Disclaimer: Los personajes no me pertenecen, estos pertenecen a Joss Whedon, excepto Casandra, a ella yo la invente.

Nota 1: Espero les guste, al principio es una historia solo de Buffy, pero después va a ser un Crossover con Ángel, manden Reviews, por fa...

Nota 2: Aun no tengo un nombre general para toda la historia, esta es apenas una primera parte, se desarrolla durante la quinta temporada, cuando aparece Glory y Dawn, en esta historia esta todo lo que vimos en la serie un poco revuelto:

Spike NO ama a Buffy,      Joyce ya murió, Ángel y Buffy ya decidieron ser solo amigos, en Ángel es después de que tiene su "Epifanía", cuando ya se esta arreglando con su equipo y trabaja con ellos otra vez.

Si hay algo que no se entienda o que se me paso decir me avisan ok?.

Nota 3: Las fechas que aparecen de vez en cuando es del día en que escribí esa parte de la historia.

CAPITULO 1:  LOS SUEÑOS.

Jueves 26 de abril del 2001

Giles, tengo que hablar contigo, - dijo Buffy entrando como una tromba a la tienda de magia, se paro en seco cuando vio a Giles sentado en la mesa de juntas con Spike. - ¿Qué haces aquí?- pregunto con aspereza mirando duramente al vampiro, quien le devolvió la mirada.- No es de tu incumbencia cazadora, - contesto Spike usando el mismo tono de Buffy. Ella lo ignoró y miró a su vigilante. –Giles, realmente es importante... –Spike interrumpió – espera tu turno cazadora, yo llegue primero... –Giles es mi vigilante y estoy segura que sabe que los asuntos de la cazadora son más importantes que discutir que carnicero tiene la mejor sangre... – Spike se levanto y avanzo hacia ella desafiante –No tienes idea de lo que dices Buffy, y si crees que Giles puede resolver tus problemas con tu hermanita malcriada yo...

- Ya estuvo bien los dos; - dijo Giles levantándose. –siéntense los dos, -Giles se quito los lentes y empezó a limpiarlos con un pañuelo mientras observaba como Spike y Buffy se sentaban lo  más alejados uno del otro mirándose con recelo. Giles realmente no entendía, más de una vez ellos habían demostrado preocupación por el otro, más de una vez se habían ayudado, incluso en ese momento Spike le estaba diciendo como un sueño; que aún no le había contado; le tenía preocupado por la seguridad de Buffy, pero entre ellos no demostraban eso, sino todo lo contrario, a pesar de que más de una vez los había visto pelear hombro con hombro y que durante esas peleas ellos habían demostrado ser un equipo perfectamente complementado, simplemente no lo aceptaban, y uno delante del otro jamás lo admitirían.

Giles se sentó de nuevo y los miró, primero a uno y después al otro. –Bien, quiero que hablemos civilizadamente, uno por uno, en el momento en que cualquiera de ustedes dos se interrumpa, bueno, en ese momento van a tener que arreglar sus problemas por sí mismos. – hecha la amenaza, los miró en silencio unos segundos, asegurándoles con la mirada que hablaba en serio; Buffy y Spike asintieron en silencio. – Bien, - continuo Giles – Spike estarás de acuerdo conmigo en que primero las damas ¿verdad? – sin esperar respuesta se volvió hacia Buffy - ¿qué es lo qué pasa? – Buffy se enderezo en la silla y miró a Giles directo a los ojos, tratando de olvidar la presencia de Spike frente a ella y empezó a hablar.

27 abril 2001

-Hace tres días tuve un sueño muy extraño, pero fue tan breve que creo que lo olvide, no le di importancia pero bueno, en este sueño yo estaba parada frente a una mujer, bueno, en realidad se veía de mi edad, era de mi estatura, cabello castaño rojizo, rizado y largo, bueno, era linda ¿esta bien?, Parecía querer decirme algo, pero a pesar de que yo veía que movía los labios, no escuchaba nada, luego ella pareció darse por vencida, me hizo señas con la mano como para que esperara, y luego desperté.

-¿Y qué es lo importante aquí? – pregunto Giles sin entender.

-Que ha vuelto a soñar con ella desde entonces – contesto Spike, sin buscar pelea, esta vez Buffy continúo.

-Así es, - miró a Spike – espera, ¿cómo lo sabes?.

-Por eso estoy aquí, yo también he soñado con ella.

-Buffy, continua por favor, -interrumpió Giles.

-Bien, ayer volví a soñar con ella y era igual, ella hablaba pero yo no la escuchaba, pero yo quería escucharla, algo dentro de mí me decía que ella era mí amiga y que lo que tenía que decir era importante, ella pareció darse por vencida igual que la noche anterior, pero esta vez se acerco a mi y miró alrededor, y entonces tuve la impresión de que comprendía algo que yo todavía no veía, y me miro y sonrió, con una sonrisa tan dulce y confiable que... – se dio cuenta de que la miraban con impaciencia – bueno, se acerco más y me indico que mirara alrededor, y cuando lo hice me di cuenta que yo estaba en una especie de caja de cristal, por eso no la oía, Iba a golpear una de las paredes cuando ella me detuvo con un gesto, y puso la palma de su mano en el cristal, no sé por que yo hice lo mismo, era como si mi palma estuviera sobre la de ella y pude sentir una especie de energía, de calor, y pude oírla –Giles se movió en su asiento, acercándose a ella, interesado, lo mismo que Spike – y lo que dijo fue: -Esta barrera la puso Glory, no quiere que me escuches, piensa que me conoce, pero en realidad soy mucho más fuerte de lo que ella imagina, (me sonrío y se alzo de hombros como quitándole importancia), - Buffy, solo quiero decirte que ya estoy en camino y pronto nos encontraremos, ahora, vas a olvidar, pero mañana que duermas recordarás y entonces podrás hacerme las preguntas que quieras, hasta entonces cazadora; -eso fue ayer, -continúo Buffy, -cuando desperté no recordaba haber soñado pero me sentía bien, desde que apareció Glory, todas las mañanas me levantaba de nervios pensando en que podríamos hacer, pero ayer cuando pensé en Glory sentí que todo iba a estar bien y pude concentrarme en Dawn, que desde lo de mamá – dijo tristemente- no ha ido bien en la escuela y..., bueno, en fin, lo importante es anoche.

-Yo solo soñé con ella anoche, y en cuanto desperté vine aquí – dijo Spike, - solo que yo no estaba en la caja, yo estaba del lado de ella y ...

-Espera un segundo Spike –interrumpió Giles, -Deja que Buffy termine y después podemos comparar, por si hay alguna diferencia. – Spike sé hecho hacía atrás en la silla, y levanto las manos dándose por vencido.

-Bien, -dijo Buffy, - anoche, después de patrullar me fui directo a la cama, no sé a que hora comencé a soñar pero, ahí estaba de nuevo esta chica mirándome con su extraña sonrisa, se acerco de nuevo y colocó su mano en el cristal, donde yo ya tenía la mía, me moría por hacerle preguntas, pero cuando sentí de nuevo la energía de ella recorriéndome me quede sin palabras, ella empezó a hablar. – Hola de nuevo Buffy, si todo va bien como hasta ahora, mañana podremos hablar frente a frente, estando despiertas.

-¿Mañana a qué hora? – pregunté.

-Alrededor de las 7:00 de la noche, quizás un poco antes o después, nos encontraremos en la tienda de magia. –Asentí con la cabeza.

-¿Quién eres?, - pregunte.

-Soy quien te va a ayudar en la batalla más importante de tu vida, vamos a vencer a Glory.

-Sí, pero ¿cómo?¿, ¿Cuál es tu nombre?¿, ¿Qué o quién eres?.

-Mañana cazadora, -contesto y sentí que estaba a punto de irse.

-¡Espera! –grite intentando detenerla, ella me miro, intentando calmarme.

-Al irme de tu sueño tengo la oportunidad de llegar a tu lado más rápido, -comenzó a retirar la mano pero después la volvió a apoyar contra la mía. – Eres más fuerte de lo que crees Buffy, física y mentalmente, tu esencia de cazadora es la más fuerte que he sentido hasta ahora;  -desvió su vista hacia atrás e hizo un gesto de reconocimiento, iba a seguir su mirada pero ella me volvió a mirar, encadenando mi mirada tan intensamente que me olvide de mirar atrás de ella.

28 abril 2001

-Dile a tu vigilante; -desvió la mirada como tratando de recordar, sonrío cuando el pensamiento que buscaba la alcanzó, -Rupert, Rupert Giles, ¿verdad? – al ver que asentía, continuo, - dile a Giles que reúna a la pandilla y les hable de Casandra; y; Buffy, es muy importante que él este presente; -seguí su mirada y ahí estaba, no sé, creo que era, pero se veía tan diferente... –miro hacia Spike.

-Si, era yo, - confirmo el vampiro, - yo solo fui testigo de la última parte del sueño, cuando dijo lo de Casandra y que era importante que yo estuviera, vi que Buffy me miraba pero no pareció reconocerme, quería decirle que era yo, pero por alguna razón no hallaba mi voz; pase mi mano por mi cabeza y me di cuenta de por que no podía reconocerme, era yo, pero era como cuando estaba vivo, estaba vestido con el mismo traje café que use el día; bueno; la noche en que Dru me encontró; incluso pude sentir mi pulso; sentí que casi enloquecía; nunca me había soñado como humano; de hecho me costo trabajo reconocer mi propio latido; estaba cada vez más asustado, cuando note que había alguien frente a mí; era esta chica; realmente hermosa; y tan cerca de mí que pude oler su aliento; colocó su mano en mi mejilla, algo en sus ojos me resulto familiar; todavía no sé que es; lo que se es que yo moría por tocarla, pero no podía moverme y los latidos cada vez más acelerados de mi corazón me volvían loco.

-Tranquilízate William; solo es un sueño; solo quería que recordaras lo que es tener un corazón que late; no pensé que fuera tan doloroso; en verdad lo siento; - había tal consternación en su voz; una tristeza tan honda en su mirada que yo solo pude negar con la cabeza y entonces pude hablar.

-No te preocupes, estoy bien; solo que fue algo tan repentino; bueno; no esperaba sentir algo así; tengo tantos años oyéndolo desde afuera o sintiéndolo entre mis brazos que ya había olvidado sentirlo dentro...

-Esta bien William, -dijo acariciando mi mejilla, sonriendo apenas, pero la tristeza no desapareció de su mirada; - lamento haberte causado este sobresalto, - bajo su mirada hacía mi pecho y con ella deslizo su mano de mi mejilla hacía el cuello y luego la puso sobre mi corazón; que aún latía; - es solo que – hablo mirándome de nuevo a los ojos, -siempre quise saber como se sentiría tu corazón, como se oiría en tu pecho; -retiró la mano y recargo su oreja en mi pecho; yo solo pude rodearla con mis brazos; ella me rodeo por la cintura y se acerco más a mí; el olor de su cabello... –Spike meneo la cabeza, decidiendo que esos detalles eran solo para él, el olor de ella invadiéndolo; su cuerpo cálido entre sus brazos; estremeciéndose; la sensación de extraña familiaridad.

-Bueno, -continúo; - después de un momento levanto la cabeza y me miró; tenía lagrimas en los ojos, yo no sabía que hacer; así que con una mano le limpie la lagrima que rodaba por su mejilla.

-¿Qué pasa?, ¿Hice algo mal? – le pregunte, ella negó con la cabeza, - no; yo solo quería sentir lo que robaron de mi vida el mismo día en que yo creí que todas las piezas de mi destino encajaban; el día en que quede incompleta; mientras ella te escogía a ti; ellos me escogían a mí; -se separó de mí y no dejo que hablará; - sé que no sabes de que hablo William; Quizás mañana; quizá después podamos hablar; quizás ni siquiera deba estar cerca de ti; no lo sé, - sé volvió a acercar y acomodo el cuello de mi gabardina; era yo de nuevo; el retumbar de mi corazón había desaparecido, ella volvió a poner su mano en mi pecho, y con su otra mano tomo una de las mías y la puso sobre su pecho, pude sentir el regular y firme latido de su corazón bajo mi palma; lo oía claramente; ella me miró a los ojos de nuevo.

-¿Crees que sea lo suficientemente fuerte como para latir por los dos? – en su mirada seguía estando la tristeza pero ahora había un desafío, un reto que yo tenía que aceptar o declinar, ella retiro mi mano y puso sus dedos en mis labios para evitar que hablara.

-No es por eso que estoy aquí – me pareció que se explicaba más a sí misma que a mí – si así fuera te hubiera encontrado antes, pero no; estoy aquí por la cazadora; - entonces recordé a Buffy y miré hacía la caja pero estaba vacía – ella se fue hace rato; sé que aun que yo no te dijera esto de todos modos lo harías, es tu destino; pero tengo que asegurarme que lo sepas; tienes que respaldarla; tienes que cuidar sus espaldas; eres el único con la fuerza física para hacerlo y... – se interrumpió – cuando los vea mañana el papel que cada uno desempeñaremos en la batalla contra Glory comenzará a aclararse; tenemos que proteger a Dawn, si Glory llega a tener la llave no solo sería el fin del mundo, sino que las fuerzas del mal se harían cargo con tal fuerza que el simple hecho de vivir sería estar en el infierno; y... mañana; mañana William; no lo olvides, que Giles les hable de Casandra; es importante.

Spike tenía la mirada perdida en algún punto en el horizonte; detrás de Buffy.

-Recuerdo que la tome entre mis brazos; ella me permitió hacerlo, - ¿Quién eres?

-Ya lo recordaras, - contesto poniendo sus manos en mis mejillas, - tu nunca te has ido de mi mente; ni tu ni la palabra que debí de haber dicho cuando tuve tu atención por unos segundos; aun que sabía que pensabas en Cecil todo el tiempo... -¿qué palabra? – pregunte mientras ella suavemente pasaba sus dedos por mis labios. –Refulgente... – Fue cuando desperté; aún con la sensación de sus dedos en mis labios y con la urgencia de verte – dijo mirando a Giles – y aun que no lo creas – continuo mirando a Buffy – con la necesidad de asegurarme que estabas bien.

Se quedaron en silencio un momento, Giles trataba de entender lo que le habían contado; Casandra, sabía quien era Casandra; incluso tenía documentos; bueno; copias de documentos; y sabía que parte de la historia de Casandra estaba en algunos libros; libros con más de 100 años de antigüedad; las miradas de Buffy y de Spike lo sacaron de sus pensamientos; se levanto.

-Casandra, - dijo en voz alta mirándolos; - tengo que buscar algunos libros y documentos, ustedes llamen a los demás – dijo mirando hacía donde estaba el teléfono y desapareció tras la puerta en donde guardaba los libros más importantes, Buffy miro a Spike quien tenía una expresión extraña.

-¿Estas bien? – preguntó mientras él la miraba.

-Sí; solo quiero recordar; eso es todo cazadora.

-Bien; voy a llamar a Willow, -dijo yendo hacía el teléfono; no entendía por que siempre que había alguien más tenía que discutir con Spike; cuando estaban solos incluso parecían amigos, era como si se entendieran; llamo a Willow y le pidió que fuera a la tienda lo más pronto posible y que llevará a Tara; incluso le pidió que pasara por Dawn; la había dejado dormida y en ese momento se arrepentía de haberlo hecho; cuando termino de hablar con Will, llamo a Dawn para que estuviera lista; luego llamó a Xander; faltaba una hora para que la tienda abriera, y unos 45 minutos para que Anya llegara, pero Buffy sabía que Xander la traería con él.

Spike oía levemente a Buffy en el teléfono; en realidad estaba perdido en sus recuerdos; trataba de rememorar su último día como humano; antes de Dru; cuando lo convirtieron en vampiro, decidió olvidar la vida de humano que había llevado; por eso dejo de ser William para convertirse en Spike; "Refulgente", hacía demasiado tiempo que no pensaba en esa palabra; pero aún recordaba como la palabra se presento en su mente como la hasta para su poema para Cecil; recordaba como los amigos de ella se habían reído de él y como la ingrata le había dado el tiro de gracia al decirle que él no estaba a su altura; recordaba el dolor y la ira y aún podía sentir el estremecimiento que recorrió su cuerpo cuando escucho la palabra en labios de Dru; solo por eso se había rendido a ella; por eso y por el deseo de escapar, después de eso lo único en lo que pensaba era en venganza; Cecil y sus amigos fueron su cena de los dos primeros días como vampiro; y no se arrepentía; no se arrepentía de nada de lo que había hecho; pero la chica de cabello rizado que había sentido temblar entre sus brazos en su sueño; sabía que la conocía; lo sentía; pero cuando la imagen comenzaba a aclararse en su mente el recuerdo lo evadía; intento pensar en otra cosa; pero no pudo; desde que despertó lo único que tenía en la mente era la imagen de ella; y el estremecimiento que lo despertó cuando ella dijo la palabra; un estremecimiento diez mil veces más fuerte que el que sintió cuando escucho a Dru. El sonido de las campanillas de la puerta lo devolvieron a la realidad y vio que eran las brujas y la hermana de la cazadora; quien venía aún adormilada, pero cuando lo vio pareció despertar.

-¡Spike!, Hola – dijo acercándose apresuradamente.

-Hola amor; -respondió él tratando de hablar normalmente - ¿cómo amaneciste?.

-Bien, gracias, ¿el que estés aquí quiere decir que ya esta permitido que nos hablemos? –pregunto con mirada ansiosa.

-Creo que si amor, pero de todos modos tienes que preguntar a tu hermana – contesto mirando a Buffy quien veía la escena en silencio; Dawn también la miro -¿Buffy? – dijo con la voz más melosa y ansiosa que tenía.

-Esta bien, -contesto esta – pero nada de historias de matanzas como las que solías contarle.

-Lo que tu digas cazadora – todos lo miraron; incluso Xander y Anya que acababan de entrar.

-¿Qué? – pregunto él devolviéndoles la mirada; antes de que empezara una discusión Giles llamó la atención de todos poniendo varios libros y papeles en la mesa.

-Buenos días a todos; Anya ¿puedes dejar el letrero de cerrado, por favor?, Después aseguren la puerta y vengan a sentarse todos.