Hola!!!! Esta es la tercera vez que lo pongo porque la primera vez lo pase
mal y la segunda imcompleto, pero aquí esta y espero que lo lean y lo
disfruten, primero que nada : LOS PERSONAJES SON DE JK ROWLING, NADA DE ESTO ES MIO Y LO HAGO POR MERA DIVERSIO SIN ESPERAR NADA A CAMBIO, excepto
obviamente sus reviews. Me gustaría conocer su opinión sobre esta loca historia que me he inventado. Sé que al inicio es algo confusa pero poco a
poco se irá explicando. Pro favor, dejen reviews, prometo contestarlos.

*******

Bueno, esta historia se ubica en dos espacios temporales distintos. El primero es la época de los merodeadores, donde la vida de nuestros queridos amigos (principalmente la de Sirius Black) se ve conmocionada por la llegada al colegio de una nueva e intrigante muchacha. El segundo es el sexto año de Harry Potter en Hogwarts (o sea, la historia no es apta para quien no haya leído en quinto libro) donde la vida de Harry, Hermione y Ron se ve conmocionada por la llegada de otra chica misteriosa que viene además con una asombrante revelación.

*************

Sirius bajaba corriendo al Gran Comedor, para variar iban tarde. Sin embargo cuando llegó a la escalera en lo alto del vestíbulo se dio cuenta de que sucedía algo extraño. Todos los presentes miraban atentamente a una chica que estaba sola, de pie en el centro del vestíbulo rodeada de maletas que miraba alrededor indiferentemente. James, Lupin y Peter lo alcanzaron y se detuvieron al ver que Sirius no tenía la menor intención de moverse. ¿Qué..? - empezó a preguntar James pero se detuvo al ver la cara de su amigo. Miraba a la muchacha con la boca abierta y una expresión de asombro y admiración en los ojos.

¿Quién será?- preguntó Peter mirándola con curiosidad

No lo sé, - dijo Lupin - pero trae equipaje como si fuera a quedarse.

Se ve muy joven - dijo Peter mientras James seguía mirando a Sirius - tal vez es una alumna nueva.

Como sea es muy guapa - dijo James - ¿verdad, Canuto?¿Canuto? ¡Hey, Sirius!

¿Ah? - preguntó Sirius como saliendo de un trance - ¿qué pasó?

Sus amigo empezaron a reírse de él.

Creo que eso te responde Cornamenta - dijo con sorna Lupin

Sí, de otra manera no se abría quedado viéndola como idiota - dijo James riéndose a su vez.

¿Quién será? - dijo Sirius sin ponerles atención - ¿creen que vaya a quedarse?

No te preocupes Canuto, - dijo James dándole una palmada en la espalda - si se queda pronto andará detrás de ti como el resto de las chicas.

¿Por qué abría de preocuparme? - dijo Sirius poniéndose a la defensiva

No hay nada malo en que te guste - dijo Lupin medio-en-serio-medio-en-broma

¿Quién dice que me gusta? - dijo Sirius tratando sin lograrlo de sonar indiferente- Sólo me preguntaba quien será.

¡Al fin has caído en las redes de alguien! - dijo James con burla, Sirius solía molestarlo mucho por como veía a Lily cuando estaba cerca

Vamos James, ¿porqué abría de gustarle? ¿sólo porque tiene el pelo negro largo por la cintura, y unos ojos dorados muy misteriosos y la sonrisa más linda que se ha visto en Hogwarts? - dijo Lupin sonriendo.

Por favor, - dijo Sirius de mal humor - claro que no me gusta, dejad de decir estupideces, es tan corriente como todas las demás. Solo me preguntaba quien sería.

Y si tenía novio, y si... - empezó a decir James pero Sirius hizo ademán de pegarle

Vamos a llegar tarde, - dijo Colagusano consultando se reloj

Sí, Colagusano tiene razón - dijo Sirius - mejor nos vamos.

Lupin y James se adelantaron aún molestando a Sirius y Colagusano los siguió, pero Sirius se permitió quedarse viendo a esa muchacha una vez más... ¿Vienes o qué? - le gritaron sus amigos desde abajo.

¡Voy! - gritó y bajo corriendo las escaleras, definitivamente, era la muchacha más linda que había visto en su vida.

*****************
Ron, Harry y Hermione corrían escaleras abajo, se habían quedado dormidos
e iban realmente tarde, pero al llegar al vestíbulo se detuvieron ante la
masa de gente que miraba atentamente al centro del mismo. Se abrieron
paso entre la multitud para ver a una muchacha que miraba alrededor como
si buscara a alguien. Era muy bonita, tenía el pelo negro por la cintura,
los ojos dorados y sonreía dulcemente. Harry y Ron la miraron
boquiabiertos.

1. Es divina - logró decir Ron entre su perplejidad - si Fleur Delacuor era
una veela, esta es una diosa.

1. No es tan linda - dijo Hermione agriamente - lo que me pregunto es qué
hará aquí.

1. Tienes razón, es preciosa, - dijo Harry como si no hubiese oído a
Hermione - me pregunto..
En eso se cayó, la chica lo había visto y se dirigía hacía él.

1. ¿Harry Potter? ¿Eres tú, verdad? - dijo la chica rápidamente, como si
temiera que alguien la detuviese.

1. Sí, soy yo - logró decir Harry notando como se ponía rojo bajo la mirada
de todo el colegio y en especial la intensa mirada de la muchacha.

1. ¿Puede hablar contigo un momento? - dijo la chica

1. Eh... claro.

La chica miró alrededor y vio la puerta de un aula entre abierta, lo tomó
de la mano y lo metió ahí como si no notara que todos seguían sus
movimientos o más bien como si no le importara.
Harry la miro aprehensivamente.

1. ¿Qué sucede?

1. Harry, tu, ¿conocías bien a Sirius Black, verdad?

Harry se quedó de piedra, ¿quien era esa muchacha que lo había arrastrado
a un aula vacía para preguntarle por su padrino, quien había muerto tan
sólo unos meses antes?.

1. Yo...

1. Tu estuviste ahí cuando murió, ¿verdad? Él, ¿sufrió mucho? ¿Al menos fue
rápido?

1. Este.. - Harry no sabía que decir, había pasado la mayor parte del
tiempo evitando pensar en ese día y ahora esta desconocida lo había
devuelto de golpe a ese recuerdo, su padrino cayendo por ese arco, los
ojos abiertos por el asombro...

1. ¡Sara, que crees estás haciendo! - resonó la voz de Albus Dumbledore que
acaba de entrar en la clase - ¡Te dije que no quería que anduvieses por
ahí haciendo preguntas sobre Sirius Black!

1. No ando por ahí haciendo preguntas sobre Sirius Black! Le estoy
preguntando a Harry Potter.

1. Ya te dije lo que debías saber

1. Y se supone que debo creerle, ¿no? - dijo Sara temblando

1. Vamos a mi despacho - dijo Dumbledore conciente de que todo el colegio
estaba al otro lado de la puerta esperando y podían oír los gritos de
Sara. Abrió la puerta y salió, esperando que Sara lo siguiera

1. Espera - dijo Harry reponiéndose momentáneamente de la sorpresa -
¿porqué quieres saber? ¿Por qué te interesa tanto?

1. Porque Sirius Black es mi padre.

Sara salió del aula dejando a Harry solo y muy confundido.

************

Sirius había tenido que soportar las burlas de sus amigos todo el día, pero la verdad es que muchas veces se encontró a sí mismo pensando en aquella chica. ¿Qué le pasaba? Trataba de alejarla de su mente pero un comentario de James o Lupin se la traían de vuelta. En la tarde Lupin les había pedido que fueran a la biblioteca a estudiar pero James y Sirius se habían opuesto.

-Hace mucho calor para estar dentro del colegio - dijo James- podemos
estudiar cerca del lago.

-Tenemos tanto que hacer - decía Peter nervioso

-Sí, sí Colagusano - le dijo Sirius harto de oírlo quejarse - si tu
quieres pasar toda la tarde trabajando allá tú, yo estoy aburrido.

Empezaron a discutir al respecto en el vestíbulo, saliendo camino al lago, una chica que estaba en esos momentos de espaldas a ellos los oyó y volvió a ver curiosa. Era la chica de la mañana. Miró al grupo con interés: uno tenía el cabello rubio y se veía más delgado y daba una apariencia extraña de fragilidad. Otro era pequeño y se veía como aquellos de los que se quejan de todos. Sin embargo, como notó la muchacha todas las chicas veían y suspiraban por los dos del centro. Uno tenía el pelo negro muy despeinado, pero el otro que también tenía el pelo negro lo tenía largo, brillante, y caía como cascadas y como pudo notar cuando se volvió a intentar pegarle al pequeño que se iba quejando tenía los ojos azules.

-" Vaya, empieza a mejorar el panorama" - pensó la chica sonriendo - "me pregunto quien será, pero qué ojos"

Poco después los cuatro amigos se encontraban debajo del mismo árbol de siempre tratando de hacer los deberes de transfiguración, pero James y Sirius los encontraban terriblemente aburridos por lo que empezaron a jugar retándose a duelo. James había propuesto el juego al ver a Evans y sus amigas que estaban cerca de allí. La chica salió del colegio y miró a los distintos grupos de chicos y chicas que estudiaban y jugaban por ahí. No le costó nada encontrar al chico de ojos azules y sus amigos, que de hecho estaban llamando bastante la atención. Empezó a caminar por los jardines del castillo sin una dirección determinada. Sirius la vio a lo largo y su distracción la pagó recibiendo el hechizo "rictusempra" de James directamente. Su amigo se lo quitó riéndose.
-Tienes que estar más atento que eso, Canuto - le advirtió James

-Ya me la pagarás - dijo Sirius tratando de no volver a ver hacia la
chica o James lo molestaría más que antes. Pero la próxima vez que se
atrevió a buscarla con la mirada se le fue el alma a los pies. Parecía
que al fin había decidido acercarse a alguien y ese alguien era un
solitario Slytherin que estaba al otro lado del lago leyendo
tranquilamente su libro de Defensa contra la Artes Oscuras.

Este chico había llamado la atención a la chica por ser el único que estaba solo, completamente enfrascado en la lectura.
-Hola - dijo la chica sentándose a su lado - ¿te molesto?

-Eh... no claro que no - el chico no podía creer su suerte, al chica de
la que todos hablaban estaba allí, sentada a su lado y le hablaba
amablemente

-Mi nombre es Sara, Sara Parker.

-Yo soy Severus Snape

-¿Severus? ¿Eso refleja tu personalidad?

-Eh.. no sé.

-No parece - dijo la chica brevemente

-Si vas a ...

-Lo siento, no quería ofenderte - dijo la chica rápidamente - es que me
gusta mucho Analizar los nombres de las personas.

-Ah.. claro.

-¿Por qué estás tan solo? - preguntó Sara mirando alrededor los alegres
grupos de estudiantes

-Estaba estudiando - respondió Severus algo sonrojado, la verdad es que
no era muy popular

-Oh, ¿ Defensa contra las Artes Oscuras? - dijo leyendo el título del
libro - yo empiezo las clases pasado mañana. ¿es muy difícil?

-No, es solo cuestión de estudiar, si...

Las palabras de Snape quedaron ahogadas por las risas de todos los presentes: Sirius Black se había vuelto a distraer durante su duelo y James lo había mandado directo al lago y el calamar parecía encariñado con él.
-Déjame en paz - le gritó Sirius a la vez que lanzaba chispas a los
tentáculos del animal para que lo soltara. Salió del lago de mal humor y
con otro sencillo hechizo se secó.

-¿Quién es ese? - preguntó Sara a Severus, riéndose como todos los demás.

-¿Ese? - dijo Snape con un claro tono de desprecio - un idiota.

-Vaya, parece que se llevan muy bien.

-Se llama Sirius Black.

-Sirius... - empezó ella

-No quiero saber que significa - se apresuró a decir Severus

-Bueno, y ¿quiénes son los otros?

-James Potter es el que pelea con él. Es un estúpido engreído. Esos dos
se creen la octava maravilla del mundo. Potter se cree el mejor jugador
de Quidditch y Black tiene todo el día a un montón de chiquillas tontas
detrás suyo.

-Se nota que son un par de creídos y les gusta llamar la atención. Bueno,
¿quiénes son los otros?

Pronto Severus se encontró hablándole de casi todos los presentes, luego le habló sobre las casas y la dinámica del colegio hasta que la muchacha vio el reloj.
-Debo irme - dijo - tengo que alistarme para la cena. Fue muy divertido
hablar contigo, y gracias por ponerme al tanto de todo. Con lo que
Dumbledore me había dicho la verdad no sabía nada importante.

-Eh... de nada

-Bueno, nos vemos - dijo la chica levantándose y sonriéndole
abiertamente. Se dirigió al castillo mientras Severus Snape no podía
creer que Sara hubiese pasado toda la tarde hablando con él, mientras que
un chico de ojos azules al otro lado del lago pensaba exactamente lo
mismo.

**********

Harry no se había atrevido a decirle a sus amigos lo que Sara le había
dicho, era simplemente imposible. Cuando le preguntaron respondió
evasivamente que Dumbledore no la había dejado decirle nada. Todo el Gran
Comedor hablaba de ella y Hermione lanzó un agudo silbido al abrir el
Profeta.

-¿Qué sucede? - preguntó Harry asustado, pensando en que serían
noticias de Voldemort.

-Creo que ya sé quien es la chica misteriosa. - Hermione le enseñó la
portada del periódico que decía en grandes titulares: "Los fénix no
han desaparecido, Albus Dumbledore ha encontrado a la última y el
ministerio a dado su aprobación a la llegada de la muchacha a Hogwarts
el día de hoy "

Harry no sabía lo que aquello significaba, pero Ron se llevó las manos a
la boca en una expresión de asombro.

-Es imposible - logró decir después de un momento - léelo.

-"Albus Dumbledore a conmocionado a la comunidad mágica al anunciar
que la raza de los fénix no se ha extinguido. Al parecer ha encontrado
a una nueva fénix viviendo en América y no ha dudado en traerla a
Inglaterra. El ministro de magia, Cornelius Fudge ha dado las
siguientes declaraciones - "efectivamente es una nueva fénix, tras
largas discusiones hemos acordado que lo mejor es que vaya a Hogwarts
y reciba la educación necesaria para integrarse a la comunidad mágica.
La chica ha vivido como Muggle desde el fallecimiento de su madre.
Hemos decidido tras largas conversaciones con ella que no hay motivos
para temer que presente la dudosa conducta de su madre y no
representa ningún peligro en su estadía en el colegio para nadie"----
la controversial leyenda de los fénix sale nuevamente a flote pero
creamos en ella o no, tenemos que aceptar el hecho de que todavía hay
una de ellos entre nosotros y hoy llegará al Colegio Hogwarts de Magia
y Hechicería para empezar su formación. Ha sido presentada solamente
con el nombre de Sara, hija de Sara Fénix Parker, pero a pesar de esto
no se considera que represente ningún peligro para la comunidad
mágica"

-¡Una fénix ! - exclamó Ron - ¡nunca creí que conocería alguna!

-¿Alguien quiere decirme de que están hablando? - dijo Harry que
seguía sin entender nada

-Una fénix, - dijo Hermione lentamente - he leído sobre ellas, son
brujas que tienen un control especial sobre el fuego, son muy
poderosas pero bastante inútiles.

-¿Qué quieres decir?

-Son brujas incultas, pueden hacer magia sin necesidad de utilizar una
varita, se supone que más bien les es muy difícil aprender a
utilizarla.

-Porque no la necesitan - dijo Ron - no son solo eso, Hermione , ¿me
vas a decir que no conoces la leyenda?

-Ron, por favor ,no me vas a decir que crees eso ¿verdad?

-¿Cuál leyenda? - preguntó Harry molesto de que olvidaran que le no
sabía de que le hablaban.

-Siempre ha sido mi leyenda favorita - dijo Ron volviéndose a él - se
supone que al inicio de la humanidad no existían los magos, todos eran
muggles. Sin embargo existía una especie superior que eran los fénix,
ellos tenían el control del fuego, que los muggles no conocían. Sin
embargo los fénix se encariñaron con los muggles y algunas (la mayoría
eran mujeres) se enamoraron de estos. La primera de ellas tuvo dos
hijos de un muggle, su hija fue una fénix como ella, pero tenía forma
completamente humana (se supone que ellos eran más etéreos) y el otro
fue un niño, que no era un fénix, pero tampoco un muggle, ese fue el
primer mago. Así al mezclarse los fénix con los muggles surgieron los
magos y las fénix, y el hombre aprendió a utilizar el fuego. El
problema es que los fénix no estaban hechos para reproducirse, verás
ellos no solo tienen control sobre el fuego sino que son sus
guardianes y de él vienen los poderes de los magos. Cuando un fénix
tenía una hija esta recibía el fuego y la fénix moría creo que a los 5
años de su hija, cuando esta cumplía 15 el fuego renacía completamente
en ella. Cuando un mago se mezclaba con una muggle sus hijos eran
magos o brujas pero de alguna manera el fuego no es eterno, por lo que
algunos niños no estaban "iluminados" por él y no tenían poderes, esos
fueron los primeros squib, fueron desterrados, se mezclaron con
muggles y siguieron una línea directa de muggles, pero en su sangre
habían vestigios mágicos y eventualmente nace un mago o una bruja,
como Hermione.

-Ron, esa leyenda está totalmente desechada - dijo Hermione impaciente

-Claro que sí - dijo Ron impaciente a su vez - los magos no querían
aceptar que provenían de muggles. Esta leyenda dice que no hay líneas
puras de magos, todos tenemos algo de muggles. Ellas fueron reinas
¿sabes? Antes del ministerio esto era un reino, pero en algún momento
algo les pasó, empezaron a desaparecer y sólo quedó una. Entonces
surgió eso de los magos incultos y dijeron que como podíamos ser
gobernados por alguien incapaz de usar bien la varita. Se deshizo el
reinado y fue marginada. Creo que la desterraron de Inglaterra.

-Pero en el periódico - dijo Harry - mencionan a su madre.

-Claro que la mencionan, la verdad me sorprende que Dumbledore la haya
aceptado - dijo Hermione con un resoplido - su abuela volvió a
Inglaterra con una hija de casi 5 años, rogando que cuidaran de ella
cuando muriera. No sé quien la crió, pero vino a Hogwarts, dicen que
era muy poderosa, pero eso no fue bueno. Se alió a Voldemort.

-¿¿¿Qué??? - dijo Harry sin creerlo.

-Sí, nadie sabe porque - dijo Ron - pero era mucho poder del lado
oscuro, después de la caída de Voldemort, como no podían matarla ni
encerrarla en Azkaban fue exiliada nuevamente. Se creía que se había
extinguido como el resto de su clase. Y ahora Dumbledore trae a su
hija de vuelta. No tiene sentido.

Eso mismo estaba pensando Harry, no tenía el menor sentido. Ella no
podía ser hija de su padrino, ¿cómo iba a haber tenido una hija con una
aliada de Voldemort? Era imposible...

-Claro que tiene sentido - dijo Hermione- Dumbledore no la va a dejar
por ahí ahora que Voldemort ha vuelto para que se una con él como su
madre. La quiere de nuestra parte

-Sí. Creo que tienes razón - dijo Harry volviendo a la conversación.

-Una fénix.... con razón es tan guapa - dijo Ron pensativamente.

-Mejor nos apresuramos - dijo Hermione ignorando el comentario de Ron
con el ceño fruncido - vamos a llegar tarde a Transfiguración.