DEJANDO LA INOCENCIA

Capitulo 3: Enseñando a besar.

-Detente -decía Hermione mientras intentaba ponerse la camisa- ya me tengo que ir.

-No, aun no -dijo entre besos un chico de cabellos platinados- no quiero.

-Harry se va a dar cuenta -dijo riendo por las cosquillas que Draco le hacia en su cuello por detrás- además... ya es tarde.

-Granger... -dijo volteándola, mirándola con una mirada fija y seria- me gustas, me gustas mucho, me gusta tu libertad, tu forma de humillar a las personas sin que se den cuenta, me gusta tu maldad y crueldad -dijo con un tono sensual mientras le acariciaba la cintura- se mi novia.

-¿Disculpa? -pregunto borrando su sonrisa juguetona- estas loco, no. -dijo volviéndose y abotonándose la camisa.

-Si, estoy enloqueciendo por ti, todas las noches sueño con tener tu cuerpo sobre el mío, escuchar tus gemidos en mi oído... vamos, no me digas que si te gusta Potter -dijo con sorna.

-Si, lo amo.

-Pero él no, no te toca, no nada.

-Harry si tiene educación con una mujer -dijo enojada- y ya no quiero hablar.

Draco bufó, prefería al bueno de San Potter que a él, ninguna chica le había hecho eso. Debía tener a Hermione a toda costa. Se sentó en su cama mientras veía el hermoso y cultural cuerpo de Hermione ocultarse entre la ropa.

-Chicas como tú no deberían usar ropa -dijo sonriendo lujurioso- deberían mostrar su belleza a todo el mundo.

-Buen piropo -sonrió Hermione mientras se subía la falda.

-Me salen con verte -pronunció sensualmente- quítate la falda -dijo golpeando con su pie las manos de Hermione que estaban subiendo el cierre de la falda.

-No, ya lo hicimos, y ya -dijo coquetamente.

-¿Cuándo será otra?

-No lo sé, cuando quieras -dijo tomando sus calcetas.

-Pues quiero otra -dijo riendo.

-Jajaja, no ya no, en otra ocasión que no sea ni hoy ni esta semana, estaré ocupada.

-¿Tareas? -pregunto burlón.

-No -dijo seria- bueno, además de eso, y es personal. ¿No te vas a cambiar? -pregunto viéndolo desnudo.

-No, así me duermo -dijo sonriendo picaramente- ¿no quieres dormir conmigo?

-No -dijo riendo- pensé que yo era la única de Hogwarts que dormía así -dijo mirándolo de pies a cabeza con una sonrisa lujuriosa.

-Sagrada tu cama.

Hermione sonrió mientras se cambiaba lentamente.

****************************************

-Entonces ¿las raíces se mezclan con que? -pregunto Ron confundido- voy a reprobar -se hundió entre sus brazos mientras lloriqueaba.

-Ay Ron, es "las raíces se muelen y se mezclan con la poción ftolg y de ahí te puedes transformar en vampiro, temporalmente" ¿viste no es difícil? -dijo corrigiendo a Ron.

-Lo dices porque eres Hermione -dijo enojado- la sabelotodo.

-¡Oye! Todavía que trato de ayudar -dijo ofendida.

-Nunca te pedí ayuda -dijo enojado.

-De acuerdo a la próxima no lo digas en voz alta.

-Yo digo lo que quiero en voz alta.

-Ya, ya, ¿van a empezar otra vez? -pregunto Harry colmado.

-Él empezó -dijeron los dos al unsonido apuntándose mutuamente.

-Si, si, como sea.

-¿Estas bien, Harry? -pregunto Hermione preocupada.

-Si -dijo agotado- los entrenamientos tienen que ser más fuertes y largos porque la próxima semana es el partido Gryffindor vs. Slytherin.

-Has entrenado de más Harry -dijo Ron preocupado.

-Valdrá la pena -dijo con una ligera sonrisa.

Hermione lo abrazo y lo empezó a cargar.

-¿Qué haces? -pregunto molesto- déjame.

-Iremos a tu habitación y te vas a ir a dormir -dijo levantándolo.

Harry se incorporo- estas loca -dijo sonriendo- por eso te amo -la tomo de la cara mientras la comenzaba a besar. Ron volvió a su libreta, con un fuerte dolor en su pecho, como le dolía ver esas escenas... esas demostraciones cariñosas en las que los novios se besaban, acariciaban... ¿por qué él no tenía novia? ¡Claro! Se había enamorado de un imposible... Hermione... y no podía fijarse en otras chicas... Hermione...

Levanto su vista, Harry tenía sujeta a Hermione de la cintura, no se dio cuenta de que el pergamino en el que llevaba ya mas de dos horas lo estaba apretando con una fuerza impresionante con su puño.

****************************************

Hermione reía mientras era cargada por Harry entre el pasillo de los cuartos de los chicos.

-Bájame Harry -reía Hermione mientras se aferraba al cuello del chico.

Al llegar por fin al cuarto de Harry, abrió la puerta a duras penas y entro. La habitación estaba vacía.

-Bájame -imploraba Hermione.

Harry se encamino a su cama y la dejo caer en ella.

-Se supone que tú eres el cansado, te debí cargar yo -dijo molesta mientras reía.

-No me importa, no pesas nada -dijo acostándose al lado de Hermione.

-Te amo -dijo Hermione poniéndose de costado.

-Yo más -dijo Harry haciendo lo mismo que Hermione.

Hermione se acerco a besarlo, poniéndose lentamente arriba de Harry.

-Debes... terminar tus tareas -dijo Harry entre besos, sintiéndose incomodo por las caricias intimas que le daba Hermione.

-Ya casi acabo -susurro sensualmente.

Hermione le estaba desabotonando la camina a Harry, este respiraba agitadamente, jamás había sentido tanta excitación por el contacto de las manos de Hermione en otros lugares de su cuerpo.

-Esto esta mal

-Cállate Ron -dijo Hermione adormilada mientras besaba el pecho de Harry.

Harry se detuvo en seco "dijo ¿Ron?" Se pregunto molesto. Se incorporo, mientras veía a la confundida Hermione incorporarse con él.

-¿Dijiste Ron? -pregunto molesto, acomodándose los lentes.

-¿Eh? -pregunto confundida- ¿cuándo?

-¿Dijiste Ron? -pregunto enojado.

-No lo sé -dijo confundida y nerviosa- tal vez oíste mal, estas muy cansado -dijo levantándose.

Harry frunció el cejo- Estoy muy seguro de que oí que dijiste Ron

-No fue así -dijo molesta- bueno, descansa -dijo dándole un beso en la frente- sueñas conmigo.

Harry frunció el cejo, miró como Hermione se iba del cuarto y se levanto para sacar la caja en donde tenía sus poemas.

"No sé que pasa contigo Ahora, últimamente, deseas mi cuerpo Deseas más mis labios Pero hoy... nombraste a mi mejor amigo Interrumpiendo tu intento de seducirme Te fuiste fingiendo inocencia Con tu dulce mirada distante de la mía Algo te ha pasado que no me quieres decir Que espero algún día tu confesión Y así entenderte mejor. Hermione."

Todos sus poemas terminaban con "Hermione" Cerro la caja, ahora con un nuevo pergamino, menos romántico que los anteriores.

****************************************

¡Maldición! Se repetía Hermione mientras bajaba las escaleras.

-Ron -llamó al pelirrojo muy enojada- Acabo de cometer el error más grande de mi existencia -dijo dejándose caer en la silla.

-¿Qué pasa? -pregunto interesado.

-Dije tu nombre cuando... intentaba seducir a Harry -dijo apenada- y él se dio cuenta.

-¡¡QUE!! -grito sorprendido.

-Cállate -dijo apenada- es que dijo lo mismo que dices tú, y dije "cállate, Ron" y allí se dio cuenta. Lo intente convencer de que no, pero no estoy segura de que lo haya hecho -dijo preocupada.

-¿Qué haremos? -pregunto perdido en las torturas que Harry les haría si se enterara.

-Por ahora nada, pero si sigue preguntado, le diremos que se veía muy cansado.

-De acuerdo -dijo Ron preocupado.

****************************************

-Granger ¿podemos hablar? -pregunto Draco a lo lejos.

Hermione asintió mientras se dirigía al salón de Historia de la Magia. Rato después entró Draco.

-¿Qué sucede? -pregunto Hermione apoyándose en la mesa.

-Te quería ver -dijo acercándose para besarla, pero ella lo esquivo.

-No, Malfoy -dijo moviéndose- Si solo era para eso, me voy -dijo caminando hacia la puerta.

-No, espera -dijo corriendo hacia ella y sujetándola del brazo- Alguien te quiere conocer -dijo inquieto.

-¿Alguien? -pregunto insegura mientras Draco la dirigía al escritorio, por la cintura.

-Si, mi querida Hermione -dijo con sorna- has cautivado a un buen amigo mío.

-¿No es Crabbe o Goyle, verdad? -pregunto asustada.

-Jajaja, no -dijo riendo- alguien más... apuesto, por así decirlo -dijo sonriendo.

-Ya dime -dijo inquieta.

-Entra Zabini -llamó hacia las sombras.

Un chico corpulento, con cara tímida aunque con facciones algo toscas, rubio y ojos cafés se presento sonrojado ante Hermione.

-Hola -saludo Hermione.

-Ho... hola -pronunció nervioso.

-Va en nuestro año -le informo a Hermione- es muy tímido con las chicas, y hace poco me confeso su amor hacia ti.

-¡Malfoy! -dijo Zabini nervioso- no digas eso... -dijo mirando de reojo a Hermione mientras agachaba su cabeza.

-Es la verdad ¿no? Bueno, le dije que éramos conocidos y que lo iba a presentar ante ti -dijo sonriendo picaramente- es virgen -le susurro a Hermione por el oído.

-¿En serio? -pregunto curiosa, miro a Zabini- eres lindo.

Zabini se sonrojo- gra... gracias, tú eres muy hermosa -pronunció apenado.

-Es lindo -le susurro a Draco.

-Es un idiota -se burlo Draco.

-¿Me conoces de lejos? -pregunto Hermione al Slytherin

-Si -dijo apenado- te veo todos los días en el Gran Comedor

-Ven -dijo Hermione coquetamente mientras veía al chico mirar a Draco y este asintió con una sonrisa.

-No sabe besar -le susurro Draco a Hermione.

-Yo le enseño -dijo sonriendo.

Hermione bajo del escritorio y miro que Zabini estaba muy alto, con su dedo índice le indico que se acercara, este, confundido y nervioso, obedeció. Hermione le tomo el mentón y acerco sus labios a los del chico. Draco se fue alejando, riendo en voz baja, se sentó en una butaca viendo a su tímido amigo abrazar a Hermione mientras que ella le acariciaba la cara. El chico realmente ansiaba a Hermione, mirarla todos los días se había convertido en su obsesión y ahora, tenerla en sus brazos, era maravilloso.

-Tranquilo, no tan rápido -dijo Hermione viendo como el chico se empezaba a quitar los pantalones- es lento, para excitarnos -pronuncio sensualmente en los oídos de Zabini.

El chico la besaba con desesperación, jamás había besado a una chica, pero lo que lo obligaba a besarla así era el sabor de boca de Hermione, era dulce, muy dulce, además de que tenía labios muy suaves. La empezó a tocar por todas partes. Draco empezó a reír por las expresiones que ponía Hermione, caras como "¿de donde lo sacaste?" o "no sabe ni en donde tocar". Draco se emocionó más cuando por fin estaban desnudos y Zabini la besaba por todas partes, se empezó a excitar cuando su amigo penetró a la Gryffindor y empezó a moverse el escritorio, Hermione estaba sentada, con las piernas abiertas y su cabeza echada hacia atrás mientras su cabello se mecía de adelante hacia atrás. Zabini lo hacía demasiado rápido, le tomó las caderas a Hermione para no hacerla hacia delante en una de sus embestidas feroces, le abría un poco más las piernas a Hermione y le besaba los pechos distraídamente.

Draco se levanto, le encantaba la expresión de gozo que tenía Hermione, uno inocente, excitante, sexy y sensual, llegó con ella y le empezó a besar el cuello, Hermione echo su cabeza aun más hacia atrás, acostándose lentamente, mientras su cuerpo se mecía de adelante hacia atrás. Draco empezó a besar sus senos, los mordisqueaba suavemente y los estrujaba con sus manos, necesitaba más... quería tenerla él también, se quitó el pantalón y se subió al escritorio, se hinco ante Hermione y metió su miembro a la boca de esta. Hermione empezó a chupárselo adormilada, le acariciaba las piernas a Draco y lo miraba de vez en cuando lujuriosamente y con gozo.

****************************************

-Estas algo distraído, Harry -dijo Ron mientras dejaba de escribir en su pergamino.

-Algo paso ayer que me dejo confundido -pensó acariciándose la barbilla.

-¿Qué sucede? -pregunto Ron nervioso.

-Bueno, sé que es una tontería, o tal vez estaba muy cansado ese día que no sé.

-Pues dímelo -dijo nervioso.

-Bueno... Hermione y yo nos estábamos besando -se sonrojo un poco- y... dijo tu nombre -dijo frunciendo el cejo- solo dije "esto esta mal" y ella dijo "cállate Ron".

-Ay Harry, la costumbre a de ser, sabes que Hermione y yo nos la pasamos peleando y tal vez tenía la memoria de una pelea en ese momento -dijo algo inseguro- además sabes que yo digo mucho eso de "esto esta mal" y pues a lo mejor, por instinto de pelea -dijo poniendo cara astuta- dijo eso.

-Tienes razón -pensó Harry- tal vez fue de que tenía algo en la cabeza y dijo eso... aunque realmente me sorprendió su cara, estaba nerviosa y confundida... como no sé... como si la hubiese descubierto.

-Tal vez se apenó por eso -pensó Ron- tal vez pensó "Harry se va a enojar" y puso esa cara.

-Si puede ser -pensó Harry algo más contento- gracias Ron.

-Los celos, Harry, los celos -dijo estrujándole el cabello a Harry con una mano, mientras se levantaba.

"Por poco" pensó Ron "aunque debí decirle la verdad" pensó reprochándose.

****************************************

-Lo hiciste bien -lo felicitó Hermione mientras se subía el calzón.

-Gra, gracias -pronunció apenado- tienes un muy bonito cuerpo -dijo avergonzado.

-Gracias, tú también.

-Aunque no entiendo porque Malfoy se metió -dijo mirando a Draco que estaba vigilando en la puerta.

-No lo sé, yo estaba algo cansada que no lo recuerdo -mintió inocentemente.

-Oye y... seremos novios ¿o no? -pregunto tímido- eres mía.

-Pensé que sabías que tengo novio -dijo ceñuda.

-¡Tienes novio! -dijo asombrado, camino hacia Malfoy y lo volteo para sujetarlo del cuello de su camiseta- no me habías dicho que tenía novio.

-No lo preguntaste -rió Draco. Zabini le apretó aun más- mira, ella es así, se acuesta con el que quiere con ella, es un juego Zabini -dijo intentándole bajar las manos.

-Sabías que estaba muy enamorado de ella, si hubiese sabido...

-Te abría roto el corazón -lo interrumpió Draco- mira, yo también se lo he propuesto, pero sí ama a su novio y no puedo hacer nada.

-¿Quién es? -pregunto sujetándolo con fuerza. -Potter -respondió molesto.

Zabini lo soltó molesto, camino hacia el escritorio para tomar su túnica.

-Yo realmente estaba enamorado de ti -le dijo a Hermione seriamente.

-Lo siento -dijo abotonándose la camisa- pensé que sabías que tenía novio.

-¿Y porque te acuestas con otros si tienes novio? -pregunto triste.

-No es de tu incumbencia -dijo dándole la espalda. "Para no sentirme sola" pensó triste.

-Bueno... -dijo triste.

Zabini salió de la habitación realmente molesto "mataré a ese Potter" pensó furioso "si mato a Potter, Granger tal vez me haga caso... sí... Potter morirá"

****************************************

-¿Por qué no le habías dicho que tengo novio? -pregunto Hermione molesta.

-No lo quería desilusionar -dijo tranquilamente- realmente te ama.

-No quería jugar así con él -dijo molesta.

-Tranquila, ya se le pasará.

-Salió muy molesto, no quiero pleitos -dijo preocupada.

-Es un cobarde, no hará nada -dijo viendo a Hermione- estas bien buena.

-Ja, ja, ja, déjame en paz, ya me voy -dijo tomando su túnica.

-Es la verdad, bueno, adiós -dijo mirándole el trasero mientras se iba, rato después salió él.

NOTAS DE LA AUTORA: Se supone que este iba a ser el final pero no, no pude. Gracias por sus reviews y opiniones. Después escribo más.

Aios!