Prologo

Uchiha Sasuke era un gran empresario de elite, trabajaba en el holding que su familia y otros socios formaron, pero ya a sus treinta años era un accionista muy importante en ella, tenía sus propias empresas entre ellas marketing y publicidad, además una editorial tanto para la publicación de libros, como de diversas revistas, mangas y novelas gráficas, además algunos locales comerciales y empresas varias. Sasuke tenía un porte distinguido, elegante, pero su presencia podía apabullar a cualquier ser humano, de cuerpo atlético y tonificado era un dios griego echo persona enfundado en su traje azul marino de corte perfecto hacía suspirar a cualquiera, su cabello negro y ojos rasgados del mismo color eran sin lugar a duda lo que más intimidaba, era el sueño de cualquiera, pero tenía un problema su carácter. Si bien era muy carismático y jamás nadie se negaba a lo que él ordenaba ni al él mismo, pasaba demasiado tiempo con su ceño fruncido, en algunas ocasiones cuando algún negocio salía mal podían jurar sus trabajadores que éste era capaz de sacar chispas de sus manos como un dragón enjaulado a punto de estallar, su manera de hablar con las personas, sobre todo las que él juzgaba como inútiles, que era la mayoría, los hacía congelar con la frialdad que su tono de voz reflejaba, pero sobre todo su manía de soltar tacos como un gamberro era legendaria.

En ese momento jugaba con su pluma fuente mientras su mente divagaba sobre la persona que estaba frente de él, era un, pequeño tesoro, su tesoro, que él encontró por casualidad casi ocho meses atrás, el día que harto de que su secretaria no fuera capaz de ir a buscar unos documentos al departamento de archivo por estar tonteando en Instragram y sentirse con más poder que otro compañero de trabajo por lo que pensaba que un estafeta o el mismo "espantapájaros" de Archivo debía ir a dejar lo solicitado, pero como el tipo de archivo se negó rotundamente a enviárselos lo acusó con su jefe, pensando que éste le iba a dar la razón, pero para su mala sorpresa, Sasuke levantó de su escritorio y pasó de ella haciendo que la mujer temblara, así encontró a la persona que cambiara por completo su mundo, él mismo iba a dar vuelta el mundo de Naruto…