Era una hermosa mañana llena de brillo, esplendorosa, hay muchos adjetivos que podría usar para describir el perfecto día que es hoy, pero a pesar de eso la mañana no llega a mi alma tal vez solo sea yo o haya otro motivo del porque siento que el dulce calor del sol enfría hasta el lugar más profundo de mi ser.

Motivo por el cual decidí exponer, expresar lo que me oprime, la razón que ensombrece cada partícula de corazón, tal vez no te des cuenta de cuanto he anhelado dejar de ser tú sucio secreto, en público te dejas ver con aquel que llamas tu amado pero yo sé la verdad si alguna vez lo amarás le darías la calidez de tu mira, tu sonrisa la verdadera aquella que capaz de asemejar el mismísimo alba.

Me cuesta creer que soy un peón de manera voluntaria en este juego que llamas amor, desearía abandonar esta farsa entre tú y yo, pero soy débil para hacer eso, en su lugar solamente me alejo en misiones sin sentido, escapo dejado lo más preciado para mi hija esa hermosa pequeña, ella es mi único alivio lo que me retiene a tu lado amor mío o debería decir mi mejor amiga, porque eso eres ante los demás.

Pero basta de esto necesito que sepas porque recibes esta carta, y es que al momento que la recibas me buscaras y te darás cuenta que me he ido de tu lado para siempre, por ese motivo te pido que cuides a nuestra hija, lo siento pero entre más estoy a tu lado más me doy cuenta que me he convertido en una mentira amoldada a tu imagen; he dejado que este momento se atrasara lo suficiente, y no soy la persona que crees que conoces, pues fuiste tú quien me convirtió en esto.

Cuanto he perdido al permitir que esta farsa continuara, no lo sé, pero si sé que tú eres consciente de cuento he sufrido, gritado y sangrado por ti. Por eso te dedico este pequeño poema que té describe y porque no a mí también.

Winter

Hay ocasiones que encuentras diamantes en minas de carbón, Pero también encuentras carbón disfrazado de diamantes; Encantadores por fuera pero consumidos por dentro de envidia, avaricia, mentiras y falsa amistad e amor.

Ahora dime mi amado "diamante" eres más o menos la tortura de un amargo invierno, uh la verdad es que eres el insípido cambio de estaciones no deseado pero necesitado, Oh mi deslumbrante "diamante" como deseo no haberte encontrado, ¡Soy un prisionero! Hilarante es la única palabra que describe este cautiverio, ¡Fu