*…*…*…*

Los personajes de Saint Seiya no me pertenecen, son propiedad del genial Masami Kurumada. Los personajes extras como el buen Adalgiso, la oficial y similares sí son de mi pertenencia ^^. Disfruten el fic.

*…*…*…*

Lecciones de manejo

Licencia, rescates, compras y castigos

*..*..*

Tres días después…

- ¡Aquí estaaaa! –decía Kanon orgulloso, mostrando la reluciente placa de PVC con su foto y nombre a todo el mundo. - ¡Es mi licencia! ¡Oficialmente puedo conducir!

Mientras los caballeros reunidos a su alrededor en el coliseo lo celebraban, Dohko lloraba abrasado a una piedra en el suelo mientras Seiya no creía a sus ojos, jamás en su vida había visto su cartera tan llena.

- Ese burro sin dudar tiene el favor de Athena ¡¿Cómo pasó esto!? –Dohko no lo comprendía y tardaría un tiempo más en aceptar que había perdido tantísimos euros en una apuesta contra el más burro de los 88.

Olimpo, pre-reunión anual de divinidades…

Athena planeaba restregarle en la cara a Julián las licencias de conducir de sus 89 caballeros (kanon incluido) hasta la del patriarca se pensaba llevar. Pero las cosas no habían salido de acuerdo al plan…

Con generosos montos por servicios legales que pagar a sus abogados por sus buenos resultados, Saori no se encontraba tan contenta. Sumándole a su frustración la pérdida de cuatro autos, dos de ellos súper costosos, otro más en el corralón el cual no podía sacar hasta que los daños a la panadería "El tesorito de Grecia" fueran resarcidos a cabalidad, por una denuncia agregada al expediente de Milo un día después del accidente, sin contar con un montón de multas fantasma que le aparecieron al poco tiempo, y la multa de rigor para sacar el auto y los costos de la grúa que se lo había llevado. El único auto en regresar en una pieza al santuario había sido el Mustang morado, al mando de Kanon que había ido a recogerlo al día siguiente luego de su prueba de manejo en tránsito. Había llegado conduciendo al Santuario con la licencia bien pegada al parabrisas para que todos pudieran verla, lo que había sorprendido a todo mundo y había llenado de orgullo y emoción a su Diosa.

Pero fuera de esa pequeña alegría, la Diosa de la guerra justa tenía muchas razones para estar de mal humor.

Además las pérdidas no sólo habían sido materiales… Su caballero de Piscis estaría fuera de servicio por un tiempo, la duodécima casa estaba oficialmente desprotegida y aun así debía pagar su sueldo completo al muchacho porque a fin de cuentas había sido accidente de trabajo (ella les había ordenado eso de ir a conducir). No es que le pesara pagar de a gratis…ni tampoco que estuviera con un tremendo dolor de codo por la cuenta del hospital, que había resultado ser uno de los más lujosos y caros de toda la ciudad. Los paramédicos tienen la orden de dirigirse al hospital más cercano sin importar cuál sea, ni cuanto cobre…

Las casas de Aries y Virgo seguían vacías porque Saga se negaba en redondo a ir por ellos, seguía muy ofendido con ese par por romper su mesita e insistía en mandar a Afrodita por ellos en cuanto se recuperara. Sin mencionar que quien lo mantenía actualmente era kanon pues Saori le había retirado su sueldo por 5 meses para pagar por ambos autos. Y aunque los sueldos de los dorados eran realmente dorados, los gastos de cada casa zodiacal también.

Aries y Virgo por su parte preferían estar en otra dimensión que darle la cara a Athena y tomar su parte de responsabilidad por la destrucción de los autos. Y Athena… estaba feliz de ahorrarse dos sueldos dorados.

Otras casas que hacían eco de su soledad eran Leo y Cáncer.

Mascara Mortal y Aioria estaban encerrados en las prisiones del segundo piso de Cabo Sunion, donde las celdas si bien no se hundían del todo, se daban su buena mojada cada atardecer. Destruir dos autos no había sido el problema (nadie se creía la sensatez de Athena, pero era cierta), sino el volar en pedazos una comisaria entera con gente inocente dentro y aunque su estallido de rabia se había dado luego de cerciorarse que el lugar estaba vacío, esas demostraciones innecesarias de poder en público no estaban permitidas ¿qué tal si por alguna cosa o razón desafortunada alguien hubiera salido herido? Los alegatos y rabietas de esa índole había que dejarlas para casa en el coliseo. Además a ambos caballeros les había sido suspendido su sueldo por 3 meses ya que sus autos no eran tan costosos. Y es que para Aioria su plan de ocultar el auto hasta que Mu le hiciera su hojalatería se había venido abajo al enterarse que el de Aries estaba atrapado junto a Shaka en otra dimensión y no habían podido recuperar el auto antes que Athena se diera cuenta. Ante tal situación de desempleo, Aioros como buen hermano mayor, había prometido darle su domingo hasta que le volvieran a pagar.

La cosa no parecía más que un encuartelamiento temporal, pero el castigo era más cruel de lo que parecía. Pues la letrina de la celda era cubierta cada tarde por el agua sacando de su fondo cosas espeluznantes, y Mascara Mortal y Aioria subían cual gato por las paredes aferrándose con las uñas cuando subía el agua que sacaba a flote los horrores de la comida y el desayuno. Los esquivaban cual tiburones y el asco y horror de enredarse alguno de esos churros los mantenían despiertos y en alerta toda la noche, causando proverbiales ojeras en ambos caballeros, en especial en Mascara que tenía constantes pesadillas cuando dormían por los mañanas, en las cuales siempre era perseguido por enormes muéganos que lo querían embarrar.

Milo era otro castigado en arraigo domiciliario. "Así como me dolió invertir en abogados, la panadería y lo que me falta pagar del corralón, las diez multas y la grúa, debo darle un castigo que de verdad le duela para que aprenda" se había dicho la Diosa y lo estaba cumpliendo. Si bien el record legal de Milo había sido pulido por los abogangsters de Saori, la orden de arresto domiciliario venía de Athena, ya que tenía prohibido salir de la casa de Escorpio como no fuera al coliseo a entrenar, y en dos meses no vería mujer alguna. Milo se volvería loco. Athena sabía ser cruel y pegar donde más dolía cuando quería. Y es que para Milo las cosas se habían complicado bastante porque alguien de la corporación policiaca se había valido de sus amigos e influencias para retacarle diez multas y aventarle a los gendarmes al escorpión por una venganza personal, firmemente apoyada en las estupideces viales que había cometido el escorpión. Había sido todo un Shown salvar a Milo. Y detrás de todo esto estaba la agente…

Aspartiana Mattas Metaxas, la mujer cuyo nombre era tan bello como su persona, era quien se había encargado no sólo de enviar a sus colegas por Milo al hospital, sino que habiéndole quitado su identificación le había levantado diez multas carísimas en sistema en venganza al daño causado al Ángel que había robado su corazón.

Puede que la mujer no fuera hermosa, pero era mujer y tenía su corazoncito, y en la vida había tenido entre sus brazos a un hombre tan hermoso. Esos repegones de defensa que le dio a Afro sintiendo el bien dotado chasis del hombre, junto con la cateada de cajuela que le puso al sueco en tan magnificas posaderas, habían prendado a la mujer del nórdico, quien se le había metido en el alma, se le había metido en el corazón, y la verdad le encantaría que se le metiera en otros lugares. ¿Cómo olvidar a un hombre así? ¿Cómo no tomárselo personal?

A Milo le había llovido sobre mojado en la jefatura y Athena había tenido que correr con todos los gastos.

El único en sacar licencia y no meterla en problemas legales o económicos fue Kanon, y con esa única licencia no le ajustaba para restregarle a Julián la pericia de sus dorados en el arte del manejo. Había llegado a la pre-reunión olímpica sin hacer el alarde que tenía planeado y trataba de mantener un perfil bajo. Total que pronto se acabaría todo esto ya que la pre-reunión era sólo para afinar detalles de la reunión anual de Dioses olímpicos, así que pronto podría volver a casa. No tenía nada para restregarle en la cara a Julián pero al menos no él no tenía razones para molestarla hoy.

Una bolita de Diosas cuchicheaban y de pronto comenzaron a hacer alboroto entre risas y vítores picaros llamando fuertemente la atención de Athena.

Esta pensaba en acercarse a averiguar el por qué del alboroto pero ni falta que hizo cuando Hera, su odiada madrastra llamó su atención.

- Tus caballeros son famosos Athena.

- ¿A qué te refieres Hera? –preguntó recelosa por el tono irónico de su madrasta.

- A esto –contestó Artemisa mostrándole el celular de Eris. –Ha sido el trending topic de la semana, tanto en la Tierra como en el Olimpo.

Cuando Athena se acercó y tomó el celular, tocó play para encontrarse con un videíto bastante interesante.

En el video, se podía ver a Aioria saliendo en pelotas de un recinto del zoológico y se escuchaban los gritos de la multitud, luego se veía a Aioria percatarse de su desnudez encogiéndose sobre sí mismo mientras un par de hombres llegaban a cubrirlo con una toalla llevándoselo del lugar. Pero el video no consistía sólo en esa escena sino en un remix muy bien sincronizado donde "las joyas" de la casa de Leo se zarandeaban como campanas luciendo en todo esplendor. Los ojos de Athena se salían de sus cuencas, ¿¡Cuándo paso?! ¡¿En qué diablos pensaba Aioria!?

- Yo ya le di Like –comentó Deméter.

- Yo hasta hice una donación al que subió el video –comentó la Diosa Afrodita quitándole el celular a Athena mientras sonreía picara disfrutando de la vista. –Yo no tengo guerreros Athena, deberías prestarme un día a tu caballero de Leo. Digo para que me escolte a tu Santuario ahora que te visite.

- ¿Y tú desde cuándo me visitas?

- Desde ahora –aseguró con picardía.

- Pero que vergüenza –Julián se acercó con copa en mano al círculo de Diosas, mientras arrastraba las palabras en petulante desaprobación. –Los guerreros de Athena, defensores de la humanidad, héroes de mil batallas… dando estos espectáculos tan…. Deplorables.

Athena se erizó, ante el petulante Dios de los Mares quien enfundado en guapo heredero se acercaba con toda la intención de fastidiar a su rival y molesta sobrina.

- Querida sobrina, sabe tu abuelo Cronos que su paso no es en vano, conforme más pasa el tiempo más se pierden la honra y los buenos valores. Gracias a… pues a mí, mis Generales Marinos sí saben honrar sus Escamas, su rango y a su Dios. Jamás los verás haciendo tales desfiguros.

- ¡Esto… esto tiene explicación… de seguro fue un accidente Poseidón!

- Oh… ¿Y esto también?

Julián mostró su celular enchapado en oro de 24K con pantalla extra grande donde se reproducía el interesante video de un Audi y un Lamborghini voladores que se jugaban carreras por los cielos de la capital, donde unas mechas lilas y rubías se veían volar por las ventanillas de los autos.

- Me lo mando mí primo… bueno, el primo de Julián. Por lo que veo tus caballeros de Aries y Virgo son de mecha corta. Y van a la vanguardia, eso de jugar arrancones por el asfalto ya quedó en el pasado ¿verdad?

Athena miraba la pantalla con los ojos muy abiertos reconociendo a Shaka en primer lugar y a los que fueran sus autos antes que Saga los convirtiera en polvo mientras el deseo de traer de vuelta a Mu y a Shaka repentinamente crecía en su interior. Tarde se le hacía para tenerlos entre sus garras.

- Esto es inconcebible –llegó Hades uniéndose a su hermano, con auténtica indignación – Vaya forma de aprovechar los dones que tan amablemente les hemos concedido, causando disturbios y mostrando su poderes semi divinos de forma irresponsable ante simples mortales.

- Aunque tengo que reconocer algo. –Dijo Poseidón con la burla petulante que solo él y Julián podían lograr unidos –Yo creía que tus santos no sabían manejar y me ha sorprendido saber que hasta vuelan jajajajaja. Mis respetos, eso sí que mis Marinos no saben jajajaja. Una disculpa sobrina querida, yo creía que eras chofer por necesidad, ahora sé que eres chofer por gusto ¡JAJAJAJAJAJAJA!

Todos los olímpicos ahí presentes hicieron eco de sus carcajadas y los cachetes de Athena se inflaron hasta ponerse rojos mientras su ceño se fruncía tanto que logró opacar la famosa uniceja de Radamanthys.

Como odiaba a su tío Poseidón… y a Julián Solo…


Santuario de Athena, por la tarde…

Se corría el rumor de que Seiya había vuelto del centro de Athenas cargado como burro, con la cartera vacía y una cara de satisfacción. Dohko corroído de curiosidad y con esperanza de que su dinero hubiera sido aprovechado en noble propósito, corrió hasta el templo principal donde se hospedaban los cinco caballeros consentidos sin casa, cuya constelación no les proveía una, pero cuyo mérito y cercanía con Athena les impedía ir a hospedarse en las cabañuchas de los otros miembros de la orden.

Dirigiose presuroso henchido el corazón de angustia e incertidumbre hasta la habitación del Pegaso y abriendo de golpe la puerta con pesar descubrió al muchacho vestido con la ropa de siempre.

- ¿Seiya?... ¿No que habías ido está tarde al centro comercial?

- Maestro Dohko buenas tardes. Pase. Sí, sí fui. Por cierto que se me acabó todo lo que le gané en la apuesta –aseguró con jovial emoción el equino.

- ¡¿Todo!?

- Sí.

- Caray muchacho… a ti el dinero te quema las manos. –Dohko barrió con preocupación al muchacho –Y… ¿No compraste nada?... comida… útiles para la escuela… ropa…

- ¡Oh sí me compre bastante ropa! –saltó emocionado de la cama –y a mis compañeros. Mire -abriendo el closet mostró quince conjuntos idénticos de ropa nueva, nueva pero igualita a la que siempre traía, quince camisetas rojas, quince pantalones de mezclilla, quince pares de tenis idénticos, quince pares de calcetines y cinco chamarras rojas con blanco para el frio. Y en cuanto a sus hermanos, en el sillón de la habitación se alzaban pilas de nuevos conjuntos idénticos a los de siempre, eso sí, todos nuevecitos –¿lo ve? ¡Ropa nueva! –se dijo muy orgullo y Dohko sintió lo viejo y fallido que era su corazón cuando casi inflama el tamafat en sus cansados huesos.

¡Sus ahorros! ¡Gastados en más "retratos"!... ¡Shiryu! ¡Su Shiryu estaba casi ciego y este burro impertinente había gastado cinco mil euros en retratos! ¡Con ese dinero hubiera podido pagarle una operación laser a su alumno!

Dohko tomó su pecho y poniéndose más amarillo que la cera cayó al suelo invocando la ayuda de Asclepios.


Casa de Piscis, una semana después…

Un acongojado moreno trataba de razonar con su arrabiato amico quien tendido y casi inmovilizado en la cama poco faltaba para que le lanzara una rosa sangrienta.

- Pero flor de campo-

- ¡No me digas flor de campo cangrejo hijo de p –altisonante palabrería fue a muy a tiempo interrumpida por los amorosos cuidados del siempre recio caballero de Géminis, quien retacaba jarabito con zendo cucharón a la carpa herida.

Amor a Saga no le faltaba por su más compinche y fiel hermano menor, amor no le faltaba pero de todo tacto carecía, y por la torpeza de su fuerza bruta, el pescado adolecía.

- Eso es. Con eso te sentirás mejor, es para los nervios, lo preparó Eriximaco.

- ¡Estás loco Saga? –Espetó luego de pasarse el buche -¡Casi me tumbas los dientes, ese cucharon es de cocina! ¿Qué no viste las cucharas cafeteras en el cajón?

- Pues… es que cuando Alde se enfermó de gripa el año pasado yo le daba con estás cucharas y no tenía problema.

- ¡Pero Aldebarán es Aldebarán!

- Le doy la razón Saga, Afro tiene boquita de pescado. –pese a la sorna implícita, las afirmaciones eran acertadas. La boca delicadamente esculpida del Ángel caído de la decimosegunda casa, no era cavidad para tales cucharones.

Y mientras Afro sobaba sus lastimados labios con su única mano buena, Mascara Mortal intentaba congraciarse.

- Mira carpita, no entiendo por qué sigues enojado conmigo. Con quien deberías estar enojado es con Aioria, él fue el responsable de todo tu mal. No comprendo –dijo sinceramente contrariado – por qué me llevas culpando toda la semana. Si lo piensas bien, te darás cuenta que soy inocente. Víctima de las circunstancias igual que tú.

- Víctima Inocente… ¡¿INOCENTE!? ¡Inocentes mis calzones y victima mis huevos! –principez había perdido toda la paciencia, y cuando eso pasaba su refinamiento se iba al carajo -¡Toda mi desgracia la ocasionaste tú! ¡Förbaskad jävel krabba!

- ¿Qué dijo? –preguntó el sorprendido geminiano.

- Que me quiere mucho –mal tradujo el sínico cangrejo. –Pero Afro, Aioria nos chocó. Tú terminaste así por su culpa. Y de ese cabrón aceptaste sus disculpas casi de inmediato pero a mí me has estado poniendo mala cara desde ayer que volviste del hospital. ¡Y no es justo! Mira, mis manitas están todas espinadas por sacarte del agua. –dijo mostrando con todo drama las palmas de sus manos llenas de hoyitos cual coladeras.

- ¡Injusto es lo que yo pasé por tu culpa!

- ¡¿Mea colpa!? ¡Dimi che cosa ho fato di male!

- Para comenzar si chocamos con Aioria fue porque tú venías a exceso de velocidad por esa estúpida apuesta que hiciste con Kanon –Saga se respingó pues su ladino gemelo nada había comentado al respecto –Si te espinaste y yo terminé inconsciente en el fondo del mar fue porque me tuve que amarrar con triple cinturón para no matarme contigo en el carro y la mugrosa bolsa de aire me estalló en la cara-

- Pero eso fue tu culpa –se apresuró a resaltar el acongojado italiano.

- ¡¿Mi culpa!? –dijo lanzándole una estatuilla que MM esquivó por nada. - ¡Por TÚ culpa!

- Y-y-y ¿¡Y todo lo que te pasó después también fue mi culpa?! ¡Si luego de sacarte del agua me llevaron detenido!

- ¡Sí casi me violan en la ambulancia fue tu culpa! ¡Tú me vendiste a esa horrible mujer! –Saga volteó a ver a Mascara Mortal con absoluto desconcierto y reproche grabado en su rostro -¡Tú provocaste que nos la encontráramos! ¡Tú la encaprichaste conmigo! ¡Y si el pendejo de Milo me atropelló fue porque yo venía huyendo de ella! ¡Y si terminé como una maldita momia fue por ti!

A este punto el caballero de piscis usó la única parte de su cuerpo que le servía para comenzar a arrojar cosas contra el italiano.

- ¡Pero fratello!

- ¡Fratello mis huevos!

- ¡No me lances cosas!

- ¡Afro por favor no hagas esfuerzo! –le suplicó Saga quitándole una esculturilla de bronce bastante pesada.

- Tienes razón -dijo con una encantadora pero siniestra sonrisa – para qué me esfuerzo en lanzarle cosas… ¡Rosas demoniacas reales!

Escalinata entre Piscis y Acuario…

- Pez mal agradecido… y yo que me escape de la cárcel para ir a verlo al hospital…–el cangrejo venía muy ofendido y sentido con el pez. -¡Y así me lo agradece!

- No hay mucho que agradecer respecto a eso Mascara Mortal. Si Afro terminó peor de lo que estaba fue por tu culpa. Mejor no lo hubieras visitado… -dijo una voz llamando la atención del canceriano.

El guardián de Acuario quien al terminar su guardia subía para visitar a su compañero, se topó con Mascara Mortal quejándose en voz alta, y al ver la rosa roja clavada en su frente y otras tantas más atoradas en la armadura, asumió que la visita del cuarto guardián no había salido muy bien.

- ¡¿Cómo que mejor no!? ¡Si sabes lo preocupado que estaba por él!

- Y en tu preocupación terminaste arrojándolo por la ventana del hospital con todo y camilla. Mascara dale gracias a la Diosa que no había nadie más abajo cuando Afro cayó. ¡Y Agradece que el propio Afro no se haya matado!

- ¡Pero-pero!... ¡Eso fue un accidente!

- Te dije muy claro que no estaban dejando pasar a nadie pero en tu terquedad de pasar a verlo terminaste peleándote con toda la seguridad del hospital y en lugar de mandarlos al yomotsu a ellos casi mandas a Afro.

- ¡Yo qué iba a saber que la ventana de su cuarto estaba abierta! –dijo ofendidísimo.

- Mascara Mortal ¿qué que la ventana haya estado abierta?, si Afro se salió por la ventana es porque de un golpe mandaste a diez oficiales contra la puerta de su cuarto con tal fuerza que la puerta se salió de su marco y se estrelló contra la cama de Afro haciendo que volara por la ventana.

MM parpadeo un par de veces… y luego muy ofendido pasó de lado a Camus y siguió escaleras abajo - Ustedes los piscis y los acuario están locos, por eso se apoyan entre sí… ¡y nadie los quiere! –finalizó sacudiendo su mano mientras se perdía por las escaleras.

Camus no pudo evitar una risilla y prosiguió su camino hacia piscis. Si él era muy Acuario, Mascara Mortal era todo un Cáncer, evadiendo problemas y responsabilidades sobre cualquier cosa.


Despacho del Patriarca, tres días después…

"Los reportes y videos de aficionados muestran un misterioso triángulo dorado que apareció de la nada tragándose un mustang morado. Otro video similar circula reventando las redes sociales donde podemos observar un evento similar engullendo una ambulancia. Se ha entrevistado a los médicos que abordaban la unidad con número A270, y declaran no recordar tal acontecimiento. –en la pantalla de cincuenta pulgadas se veían las imágenes de diferentes videos tomados por aficionados con sus celulares donde un mustang era tragado por un triángulo dorado así como las imágenes de una ambulancia que le sucedía lo mismo momentos antes -Mientras los expertos analizan el video para verificar la veracidad del mismo los usuarios de redes debaten sobre su autenticidad o si sólo se trata de un fake más con la intención de ganar visitas. Otros más lo llaman una falla de la matrix. Lo dejamos a su consideración querido publico… En otras noticias…"

- Amigo –dijo muy preocupado el chino -recuerda tu salud, y la mía, no estoy para sustos, y si tú azotas yo también lo voy a hacer.

Shion se ponía de mil tonos de rojo ira mientras Dohko a su espalda trataba de tranquilizarlo.

- Este… hijo… de Grecia…. ¡Le dije que tuviera cuidado con el uso sus poderes en público!


Casa de Géminis…

- Más rápido Angello tiene que quedar brillante para las seis en punto.

El temible caballero de Cáncer fregaba a trapazo limpio los pisos de la casa de Géminis a marchas forzadas. Saga pasaba parte de la tarde ocupándose de Afro y haciéndole compañía y dejaba a su castigado hermano a pulir y adecentar el templo todas las tardes como castigo por haberse jugado unas carreritas con Angello, lo cual Saga dada la inexperiencia de Kanon, pensaba con justa razón había sido una imprudencia suprema que ameritaba un castigo.

Saga casi no cabía en su sorpresa al ver a Kanon tan humilde y sumisamente aceptar su castigo. Lo que el reformado gemelo no sabía era que dado la apuesta que habían hecho, Mascara de la muerte sería el esclavo de Kanon por un mes y era él quien, nada más se iba Saga, era llamado por Kanon para limpiar la casa de Géminis de piso a techo.

La apuesta había consistido en llegar primero al santuario, pero… nadie dijo que debía ser manejando el mismo coche… Y Kanon había llegado junto a Shion en taxi al santuario, si bien no conduciendo el mismo, sí había llegado primero que nadie, pues Angello se había entretenido causando un zafarrancho en el hospital.

Dada su derrota no le había quedado más que aceptar el castigo, sacar la caja de cervezas de su reserva personal y entregarla, y todavía tenía pendiente lo de la apuesta monetaria, porque Afro, aparte de estar de malas con él se había negado a prestarle el dinero…

- ¡Pez malagradecido! Todavía que me espiné mis manitas salvándolo…

- ¿Qué tanto murmuras cangrejo? –preguntó Kanon sentado en su sofá, leyendo el periódico con los pies sobre la improvisada mesita de centro hecha con una caja de verduras.

- Nada…

- Deja de balbucear y has tu trabajo entonces…

Mascara Mortal murmuró unos improperios en italiano contra el griego y siguió lustrando el piso.

- Faltan veinte para las seis, Saga de seguro ya viene bajando las escaleras, más vale que hayas terminado antes que llegue –dijo bajando el periódico para encontrarse con Angello limpiando el sudor de su frente y llevándose el balde. Todo relucía. El cangrejo sabía hacer las cosas bien cuando se lo proponía. –Fiiiuu… Excelente cangrejo. ¡Cuando te propones a hacer el quehacer lo haces bien! –dijo aplaudiendo.

Mascara Mortal volvió del patio de limpieza donde había dejado todos los utensilios dispuesto a volver a su casa a descansar un rato.

- Me voy.

- Espera, espera… -dijo Kanon tomándolo de un brazo -¿Por qué la prisa? Conversemos un rato.

- Conversar mis polainas, estoy muy cansado.

- Te invito unas cervezas.

- ¿De mi caja? –preguntó con cara de pocos amigos.

- ¡Pues claro!

- Ja… Paso.

- Vamos. Y de paso me platicas, por qué… el pez está tan furioso contigo.

- ¿Sigues con eso? Me lo preguntas cada que vengo y ya te dije que no es nada. Son ideas tuyas, Afro y yo estamos en muy buenos términos.

- Pues no es lo que me dice Saga. Sé que las últimas veces que fuiste a verlo saliste con rosas demoniacas ensartadas hasta por el culo. Y Afro no suele desperdiciar sus amadas rosas porque sí.

- Está emocionalmente desequilibrado por su estado de salud, eso es todo. –MM tenía una actitud que pretendía restar importancia al asunto pero no convencía a Kanon…

- ¿Emocionalmente desequilibrado? ¿Ahora resulta que está loco?... Angello, esa ni tú te la crees. Si hay algo que distingue a Afro es que pese a su mala fama, bastante infundada diría yo, siempre ha sido un caballero inteligente, consiente de las situaciones y muy maduro para su edad. Afro no es del tipo berrinchudo de Aioria o Milo. Si está así de molesto es porque tiene una razón de peso. Ya le pregunté a Saga y me dice que no sabe nada. Por eso dímelo tú.

"No sabe nada…" pensó el italiano torciendo la boca.

- … Ya acabé con tu estúpido quehacer, ya me voy. –refunfuño el italiano poniendo los pies en marcha.

Y antes que Kanon pudiera seguir indagando sintió entrar en el templo a su hermano y no le quedó más que dejar el asunto por la paz.

Máscara Mortal se fue, encontrando a Saga por el camino a quien le preguntó sinceramente por la salud de su fratello, pues aunque se dijera ofendido con él, sí que le preocupaba. Luego de dar la información solicitada fue Saga quién deseó saber a qué debía el honor de su visita y Máscara pretextó que quería saber de Afro y al no encontrarle ahí decidió esperarlo platicando un rato con Kanon.


Coliseo, hora del ocaso…

- Les faltan dos gradas más.

Milo traía en plena joda a Jamian y a Jabu, haciéndoles limpiar todas y cada una de las gradas del enorme coliseo a conciencia.

- Y cuando terminen quiero que barran bien toda la pista central.

- Pero… señor Milo… llevamos en esto desde la mañana…

- Ya no… podemos con nuestras almas… denos un descanso…

- Descansarán cuando se mueran. Vamos chicos, ustedes pueden.

- Qué… qué hemos hecho para… -Jabu cayó de rodillas – merecer este castigo?

- ¿Qué qué han hecho? ¿Les parece poco embarrar la honorable virilidad de dos caballeros de la orden con chismes tan reprobables como el de la casa de Libra?

- Se refiere… a Shun y Hyoga? –preguntó un lánguido Jabu.

- ¿¡Era por eso?!

- ¿Te parece poca cosa Jamian? La virilidad de ningún hombre debe ser puesta en duda de forma tan injusta.

- Pero señor Milo –dijo Jabu sudando a chorros –nosotros no lo inventamos, todo mundo lo decía en el santuario.

- Ah pues vayan y díganle a "todo mundo" que los venga a ayudar. Porque de aquí no se van hasta que esto esté tan limpio como el mármol del templo principal. Es más ya que todo mundo lo decía, Jamian ve y tráete al resto de la orden de Athena, todos ustedes lenguas insidiosas van a trabajar aquí para que se les quite lo chismoso.

Veinte minutos después, el resto de la orden de Athena refunfuñaba mientras limpiaba hasta los rincones más recónditos.

- ¡Habrase visto! –Repelaba el de lagarto –el comandante de las órdenes de plata y bronce. ¡Reducido a Chacho del coliseo!... ¡Shaina me estás barriendo la capa! ¿¡Quieres que me case con una viuda!?

- Ni la mujer más desesperada y solitaria del mundo se casaría con un petulante vanidoso como tú, así que no te preocupes. Además ya deja de quejarte. Todos estamos aquí por culpa de los chismes de tus esbirros.

- ¡Pero yo no inventé nada, a mí me lo dijeron Capela y Jamian, también Jabu y Geki andaban esparciendo el chisme! ¡Eso no fue culpa mía!

- ¿Y como jefe de la orden no podías haberles mandado a callar? –Reclamó Marin –No, tenías que dejar que esparcieran el chisme con tu apoyo porque te parecía divertido hablar mal de Seiya y sus amigos.

- A ti te molesta Marin porque son los amigos de tu alumnito querido. –dijo Misty en tono irónico -Pero nosotros no tenemos la culpa de las depravaciones que hagan.

- Misty –reprendió Orfeo – Ya se dijo que no fueron más que chismes mal intencionados, que por cierto yo jamás creí, y el señor Milo nos aclaró a todos lo que pasó en realidad.

- ¡Ja!... Pues eso dice él –el de lagarto tenía una ladina sonrisa que ponía en duda la palabra de Milo. –Seguro es una treta para cubrir las apariencias.

- Misty –una voz a su espalda le heló la sangre y hasta el cuerpo. –Conque para ti la palabra de un caballero dorado no tiene más valor que el de una treta.

- Se-señor Camus –Misty se volteó encontrándose con el gélido caballero de Acuario acompañado de Milo, y adoptó una posición de "firmes" más por el susto que por el protocolo. –Yo-yo no quise-

- Esa falta de respeto a tus superiores, y a los valerosos caballeros de bronce de Cisne y Andrómeda, no puede ser pasada por alto.

Las miradas que le dirigieron ambos caballeros dorados le hicieron saber a Misty que debía haber cerrado su boca a tiempo.


Dos días después…

- Eso es todo caballeros, retírense.

- Sí santidad.

- Stephan, por favor, llama al caballero de Lagarto, tengo una misión para él.

- Su Santidad –interrumpió Milo –me temo que Misty no podrá presentarse ya que está en una misión humanitaria que Camus y yo le encomendamos.

- ¿Misión humanitaria?. ¿Y se puede saber por qué no me informaron primero? –inquirió muy serio Shion.

- Perdónenos su santidad, pero ocurrió de improviso–el educado francés de Acuario tomó la palabra para explicar al patriarca- Cuándo el viejo Otis, el carpintero de Rodorio, vino a entregar la mesita reparada de Saga hace dos días, nos platicó que se lastimó una pierna y necesitaba alguien fuerte que le ayudara esta semana y disculpe nuestro atrevimiento su Santidad, pero como sabe, el viejo Otis ha prestado sus fieles servicios al Santuario por muchos años, y verlo en ese estado… la verdad no pudimos negarnos. Y estando en tiempos de paz y todo en orden dentro del Santuario creímos conveniente enviar a Misty esta semana para cuidarlo y ayudarlo con sus entregas.

- Le hubiéramos ayudado nosotros –habló Milo muy solemnemente –Pero como sabe, los caballeros Dorados no podemos dejar nuestra casa desprotegida y menos por algo tan mundano. Y además yo sigo castigado. Por eso decidimos enviar a Misty, es una misión humanitaria y él estaba tan feliz de poder ayudar que… Lo sentimos, si lo desea, iré por él ahora mismo.

- No Milo -dijo muy comprensivo y orgulloso Shion –si ese es el motivo está bien. La próxima vez sólo avísenme. No sabía que Misty fuera tan humanitario…

- Oculta su bondad por su ego, pero Misty es tan caritativo…

- Que gusto me da saberlo, quién lo hubiera pensado de Misty. Bueno en ese caso. Stephan, llama a Orfeo por favor.

- Sí su santidad.

Mientras el chambelán se iba a cumplir su orden Milo y Camus intercambiaron miradas taimadas.

Calles de Rodorio, hora del carretón de la basura…

- ¡Basuraaaaa!... ¡Saque su basuraaaa!

Envuelto en una capa gris roída, que las moscas rodeaban, y con la capucha bien puesta, el hombre del carretón de basura sonaba su campanita mientras jalaba su oloroso transporte y se detenía de cuando en cuando a recoger la basura que le llevaba la gente. Algunas bolsas escurrían líquidos pestilentes.

- Buen hombre –la temblorosa voz de una ancianita que arrastraba un chorreante costalón llamó la atención del hombre cuyos labios rosas y apetitosos asomaban bajo la capucha. –Ayuda a esta pobre anciana con su basura quieres –dijo levantando de repente el bolsón negro y estampándolo en el pecho y los brazos del hombre del carretón manchándolo por completo –Eres muy amable, que la Diosa te lo pague.

La ancianita se dio media vuelta y se fue a pasitos, mientras el hombre se quedaba paralizado con la bolsa en sus manos.

Un temblor comenzó a invadir su cuerpo y luego de unos instantes de entumecimiento, el hombre profirió tremendo grito de horror lanzando la bolsa al carretón saliendo a toda prisa hacia el camino que bajaba al mar, dejando solo su transporte, que la gente aprovechó para subir todas sus bolsas de basura sin tener que darle propina al carretonero.

En traje de Adán, Misty de Lagarto enjuagaba demencialmente su cuerpo desnudo en el agua salada sin importarle si había gente paseando por la playa o no.

"Te puedes quedar con las propinas" Misty recordó la mirada taimada y la cruel sonrisa que Milo tenía en los labios cuando le dijo eso aquella mañana en el coliseo antes que Camus se lo llevara a casa de Homero, el viejo carretonero del pueblo. Hombre de rudas maneras y pocos amigos, quien se dedicaba a recoger la basura desde hacía treinta años. "Serás su ayudante por una semana" Había sentenciado el de la casa de Acuario al presentarlos para luego abandonar a su compatriota en las manos del viejo gruñón.

- ¡Esos caballeros dorados… no tienen compasión, su fama de crueles está bien ganada!


Dimensiones varias…

- Shaka… llevamos horas… o años no sé, dando vueltas por este lugar y sigo pensando que es el mismo… Creo que si alguien no viene a sacarnos no vamos a salir.

- Tranquilo Mu –flotando en posición de flor de loto y girando cual astronauta del apolo 13 Shaka estaba en estado de semi meditación. – Encontraremos una solución.

- Pues más vale que la encontremos ya, me está dando hambre. Además no puedo dejar sólo a Kiki por tanto tiempo… ¿qué tal si regreso y ya está casado?

Siendo un lugar sin tiempo ni espacio, ni Mu ni Shaka podían decir exactamente cuánto tiempo llevaban ahí. Había sus ventajas, el hambre, el cansancio y el sueño no se percibían igual en ese lugar… pero no quería decir que no existieran.

- Tranquilo amigo, Kiki no está sólo, seguro estará con el maestro Shion, está a salvo.

- No puedo creer la forma en la que terminamos aquí… -Mu guardó silencio y recordó los detalles que los habían llevado a ese lugar.

Los primeros segundos en esa dimensión habían sido de sorpresa y desconcierto. Trataron de salir de inmediato, y al no lograrlo, comenzaron a pelear de nuevo culpándose uno a otro de esta situación, de la destrucción de los autos y nuevamente "furia del camino" y "Carnero- matrix" hicieron aparición para agarrarse a golpes hasta que se aburrieron de estarse medio matando.

Una vez sacadas las emociones negativas acumuladas en el día, ambos comenzaron a ser ellos mismos otra vez.

Admitieron sus culpas, sus errores e impertinencias y se pidieron perdón mutuo sellando esa entrañable amistad nuevamente con un abrazo fraternal. Luego de eso comenzaron a trabajar en equipo para lograr salir de ahí. Pero no lo lograron…

La Otra Dimensión de Saga era legendaria en todo el santuario, se decía que una vez en ella nadie excepto Saga te podría liberar y ellos tristemente lo habían comprobado. Si bien ellos eran expertos en eso de viajes entre Samsaras y el arte de viajar entre dimensiones, esta endemoniada dimensión no tenía nada que ver con lo que se habían enfrentado antes. Su composición energética era caótica, sus pliegues cuánticos desafiantes a toda ley física y su entorno parecía sacado de la mente de algún lunático.

Saga… tenía que ser. Shaka había incluso concluido que esté lugar no era otra cosa que una creación de la mente de Saga y que siendo así en verdad nadie los podría sacar más que Saga mismo. Ahora sí estaban en problemas, pero a decir verdad luego de meditar sus opciones habían concluido que quizá era mejor estar aquí, que estar frente a Athena, quien de seguro gracias a los de bronce, se habría enterado de las carreras y la destrucción de los autos que si bien esa había sido responsabilidad de Saga, seguro los castigarían también.

- De verdad lo siento Shaka –Mu volvió a disculparse por su actitud tan grosera de aquel día –No sé qué me pasó. Sigo muy apenado por todo lo que te dije.

Shaka sin abrir los ojos y girando en el espacio sin inmutarse, levantó una palma en señal de que estaba bien –Ya te he dicho que no te preocupes amigo mío, no eras tú, sino la ira hablando. Yo también perdí el control y dije cosas que no debería. Te pido perdón de nuevo por eso. Fui necio y mundano, no debí dejar que una maquina descontrolara tanto mis emociones. La verdad creo… que los autos no son para mí, son como un Daimon maligno. Desatan un ego maligno que vive en mi persona… Prefiero usar mis propios medios para transportarme a otro lugar.

- Y que lo digas… yo creo que tampoco me conviene acercarme a los deportivos. Aunque si te soy honesto –dijo con una sonrisa cristalina –creo que sí me gustó eso de conducir. Quizá… quizá otro día me anime.

- Pero hazlo con prudencia amigo mío, y… no lleves al Dragón contigo.

- Eso te lo puedo jurar.

En ese instante escucharon como la energía se rasgaba abriendo un portal del que salió Saga de Géminis con una cara de pocos amigos, y tras de él montado en su espalda, tan hermoso como siempre, asomaba la cabeza Afrodita de Piscis.

Al ver esa cara de gendarme enojado de Saga, Mu retrocedió jalando con él a Shaka cual globo por los cabellos.

- Ya los viste, están bien, vámonos.

Saga dio media vuelta para marcharse pero Afro le riñó.

- Saga…

- ¡Esta bien!... Ustedes, par de asesinos de mesas y recuerdos, vámonos. –sentenció.

Mu lo pensó unos instantes, Saga tenía esa cara que sabía poner cuando estaba enfurruñado y Mu la verdad no era estúpido como para acercarse al gemelo en ese estado.

- Tranquilo Mu, "mecha corta" sabe que no le conviene meterse en más problemas.

- ¡Jum!… - Saga cerró los ojos y volvió el rostro muy ofendido.

- Acércate sin miedo. Shaka y tú deben estar ansiosos por salir de aquí.

Pese a su oscuro pasado, Mu sabía que podía confiar en Afrodita y comenzó a acercarse llevándose al flotante Shaka por los rubios cabellos en calidad de globo de feria. El rubio ni se inmuto y sólo se dejó llevar.

Saga miró al globo Shaka y esbozó una sonrisa de medio lado. Luego se dio la vuelta y se los llevó a todos de regreso.

Al salir de la Otra Dimensión, directo al jardín de Piscis, la gravedad hizo lo suyo y Shaka fue a parar al suelo, pero hierático como siempre sólo se puso de pie y se sacudió un poco el cabello.

- Gracias. –dijo Mu.

- ¡Bah!... Agradézcanle a Afrodita que estuvo insistiendo. Si fuera por mí, los habría dejado ahí hasta el próximo año.

Mu bajó la mirada y se rio discreto ante las palabras del recio geminiano. Luego miró a Afro y con una sincera sonrisa le agradeció.

- Gracias por abogar por nosotros Afrodita.

- Yo también te agradezco Caballero de Piscis –dijo Shaka juntando sus manos y haciendo una ligera reverencia.

- No hay de que –dijo correspondiendo la sonrisa de Mu mientras Saga lo bajaba con cuidado de su espalda.

En ese momento Mu reparó en el estado de su compañero de Piscis.

- Pero, Afro… ¿¡qué te pasó?!

- Ah… Historia larga Mu… te la cuento después -dijo recargándose en Saga -. Bueno ya están a salvo. Ahora vayan al templo principal, Shion está ansioso por verlos desde hace días, y… no esperen una cálida bienvenida, más bien un kilométrico sermón. –Recordando lo largos que podían ser los sermones de Shion se corrigió -Pensándolo bien, primero vayan a comer algo, y luego van con Shion. Seguro se mueren de hambre después de estar tantos días en el limbo.

- ¿¡Días?! –Mu estaba muy sorprendido. Shaka ni se inmutó.

- Sí pero el maestro Shion les dará los pormenores. Surte chicos…

Mu y Shaka asintieron y agradeciendo a ambos una vez más, se enfilaron sin muchos ánimos hacia el templo principal.

- Saga, ayúdame a irme a mi cama.

- Vete tú sólo.

- ¿Qué?

- Tú insististe en salir de tu cama para obligarme a ir por estos dos. Ya debes de sentirte lo suficientemente bien como para ir tu sólo.

- Saga… si no lo hubiera hecho mañana amaneces en Cabo Sunion y si no te hubiera acompañado seguro haces otra tontería. Además ese par seguro se morían de hambre.

- Nadie se muere de hambre en la Otra Dimensión.

- ¿Y esos esqueletos forrados que sacaste de ahí la otra vez?

- Eso… fue un olvido –dijo volviendo el rostro.

- Ya, fue por el bien de todos. Si hubiéramos esperado a que yo estuviera del todo recuperado seguro que los sacamos en los puros huesos. Y así no sirven ni para ponerse la armadura. Ahora anda, ayúdame, me siento cansado.

- No –Saga dio media vuelta con la intensión de abandonarlo en su jardín para que volviera a su cama a como la Diosa le diera a entender, pero la voz de Afro lo detuvo.

–Saga… ¿de verdad me vas a abandonar aquí? En este estado… ni siquiera puedo subir las escaleras. No puedo caminar bien… Si ruedo y me pongo peor… quedará en tu conciencia.

Saga escuchó un ruido sobre la hierba y al voltear se encontró con Afro echado dramáticamente en el suelo, vendado e indefenso, mirándolo como cuando era un chiquillo de 5 años y Saga no pudo menos que gruñir y aceptar.

- ¡Aaarrrgh! ¡Está bien!... ¡Pez chantajista!

Afro sonrió mientras Saga se lo cargaba de nuevo a la espalda. Sí, los piscis eran los reyes del chantaje emocional y eran expertos en sembrar la culpa en sus víctimas.

Templo principal…

Luego de media hora de regaños y reproches, Dohko habló en favor de los jóvenes.

- Pero princesa, su santidad, creo que antes de enviarlos al paredón habría que contemplar la situación desde una perspectiva más amplia. Este par de muchachos no tuvieron una crianza normal.

- ¿A qué te refieres Dohko?

- A que, este par son jóvenes e inexpertos en la vida mundana. Uno criado en un monasterio platicando con Buda sobre la sabiduría universal. El otro, criado en el exilio en Jamir entre Jaks y un bebé llorón, haciendo de padre cuando no había ni alcanzado la adolescencia. Shion por favor, poner autos tan potentes en manos de estos jóvenes inexpertos fue un error. No han vivido, al menos no una vida normal. Era obvio que su naturaleza humana y juvenil podía apoderarse de ellos. Con todo respeto princesa ¿en qué pensaba cuando le dio dos de los más potentes y llamativos autos del mundo a dos de los más tranquilos e inocentes de la orden?. Los autos provocan en el hombre la misma adrenalina que una mujer hermosa. No fue una sabía decisión.

El chino finalizó orgulloso de su aplastantemente lógico discurso y Patriarca y Diosa guardaron silencio meditando la situación.

La comprensión paternal de Shion se hizo presente y no pudo sino darle la razón al chino.

- Dohko, tienes toda la razón…. Por primera vez en cientos de años y desde que te conocí te escucho decir algo maduro y sensato.

En chino torció la boca muy ofendido.

- Está bien –sentenció la Diosa sorprendiendo a todos – Dohko tiene razón, después de todo, ustedes no se criaron como yo en un entorno normal. Como una vez me dijiste Mu… Hay mucho aún que yo tengo que aprender sobre ser una Diosa y aprender a dirigir sabiamente mi santuario. Y hay mucho que ustedes mis caballeros dorados tienen que aprender sobre llevar una vida más normal. Aunque ustedes no sean gente común y su misión esté por encima de la de cualquiera. Pero, veré cómo solucionar eso.

Todo mundo veía a Saori como si no la reconocieran, como si fuera un ente extraño, ¿¡Quién era esa sentada en la silla de la Diosa?!

- Por ahora, no los enviaré a Cabo Sunion como tenía paneado –a los dos muchachos hincados los recorrió un escalofrió – pero sí me iré contra sus sueldos mensuales –bueno la Diosa volvía a ser ella misma. –Ya que ustedes son los menos mundanos quizá no les represente un gran castigo, pero su sueldo les será retenido por cuatro meses. Del todo. Así que para subsistir tendrán que apegarse a la antigua dieta de vegetales y huevos de la granja del santuario.

¡Oh por los 108 espectros! ¡La comida no!. Sin dinero no podían pedir su comida favorita, tenían que volver a cocinar vegetales, y aunque Shaka era vegetariano (de cuando en cuando pecaba*) no era lo mismo tener que cocinar él mismo que mandar pedir sus alimentos a "La fonda del Buda parado", muy buen restaurant Hindu dedicado a las delicias de su tierra tanto para vegetarianos como para carnívoros. Además ese restaurant tenía un defectito, y es que de cuando en cuando algún pedacito de carne se saltaba a las ollas de los vegetarianos, una piernita de pollo, un filetito de pescado, y Shaka se decía "un error lo tiene cualquiera" cuando engullía "sin querer" los trozos perdidos de suculenta carne al curri.

Además había otro detalle, sin dinero no podía pedir cosas por catalogó *. ¿Qué haría su cabello sin su Shampoo?

Esos cuatro meses sí serían un castigo para esos locos muchachos.

- Agradezcan la benevolencia de nuestra señora y la intervención del metiche de Dohko –el chino se respingo indignado-. Pero aún sigo pensando que necesitamos tener una charla sobre lo ocurrido.

No, no uno de los legendarios y kilométricos sermones de Shion. Hasta Athena les tenía miedo.

- Bueno, por mi parte no tengo nada más que decir. Me retiro. –dijo Saori saltando de su asiento en graciosa huida.

- La escolto princesa –el chino se apresuró a huir con Saori, no fuera ser que Shion lo invitara a sermonear a los muchachos.

Cuando Diosa y caballeo hubieron dejado el salón del Trono, Shion se sentó en este y comenzó…

- Bueno, primero que nada…

Shaka y Mu se miraron con congoja, aquí venía una verdadera tortura china…

Después del sermón de Shion salieron desguanzados, sin fuerzas y arrepentidos de no haber hecho caso de las recomendaciones de Afrodita de ir a comer primero. Así que ni bien salieron se escabulleron a la cocina del templo principal, ya que famélicos, ni fuerzas tenían para llegar a sus casas. Si no probaban bocado ya, iban a azotar como un par de reses.


Un mes después…

- Es una lástima… hubiera sido una excelente adquisición Dohko. –decía Shion muy pensativo, repasando las posibilidades que esa mujer hubiera representado, como guerrera del Santuario al servicio de Athena.

- ¿Hablas de la oficial que dices que sometió a Milo y ni Kanon y Hyoga pudieron con ella?…

- Sí, tenía una fuerza descomunal… ¿Te la imaginas envestida en la armadura de Columba? ¿¡O en la de grulla?! ¡Es que tú no viste cómo sometió a Milo! –dijo emocionado por la magnífica fuerza bruta de la mujer.

- Y usted no vio cómo me sometió a mí –refunfuño el de piscis llegando al salón del trono y haciendo que Shion se respingara de la sorpresa.

El hermoso caballero puso una rodilla al suelo presentando sus respetos a su patriarca.

- Venía a informarle su ilustrísima que me he reincorporado de lleno a mis deberes como el caballero de la Doceava casa.

- Hijo que alegría. Me da mucho gusto verte totalmente recuperado.

- Se lo agradezco señor. Y espero que de verdad no siga pensando en esa locura de incorporar a la oficial Mattas a la orden de Athena, por que le juro por nuestra Diosa que si usted hace tal cosa, yo renuncio a mi armadura y me devuelvo a Suecia.

- No, no hijo mío, no hay necesidad. Después de saber lo que hizo de ninguna manera la traería a la orden. Es imperdonable. Como imperdonable fue la ocurrencia de Mascara Mortal.

Shion había terminado por enterarse lo que había pasado cuando en una visita al convaleciente Afro comentaba con él y con Saga sobre el descubrimiento de una mujer con la misma fuerza bruta de Aldebarán (sólo que en empaque más chiquito) a quien pensaba invitar a formar parte de la orden y luego de ver la foto que llevaba Shion de la investigación que había mandado hacer sobre ella, Afro se había puesto histérico jurando que sí el la invitaba él se iba. Y al exigir Shion una explicación para tal drama y negativa a aceptarla en la orden, no le había quedado de otra que contar lo acontecido.

Shion se había llevado tremendo susto y Mascara Mortal otro nuevo castigo más severo que el anterior.

Shion, pese a su apariencia hierática de Patriarca, era muy paternal con sus dorados y al saber la verdad, claro que había desistido en su idea de traer a esa loca mujer al santuario. No iba a exponer a su muchacho a una violación. Porque… ella sí que tenía fuerza pero, belleza… cualquier hombre que yaciera con ella en su cama, tenía que haber sido llevado ahí por la fuerza sin duda. Y había quedado claro que la mujer no tenía problemas para tomar el "amor" de un hombre por la fuerza. Aunque en su caso era comprensible que no tuviera más opciones…

- Bien. Entonces, me retiro. – el muchacho se puso de pie y con una nueva reverencia dio la vuelta y se retiró.

- Shion… ¿no te parece que Afrodita tardó demasiado en recuperarse? –dijo con los ojos entrecerrados mientras veía al sueco alejarse por la explanada.

- Pues claro Dohko, después de todo lo que tuvo que pasar.

- Pero Shion, es un caballero dorado. Nuestros cuerpos no funcionan como los de los humanos comunes. Y francamente hemos enfrentado cosas peores que esa clase de accidentes. Se supone que en una situación normal, Afro se hubiera recuperado en cuestión de dos o tres días. Y no había sufrido ningún enfrentamiento previo a esto como para decir que estaba debilitado…. –se dijo sobando su mentón, muy pensativo-… ¡¿No será que el muy pillo se estaba haciendo tarugo para no hacer nada y tomarse unas vacaciones?!

- Dohko, ninguno hemos estado haciendo nada desde que revivimos, y con el acuerdo de paz prácticamente estamos de vacaciones, Afro no tenía ninguna necesidad de hacer eso… Además para ti todo lo que tiene que ver con Afrodita, Mascara Mortal, Shura, Saga y Kanon tiene tintes de conspiración… Ya déjalos por la paz, han demostrado su fidelidad a la Diosa en muchas ocasiones, si tuvieron errores en el pasado, ya es pasado, y se han redimido. No han sido los únicos en cometer errores. Hay que avanzar hacia adelante, así que por favor deja de insinuar cosas. Si a Afro le tomó tanto tiempo recuperarse es porque así reaccionó su cuerpo y nada más.

- Jum… si tú lo dices…

El chino tenía sus desconfianzas pero no quiso seguir discutiendo con Shion.

Entonces Dohko recordó las palabras que le dijera el pisciano a Shion y se acercó corriendo al trono y con total descaro se sentó en un brazo del trono, ávido por el chisme.

- Shion ¿qué fue todo eso? ¿a qué se referían tú y Afro, qué paso? Cuéntame ¿por qué el muchacho dice que si la traes él se va?

- Dohko.

- ¿Sí?

- No seas metiche.

Shion se levantó del trono y se dirigió a su despacho con Dohko tras el jodiendo por saber qué había pasado.

Pero Shion lo dejó con la duda. Sólo Afro, Angello, Saga y él sabían lo ocurrido y guardarían absoluto silencio. Kanon y Milo apenas si sabían por boca de un doctor que había tenido un intento de violación por una oficial en la ambulancia pero en realidad no conocían los pormenores ni lo que había pasado dentro del Sentra, pero también habían sido ordenados a callar bajo amenaza. Defender la dignidad de un dorado era deber inquebrantable. Y tarea sagrada para Shion. Además seguro sus camaradas dorados le echarían carilla todo el día de los próximos meses por esa razón. Y si la chismosa y malvibrosa orden de plata y la "susurrante" de bronce se enteraban, no quería ni saber.


Dos meses después…

Los castigos de índole física se habían cumplido (no así los económicos) y todo mundo había regresado a sus funciones.

Hasta ahora el único miembro de los dorados en agregarse a los pocos con licencia había sido Kanon de Géminis y aunque Athena había sido advertida de no intentar tal imprudencia de nuevo, ella seguía firme en la idea de lograr que algún día todos sus caballeros dorados tuvieran una licencia de conducir.

Algunos caballeros seguían sin sueldo y comiendo vegetales, o subiendo a las casas de sus amigos con sueldo, en calidad de gorrones para que les invitaran la comida.

La reunión anual Olímpica se llevaría a cabo dentro de una semana y Saori afinaba los detalles de su asistencia.

Milo apenas relevado de su castigo, había bajado a Rodorio a dejarse ultrajar por cuanta mujer se lo propuso (que no fueron pocas). En esos dos meses sin mujer, con horror juraba que su próstata olía a muerto y que si no lo soltaban pronto seguro le daría cáncer.

Misty estaba tan resentido con Milo y Camus… no podía creer que su propio compatriota y tocayo de signo le hubiera hecho eso. Sufrió tanto por su culpa. Toda su admiración por la casa de Acuario se había esfumado. Había quedado tan traumado que había contratado su propio servicio para que hasta las servilletas sucias de su mesa le tiraran porque no pensaba tener contacto con la basura nunca más, ni siquiera con un palito de paleta. Y si no tenía un esclavo limpiador personal de Toilet, era porque no pensaba mancillar aún más su dignidad. Pero poco le faltó para llegar a eso. A su regreso se había bañado tantas veces al día que terminó por quemarse la piel de forma grotesca y acabó recluido en la fuente por tres días embadurnado de ungüentos y aceites con tremendos dolores. Había aprendido una lección: fijarse quién estaba tras de él antes de abrir la boca.

Shun y Hyoga por su parte habían quedado medio redimidos de tan horrible chisme. Y a medias sólo, porque una vez que siembras la semilla de la duda, está no se desvanece ni con el fuego.

La panadería El Tesorito de Grecia había sido restaurada a su estado natural y las lágrimas del panadero habían sido cambiadas por una inmensa alegría, porque, aunque se reconstruyó el lugar, no se podían reconstruir la importancia temporal de las antiguas baldosas y azulejos de más de cien años, razón por la cual, para evitar más problemas, los abogados de Saori habían convenido una compensación de cincuenta mil euros con el panadero para que este retirara la demanda contra Milo y los cargos que el ayuntamiento le iba a sumar a la cuenta a Saori. El taimado amo de la panadería no había aceptado menos.

Por otro lado, aprovechando la astucia de los abogangsters que seguían el caso de Milo, Shion interpuso una demanda anónima contra la oficial Aspartiana Mattas Metaxas (que tantas multas le había metido al Escorpión) por intento de violación, agresión sexual y abuso de poder, logrando que no sólo la suspendieran sino que la echaran de la corporación y así, no volvería a abusar de su poder y su placa. La mujer despedida y despojada de su placa y su fuero, terminó en una esquina vendiendo Gyros en un pequeño carrito aboyado que su anterior dueño le traspasó. Aún en tales circunstancias, la mujer pensaba que todo había valido la pena, y mientras cocinaba los Gyros, suspiraba por el Ángel que le había robado el corazón y le había regalado los quince minutos más hermosos de su vida.

Quince minutos que también habían quedado grabados en el corazón de Afro… como uno de los más horribles momentos que había vivido en su vida. Y cuando ambos se pensaban, mientras ella suspiraba, Afro hiperventilaba.

Cuando Mascara Mortal cumplió con su mes de esclavo, la casa de géminis volvió a ser un cuchitril.

Aldebarán por fin consiguió permiso de Athena y coche, y por las mañanas de los domingos salía a pasear por la carretera de palaya con Mu, soltándole el auto para que él carnero agarrara más experiencia y Mu estaba más que contento de conducir con un auténtico maestro a su lado.

Aioria iba cada semana al psicólogo, quien le ayudaba a superar el trauma de andar desnudo por las redes. Y sus compañeros se lo comían a carilla. Marin no le decía nada, sólo se mostraba muy seria y ofendida, acongojando aún más al León. Aunque en la privacidad de su cabaña, Marin había bajado el video cinco veces y lo veía todas las noches antes de dormir para soñar bonito.

Aioros seguía dándole su domingo a Aioria y de cuando en cuando se lo llevaba a pasear en bicicleta por el malecón de Rodorio. Le había prometido salir a pasear más con él y ya que no tenían coche, una bici era mejor que nada.

Camus le había dado tremendo castigo a Hyoga por sentimental y crédulo, ya que eso había provocado muchos de los problemas que había causado Milo. ¿Cómo esperaba convertirse en un buen acuariano con tanto sentimentalismo encima?

- ¿Qué si el enemigo te llora y te dice que su mamá está en el hospital y el sólo pelea por el sueldo que le pagan lo vas a dejar pasar? –le había reñido Camus y ante la duda reflejada en la cara del ruso, Camus casi termina metiéndolo en un ataúd de hielo otra vez.

Shaka… seguía tan Shaka como siempre y había decidido que para viajar nada como los medios esotéricos. Aunque para ser honestos, muy en su interior "la furia del camino" se dolía por la pérdida del rubi con ruedas con el que se había encariñado.

Por su parte, con tanto accidente y alboroto, Shura se había animado a manejar carritos de Golf por la granja del santuario y estaba aprendiendo a más que sólo sacar un auto de la cochera. No fuera siendo y le pasara lo que a sus compañeros por no aprender a manejar.

En fin…

Toda había vuelto a la normalidad, pero la vida les deparaba nuevas aventuras, pues aunque no estuvieran en guerra con nadie y se hubieran firmado acuerdos de Paz. La Paz… era algo relativo en el Santuario de Athena.

- Mis amados Caballeros Dorados, por favor, prepárense, porque en una semana, nos vamos al Olimpo…

*…*…*…*…*


Qué les digo niños y niñas así es nuestro querido Seiya, inteligente como nadie… supo invertir su dinero en ropa nueva.

Bueno, llegamos al final de este fic, deseo les haya gustado mucho. Gracias por todo su apoyo, por las risas locas que logré sacarles, y por leerme y seguirme, gracias por su apoyo y nos leemos luego.

Ahora unas notas sobre el fic:

- La oficial debía tomar venganza, siendo tan poco agraciada, tener a un hombre tan hermoso entre sus brazos había causado que su corazoncito de piedra se volviera suave como bombón, y corrosivo como acido cuando de vengarse de Milo se trató.

- Las redes sociales y los celulares con cámara, qué les digo…

- Lo que Afro le dijo en sueco a MM fue: ¡Malnacido cangrejo hijo de p…! (los puntos suspensivos hablan por sí solos)

- El miedo de Mu no es ante el poder de Saga, ya que ambos son dorados y cualquier dorado se puede medir con cualquier dorado. Más que nada su miedo es de índole familiar, como el hermano pequeño que sabe que el mayor se pone siquis cuando se enoja y es mejor correr.

- Como verán, en este fic le di cabida a mostrar a los defectos y argucias de los signos. Porque aunque muy caballeros dorados, no dejan de ser el signo que son.

- Por otro lado aunque sé que no lo parece, casi nunca… Saori sí tiene sus momentos de sensatez cosa que de vez en cuando Kurumada nos deja ver, y haciendo honor al sensei Kurumada, quise mostrar uno más de esos momentos en Saori, al mostrarse sensata y comprensiva con sus caballeros de Virgo y Aries. Y quienes han visto los gaidens saben de esa conversación entre Mu y Athena.

* Pecados de Shaka que se ven claramente en mi fic El pecado de Shura.

*Referencia a mi fanfic La vida en el santuario capítulo 1.

- Aquí no les exagero, la piel sí se puede quemar con agua, la gente que padece alguno de los tipos de TOC que existen, como la Misofobia, y se lava varias veces al día, termina con horribles y dolorosas quemaduras por las sales y minerales del agua y que además de que tanto lavado elimina los aceites protectores de la piel y esta comienza a manifestar llagas, quemaduras y purito. Es horrible, un amigo muy querido pasó por eso y esas quemaduras hacen sufrir mucho a quien las padece. Por eso pido compasión para el vanidoso lagarto, y una oración para que se recupere del trauma.

¿Afro se estaba haciendo tarugo con eso de su recuperación? Bueno en futuros fics lo veremos.

- Pese a que en mis fics sus compañeros le hacen mucha carilla al respecto, ellos y yo también, están conscientes que Shaka no es Buda ni su reencarnación como persona, como erróneamente creen muchos fans. Y yo hago giños a eso en varias ocasiones en mis fics, como cuando Lucifer duda que Shaka sea Buda en persona. Recuerden que Shaka de pequeño hablaba con Buda, por eso para comenzar él no puede ser Buda, y Kurumada lo deja en claro. Lo aclaro porque luego no falta el que me diga "Shaka es Buda". No, no es. Y además si estudias a fondo las culturas orientales te darás cuenta que en varios lugares, Buda no es una persona en específico, sino más bien un estado del ser. De esa forma, en oriente se espera que incluso una gallina al morir, se pueda convertir en Buda. En resumen Buda no es una persona, sino aquel que alcanza la iluminación. Como alcanzar al cristo en esto de la nueva era.


Bueno creo que es todo, muchas gracias por leer gracias por el apoyo y para finalizar, quiero darle contestación a un review que recibí y decidí contestar al final.

Y es para la señora Mariana Sánchez como verá ya no olvidé mencionarla como me dijo: Usualmente no contesto esta clase de reviews porque hablamos de una señora, pero haré una excepción. Leí su primer review y no iba a contestar nada, pero luego del segundo que me envía creo que la señora quiere una contestación de mi parte. Debe ser una mamá muy joven si su hija tiene nueve años y es fan de la serie. Aunque debido a todas las indirectas que me envió mediante su review estoy comenzando a pensar que es una fujoshi fingiendo ser una señora con una hija, porque no es la primera vez que me pasa con estas tipas.

Y aun sí así fuera, si es sólo una mamá, esta es mi respuesta. Apreciable señora Sanchez, gracias por sus bendiciones. Para comenzar hago de su conocimiento que mi primera cuenta en fanfiction, cuando aún era una chiquilla la abrí en 1998, y la cerré en 2002 debido a la escuela. Volvía a abrirla en el 2005 y tuve que cerrarle en el 2006 por las mismas razones ya que me sentía presionada. Pero retomé en el 2007 y desde entonces he estado aquí, sin contar los años de mis primeras cuentas, tengo 13 años en fanfiction, y si le sumamos los otros años son 18 en total. No tiene ni la menor idea de cuantas críticas, ofensas e insultos me he enfrentado en 18 años y siempre siempre seguí adelante el público que de verdad me conoce y me lee lo sabe muy bien. Usted le fomentaba las lecturas a su hija mediante mi escritos me alegro, lástima que nunca le fomento el decir "oye si te gusta lo que alguien hace házselo saber, con eso le estarás ayudando mucho porque detrás de tu computadora hay alguien que tiene una vida aparte con todas las presiones que la vida trae y aun así se toma horas de su tiempo para escribir esto". No le estoy pidiendo una cuartilla, dos palabras serían suficientes. Pero cada quien educa a sus hijos como quiere, de la niña lo entiendo porque sólo hace lo que la madre le enseña, ¿pero de usted?. Me dice que trata de entender mis motivos pero veo que ni siquiera lo intenta, dice que hay gente a la que no le va a gustar mi trabajo, pero ¿no leyó que me estoy retirando porque estoy recibiendo demasiados insultos y amenazas de las fujoshis para seguir gastando mi tiempo? Primero, no es que a la gente no le gusten mis historias, la gente que ataca mis historias no lo hace porque sean malas sino porque NO son yaoi. ¿Ahora sí ya le quedó claro?. ¿Que si me gusta escribir?, me encanta, pero me toma tiempo, y yo soy una persona que valora su trabajo, su tiempo, su esfuerzo y su vida, yo no soy de la que cree el dar todo por nada, yo soy de las que cree que todo debe tener un equilibrio. Usted me pide que yo crezca personalmente ¿me conoce para saber por todo lo que yo he tenido que pasar en la vida como para decir que me falta crecimiento personal? Créame que a diario he enfrentado luchas con las que la mayoría se volverían locos o tirarían la toalla, pero aquí sigo y jamás me dejo caer, simplemente con alejarme de aquí un tiempo, estoy demostrando que sé cuándo y porqué hacer las cosas por mi bien. Eso es madurez, no el aguantar golpes y seguir con una falsa sonrisa. Ya definitivamente lo suyo es una pedrada "No sabía que el escritor necesitaba de reconocimiento, parece que a ti te afecto" dejemos esto en claro. Yo no busco reconocimiento por ego, simplemente quiero lo que mi esfuerzo se merezca ni más ni menos, los reviews no son para mí "reconocimiento" son un incentivo, porque llego muy cansada del trabajo, y me impongo a escribir lo más que puedo por respeto a quienes me leen, y cada review que recibía era mi motor, porque hago esto por cariño, no porque me paguen, lo dejé claro en mi aviso pero usted no lo leyó. Me toma tiempo de mi vida y mi esfuerzo y el fanfiction que dejé hace un año no tiene nada que ver con el que me encontré, porque la gente no me mandaba PM y review para amenazarme e insultarme de forma tan agresiva y constante, y ahora sí lo hacen, ¿y usted pretende que con eso yo siga invirtiendo horas de mi vida para nada? No la entiendo. Ahora usted habla de reconocimiento, hablemos de eso pues. Por si nadie se lo dijo, toda clase de esfuerzo y trabajo bien hecho, merece reconocimiento. ¿Por qué existen los premios Pulizter, los Oscar (aunque sean fraudulentos), el festival de Cannes, el Nobel, y tantos por el estilo?. ¿Por qué existen las medallas al mérito? Los cuadros de honor que estoy segura si su hija saca uno se pondrá loca de contenta. Existen para reconocer el esfuerzo y trabajo bien hecho, y eso es en todos los planos. ¿Le molesta que yo esté valorando mi trabajo? Que pena. Me imagino que si su hija hace su máximo esfuerzo y hace algo bien hecho y la maestra le pone un 6 usted no se irá a quejar. Pero no, yo no hablo de reconocimiento, no me pega que no me "adulen". Lo que me molesta es que me lean, disfrutan de lo que hago y ni un gracias dejen, y en su lugar sólo reciba ofensas y amenazas. Eso me molesta. Y eso cansa a cualquiera. No necesito consejos pero le agradezco, la vida también me ha pegado duro, como a todos, y en lugar que quedarme en el suelo a llorar me levanto y me he vuelto más fuerte. Y no hablo de fanfiction hablo de la vida real. Me dice que me supere personalmente, a diario lo hago por eso es que soy la primera en respetar mi trabajo, no soy una persona dejada y llevo 18 años enfrentando intransigentes y groseros aquí en fanfiction de tooodo tipo, y aun así seguía adelante, 18 años quizá le parezcan poco, sólo le digo que novata no soy. También me dice que me supere profesionalmente, creo que realmente ni leyó mi fic porque en el primer capítulo expliqué que mi profesión me obliga a tomar cursos de actualización constantemente y eso fue lo que me mantuvo fuera de fanfiction un año, tengo dos licenciaturas, y hablo 7 idiomas a la fecha, y me gusta aprender de muchas cosas en la vida, de muchas, no sólo me quedo con mis carreras. No es presunción. Así que profesionalmente sigo superándome, pero gracias de todos modos. Si yo dependiera de lo que dicen los demás no sería quien soy hoy. En resumen según usted, me falta crecer en la vida, que soy una persona de carácter débil, que no me he superado profesionalmente ni personalmente y bueno en fin, al final me halaga diciendo que tengo todos esos defectos pero una imaginación única y talento para escribir y a todos les gusta… aunque antes me dice que no. Y si me cansé de recibir ofensas y decidí retirarme es porque ahora con esta pandemia estoy trabajando desde casa pero con un poco más de tiempo libre, un tiempo libre que desde hace años añoraba, y lo dediqué a escribir fics para mis lectores, en lugar de a mi persona, y sólo recibí ofensas y me dije, "ok, fanfiction ni siquiera me paga por mi esfuerzo, lo hago por cariño pero recibo odio a cambio, no lo necesito, de verdad que no. Así que me tomaré unas vacaciones". Pero para usted esa decisión demuestra mi inmadurez. Y sí, en lo único que atinó es en que Kanon gana la licencia espero le haya gustado. De todos modos agradezco el review y espero mi respuesta no la ofenda, al contrario la invito a ponerse en mi lugar.

Ahora a todos los demás, yo jamás pedía "reconocimiento". Contacto con mis lectores era todo lo que yo quería, ese contacto humano, sólo unas cuantas palabras, y ni siquiera quería 20 o 30 reviews por capitulo. Siempre recibía como 5 por capitulo y con esos me bastaban, pero como ahora recibí más de 20 entre PM y reviews que borre la mayoría, porque eran de puros insultos y amenazas cuando más cansada estoy, y sigo dedicando mi tiempo libre a mis lectores, díganme ¿qué hubieran hecho ustedes?

Como ya lo dije me voy a retirar un tiempo de fanfiction net, y dedicaré ese tiempo libre a descansar.

A todos los demás que hablaron con honestidad muchas gracias por su comprensión por seguir el fic y por apoyarme. Luna gracias por tu fidelidad. Bravenewworld gracias por tu valentía y apoyo, sí que eres brave. Ana Nari muchas gracias por tus comentarios que me animan. Guest que alegría haberte hecho reír. Guest 1 mil gracias por salir como de rayo de tus clases me hiciste reír con eso y me animaste mucho porque veo que hay gente que como tu sí aprecia lo que hago, y sí conmigo nunca vemos Afro como gay en los fics porque es un hombre hermoso pero varón a fin de cuentas, saint seiya no es yaoi. Miss Pink me alegra haberte inspirado, gracias por tus palabras tan bonitas y sigue adelante como autora que también eres grandiosa. Monse sí los geminis y sus apegos también creo que Afro se puede ganar a todos pero el Dohko chochea y es un poco terco gracias por tus comentarios. AlejandroSpecter gracias por tu llamado a que me quede, volveré pero por salud me retiro de momento. Nike-cheri no te apures con esta gente cualquiera rebasa sus límites, pero agradezco tu valentía al decirles sus verdades y muchas gracias por tu apoyo. Mago del Hielo otro valiente gracias por tus palabras, los quiero un montón, y no me puedo quedar no de momento pero prometo volver. LadyAnneMarie muchas gracias por tus palabras y tu apoyo, estoy bien sólo algo cansada, necesito irme a la tranquilidad de Jamir un rato (si Mu está por ahí mejor)… ¡Pero no hay ni un mendigo vuelo que se acerque a Asia ahorita!. Meiling55 muchas gracias, pues al Dohko lo íbamos a ver en otro fic, el Shura ya lo vimos aquí bien aplicadito, y sí todos sabemos que los más calladitos son los peores y es que quise tomar en cuenta los defectos de los signos y en especial aries y virgo son una mecha corta de lo peor pero se controlan por ser santos dorados nada más que hoy andaban de civiles. The Mirror Moon muchas gracias por tu comentario, respeto tu opinión, definitivamente, pero permiteme explicarte el porqué de mi Kanon, para comenzar cuando son fics de comedia trato de relajar las cosas sin sacar de personaje su personalidad sin motivo, por eso en un fic de comedia muestro su lado relax, que todos tenemos uno, pero si es un fic de drama si me sale lo dramática y las cosas se ponen más crueles (no lo puedo evitar!) pero desde este lado relax, yo la verdad no lo veo como frió calculador e inteligente, sino como un pendenciero embaucador bien hecho, inteligente sí, recuerda que tiene la fama de ser el hombre que engaño a un Dios y en su cara y sin vergüenza, para ponerle sus lentes negros y la canción turn down for what (hasta que llegó el Afro y le quito su exclusiva), ademas cuando se peleó con Saga estaba con su sonrisita de canalla y todavía en cabo Sunion seguía ch... la marrana hasta que el Saguita le salió su lado malo y nada más le faltó decirle ch%&&tu ma pero... pues tienen la misma... Y luego el canónico de Kanon en la Saga de Hades se redimió, lloró y mostró sus sentimientos incluso pidiendo perdón a Milo y su Diosa, así que realmente frió no es, dolido con la vida tal vez, pero incluso recuerda que se quedó a pelear contra Radamanthys en calzones con tal de enviarle la armadura a Saga, una persona calculadora que además es fría, no lo hace porque este tipo de combinación resulta en una persona que hace lo le conviene en ese momento a él, es egoísta, pero Kanon no lo fue ni con su hermano ni con la humanidad. Así que esa es mi percepción de Kanoncito pero respeto la tuya cada fan tiene su forma de ver al personaje. Lo que me alegra es que te haya hecho reír y respecto a Shaka y Mu pues qué pensaba Athena, son hombres, con signos de mecha corta y les da coches así, ok, culpemos a fortuna porque fue al azar, pero nada como ver su lado ariano y virginiano.

Gracias de verdad muchas gracias por estar ahí chicas y chicos, gracias por sus palabras y apoyo. Deseo les haya gustado mucho este fanfic, y de paso decir que si por ahí aparece un fic llamado Reunión Olímpica Anual de otra autora, va a ser un plagio ya que es el fic que seguía de este. Iba a ser genial T-T porque me encanta hacer sufrir a estos muchachos y ya estaba terminado… Pero la que se va un rato al Olimpo soy yo.

Los quiero mucho cuídense y deséenme suerte porque necesito un spa. Y todos están cerrados por "innecesarios"…. ¡Shion ven a mí y usa tus poderes sanadores conmigo!... Si ya nada más con verlo de cerca una se siente mejor.

Y para todos los que quieren que regrese, sí lo haré sólo que por ahora me voy a dar un descanso. Ojala y me pudiera ir a la playa pero todas están cerradas, mendiga pandemia fake. Los quiero mucho y hasta la próxima. Un abrazote súper grande a todos.