(...Hay alguien nuevo puedo...)

Gavin Reed, el teniente con mala fama con una personalidad de pocos amigos... Oyó de parte del suyo jefe Jeffrey que era un tal Norman Jayden. Se enteraba el ojimarrón que tenía 30 años recien cumplidos y era famoso por detener a un asesino que mataba niños.

Después oyó que, era un hombre tranquilo, prudente, observador, serio y optimista. Eso a Gavin le hizo gracia escucharlo. ¿Qué más le faltaría? pensó con sarcasmo él.

Quería buscarlo para darle la bienvenida que él daba... Diciendo algo como, "Hey teniente amargado, ¿Cómo es qué estás en Detroit?". Antes, fue a por café en una maquina expendedora... Era como algo tipico le pasaba...

¿Nunca te a pasado o has visto que estás maquinas una vez que eliges la bebida/comida que quieres se queda con la moneda? Pues, eso le pasaba al teniente y cogia cabreos que le daba por dar una patada la dichosa maquina para que funcionase y así fue.

Mientras se bebía su café apoyando su espalda en una pared cómodamente... Vio a un hombre que aparentaba 50 años. El teniente nuevo se quejaba de la misma maquina que Reed dio la patada.

" Ese tío es un viejo. Seguro que es el compañero del nuevo" pensó animado el que lucía más joven que él otro que habia visto.

-Hey, ¿Se te a perdido algo?

El teniente nuevo se giró viendole con un fisico bastante... Peculiar, era el famoso arisco Carter Blake. Cuando hiban a hablarse, Gavin le tiró el café a la ropa del otro tratando de estar fingido pero no salio bien.

-¿!Qué demonios haces trozo de inútil!?

-Oh, lo siento... ¿El café estaba caliente?

-¿Qué si estaba caliente? !Eres un idiota!

Río, se puso de brazos cruzados mirando la escena, en especial los gritos que le molestaba en sus oídos. Una vez que se le oía reír algo fuerte al teniente con un tono burlesco, apareció un nuevo teniente, Gavin miró al nuevo y se sorprendido ver su fisico.

-Carter, ¿Qué sucede? Es la primera vez que estabamos en Detroit y dando una mala expresión...

Alucino Reed, no sabía que el teniente tuviera un fisico bien cuidado. Carter miró a su compañero y le mando a callar mientras el otro le contestaba.

Gavin los observó divirtiendose la escena que causo. Esperó a que la escena que hizo acabase para seguir al nuevo teniente que parecía compañero de ese tal Carter Blake. Estaba detrás de él con una sonrisa maliciosa por sus ideas.

En cuanto fue a la oficina compartida de la comisaría, le vio sentarse con cansancio mientras múrmuraba sin percartarse que estaba el otro oyendole.

{Dios... Nunca me dejarán tranquilo}

Gavin le parecío una persona impaciente y buena, justo el caso perfecto para sus bromas pesadas.

-¿Eres el nuevo? Tienes una pinta de inocente...

Le miró fríamente por unos instantes de arriba a abajo y esbozo una sonrisa burlona volviendo a ver su ordenador.

-Y tú de vagabundo... ¿problema?

Gavin estuvo impresionado, pensaba que no hiba a defenderse de sus insultos pero, se cabreo muy poco de aquel teniente. Quiso llevarse bien con él o quizás... Ser su futuro enemigo.

-¿Cómo te llamas?

-Norman Jayden, espero que no insultes mucho...

Él que se presentró le miró. Sonrió alegre, amigable más bien. Gavin le hacía ser extraño, esa sonrisa le hacía callarle.

-Por el bien de todo y el tuyo...

Reaccionó antes de que dejase de mirarle, se sintió como un objeto de atención.

-Tch, como quieras...

Se fue tras pensar que hablarle era una tonteria... Pero desde ahí, empezó a querer conocer más al teniente Jayden.