El Torneo Universal

Bonus Track: Late Show

En estudio de televisión todo esta listo para una entrevista especial, el chico de sangre mostaza Nybras Ayperos estaba totalmente listo para dar inicio al show, no tenia nervios pues ya estaba acostumbrado, en cuanto al guion… lo dejo en una maquina conocida como "trituradora de papel" ¿Quién lo necesita? Hora de trabajar, el anunciador da inicio a la presentación

"Bienvenidos sean a esta edición especial del noticiero patrocinada por TAB Cola, una entrevista para todos ustedes conducida por… ¡Nybras Ayperos!"

Con un traje costoso y una corbata que Galata le había regalado el sale frente a las cámaras saludando y acomodándose en el escritorio.

- Damas y caballeros, soy Nybras Ayperos y espero este sea mi ultimo show, no saben las ganas de que me dejen muerto estos programas… enserio.

Las risas grabadas ambientan el lugar, era uno de los tantos chistes referenciales al suicidio que el hacía, pero había que dejarlos a un lado, el invitado debía entrar.

- Bueno, es momento de que pase nuestro invitado de hoy, él es… el campeón universal y ganador del torneo del mismo nombre… ¡Lyckos Boreas!

El joven sangre turquesa entra con vendajes en algunas partes de su cuerpo, un brazo enyesado y algunos puntos de sutura además de banditas medicas en la frente, le acompaña Saryna Kannon ya que a pesar de estar un poco más recuperado todavía le cuesta moverse, los dos se sientan en el sofá listos para la entrevista del campeón.

- Buenas noches joven Lyckos y veo que estas bien acompañado. – le dice Nybras.
- Bueno, me cuesta moverme a pesar de que tengo buena recuperación de mi salud.
- Ojalá yo pudiera estar en peor forma que tú.
- ¿Perdón? – se escuchan risas grabadas mientras se queda perplejo.
- Nada, bueno, comencemos con esto… ¿Cómo te sientes de haber ganado el "Torneo Universal"?
- No sabría decirle, honestamente.
- Vamos, se franco, escúpelo.
- No enserio, no se que decirle al respecto, no sabría como decirle cuando gane el torneo, ni siquiera sabia si llorar de alegría o rabia o no sé.
- Lo sé, cuando uno es joven uno nunca sabe como reaccionar.
- Lo único que se es que me sentí mal por el otro chico al que vencí.
- ¿Sabes de que me sentiría mal? De no haber participado y de que me hayan dejado casi moribundo, de eso.

Las risas grabadas vuelven a sonar, pero ni Lyckos ni Saryna lo entienden del todo, se quedan mirando confundidos.

- ¿Y por que te sentiste mal por el otro chico? – le pregunto Nybras.
- Bueno, el era el amplio favorito para ganar, además se notaba que tenia ganas de vencer, al menos hicimos las paces.
- Hablando de favoritos… mucha gente quedo arruinada y enfurecida luego de que ganaras el torneo.
- ¿En serio?
- Si, apostaron por ese… se llamaba… Amaury ¿o me equivoco?
- Así se llamaba.
- Según los momios que calculo mi compañera Katia Evans, que por cierto se tomo un tiempo fuera de las cámaras y que le mando saludos de mi parte, las apuestas estaban por decirlo asi en favor de Amaury en 1000 a uno.
- Vaya, no me esperaba que mi derrota era muy pronosticada.
- Por fortuna ganaste Lyckos. – le dijo Saryna bien contenta mientras sacaba a relucir un collar de oro al estilo de los raperos. – Yo aposte por ti y ahora soy… ¡rica!
- Eh sí. – dijo Nybras mientras volvía a hablar con Lyckos. – Me imagino que apostadores han ido detrás de ti ¿no es así pequeño?
- Me han llamado por ello y a mi madre, pero… el maestro Thulle los "silencio" o algo así.
- Les hubieras dicho que fueran detrás de mí.
- ¿Para qué?
- Para que desahogaran sus frustraciones de perder su dinero a punta de golpes.

Vuelven a escucharse las risas grabadas, Lyckos se incomoda un poco al igual que Saryna pero Nybras sigue con lo suyo.

- Me han dicho por ahí que tu y la emperatriz Arquezan.
- ¿Yo con ella de qué? ¿Qué tanto escucho? – Lyckos se ruboriza por las preguntas.
- Pues esos besitos que te daba en el torneo… me dan a entender algo.
- No, no, nada, solo fueron de buena suerte.
- Si claro, como si no supiera que babeas por ella Lycky. – le dice sarcásticamente Saryna.
- ¡Saryna calla! – le reclama Lyckos.
- Demasiada información. – dice Nybras.
- ¿Pueden editar eso? – pregunta Lyckos a Ayperos.
- Estamos en vivo.
- Por el Sufridor.

Con la cara tapada de la vergüenza no le queda de otra que continuar con la entrevista, Nybras calma a Lyckos con palmadas en la cabeza mientras prosigue con el programa.

- Por cierto ¿Qué paso con un tal Drakno Derkom?
- El… murió.
- ¿Por qué el y yo no?
- ¿Disculpe?

Las risas grabadas vuelven a sonar, los dos chicos siguen sin entender mientras el entrevistador sigue con su deber.

- Bueno ¿Qué le paso a ese pobre muchacho?
- Se sacrifico para salvarnos de un ataque de un tal Diakop Caetus, así se llamaba el tipo que nos quería matar.

En ese momento Nybras queda congelado, él había escuchado el apellido Caetus de un tipo conocido como Aedere, pero nunca pensó que hubiese alguien mas aparte de Desidia que era todo lo contrario a él.

- Caetus… me suena, me suena, juro que escuche ese apellido en algún lado.
- ¿De veras?
- Si, de algún lado, pero no me acuerdo.
- Bueno, ese tipo intento atacarnos, pero Drakno recibió el golpe fatal, no sin antes herirlo lo suficiente para que no pudiera volver a atacar y entre todos matamos a ese Diakop.
- Que heroico, ojalá hubiese hecho lo mismo.
- ¿Golpearlo?
- Dejarme matar.

Y las risas grabadas vuelven a aparecer dejando a los dos jóvenes aun confundidos, la entrevista iba por buen camino.

- Al menos esta ahora en un mejor lugar tu amigo.
- Así es señor, sabe el hizo mas que solo entrar al torneo.
- ¿Qué hizo?
- Nos ha unido mas que nunca, sabe, antes estábamos divididos en cuanto a una amiga nuestra pero el nos ha sacado eso de nuestro sistema y ahora todos somos amigos, hasta Saryna lo sabe.
- Que lindo, entonces dedicaremos este programa a tu amigo.
- Que amable de su parte.
- Y dime, desde que ganaste el torneo ¿has hecho algo mas que pasear con el cinturón de campeón por allí?
- Me han invitado a sesiones de fotos, autógrafos, cenas con celebridades y gente importante, hasta salgo en una caja de cereal.
- Solo no dejes que se te suba la fama a la cabeza.
- Yo solo quiero concentrarme en la escuela y mi trabajo como pintor de la corte imperial.
- ¿Eres artista?
- Eh sí.
- Ya se, píntame como si me estuviesen cortando la cabeza.
- ¿Cómo?

El chico sigue confundido ante los extraños chistes sobre muerte de Nybras mientras las risas grabadas hacen efecto.

- Disculpa por ello, una ultima pregunta ¿Participaras el año que viene?
- ¿Año que viene?
- Si, habrá torneo el próximo año ¿no te dijeron?
- Creo que sí, de hecho, su santidad me lo explico, como campeón defensor tengo derecho a escoger rival, tengo nervios.
- Falta un año, no tengas miedo, se que podrás.
- Gracias señor.
- Así que animo ¿algo mas que quieras decir?
- ¿Puedo ir al baño?

Las risas de los empleados suenan más fuertes que las grabadas, Nybras se ríe discretamente también y decide darle fin a la entrevista.

- Y de esta manera damos por concluida esta entrevista con Lyckos Boreas, es un placer que hayas venido con nosotros esta noche y nos vemos la próxima, soy Nybras Ayperos y lo único que les pido es… ¡que me maten!

Los aplausos junto a la música de cierre suenan y el programa termina, las luces se apagan y las cámaras dejan de transmitir.

- ¿Ya puedo ir al baño?
- Al fondo a la derecha.