Ladies and Gentlemen!

¡Déjenme presentarme ante todos ustedes mis queridos y amados lectores de este fantástico mundo de los fanfics! Como pueden ver junto con la descripción de esta corta pero tierna historia, mi nombre es AnZuZu Dragneel y soy una escritora más en este sitio que puede llegar a ser cruel pero una vez que sabes cada una de las tramas que te ponen, puede llegar a ser satisfactorio. Una escritora que a pesar de que puede decir que ya tiene su experiencia escribiendo, aún puedo decir que me falta mucho por aprender, aún hay muchas cosas por las cuales, me gustaría experimentar para poder seguir creciendo como en este lugar como profesionalmente. Naturalmente me enfoco a escribir sobre ciertas situaciones que me llaman la atención, situaciones que de un momento a otro, llegan a mi cabeza y puedo saber qué historia o categoría es la indicada para poder escribir de esta manera. Me encargo de que a los personajes queridos, puedan presumir de los sentimientos que en algunas veces no muestran.

Naturalmente conmigo, verán en todas mis historias, que los diálogos están subrayados en negritas, este tiene un motivo. Como una escritora que sufre de la vista, se encarga de que el texto a leer sea demasiado cómodo para todos. Entonces para no hacer un esfuerzo extra, me encargo de que todo sea adecuado para las personas que son iguales. Aun habrá muchas cosas por las cuales tendrán que ver pero me encargare de que las vean en su debido tiempo.

It's showtime!


Aclaración: My Next Life as a Villainess: All Routes Lead to Doom! no me pertenece. Es propiedad de: Hidaka Nami (Art), Yamaguchi Satoru (Story). Yo solamente pido prestado sus personajes para poder escribir mis historias.


Desde que era un niño, Nicole Ascart entendió que la vida no iba a ser así de fácil, no todo era como lo escribían en los cuentos que Sophia Ascart leía encerrada en su cuarto en lugar de querer salir a jugar porque sabía, que su pequeña hermana era muy comentada por su aspecto en lugar de querer conocerla mejor, como la dulce y tierna niña que es y no como el monstruo que la mayoría de todos esos niños groseros aseguran que es y la molestan por el simple hecho de ser diferente a todos. Solo le daba coraje al escuchar aquellas palabras, solo le daba ganas de hacer algo más por ella, por evitar que aquellas tristes lágrimas aparecieran en su rostro y alejar aquel dolor que ella tuvo que aprender a convivir con él, desde muy pequeña. Tuvo que aprender a sobrevivir entre toda aquella comidilla de la gente. Su familia era criticada, la posición de su padre, la apariencia de su hermana, de su madre y de hasta él.

A muy temprana edad, tuvo que aprender a ignorar todos aquellos comentarios que a cualquiera le podía hacer tanto daño, aprendió a nunca prestar atención a todas aquellas palabras para evitar que los demás, notaran aquel sufrimiento que el cargaba. Aquel dolor que sus jóvenes hombros aprendieron a cargar, a ocultar todas aquellas emociones y solo actuar como era debido. Guardar silencio, guardar todo aquel coraje solo para sí mismo y acatar las órdenes como se le piden. Sonreír con cortesía, ser caballeroso. Un niño atento y tranquilo. Que con el tiempo, empezó a perder aquella sonrisa que a todo mundo le gustaba. Aquella sonrisa que su hermana no para de pedir para que pueda sentirse feliz.

¿Acaso podía existir la felicidad en ese mundo?

¿Acaso era posible ser feliz con todas aquellas palabras dichas?

¿Podía ser feliz solo por ser la comidilla de las personas?

¿Solo por seguir todas y cada una de esas órdenes?

Muchas veces entraba en un gran dilema. ¿Por qué estaba haciendo todo eso? Pero al ver a Sophia, podía recordar el porqué lo hacía. Para proteger a su hermana menor, si había alguien de quien quisieran hablar las personas, tenía que ser de él, nunca de ella que con cada palabra, solo le provocaban más daño. Cada día, era más difícil que quisiera salir de su cuarto no sin antes, estar asustada de que todas las personas que la vean por aquellos lugares, la trataran como el monstruo que ellos aseguran que es solo por su hermoso cabello blanco como sus ojos rojos como un rubí. Todas esas niñas, solo estaban celosas de la apariencia tan hermosa y delicada de su hermana que solo dicen cosas porque sí. Aunque también, no se dan cuenta del daño que le causan. Tenía tanto enojo que prefería quedarse con ella, tomarla de la mano y ayudarle. Estar todo el tiempo con ella y enseñarle, desde su propio punto de vista, que el mundo no eran tan malo como ella imaginaba. Que podía ser tan maravilloso como en todos aquellos cuentos en los que ella siempre se perdía y al día siguiente que terminaba un libro, era que le contaba con felicidad como es que había sido el libro. Para Nicol, ver aquella sonrisa como ver sus pequeños ojos brillar, lo eran todo para él.

Era cuando recordaba que lo que las personas decían de ellos, estaba completamente erróneo.

Sus padres eran amorosos. Sus padres eran felices y trataban con todas sus fuerzas, que ellos como hijos, tuvieran aquella felicidad sin que nada les faltara. Amaba a sus padres como también sabia, que sus padres lo amaban con toda su fuerza que siempre estaban ahí para él. Incluso, de igual manera se llegaban a preocupar cuando Sophia llegaba a casa con lágrimas en su rostro y con el dolor de su pecho mientras seguía jurando una y otra vez, de que nunca más iba a volver a salir de su casa. Ellos ahí estaban por su hermana menor. Sabía que Sophia lo amaba como él amaba a su hermana menor. La protegía, siempre le contaba alguna que otra historia como de las cosas que veía estando afuera de la casa. Siempre la animaba a hacer cosas diferentes. Siempre tomaba su mano para ayudarle.

-Algún día, encontraras una amiga con la que puedas sonreír -Era lo que siempre le decía. Eran las mismas palabras que siempre le decía cuando tenían que salir acompañar a su padres por algún evento que tuvieran y era obligatorio el ir con ellos.- Algún día, encontraras a esa amiga

-¿Me lo prometes, hermano? ¿Algún día conoceré a una amiga que quiera estar a mi lado?

-Te lo prometo Sophia

Si. Así era su vida. Era tan perfecta que solo las personas que solo hablan de ellos porque si, son de aquellos celos que todos y cada uno de ellos sienten. Porque nunca podrán conseguir una felicidad como la suya.

Hasta ese momento de su vida. Nunca imagino tener una vida alejado de su familia. Mientras más crecía y al descubrir sus aptitudes para la magia, llegaría el momento en que empezaría a caminar por sí solo y por más que doliera, tenía que dejar todo atrás. Dejando a su hermana atrás y eso era algo de lo que no quería. No podía confiarle a nadie el corazón de su tierna y dulce hermana.

Tal vez fue por ese motivo que cerró su propio corazón.

Tal vez fue por eso que creía que nada bueno pasaría.

Tal vez, fue por eso que no quería nada de su futuro si no estaba su hermana a su lado.

Quería protegerla. La amaba tanto como para estar a su lado. Todas aquellas palabras hirientes que solo le provocaban lágrimas y lágrimas, que se aislara en su habitación y que no quisiera disfrutar de la vida. Era tan doloroso que no iba a permitirlo. No iba a permitir que le alejaran de su hermana, no sin antes, ganarse el corazón de ella no sin antes, saber que la persona correcta tuviera un amable corazón. Y eso era muy difícil de encontrar, entre tanta maldad, era imposible que encontrara a alguien que mereciera el corazón de su hermana.

Aunque en estos momentos.

Se dio cuenta que nunca debió decir nunca.

Al momento que Katarina Claes llego a sus vidas. Se dio cuenta que su hermana empezaba a sonreír más. Había sido gracias a ella, que al fin pudo decir esas palabras que él no se atrevía a decir a todos esos niños que siempre molestaban y lastimaban a su hermana menor. Fue ella, una total desconocida, la que defendió a su hermana, que no temió en tomar sus manos y hasta la invito a su casa para que pudieran hablar sobre un libro que ambas tenían en común. Pensó que solo sería de una sola vez, pensó que solo se estaría aprovechando de ella para después, romperla más. Pero no fue así. Ella se gano su corazón, ella se gano aquella linda amistad con aquellos libros, con aquellos cuentos, aquellas sonrisas. Ella se gano todo, incluso su corazón.

¿Pensó que se iba a enamorar de ella?

Realmente no. Fue algo que solo apareció. Cada que la veía sonreír junto con su hermana. Cuando jugaban e incluso, cuando ella lo invitara a que estuviera con ellas para que no se quedara solo. No había sentido aquella calidez más que con sus padres y su hermana pero la manera en la que tomaba su mano y hacia alguna que otra travesura. Mientras jugaba con su hermano y con Sophia. Nicole empezó a sentir algo más que solo una bonita amistad de niños, sentía como aquellos sentimientos empezaban a crecer cada vez más hasta convertirse en un bonito amor.

¿Realmente valía la pena?

Si. Realmente lo valía. Aquella calidez que no quería que nunca más se marchara. Aquellas sonrisas que Katarina le dedicaba no solo a su hermana Sophia, también a él. Aquellos ojos que siempre lo miraban directamente a él. Aquellos sonrojos que eran posibles de apreciar cuando sonreía o había un silencio entre ellos.

Si eso no era amor, entonces, no sabía que era.

Claro. El compromiso con el príncipe Gerald era algo que no se pudiera romper y más desde el momento que el príncipe se dio cuenta, que su querida prometida, tenía más pretendientes que se habían fijado en ella pero poco le importaba. Mientras pudiera estar a su lado, no había otra cosa más que importara. Sabía que era imposible, sabía que todo aquello podía llegar a ser doloroso pero mientras pudiera pasar tiempo a su lado, con eso se conformaba. Ayudándole cuando tuviera algún problema y verla sonreír cuando solo paseaba de un lugar a otro, solo volteaba a sus espaldas para sonreírle y saludarle. Era aquello lo que tanto le gustaba a ella.

-Estoy enamorado de alguien que será imposible de alcanzar, así que me conformo con estar a su lado

Fue lo que le dijo aquella vez cuando era la fiesta de cumpleaños de ella. Había tanto que agradecerle a ella, como volver a ver esa gran sonrisa de su hermana, ver como aquel brillo de sus ojos como las mejillas sonrojadas, regresaban mientras se divertía con ella. Entendió en ese momento, que podía avanzar sin tener miedo. Podía avanzar sin tener miedo de que algo malo pase sin que él esté ahí.

La persona correcta que robo su corazón. Se trataba de una chica que no sería capaz de alcanzar pero que en algún momento, tal vez podría llegar a ser. Llegados a este punto. ¿Qué importaba soñar un poco más? Realmente no le importaba hacerlo.

-Siempre estaré a tú lado, por el resto de nuestras vidas

Era lo que siempre murmuraba. Eran como aquellas palabras que le ayudaban a continuar el día a día. No solo le robo el corazón de su hermana, también se robo el suyo. Un corazón muy bien robado que no le importaba que no se lo devolviera, porque desde el momento que en realidad, si existía una persona con aquella amabilidad casi extinta, podía amarla tanto como él quiere.


¡Muchas gracias por leer!

Naturalmente, me enfoco en muchas cosas para poder escribir una historia y entre ellas, es el saber la información de lo que estoy escribiendo. Me esforzare por saber más. No olviden pasearse por mi perfil y ver cada una de las categorías que me he encargado de escribir en todo este tiempo. Puede que tarde un poco en actualizar por toda la atención que le tengo que poner a las demás categorías pero tranquilos, las historias que podrán leer, serán exquisitas. No saben cuánto estuve esperando para que al fin existiera una categoría para este maravilloso anime/novela/manga. ¡Al fin que lo tengo, puedo subir todo tipo de historias que se me irán ocurriendo con el paso del tiempo!

No olviden seguirme en mi página de Facebook : Anzuzu Dragneel.

El Link de mi página, como el demás redes sociales, la encuentran en mi perfil de fanfiction.

Por cada comentario el escritor desvelado tendrá una gran sonrisa en su rostro y más energías al seguir escribiendo.

Nota importante: El sitio de Wattpad, es usado como medida de precaución ante el anterior robo de historias que se sufre. Por favor, de apoyar a su escritor favorito, nunca intenten copiar las historias en otros sitios y usarlos como suyos, recibirán grandes sanciones por parte de la comunidad como la falta de respeto que se podrían ganar. Solo obligan a que nosotros como escritores, ya no confiar en ustedes, dejar de escribir y en caso mucho más grave, eliminar nuestras historias.

¡Nos vemos a la próxima!


Atte.: AnZuZu Dragneel

Fecha: Martes 9 de Junio de 2020