..............*-*-*SPIRITS IN THE RIVER*-*-*..............

...[A TRUE SAMURAI SPIRITS LOVE STORY]........

.....by Nicorino nicorino1@hotmail.com

En el Japón medieval, extraños hechos desconocidos para los occidentales ocurrieron en medio de una sangrienta y mística epoca, la realidad se combinaba con la magia en un lugar violento lleno de historias sobre grandes héroes, poderosos espadachines y malvados demonios.

En una de las miles de islas llenas de magia del vasto Japón, en Hokkaido,una tribu de nativos del lugar conocidos como los Ainu, lograron vivir en paz sin molestar a nadie adorando el poder de la grandiosa madre naturaleza, esta historia trata sobre una joven Ainu, Nakoruru, en su viaje para destruir al demonio que destruye la naturaleza conoce el amor de un extranjero y descubre su fabuloso destino...

...Capitulo primero:...La sangre en el Río, La elegida por la Naturaleza

11 de Octubre,...1771

La villa Ainu Kamui-Kotan, ya golpeada por el frío manto invernal, está apunto de presenciar el nacimiento de una criatura.

Ya hacía tiempo que en Kamui-Kotan no habían niños, algunas familias habían emigrado a las villas más adentro en Hokkaido olvidando así sus raíces e historias, o se marcháron bosque adentro donde las tribus más grandes.

Era un momento de grán emoción en toda la diminuta villa, puesto que la que hiba a dar a luz era Chikomuru, la hija del líder de la tribu, Sanouku, puesto que las ancianas le habían pronosticado infertilidad.

-Sanouku: ¿Donde te habías metido Chouishi?

-Chouishi: Traté de llegar lo antes posible, pero me atrapó una ventisca, y quedé atrapado en un árbol junto con Shikuruu y Mamahaha

-Sanouku: Ya, ya, no te escuses.

-Chouishi: ¿Como está Chikomoru?.

-Sanouku: Han sido horas difíciles para ella.

-Chouishi: ¿Puedo verla?

-Sanouku: Pasa, adelante.

Chouishi entrá en una habitación en la humilde choza, seguido por un lobo y un águila.

En la habitación se encontraban unas ancianas con fuentes de agua caliente y entre mantas estaba recostada Chikomoru, a punto de dar a luz.

-Chouishi: Chikomoru, llegué.

-Chikomoru: Oh, querido, estaba tán preocupada, ya está por salir.

-Chouishi: ¿Te encuentras bien?.

-Chikomoru: Quiero que cuides a nuestro hijo, quiero que lo transformes en un grán luchador, defensor de la madre naturaleza, que sea grande, que lo ilumine el sol, que lo guien las estrellas, que fluya su energía como el río.

-Chouishi: ¿Por que me dices esto, Chikomoru?.

-Monashiri: Chouishi, creo que debes salir, ahora comienza la parte más difícil.

-Chikomoru: Adios Chouishi.

-Chouishi: No te pasará nada Chikomoru.

La Monashiri, la suegra de Chouishi toma a Chouishi del brazo y este le acaricia la mejilla a Chikomoru despidiéndose.

Sale de la choza y se sienta junto al viejo Sanouku junto al lobo Shikuruu y al águila Mamahaha.

El parto fué díficil, Chikomoru murió dando a luz. Luego de recivir la triste noticia, Sanouku y Chouishi entran en la habitación encontrando a las ancianas lamentándose por la pérdida de Chikomoru. Pero, en una ezquina, una blanca luz cubre el rostro cubierto en mantas de una hermosa bebé..A la que le llamaron Nakoruru, como la abuela de Chikomoru, la grán guardiana de la Naturaleza.

Nakoruru creció en un ambiente pacífico, desde muy niña aprendió el significado de la naturaleza, aprendió a escuchar las voces de los árboles, las risas del verano, y los murmullos del invierno, Aprendió a cuidar de todos los animales del bosque. Grandes osos, solitarios lobos, traviesos mapaches ,majestuosas aves y tímidos ciervos. Tambiémn aprendió a defender la naturaleza, desde los 4 años comenzó su entrenamiento con la Kodachi, una arma de defenza, su abuelo la entrenaba cada día para que se volviera una experta. El padre de Nakoruru, Chouishi, volvió a cazarse y tuvo una hija de nombre Rimururu.

Ella se crió junto a su hermana en Kamui-Kotan. Un día, cuando Nakoruru tenía 12 años...

-Nakoruru: Buena atrapada Shikuruu, buen chico **abraza al lobo**, es tu turno Mamahaha, ¡¡Ve por ella!! **arroja una pelota**.

-Sanouku: ¡Nakoruru!.

-Nakoruru: ¡Hola Abuelo! **corre a abrazarlo**, ¿que sucede?.

-Sanouku: Nakoruru, esto es grave, se trata de tu padre.

-Nakoruru: ¿Ah?, ¿Que le sucedió?, ¿está el bien?.

-Sanouku: Tu padre, fué asesinado por unos Ninjas.

-Nakoruru: ...Padre... **Nakoruru cae de rodillas, y Shikuruu, Mamahaha y Sanouku se acercan a consolarla**.

-Sanouku: **con lágrimas en los ojos** Hija mía, lo único que púdimos encontrar fué su ropa clavada en Shurikens, y a Chichiushi, su Kodachi, pensé que podrías quedártela.

-Nakoruru: Abuelo... **lo abraza fuertemente**.

6 años más tarde, Nakoruru ya cumplió los 18 años, la mayoria de edad, ya estaba dispuesta a casarse con algún joven de alguna aldea, como era la tradición Ainu, pero la Naturaleza le tenía su destino guardado en las profundidades del bosque.

-Nakoruru: ¡Buenos días abuelo, abuela, hermana!.

-Sanouku: Buenos días hija mía, ¿saldrás hoy al río?, es el último día de invierno.

-Rimururu: Si vas al río, ¿me traes unas bayas rojas?, son para mis medicinas, son el último día que podré encontrarlas frescas.

-Nakoruru: Si hoy saldré temprano a darle una ofrenda a la naturaleza por el último día de invierno, te traeré tus bayas si me haces un delicioso almuerzo.

-Rimururu: Esta bien.

-Monashiri: Querída, si vas a salir temprano, usa tu manta, la última escarcha es la más cruda.

-Nakoruru: Bien, ya me voy, vuelvo en la tarde, ¡adios!, Mamahaha, Shikuruu, ¡VAMONOS!.

**Nakoruru sale de la choza despidiendose de su familia, seguida por el águila y el lobo, caminando muy segura se adentra en el claro bosque semi-primaveral. Ya se podían ver florecer los árboles y las flores. Nakoruru sentía una grán emoción o nostalgia al ver llegar de nuevo la primavera con sus calidos días de sol, sus deliciosos frutos y sus hermosos atardeceres con colores pasteles**

-Nakoruru:..Ah---, me facina el aroma de la escarcha, el aroma del agua, todo tiene aroma, aunque la gente no pueda captar todos los aromas de la naturaleza, ¿verdad Mamahaha?. **acaricia al águila**.

Nakoruru corre entre los prados blancos y verdes que se forman entre grandes abultamientos de nieve a punto de derretirse. Nakoruru se recuesta sobre un prado seco y le pide permiso a un enorme manzano sacar uno de sus primeros frutos**

-Árbol: Adelante.

-Nakoruru: Gracias noble Árbol.



Nakoruru tenía el partícular poder de hablar con el medio ambiente. Ya sentada en el pasto comienza a quedarse dormida.

En su sueño vé a un chico de traje azul güiñandole un ojo, un templo en llamas y un brujo riendose como un demente.

Nakoruru despierta sobre saltada, y una gota de agua moja su mejilla, se dá cuenta que eso no era una gota de agua, era un copo de nieve.

-Nakoruru: ¿Huh?, ¿en esta época?, pero si la primavera empieza mañana, ¿que sucede?..**suspira violentamente**, ¡El bosque!, ¡no puedo oir el murmullo del bosque!, ¡MAMAHAHA!, ¡SHIKURUU!, ¡VAMOS!.

Nakoruru corre por todos los senderos buscando algo del murmullo del bosque, no se escuchaba nada. Ni un solo canto de pájaro, ni una voz de un amable árbol, absolutamente nada.

Comienza a nevar espesamente, Nakoruru conocía muy bien la naturaleza de el bosque. Solo nevaba hasta el penúltimo día de invierno, jamás el último día. Logra llegar al río y se arrodilla delante de él. El río parecía no responder, ¿que sucedía?.

-Nakoruru: ¿Que es eso que fluye por el río?. Eso, es... ¡SANGRE!.

Nakoruru salta al río que era de mínima profundidad seguido por Shikuruu y Mamahaha.

Algo la estaba asustando demasiado, tenía una sensación que jamás había sentido, Miedo.

Nunca ni en la muerte de su padre había sentido miedo.

Siguió corriendo hasta llegar a una laguna con una debiles luces blancas que se zambullían en el agua, y en el medio de la laguna, una mujer llena de luz verde, con un vestido verde y sangrando estaba tirada en medio de la laguna flotando.

-Nakoruru: ¡Madre Naturaleza!.

-Naturaleza: ¡Oh!, Nakoruru, eres la primera persona que logra verme y reconocerme.

-Nakoruru: ¿Que sucedió?, ¿Quien le hizo esto?.

-Naturaleza: El mal se ha comenzado a formar, todo el orden natural se caerá, Nakoruru, eres la elegida por mí para defender el orden Natural... Debes... seguir... la... luz... por... el río...**se envuelve en una luz verde que fluye a travez del río y desaparece**.

-Nakoruru: ¡MADRE NATURALEZA!.

Nakoruru corre desesperadamente a travez del bosque, sin rumbo alguno.

De pronto, ya canzada de tanto correr por el silencioso bosque nevado, cae de rodillas, llorando.

-Chouishi: ¿Por que lloras, hija?.

-Nakoruru: ¿Ah?, ¡P-PADRE!, ¡N-NO PUEDE SER! **Frente a ella se encuentra su padre vestido de blanco rodeado de luces**

-Chouishi: Nakoruru, no estaré aquí mucho tiempo, mi espíritu volverá a vagar, Nakoruru, dever ir a Edo y encontrar a Jubei, el te ayudará, no confíes en los demás, Nakoruru cuida a tu hermana... Sigue la luz por el río.

-Nakoruru: ¡PADRE!, ¡PADRE------!.

La Kodachi del padre de Nakoruru, ahora en manos de ella emana un resplandor blanco.

-Nakoruru: Ahora lo entiendo, debo ser fuerte, acabaré con el mal, Madre Naturaleza, Padre.

------TO BE CONTINUED....-------

--------------------------------------------------------------------------------

Wee!..mi primer fanfic de Samurai Shodown/Spirits, de mi personaje preferido..Nako-chan..wee...critiquenla MUCHO, MUCHO y haganme saber si les gustó, o si tiene fallos o History Crush..traté de adaptarla de la mejor manera a la serie original..(me tuve que "dar vuelta" casi todos los juegos con Nakoruru)...Demonios! el Japonés me está matando... ..Nicorino.... uuhh..que nervios..