Capítulo 18

"El Teniente Louis Nichols era un genio. Lo demostró durante la Segunda Guerra Robotech, cuando servía en el 15° Escuadrón ATAC del Ejército de la Cruz del Sur, y lo volvió a demostrar durante la contienda contra los Haydonitas".

Extracto de "La REF y Los Hijos de la Sombra" de Joseph Gordon.

Las palabras transmitidas por el Almirante Aldershot de que el planeta Haydon IV había ingresado al agujero negro producido por la prueba de fuego de un misil Neutrón-S y su intención de que la flota fuera tras el planeta ingresando al agujero negro le produjeron gracia al Capitán John Jefferson. El Almirante Aldershot no podía ser tan ignorante sobre los agujeros negros, que con su gran atracción gravitatoria, que no dejaba escapar de su atracción ni siquiera a la luz, destrozaría como si nada cualquier nave que se acercase lo suficiente. O Cabell se había vuelto loco, o estaba aconsejando muy mal al Almirante Aldershot. El Capitán John Jefferson no sabía que pensar. Ni sabía que pensaban al respecto los demás Capitanes de la flota, pero seguro estarían tan espantados como él ante la idea de intentar ingresar al interior del agujero negro. El Capitán John Jefferson pensó en consultarlo con la Capitán Helena da Cruz, pero descartó la idea. Los demás Capitanes y el Almirante Aldershot no podrían ser tan ignorantes, ni las Secciones de Astrogación, pensó. Debía haber algo más que todavía no se sabía, como un as en la manga. John Jefferson acudiría nuevamente al Dr. Harry Penn.
John Jefferson miró los rostros aterrados de la tripulación, sobretodo la del joven Ingeniero Robotech Thomas Sebastian, que no dijeron nada e intentaban disimularlo cumpliendo sus tareas asignadas.
El Capitán John Jefferson se dirigió a la Oficial de Comunicaciones, la Teniente Susan Blane.

- Teniente Blane, por favor retransmita la comunicación del Almirante Aldershot a la Sección de Ingenieria.

- Si, Señor.

Respondió la Teniente Blane.
Luego el Capitán Jefferson se dirigió al Teniente Colton.

- Teniente Colton, estaré en la Sección de Ingeniería. Cualquier comunicación del Almirante Aldershot, que la Teniente Blane la retransmita allí.

- Si, Capitán.

Respondio preocupado el Teniente Colton.

Luego el Capitán Jefferson se dirigió apresurado a la Sección de Ingeniería a reunirse con el Dr. Penn, ya que no sabía cuanto tardaría la próxima comunicación del Almirante Aldershot. Al penetrar en la Sección de Ingeniería buscó con la vista al Dr. Penn. Lo encontró rápidamente trabajando con otros Ingenieros Robotech. El Capitán Jefferson se dirigió hacia el Dr. Penn y lo tomó del brazo para llamar su atención, sorprendiéndolo.

- ¡J.J.! ¿Qué sucede? ¡Me has asustado!

El Capitán Jefferson con el rostro serio le preguntó.

- ¿Ha visto la comunicación del Almirante Aldershot que le retransmití? ¡Eso si que da miedo!

El Dr. Penn se puso serio y sorprendido, y respondió.

- ¡¿De qué hablas, J.J.?! ¡No he visto nada!

El Capitán Jefferson y el Dr. Penn se alejaron del grupo de científicos Robotech con destino a la pequeña oficina del Dr. Penn. Al llegar allí el Dr. Penn accedió a una consola y buscó si tenía comunicaciónes grabadas no vistas, y allí encontró la enviada por la Teniente Susan Blane y la reprodujo.
El Dr. Penn vio con sorpresa la breve comunicación grabada del Almirante Aldershot. Al terminar se dirigió sorprendido al Capitán John Jefferson y titubeando le dijo.

- No… No puede ser. ¡El solo intentar que la flota penetre el agujero negro es una locura! ¡La atracción gravitatoria del agujero negro la haría trizas!

- ¡No tiene que decírmelo a mí! Además ¿Observó que Cabell estaba de fondo en la transmisión, como avalando lo que decía el Almirante Aldershot?

Le contestó el Capitán Jefferson.

- ¡Es una locura! ¡Cabell se debe haber vuelto loco también!

Agregó el Dr. Penn, y siguió.

- ¡J.J.! ¡Por redundante que parezca, debemos advertir al Almirante Aldershot del peligro que conlleva su plan! ¡Debemos hablar con Cabell también!

El Capitán Jefferson hizo una breve expresión de desagrado, pero finalmente estuvo de acuerdo con el Dr. Penn y le dijo.

- Está bien, Dr. Penn. Iremos al puente a comunicarnos con el Almirante Aldershot, y si podemos con Cabell.

Los dos hombres dejaron la Sección de Ingeniería con destino al puente. John Jefferson tomó sin titubear el camino acostumbrado a pie por los pasillos y el elevador de la nave, arrastrando con él al Dr. Penn, quien suponía que utilizarían un vehículo APC para hacer el trayecto.
Al llegar al puente, con un Dr. Penn algo agitado, y después del intercambio rutinario de saludos, el Capitán John Jefferson preguntó.

- ¿Alguna comunicación del Almirante Aldershot?

El Primer Oficial, el Teniente Comandante Martin Colton y la Oficial de Comunicaciones, la Teniente Susan Blane respondieron casi al unísono.

- No, Señor.

El Dr. Penn y el Capitán Jefferson permanecieron juntos de pie, detrás del asiento del Capitán y delante de las puertas de acceso al puente. El Capitán John Jefferson se dirigió a la Oficial de Comunicaciones.

- Teniente Blane, comuníqueme con el Almirante Aldershot abordo del UES Jutland.

- Si, Capitán.

Respondió la Teniente, quien estableció la comunicación y la puso en una Pantalla de Rayos Proyectores.
En la gigante pantalla holográfica semitransparente proyectada en la parte delantera del puente, apareció el rostro enojado del Almirante Aldershot.

- ¡Capitán Jefferson! ¡Dr. Penn! ¡Los dos científicos Robotech! ¡¿No me digan que se comunicaron para decirme que atravesar el agujero negro es una locura de mi parte?! ¡No respondan eso! ¡No hace falta! ¡Ya me lo dijo todo el mundo! ¡Como si no lo supiera! ¡No llegué a Almirante sin saber esas cosas! ¡Pero esta es una idea de Cabell, no mía!

El Capitán Jefferson y el Dr. Penn, asombrados, se miraron con desconcierto ante la revelación del Almirante Aldershot.
Sorprendido, el Dr. Penn se dirigió al Almirante Aldershot.

- Almirante, con todo respeto, nos gustaría hablar con Cabell.

El Almirante Aldershot, aun con su rostro enojado respondió.

- Caballeros, me encuentran de buen humor, así que cumpliré sus deseos.

El Almirante Aldershot se hizo a un lado del alcance de la pantalla, y su lugar lo tomó el científico Tiroleano Cabell, con su rostro serio, calva con forma de huevo, cabellos y cejas grises, barba hasta la mitad de su pecho y vestiduras de color rojo.
El Dr. Harry Penn siguió tomando la palabra.

- Cabell, ¿puedes explicarnos de que se trata esa locura de que la flota se adentre en el agujero negro?

- No es una locura, Dr. Penn. Estoy realizando los últimos cálculos para hacerlo. Cuando haya terminado el Almirante Aldershot lo comunicará a la flota. Si quieren saber de que se trata busquen las bitácoras de la anterior nave del Capitán Vince Grant, el UES Icarus, la maniobra apodada como "Maniobra Nichols". Me despido, debo seguir trabajando.

El Dr. Penn y el Capitán Jefferson seguían asombrados y no dijeron ninguna palabra. El foco de la pantalla fue invadido nuevamente por la figura del Almirante Aldershot.

- Bien, Caballeros. Ya tuvieron su respuesta. ¡Ahora esperen una nueva comunicación de mi parte! ¡Aldershot fuera!

La comunicación se cortó y la pantalla se disolvió, dejando al Dr. Penn y el Capitán Jefferson perplejos, pero con la curiosidad suficiente para buscar información sobre esa "Maniobra Nichols" que mencionó Cabell. Ambos dejaron el puente del UES Argo con destino a la Sección de Ingeniería, donde estarían más cómodos que en el puente de la nave para buscar mayor información de la mencionada maniobra.
Al llegar a la Sección de Ingeniería, el Dr. Penn y el Capitán Jefferson tomaron dos consolas libres en búsqueda de las bitácoras desclasificadas de la nave SDBC-86 UES Icarus, comandada por el Capitán Vince Grant. Al acceder a las bitácoras realizaron una búsqueda con las palabras clave: "Maniobra Nichols". Una vez realizado esto, y tras un poco de lectura el Dr. Harry Penn exclamó.

- ¡Aquí está! ¡La Maniobra Nichols! ¡Utiliza un Campo Dimensional Sombra y el principio de la Transposición!

John Jefferson algo perplejo se dio media vuelta en su asiento para enfrentar al Dr. Penn, y preguntó.

- ¿Cómo es eso?

El Dr. Penn, entusiasmado, le respondió.

- En las propias palabras del Dr. Louis Nichols sobre el Campo Dimensional Sombra: Un campo que utiliza un desplazamiento de cuarta dimensión alrededor de una nave u objeto para hacerla indetectable a la mayoría de los tipos de sensores. Este desplazamiento está atado al subyacente principio de la Transposición y las dos características pueden ser usadas intercambiablemente para contrarestar otras formas de energía como la gravitatoria.

El Capitán Jefferson frunció el ceño y volvió a mirar la pantalla de su consola en búsqueda del escrito del Dr. Louis Nichols, al tiempo que decía al Dr. Penn.

- Lo siento, Dr. Penn. No termino de entenderlo completamente. Ese Dr. Nichols debe ser todo un genio, o la teoría está mal.

- Yo lo entiendo vagamente, ¡no se me hubiese ocurrido! El Campo Dimensional Sombra y el campo, la esfera o burbuja de la Transposición, del salto al Hiperespacio se desplazan a otra dimensión cancelándose mutuamente no llegando a salir completamente del espacio normal, pero lo suficiente para que la fuerza de la gravedad no los afecte. ¿Entiendes?

- Como usted dijo: "Vagamente" después de su explicación. Aquí, en la bitácora dice que con la "Maniobra Nichols" el UES Icarus escapó de la atracción gravitacional del agujero negro, pero la esfera del Campo Dimensional Sombra y Transposición colapsaron casi al salir de la atracción. ¡Eso no me da mucha confianza!

Respondió el Capitán Jefferson, a lo cual el Dr. Penn agregó.

- Esos deben ser los cálculos que Cabell estaba realizando. Él debió entender la teoría mejor que nosotros. ¿Confías en Cabell, no es así?

John Jefferson le respondió.

- Si, Dr. Penn, confío en Cabell, pero todo esto me parece una locura.

- ¡Ya lo veremos, J.J.!

Dijo el Dr. Penn bromeando con John Jefferson.
El Capitán John Jefferson se levantó de la consola, se despidió brevemente del Dr. Penn y emprendió su regreso al puente del UES Argo. Allí no encontró ninguna novedad del Almirante Aldershot. Lo cual lo hizo sentir un poco aliviado. Pero alrededor de una hora y media después una transmisión del UES Jutland tuvo lugar.
El Almirante Aldershot volvía a llenar una Pantalla de Rayos Proyectores, con su expresión de pocos amigos dirigiéndose a los integrantes de la flota que comandaba.

- Damas y Caballeros. Los cálculos para realizar la Maniobra Nichols, sugerida por mi Jefe de Ingenieros, Cabell, ha concluido. Esto nos permitirá traspasar la atracción gravitacional del agujero negro e ir en persecución del planeta Haydon IV, que atavesó el agujero negro como si fuera un agujero de gusano. Transmitiré los cálculos realizados por Cabell para los parámetros necesarios para realizar el Campo Dimensional Sombra y la generación de la Transposición para las naves clase Garfish e Ikazuchi. Aunque hemos decidido con Cabell, para no arriesgar la flota, como prueba el UES Jutland se adentrará solo al agujero negro. Si algo nos llega a suceder en el proceso o no regresamos en un lapso prudencial de tiempo, el Almirante Forsythe, Comandante del UES Apollo, tomará el mando de la flota, con la premisa de encontrar el planeta Haydonita y proseguir con los términos originales de nuestra misión. Hasta pronto, Damas y Caballeros.

La transmisión se cortó en el puente del UES Argo y el Capitán Jefferson ordenó nuevamente retransmitir la comunicación al Dr. Penn, mientras se acomodaba nervioso en el asiento de Capitán.
Aunque la transmisión y el momento le parecieron dramáticos, confiaba en Cabell y rogaba que todo saliera bien, aunque le disgustasen las actitudes del Almirante Aldershot.
El Almirante Nigel Aldershot cortó la comunicación con su flota, se aferró a su bastón, se mantuvo en silencio un momento, luego suspiró y se dirigió a Cabell, presente en el puente y le preguntó.

- ¿Esta seguro de hacer esto, Cabell?

- Tanto como lo puede estar la ciencia, Almirante.

Respondió serio y secamente Cabell.

- Bueno, ¡comencemos de una vez!

Dicho esto, el Almirante Aldershot se sentó con dificultad y con ayuda de su baston en el asiento de Capitán del UES Jutland. Luego ordenó que encendiesen el Dispositivo Sombra, apagado hasta entonces para evitar las trampas cazabobos de los Haydonitas empleados con el funcionamiento de dicho dispositivo. Cabell tomó la consola del Ingeniero Robotech del puente de la nave y comenzó a configurar el Campo Dimensional Sombra y el sistema de Transposición, haciendo que una esfera violácea con destellos blancos envolviera la nave.
El Capitán John Jefferson y los demás miembros de la flota vieron como se generaba la esfera alrededor de la nave y comenzaba a avanzar hacia la posición invisible del agujero negro. Cruzó el horizonte de sucesos y la nave seguía su curso sin problemas hacia el ojo del agujero.
La Maniobra Nichols estaba funcionando.
El UES Jutland seguía su camino cuando una gigantesca esfera sólida, grande como un planeta, salía del otro extremo del agujero negro con una esfera de Campo Dimensional Sombra/Transposición rojo fuego. El UES Jutland no tuvo oportunidad e impactó contra el inmenso planeta, despedazándose contra la superficie del aparecido Haydon IV.
Todos los Capitanes quedaron atonitos ante la presencia del enorme planeta, aparecido por sorpresa por el otro extremo del agujero negro y la desaparición del SDBB-2 UES Jutland en la superficie de Haydon IV.
Una transmisión general del Almirante Forsythe fue comunicada a todas las naves.
Un atemorizado y furioso rostro del nuevo Almirante al mando apareció en las Pantallas de Rayos Proyectores y gritaba.

- ¡Acorazados Haydonitas vienen por nosotros! ¡Retirada a Tirol! ¡Inicien Transposición inmediata!

Y luego de eso, cortó la breve comunicación.
Cabell y el Almirante Aldershot habían muerto, y Haydon IV y una pequeña flota de imparables Acorazados Haydonitas estaban detrás de ellos.
El Capitán John Jefferson ordenó rápidamente.

- ¡Teniente Colton! ¡Inicie una Transposición a Tirol inmediatamente!