si, o al menos digerible.

Buenas noches o momento del día en en que te encuentras leyendo esto; esta es la primera vez que subiré algo aquí... sobre esta serie; y me encuentro de nuevo con una mezcla de miedo y ansiedad, nunca deja de sentirse como la primera vez, cuando hago esto. Ahora unas cuantas aclaraciones:

Uno, esto es un AU.

Dos, estos capítulos serán cortos.

Finalmente, esperando les guste. Nos vemos abajo.

DESCLEMIER : Hihg School Fleet, No me pertenece.


Los motores fueron encendidos, las tripulantes terminaban de acomodarse en sus posiciones y revisando los últimos detalles. Las que se encontraban en cabina terminaban de recibir lo que cada miembro decía, para asegurar que no tendrían problemas en el camino a su destino. Segura de esto la capitana se acomodo la gorra que marcaba su posición ante las demás, enseguida soltó las ordenes que la llevarían a la ubicación donde cumplirían su ultima misión que las llevaría a graduarse. Porque si, las estudiantes de la Academia Náutica Femenina de Yokosuka, las tripulantes del Harekaze, se encontraban en su ultimo año. Y aunque poco, muchas de ellas había cambiado.

Pero bien, pasemos a saber un poco que harán estas chicas en su ultima travesía antes de convertirse en Blue Mermaids; ahora salían con la tarea de desactivar las bombas de algunos puntos que impedían paso a mucho barco mercantil o turístico de un x lugar a otro importantes. También descubrir su origen ya que hasta hacia un mes atrás no existían esos explosivos. Ya que en su mayoría aspiraban a pertenecer a un equipo de seguridad. Y si, se llegara a necesitar rescatar a algún barco cercano. Esta travesía seria más larga y a muchas les agradaba, al final de la graduación, seguro terminarían en algún otro grupo por un tiempo y verse pasaría a ser complicado. Pero todas habían prometido disfrutar y sacar el máximo de lo que se presentara, marcarían historia de nuevo.

A primera semana del segundo mes, en medio del mar marco su fin, cuando el sol se oculto. La capitana miro la hora en su reloj y dio miradas rápidas a sus compañeras que se encontraban dentro de la cabina.

—Bien, hoy haré guardia sola.—Dijo al entra la joven de cabellos naranjas que iniciando este año había decidido amarrarselo, con una coleta de caballo, pues lo había dejado crecer. La joven de ojos azules, era la capitana de este barco donde en total contaba con 30 chicas a las cuales consideraba su familia.

—Pero...—Algunas intentaron repelar ya que la tabla de turnos indicaba que otras se quedarían, pero entre los cansadas y la intervención de su capitana no pudieron terminar.

—Vamos chicas hoy hicieron mucho, ademas estamos en una zona tranquila, con motores apagados, así que vayan a descansar.—Argumento mientras se colocaba una chamara blanca con lineas azules tras los pantalones complementos de aquella pieza que les había proporcionado la escuela, ya que empezaba a sentirse el frió que habría esa noche.—Dejen que esta capitana las consienta, ya que hoy todas hicieron un gran trabajo, hasta tu Shiro-chan, aunque se supone estarías a mi lado, te deje fueras a divertirte y me quede aquí hasta el final.—Agrego una vez se acerco a la pelinegra y segunda después de ella, abrazándola con calidez, llevando a la joven a ruborizarse.

—Esta bien, pero cualquier cosa nos avisaras enseguida.—Dijo tras suspirar, e intentado sonar como siempre, aunque la mirada y pequeñas risas, no le ayudaban a concentrarse.

—Entendido, Shiro-chan.—Acepto la joven que enseguida soltó a la otra y una vez frente a frente le saludo como si la capitana fuera la otra.

—Enserio...—Susurro con fastidio la pelinegra que pedía paciencia para no matar a la chica frente a ella.

—Bien, dejamos el resto en sus manos capitana.—Dijo una castaña que ponía sus manos atrás de su cabeza y con una sonrisa, ya que ella era una de las que se quedaría a hacer guardia.

—Bonita guardia.—Secundaron las demás que si bien en otra ocasión habrían discutido, ese noche no tenían fuerzas.

—Descansen.—Dijo con una sonrisa satisfecha, antes de pasar a una mirada más aliviada.

Listo. Penso una vez termino de poner un trapo al ultimo tubo que la comunicaba con el barco, ya que no quería escucharan su conversación, una vez dio una ultima revisión a sus alrededor, pido una ultima vez que nada pasara, para luego no ser regañada. Suspiro y tomo el teléfono, y en nada dio con el barco en cuestión que ocupaba.

—Buenas noches, aquí la capitana del Harekaze, Misaki. ¿Sera posible pasarme a su capitana?—Pregunto algo tímida, pues ya era algo tarde y no quería despertar a su amiga.

—Hablas con ella, ¿pasa algo?—Pregunto una chica de cabellos grises, que desde su lado se encontraba ya con ropas mas ligeras.

—No solo que no he olvidado que día es hoy,—dijo con tono divertido—Moka-chan, feliz cumpleaños.—Agrego aun mas feliz y sentándose una ves acerco una silla a lado de donde estaba.

—Muchas gracias, aquí mis compañeras y amigas me hicieron una fiesta, una vez acabamos las misiones asignadas para hoy.—Dijo la joven que deseaba poder recibir el abraza que iría tras aquellas palabras.

—Me hubiera gustado estar ahí y celebrarlo juntas.—Comento la otra que se hacia una idea, con memorias de los años cuando estaban juntas hacían.

—Bueno, tu cumpleaños sera pronto,—recordó la oji-morada que revisaba unos papeles que había recibido—seguro que las de Harekaze hacen algo lindo por ti, más siendo la ultima vez que coincidan.—Continuar al saber como eran las tripulantes del barco de su amiga de la infancia.

—Si en un par de días.—Dijo con tristeza, tras suspirar.—Que mal que no podamos estar juntas.—Comento con fastidio, y no, no es que odiara el mar, al contrario si por ella fuera le gustaría siempre estar; pero cuando se trataba de simplemente pensar en su cumpleaños, una actitud diferente se apoderaba de ella.

—Se que no te gusta tu cumpleaños;—dijo vencida la peligris que esperaba este año fuera diferente—pero este es nuestro ultimo año en al escuela, así que diviértete, ademas tienes a Munetani-san ;¿o acaso no te gusto lo que hicieron los años pasados?—Pregunto incrédula de que llegaran a tener una fiesta aburrida.

—Je, hasta ahora no he dicho mi fecha de cumpleaños.—Confeso nerviosa.

—¿No te han preguntado?—Pregunto incrédula.

—Evado la pregunta o sale algo que nos moviliza, dejando el tema en el olvido y me agrada sea así.—Respondió sentándose en un banco que había colocado cerca.

—Al final de día es tu decisión,—dijo tras suspirar resignada—pero sabes que debes aprovechar el tiempo, porque hay cosas que no se repiten dos veces.—Aconsejo Moka, que desde su lado veía a su equipo apurandola para ir a dormir.

—Lo tendré en mente, Moka-chan.—Dijo Misaki que admiraba el cielo estrellado.

—Misaki.—Llamo Moka algo seria, así que la capitana del Harekaze esperaba un regaño.

—¿Dime?—Pregunto con miedo.

—Feliz cumpleaños por adelantado.—Dijo animada la peligris.

—Gracias.—Dijo lo otar que seguía sorprendida.

—Bueno iré a descansar.—Anuncio al ver como llegaban los demás miembros de su barco frente a ella, y es que desde la mañana andaba algo enferme pero le obedecieron al ser su cumpleaños y no ver afectado su juicio para la misión de ese día.

—Buenas noches.—Se despidió Misaki que enseguida colgó.

.

.

.

.

.

—Buenos días capitana...—Saludo completamente nerviosa la oficial primera, humo salia de ella, y termino de hervir al ver vacía la cabina.—¿Donde se metió la irresponsable?—Pregunto muy molesta.

—Siempre dura con ella.—Dijo Kōko riendo mientras agarraba su tableta y la encendía.

—Su gorra esta aqui, entonces no esta lejos.—Evidencio Rin entregando la gorra a la oficial primera.

—A le vez es extraño, esto solo lo hizo en el primer año, ¿por que la habrá dejado aquí?—Pregunto Mei, bajando sus brazos, pues sentía que esto no era como otras veces.

—Seguro se termino durmiendo en algún lugar.—Dijo Munetani, colocándose la gorra, ya que los motores debían encenderse ya.—Chicas, si la ven digale que suba enseguida.—Ordeno por las bocinas de todos los sectores.

—Primera no sea tan dura con ella,—dijo Kōko apoyando su mano en el hombro de su amiga—ademas que ejemplo le dará a los nuevos.—Susurro, para recordarle que en esta ocasión habían ido cinco miembros de la nueva generación, para que vayan viendo lo que se tenia que hacer de cerca, un proyecto nuevo de la escuela.

—¿Yo?—Pregunto ofendida.—Es ella quien debería de aprender a dar el ejemplo.—Dijo en tono infantil y molesta.

—Miau.—Chillo Isoroku, que se lanzo sobre Munetani que enseguida cayo.

—¿Qué pasa? ¿sabes donde esta?—Pregunto la pelinegra que se levantaba con el gato en brazos.

—Una llamada del Mii-chan del Admiral Spee.—Dijo Maron interrumpiendo a las presentes que reían.

—Al habla Mashiro Munetani,—dijo una vez entrego a Isoroku a una de las chica—oficial primera del Harekaze, ¿a que debemos tu llamada?—Pregunto con su típica formalidad a la hora de estar en el teléfono.

—Cuanta formalidad, considerando que ya nos conocemos.—Dijo con fastidio Wilhelmina— Como sea, sera que me puedas pasar a Akeno.—Pidió la rubia que tenia a todas mirándole con algo de esperanza.

—No, sabemos donde se metió a dormir.—Respondió con una sonrisa pues por su parte la pelinegra había pasado a ser un poco mas relajada... en algunas ocasiones, pero esta no iba a terminar siendo una de esas.

—Busquenla y si no aparece, nos reuniremos el Mushasi y nosotros en un punto especifico para mañana a mas tardar en la tarde.—Indico la rubia que negó con la cabeza.

—¿Por qué?—Pregunto Munetani que trataba de no sonar nerviosa.

—Anoche, tras una dura semana, decidimos apagar motores para enfríalos un poco y de igual forma descansar, pero ya entrada la noche, cuando todas íbamos a nuestros camarotes, escuchamos un ruido extraño.—Paro para tomar algo de aire.—El ruido de un bote se escucho, cuando llegamos arriba, nuestra capitana no estaba y un barco pirata se alejaba.

—¿Piratas? hoy en día es imposible.—Dijo la pelinegra exaltada y tapando una parte del teléfono para dar instrucciones de buscar a Akeno.

—Vimos la bandera que ondeaba, y como acomodaban a mi capitana para amarrarla. Solo nos dejaron su gorra.—Dijo la alemán que también pensaba extintos a este tipo de gente.

—Informare a la escuela y entonces...—Fue interrumpida.

—Si lo haces, nos sacaran del caso y yo al meno no voy a esperar me traigan malas noticias.—Dijo decidida la rubia y algo molesta.—Te llamare en un rato para darte la ubicación, pero si no aceptas eso, solo te pido no nos delates.—Pidió antes de cortar.


Bien, yo quedo aquí. ¿Qué les pareció? Espero de verdad les gustara.

En mi caso cualquier apoyo que des a esta historia es más que suficiente para hacerme feliz y saber si en un futuro traer más. Ya sera el apoyo, tiempo y mi imaginación quienes decidirán si me aparezco aquí de nuevo. O igual que piensan, ¿esto podría tener algunos capítulos? Tu opinión vale mucho para mi y decidirá si llegara, y en cuanto.

Observaciones, sugerencias y comentarios son recibidos...

Mil disculpas si hay algún error ortográfico...

Sin más, me despido; excelente día.

By : E.Y.79