Disclaimer: mirar capítulos anteriores. Qué penita me da... jolines TT

Ob-la-di ob-la- da life goes on bra!The Beatles

23. EL FINAL DEL PRINCIPIO

- Buenos días- James se sentó delante de ella. Justo él. Entonces. ¿Quién demonios le había echado mal de ojo?

- Hola- saludó Lily sin entusiasmo tirándole un panecillo a la cara, que el muchacho atrapó al vuelo- Tienes bien los reflejos- dijo sonriendo

El chico asintió y siguió desayunando. Lily empezó a ponerse nerviosa. Le veía decaído. Su boca se adelantó a su cerebro en ese momento

- James- el chico levantó la vista- Tengo que decirte algo.

James se quedó observándola, esperando oír las palabras que se negaban a salir de la boca de su nobia, que se mordía nerviosamente el labio inferior. Se lo iba a decir. Sí. Por fin

- Pues quería decirte... que yo...- empezó a balbuciar, retorciéndose las manos. James encaró una ceja- que yo... que te deseo mucha suerte para el partido de mañana- dijo rápidamente mientras bajaba la mirada.

El chico sonrió débilmente, como si se esperara algo así.

- Gracias

Lily le debolvió la sonrisa turbada y se intentó servir un vaso de zumo sin derramrlo, porque le temblara el pulso. Se sentía cobarde y muy estúpida; más aún cuando mirando de reojo a James se dio cuenta de que él no estaba mejor. ¿Por qué no podía simplemente decírselo? Siempre se tenía que complicar la vida... ella y su vergüenza... A esas alturas... Cuando había compartido hasta el rincón más pequeño de su ser con él. James necesitaba que le dijera que estaba ahí.

- Nos vemos luego Lily.

Esas palabras sacaron a Lily de sus cavilaciones. James estaba recogiendo su bolsa de Quidditch y ni siquiera la miraba... ¿pero a qué aspiraba? Lo estaba haciendo todo mal.

James salió del Gran Salón pensando en lo mismo que hacía días que le daba vueltas a la cabeza. Lily. Como siempre. Creía que había conseguido algo... pero en realidad podría decirse que sólo había logrado que se dejara besar. Sonaba duro, pero era así. No podía acariciar sus mejillas sembradas de pecas, ni besarla, ni darle la mano para ir a clase si había alguien delante... y ella nunca le había dicho que sintiera algo por él. Sabía que le quería, sí, pero no se lo había dicho nunca. A veces sentía que la estaba obligando a hacer algo que no quería. Suspiró. La cosa no marchaba bien.

Sirius estaba tumbado en la cama, apoyaba la cabeza entre sus manos y observaba ensoñado las cortinas del dosel que pendían por encima de él. Cerró los ojos intentando recuperar todos los instantes de la noche anterior: el olor de Kate, su piel fresca y bañada por la tenue luz de la luna... Un estornudo violento le recordó las consecuencias de la última noche, que había sido tan...

- ¿Estás despierto Padfoot?

El moreno gruñó molesto por la intromisión en esos momentos tan placenteros y miró con desgana hacia la puerta.

- Pasa Remus.

El licántropo sonrió, entró en la habitación y acto seguido se puso a revolver el montón de papeles, papelitos, libros y demás que cubrían su escritorio.

- ¿Buscas algo?- preguntó Sirius, que una vez fuera de sus pensamientos íntimos empezaba a aburrirse ahí recluído.

- Hm- afirmó Remus distraído- Algo para Elise... ¡Auch! ¿Por qué me has tirado un zapato?- preguntó molesto y frotándose la cabeza en el punto donde había hecho diana su amigo.

Sirius se incorporó de la cama con actitud solemne y autoritaria, pero se tuvo que volver a acostar casi de inmediato porque todo le estaba dando vueltas.

- Aparta tus manos de MI prima- amenazó finalmente

- Está bien- suspiró el otro distraído y eligiendo unos pergaminos

- Y tu boca

- Hmm

- Y cualquier parte de tu cuerpo o prolongación de éste. No vale usar guantes.

Remus se giró con cara de sorpresa y a la vez preocupación por el estado mental de su amigo.

- ¿Guantes? Se te está licuando el cerebro. Te tendrás que poner tapones de corcho en las orejas para que no se escape.

El moreno volvió a gruñir.

- No me estás haciendo caso, ¿no?

- Mmmm... ¿a ti que te parece?- contestó su amigo sin mirarle, rascándose la cabeza y eligiendo un conjunto de apuntes que colocó debajo de su brazo.

- Pues que sepas que me opongo firmemente a ello, como única autoridad masculina que ahora mismo tiene alguna responsabilidad e influencia sobre Elise.

Remus entornó los ojos a la vez que memorizaba la frase para repetírsela a la misma Elise: lo de que Sirius tenía influencia y responsabilidad sobre ella le haría mucha gracia.

- Fíjate que habíamos pensado poner a nuestro primer hijo Sirius y si resultaba ser niña Siriusina...- dijo con fingida pena el licántropo.

El moreno miró con recelo a Remus, pero ante la mirada de fingida inocencia de éste su rostro se suavizó.

- ¿En serio?... – dijo empezando a sonreír como un niño-Bueno, en ese caso me parece bien. Con un nombre tan bonito vuestro hijo será feliz... claro, que yo tengo que ser el padrino... le compraré una escoba para su primer cumpleaños porque seguro que va a ser jugador de Quidditch, y un uniforme pequeñito de Gryffindor, y una cazadora de cuero...- empezó a enumerar Sirius.

Remus entornó los ojos por última vez antes de salir de su habitación y dejar a Sirius soñando con un mini-él. El sonido de la puerta al cerrarse hizo reaccionar al enfermo.

- ¿Pero ese niño no está en camino, no? Ni hay intentos para que lo esté ¿verdad? ¿O sí? ¿Remus?- preguntó intentando llamar a su amigo- ¡Remus!

En la Sala Común había reunidos varios alumnos, la mayoría estudiando para los exámenes. Entre estos estaban Tracy, Artemis, Elise y Kate, que moqueaba todavía pero se aburría sola en la habitación e intentaba leer sus apuntes de Encantamientos.

En ese momento bajó Remus, que le entregó con una sonrisa los apuntes a Elise. Justo cuando le iba a dar las gracias su atención se desvió hacia otro punto de la sala: Sirius bajaba a trompicones por las escaleras y avanzó penosamente hasta llegar donde estaban ellos. Apartó de un manotazo a Remus y asió a su prima por los hombros con fuerza.

- Tú tranquila que ya me ocupo yo de todo. Seré como un padre para él

Elise apoyó una mano en la frente de su primo.

- Vete a la cama Sirius- dijo- deliras

- ¡Estoy hablando en serio!- exclamó emocionado abrazando de repente a su prima- Tú y Remus sois muy jóvenes para haceros cargo de vuestro hijo solos.

Elise pestañeó sorprendida y se hizo silencio en la Sala Común. La morena miró a Remus, que negó con la cabeza dando a entender que no sabía de donde había sacado eso y luego a su primo.

- Yo no voy a tener un hijo- murmuró Elise, todo el mundo la oyó

Sirius la volvió a abrazar.

- A mí no me tienes que mentir primita.- le susurró con tono cariñoso- Lo sé todo, me lo ha dicho Remus ahora.

El licántropo sacudió la cabeza.

- ¿Qué qué?- exclamó- Te juro que yo no le he dicho nada- dijo mirando a Elise, que tenía cara de basilisco con hambre.

Sirius suspiró.

- ¿Ves? No me lo queríais decir. Un pequeño Black está a punto de nacer y no me lo querías decir- negó con la cabeza- ¿para que está la familia?

- Sirius, ni Remus ni yo vamos a tener un hijo- repitió Elise- A no ser que tú estés embarazado no va a haber más niños Black por el momento

El moreno se rascó la cabeza mientras Artemis estallaba en carcajadas.

- ¿Puedo ser yo el padrino del niño?- bromeó

- ¡El padrino voy a ser yo y se va a llamar Sirius!- reaccionó de repente

- ¡Nadie va a ser padrino porque no hay niño!- gritó exasperada Elise- ¿Remus, quieres dejar de revolcarte por el suelo y ayudarme a arreglar esto?

Remus se tenía que sujetar los costados para no destrozarse los órganos internos con la risa.

- ¿Qué preferís que os regale, el carrito o el cambiador?- preguntó entonces Kate

- ¡Que no hay niño!- volvió a chillar Elise.

- Hay unos cambiadores monísimos que tienen bañera portátil- comentó Tracy.

Elise acabó destrozada de los nervios, cosa que según Artemis no debía ser bueno para su embarazo ficticio. Al final, con dosis de paciencia propias de un santo, Remus consiguió convencer a todo el mundo de que Elise y él no esperaban un retoño.

- Pues a mí me hacía ilusión- refunfuñó Sirius al final- Ahora mismo os ponéis a hacerme un sobrinete y no se hable más ¡Qué manera de quitar la ilusión a la gente!

Remus tuvo que sujetar a Elise para que no cometiera un homicidio y llevársela a la biblioteca a estudiar.

- Ya veo que los baños de agua fría no tienen mucho efecto en tí, Padfoot- comentó antes de marcharse- Normalmente espavilan. Aunque no sé yo si pasarías mucho frío- añadió pícaramente con un guiño, para luego salir de la Sala arrastrando a Elise.

Para entonces Kate había virado a un color rosa violacio y empezaba a transpirar vapor de agua mientras Sirius refunfuñaba insultando a su amigo. Artemis se seguía riendo y Tracy tenía cara de perplejidad absoluta.

- Será mejor que vuelvas a la cama- murmuró Kate levantándose y ayudando a su novio- Tienes que descansar.

Una vez hubieron desaparecido hacia el dormitorio de los chicos Tracy miró inquisitivamente a Artemis.

- Explícamelo.- exigió

- ¿El qué?- preguntó el chico haciéndose el distraído y reanudando la lectura de su libro.

- Lo de los baños de agua fría.

- Los chicos los usamos cuando...- empezó a decir con tono de profesor, mirándola muy serio

- ¡Artemis!- protestó la rubia sonrojándose y desviando la vista- No me refería a eso

- ¿Entonces? Yo si quieres te lo explico- se ofreció risueño

- Ya sé perfectamente para que sirven los baños de agua fría... quería saber sí...

- ¿Lo sabes?- la interrumpió él- ¿Tú te tienes que bañar con agua fría habitualmente?

Tracy se volvió a sonrojar y se contrarió aún más.

- ¡No te burles de mí!- se quejó cruzando los brazos

Artemis rió y la tomó entre sus brazos pese a su resistencia.

- ¿Sabes que no podrías ser más dulce, aunque te recubrieran de chocolate, princesa?- besó dulcemente su frente y luego pareció caer en la cuenta de algo- ¿Sabes? Lo del chocolate no es mala idea.

La chica le miró disgustada pero luego sonrió.

- Te recuerdo que estás castigado- dijo zafándose graciosamente de él y volviendo a sus libros. Artemis bufó disgustado y ella le miró- Donde las dan, las toman, amor.

Lily llegó poco después a la Sala común, con cara larga y pinta de tener ganas de vomitar. Después de preguntar por los demás se excusó diciendo que tenía sueño y se marchó a la cama. Sin cenar.

- No se lo ha dicho a James- afirmó Tracy. Artemis asintió.

Kate llegó poco después dando noticias satisfactorias sobre el estado de salud de Sirius, y Artemis y Tracy le contaron lo de Lily.

- Si no le dice algo pronto y si no supera su miedo escénico la obligo a tomarse Veritaserum- amenazó Kate- ¡Está consiguiendo estresarme más que los exámenes!- se lamentó.

- Tracy... ¿tienes un momento?

La aludida, Kate y Artemis se giraron para no ver sin cierta sorpresa a Rachel Rayan delante de ellos. La chica miraba casi suplicante a su ex amiga.

- Para ti no- contestó enseguida Kate- Si quieres...

- Está bien- la cortó Tracy poniendo una mano sobre el hombro de Kate- hablaré con ella.- Rachel parecía preocupada

- Pero...- protestó la chica. Artemis negó con la cabeza. Parecía haber venido de buenas, él también lo había notado.

Tracy hizo un gesto tranquilizador con la mano y se levantó para seguir a Rachel a un lugar apartado de la Sala Común. Ambas se sentaron en el alféizar de una ventana, en silencio. Rachel miraba obstinadamente hacia el exterior, como si temiera tener que encarar a Tracy.

- ¿Y bien?- preguntó suavemente Tracy tras unos segundos- ¿Querías algo?

Rachel suspiró profundamente y por fin miró a la chica.

- No sé por qué cambiaste, Tracy. Ni por qué sales con ese chico. Ni por qué parece darte igual todo lo que antes era importante. Ni lo sé ni lo entiendo- dijo la chica pausadamente.

- Si has venido a criticarme Rachel...

La chica le hizo un gesto con la mano.

- Déjame acabar. No te entiendo. Pero te veo más feliz de lo que te había visto nunca, con ese chico y con tus nuevas... amigas, y aunque no lo creas, me alegro por ti y siento mucho todo lo que ha pasado estos meses.

Tracy asintió y sonrió levemente.

- Gracias.

- Lo siento, de verdad- repitió Rachel volviendo a apartar la mirada y acomodándose el pelo detrás de la oreja- Pero me dolió que cortaras tan de repente con nosotras.

- Fuisteis vosotras las que me obligasteis a elegir. Me hicisteis daño- Tracy también empezó a mirar por la ventana. El cielo estaba despejado. Si se mantenía así no tendrían problemas en el partido.

Rachel suspiró pero no dijo nada más. Tras unos instantes se levantó.

- Suerte, en todo- dijo a modo de despedida.

Tracy pareció dudar unos instantes.

- ¡Rachel! Espera un momento- la rubia también se levantó y alcanzó a la chica- voy a ayudar a Lily y a James con lo de la ceremonia de graduación. Me gustaría que me ayudaras... si quieres...- ofreció con una sonrisa.

La chica le devolvió la sonrisa aceptando aquel intento de reconciliación.

- Lo pensaré ¿vale?

Tracy asintió y se despidió con la mano antes de volver con Kate y Artemis.

- ¿Qué quería?- preguntó Kate intrigada mientras la rubia se acomodaba.

- Pedirme perdón- respondió mientras abría uno de sus libros- No es mala chica, Kate- dijo mientras veía la cara de incredulidad de su amiga.

- ¿Y todo lo que te han hecho?

- Da igual- dijo mientras negaba con la cabeza- Soy más feliz que nunca.- sonrió satisfecha

Kate alzó las cejas y volvió a sus apuntes. Artemis le pasó un brazo por encima a su novia y la presionó contra él.

El gran Salón era un hervidero la mañana del partido. Un mar de verde y plata y de rojo y dorado llenaba la Gran Sala. Por supuesto todos los alumnos defendían los equipos de sus casas, pero ante tal encuentro eran muchos los Ravenclaw y los Hufflepuf que apoyaban al equipo de Gryffindor; los Slytherin no es que fueran especialmente conocidos por despertar la simpatía del resto de los alumnos.

Los Gryffies estaban, como era de esperar, muy exaltados: se jugaban la copa de Quidditch y un montón de puntos que les podía hacer ganar también la copa de las Casas. Si a todo eso se añadía la animadversión atávica que existía entre los dos contrincantes se entendía por qué el clima estaba tan agitado.

Todos los integrantes del equipo de Gryffindor desayunaban juntos mientras hacían el último repaso a su estrategia. Elise, Artemis, Lily, Tracy, Remus, Peter y Kate desayunaban cerca; bueno, de hecho todos desayunaban excepto Lily, que tenía cara de estar a punto de vomitar y mareaba un huevo frito con el tenedor sin apartar la vista de la mesa. Sirius burlaba de vez en cuando la vigilancia de James y le lanzaba un beso a su novia, que se sonrojaba complacida mientras Elise se metía los dedos en la boca fingiendo provocarse el vómito. Los demás hablaban animádamente.

Tras unos minutos, Lily se levantó de repente de su asiento provocando el silencio entre sus amigos.

- Lils, no tienes buena cara- comentó Kate. Elise asintió mientras Remus la miraba preocupado.

- No tengo hambre- murmuró sin mirar a nadie y recogiendo su bufanda.

Elise dejó caer la taza de café que tenía en las manos mientras Artemis tosía violentamente porque se había atragantado. Los demás pestañearon sorprendidos y Tracy intentaba evitar que su novio muriera de asfixia a la vez.

- ¡¿Qué has dicho?!- preguntó Elise mientras se limpiaba el café- Ahora mismo nos vamos a la enfermería- dijo levantándose rápidamente.

- ¡Que estoy bien! Sólo es que no tengo hambre ¿No puedo no tener hambre?- preguntó ofendida

- No- contestaron los otros seis a la vez, con plena convicción

- A la enfermería- repitió Elise

- ¡Que estoy bien!- repitió enfadada- Me voy al campo a buscar sitio.

Eso provocó una nueva conmoción en la mesa.

- ¡A la enfermería ahora mismo!- exclamó Elise tomándola por el brazo- Tú odias el Quidditch. Estas fatal.

Lily empezó a revolverse intentando librarse de su amiga, que la empujaba hacia la enfermería. Los alumnos miraban la escena con curiosidad

- ¡Elise!¡Déjame!- pero la morena no hacía caso- ¡Elise!

- Tú te vienes a la enfermería.

Lily la miró enfadada pero luego puso cara de resignación y suspiró.

- Vale

Elise pareció satisfecha y la soltó

- Pues vamos... ¡Lily!

La pelirroja había echado a correr como una centella y en ese momento desaparecía por la puerta de entrada. James la había visto y sonrió. Le gustaba esa faceta imprevisible de la chica.

Lily siguió corriendo hasta llegar a la entrada del estadio, aún vacío. Se apoyó en la pared para coger aire y luego se recostó. Tras unos instantes en los que pareció pensar rápidamente, entró.

- Este es mi último partido, chicos. Quiero que lo ganemos. Quiero que lo deis todo ahí fuera

James hablaba al resto de miembros del equipo en el vestuario, le escuchaban atentamente.

- Este año la copa tiene que ser nuestra.- prosiguió

- Todos los años tiene que ser nuestra- protestó Alice Proust, una cazadora de quinto- Podías cambiar un poco los discursos ¿no?

- Ahora toca lo del orgullo de Gryffindor y lo del valor y la honra- añadió Joanna Presscot, otra de las cazadoras, con el tono cansado

James encaró una ceja.

- Vosotras no lo entendéis...- dijo despreciativamente.

- Sí, a las mujeres no se nos pone esa parte del cerebro, elegimos el sentido común- explicó Alice provocando las carcajadas de su compañera y la mirada furibunda del resto de chicos del equipo- Vale, que era una broma- se disculpó- Vamos a ganar el partido

- Descarado- añadió Joanna para suavizar la situación

Eso pareció apaciguar a los chicos y James siguió con su discurso unos minutos.

- Sabéis lo que tenéis que hacer ¡Hacedlo!- finalizó vitoreado por sus compañeros

- ¡Y rompedles las piernas a los Slytherin!- añadió Sirius provocando de nuevo las risas.

James levantó una ceja.

- Eso sólo si Madame Hooch no mira.

Todos se rieron de nuevo.

- James- llamó Sirius a James. Éste le miró. Sirius señaló con la cabeza a la entrada del vestuario. Lily estaba allí de pie, muy seria.

- Lily- susurró, ella sonrió débilmente- Tenemos que...

- Jugar- habló por primera vez la pelirroja- Lo sé.

- Entonces...

- Será sólo un momento- suplicó la chica.

Los miembros del equipo miraban la escena con sumo interés. Quien más quien menos, en toda la escuela, conocia la historia de esa pareja.

James asintió y fue al encuentro de la pelirroja, que se apartó de la puerta para dejarle salir. Se quedó mirándola fijamente mientras Lily se retorcía los dedos y miraba el suelo nerviosa.

- ¿Pasa algo?- preguntó James tras unos minutos de silencio. La pelirroja levantó la vista y empezó a enrojecer violentamente- ¿Te encuentras bien?

- No- dijo luchando contra sus propios nervios, notando como el corazón se preparaba para hacer un sprint y salirsele por la boca- Quiero decir, sí. Me encuentro bien. No estoy enferma. Perfectamente de salud, gracias.

James asintió y la siguió mirando expectante, pero Lily volvió a mirar el suelo con sumo interés. Otra vez los malditos nervios y la vergüenza. Habían sido el problema desde el principio, desde el día en que se conocieron. Tragó saliva. Eso no podía seguir así

- Lily...

- ¡Cállate un momento y haz el favor de ponermelo más fácil!- chilló de repente Lily, luego, con una determinación surgida de la nada le tomó de la mano y le arrastró hacia el campo. James empezaba a pensar que le pasaba algo grave y se planteó cogerla en volandas y llevársela a la enfermería.

- No estoy loca y no me he fumado nada- dijo Lily leyendole el pensamiento y deteniéndose justo en el centro del terreno

Parecía que nadie se había dado cuenta de que la pareja estaba allí porque el griterío de las gradas seguía inalterable. Lily miró a James de nuevo, que seguía con cara de no entender nada.

- ¡Eh!... ¡Eh!...¡EHHHHH!- chilló Lily haciendo bocina con las manos para llamar la atención. James empezó a sentirse un poco ridículo allí delante de todos los alumnos y profesores de la escuela. Intentó callar a Lily, pero ella se zafó- ¡Déjame!

La gente pareció irse dando cuenta de que los dos Gryffies estaban allí.

- ¡Remus! ¡Es Lily!- chilló Elise desde la grada, había oído enseguida a su amiga.- Está con... ¡James!- dijo forzando la vista.

- ¡Así que para eso ha venido antes!- exclamó Kate- No irá a ...¿no?

- Creo que sí- contestó Artemis haciendo visera con las manos y mirando a su amiga.

Igual que ellos, poco a poco todo el muindo se dio cuenta de que Lily estaba intentando llamar su atención mientras James se cubría la frente con una mano. La pelirroja observó a los alumnos satisfecha y entonces se puso en frente de James.

- Lily, esto es...

Pero entonces ella asió el cuello de su túnica y lo atrajo suavemente, haciéndole trastabillar un poco. Presionó su frente contra la del chico y le miró a los ojos.

- Te quiero, James Potter- susurró, antes de besar suavemente sus labios

Inmediatamente se oyó un murmullo general de sorpresa mientras algunos alumnos, como Tracy, empezaban a vitorear a la pareja. Pero James y Lily no se dieron cuenta de eso porque habían dejado de estar allí para perderse el uno en el otro con ese beso. James se olvidó del bochorno de segundos antes y estrechó a Lily contra su pecho mientras ella rodeaba su cuello.

- ¿Potter y Evans? ¿juntos?- exclamó par sí misma la professora McGonnagall

- Minerva, me defraudas- bromeó el profesor Dumbledore inclinándose para hablar en tono confidente- Todo Hogwarts lo debe de saber ya

La profesora se ajustó las gafas severamente.

- Tendré que sancionarlos por un comportamiento tan... tan exhibicionista- farfulló.

Dumbledore apoyó una de sus manos huesudas en el hombro de la mujer.

- Déjales. Precisamente el amor y la vitalidad de estos jóvenes nos va a hacer mucha falta pronto.

La mayoría de los Gryffindor chillaban alborozados y no fueron pocas las exclamaciones de "¡Por fin!" que se dejaron oír, mientras Kate y Tracy coreaban el nombre de Lily como si estubieran animando ya a los jugadores.

James levantó a Lily unos centímetros por encima del suelo y ella se separó de él para poder ver la cara de su "novio oficial". Sonreía. Ella también sonrió...

- Lamento interrumpir este momento tan cursi, pero tenemos que jugar un partido, Prongs.

James se giró contrariado para ver a Sirius detrás de él, acompañado por el resto del equipo. Lily se separó de él y le apretó la mano mientras Sirius le tendía la escoba a su amigo.

- ¿Seguro que tengo que jugar?- bromeó James al oído de Lily. Ella se rió.

- Creo que si te escapas lo notarán, sí.

El equipo de Slitherin y Madame Hooch se dirigían también hacia el centro del terreno de juego escobas en mano. Lily se despidió con la mano y empezó a caminar hacia los vestuarios. Pero entonces alguien le quitó la bufanda del cuello rápidamente. Se giró. James estaba subido ya en su escoba y volando hacia donde le esperaba Madame Hooch. En el cuello llevaba su bufanda. Eso la hizo sonreír mientras se dirigía a las bases de las gradas.

Cuando llegó a las escaleras suspiró recordando su miedo atroz a las alturas.

- Vamos Lily, es por él- se animó en un susurro.

- ¡Qué conmovedor!- exclamó alguien de repente, acompañando las palabras con unas palmadas burlonas.

- Olvídame Snape- contestó ella antes de girarse, había conocido la voz- Si has venido a ridiculizarme...

El chico estalló en una carcajada carente de toda alegria y Lily pudo ver que sus ojos brillaban, sólo eso en la fisonomía de su interlocutor delataba que estaba escondiendo alguna emoción.

- ¿Ridiculizarte? Eso lo has hecho francamente bien sin mi ayuda- contestó- qué tierno ha sido todo, Evans.

- ¿Te ha gustado?- preguntó fingiendo interés

- Sí... siento predilección por las cosas patéticas.

Lily estubo a punto de darle un puñetazo y marcharse de allí sin más. James había sonreído y eso valía más que nada. Le había visto más feliz que nunca, más feliz que en casa de sus abuelos. Porque la quería y ahora él sabía que ella lo amaba también. Nada iba a quitarle ese momento en el campo de Quidditch, y mucho menos las burlas del que creía era su amigo.. Pero decidió marcharse simplemente, Snape ya había recibido demasiados golpes y no podía eludir eso. Empezó a subir los peldaños de la escalera sin contestar al Slytherin.

- ¿Y qué?- preguntó Snape sin darse por vencido- ¿Ya ha conseguido Potter lo que quería de ti? ¿Le ha gustado conocer tu cama?

Eso fue demasiado para Lily.

- ¿Te hubiera gustado conocerla a ti?- preguntó destilando rabia con cada palabra.

Esa respuesta había brotado sola, no había pasado por su cerebro, y pareció hacer diana: el semblante del chico pasó a ser rígido y perdió la sonrisa sardónica. Entonces Lily supo el porqué de ese rostro, de las peleas, de los desplantes y de los malos modos cuando se trataba de James y de ella. Lo entendió todo. James tenía razón, una vez más.- Snape...

- Déjame en paz, Evans- susurró peligrosamente, luego se dio la vuelta

- Snape... si no nios volvemos a ver...- empezó vacilante la pelirroja

- Si Potter sigue en tu vida ten seguro que no nos veremos- volvió a murmurar. Se dió la vuelta, esta vez con un asomo de sonrisa triste en los labios- Ha sido un placer conocerte, pero me gustabas más cuando no eras tan estúpida como para dejarte engañar.

- Quiero a James- sentenció severamente Lily, parándole los pies.

Snape se encogió de hombros y volvió a girarse. Abatido. Vencido de nuevo por Potter. Potter. Por su culpa era blanco de burlas y bromas en sus primeros años en Hogwarts, él había contribuido a crearle mala fama y él se había atrevido a quitarle a la única chica que le había conocido de verdad. Nunca había pensado que se pudiera odiar tanto a alguien. Se giró de nuevo para decirle unas últimas palabras a Lily, pero la chica ya había desaparecido. Sin embargo, había algo donde ella había estado parada. Se acercó para recogerlo. Un cordel con una pluma a modo de colgante yacía en el suelo; tenía que ser de Lily. O lo había dejado a propósito o se le había caído. Cualquiera que fuera el caso no se lo iba a devolver.

Ese día se prohibió el estudio en toda la Torre de Gryffindor para celebrar su victoria en el torneo de Quidditch. La fantástica copa plateada estaba en el centro de la Sala Común para que todos los alumnos de la casa le pudieran rendir su debido homenaje. Por supuesto, esa noche se celebraría la fiesta clandestina más espectacular de todo el año.

La victoria de Gryffindor fue la guinda para la felicidad de James, que sentía que tenía 80 kilos de felicidad en un cuerpo de sólo 70 kilos. Desde que había bajado de la escoba con la snitch en la mano se había solapado a Lily y no la había soltado en todo el día temiendo que se escapara. Y le daba besos y abrazos constantemente para comprobar que la pelirroja no le reuhía. Se contuvo un poco cuando casi la mata a la hora de comer, cuando le dió un achuchón que hizo que se atragantara con un trozo de patata asada. Lily aguantaba imperturbable porque entendía que se lo había ganado

- ¿Hace falta que marques a Lily con tus babas?- preguntó Elise observando uno de los furtivos besos de James durante la comida.

- Sí- contestó James- Así todo el mundo se enterará de que es mi novia y ningún idiota más le pedirá ir al baile

Elise y Remus entornaron los ojos

- ¿Quieres decir todo el mundo que no estaba en el estadio?- preguntó Tracy inocentemente

- Es decir, 0 personas- añadió Kate

James puso cara de contrariedad y Lily se echó a reír.

- Dejadle en paz, ¿acaso yo me he quejado?- James se ruborizó, complacido

- Pero es que tenemos miedo de que te succione o algo así- dijo Elise pinchando un trozo de carne con preocupación- Empiezo a pensar que no lo teníais que haber hecho público.

- Yo también- se añadió Kate

- Un momento... ¿lo sabíais?- preguntó James sorprendido.

Se oyó un asentimiento general

- Todos nos hemos ido enterando- explicó Artemis.

James miró a Lily.

- ¿Tú sabías que lo sabían?

La pelirroja se encogió de hombros.

- ¿Y por qué no me lo dijiste?- preguntó con voz de niño enfadado.

Lily barajó posibles respuestas en su cabeza sin encontrar ninguna que fuera a convencer a su novio... La verdad es que no se lo había dicho porque pensaba que eso animaría a James a comportarse como estaba haciendo en esos momentos delante de sus amigos y no lo había querido. Pero no quería más peleas y estaba dispuesta a encarar todo lo que había temido de esa relación.

- Porque quería darte la sorpresa de hoy- se le ocurrió al final, aunque en realidad lo del estadio había sido pura improvisación

Eso pareció convencer al chico; cuando éste dejó de mirar vio como Elise le guiñaba un ojo cómplice.

- Entonces... ¿vendrás al baile conmigo?- preguntó James. Lily asintió.

- Si después de preparar todo nos podemos levantar de la cama, estaré encantada.

- También nos podemos quedar en la cama...- dijo James en un susurro, sonriendo pícaramente y haciendo enrojecer a Lily.

- Vale, creo que no quiero oír eso- dijo Elise con cara de asco y levantándose de la mesa- Nos vemos en la Sala.

Remus se levantó de la mesa

- Te acompaño- se ofreció.

Ambos salieron del Gran Salón y subieron las escaleras del vetíbulo.

- ¿vas a ver a Dumbledore?- preguntó el licántropo. Elise asintió.- ¿Te ha dicho algo?

- No, pero no me gustó que me dijera que no sabía lo que es esto- la chica se rozó el costado- No puede ser bueno.

- Dumbledore no tiene por qué saberlo todo, Elise- intentó tranquilizarla

- Dumbledore lo sabe todo. Si no me dijo lo que es será porque es algo... serio.

Remus asintió. A fin de cuentas pensaba igual que Elise. Siguieron en silencio hasta el despacho. Remus llamó suavemente a la puerta y la voz del director de Hogwarts, nítida como una campana, les invitó a entrar.

- Oh, son ustedes... les esperaba- dijo con una sonrisa y conjurando dos butacas- Siéntense.

- Director...- empezó Elise.

- Tranquila, y ahora escúchame bien querida.-dijo Dumbledore afablemente pero con autoridad- escúchenme los dos.

Los días siguientes la escuela entera se sumió en el caos de todos los años: empezaban los EXTASIS y los TIMOS. Los profesores ya habían acabado sus clases y todos los alumnos se dedicaron a intentar encontrar la forma de estudiar 25 horas diarias. La biblioteca estaba igual de concurrida que el estadio en día de partido y las crisis nerviosas y de histeria parecían una plaga entre los estudiantes. Todos lo llevaban como podían: por ejemplo, Kate y Tracy habían empapelado la habitación con sus apuntes; así si se distraían de lo que estaban estudiando rápidamente se ponían a leer otra cosa. Remus, Artemis, Elise y Peter usaban el método tradicional de hincar los codos, Peter además se bebía dosis enormes de infusiones malolientes que nadie se atrevió a preguntar de donde salían, todos sospechaban que del mercado de trapicheo de Hogwarts. Sirius no pareció inmutarse; preocuparse por los exámenes iba contra su naturaleza, al igual que la de James. Éste último, sin embargo, se vio forzado a estudiar intensivamente porque era lo que hacía Lily y no quería despegarse de ella ahora que podía abrazarla cuando le venía en gana. Se sentía bastante idiota, pero eso es el amor ¿no?

Y así pasaron esos últimos días, que parecieron esfumarse en un instante, porque cuando se quisieron dar cuenta ya estaban en el Gran Salón sentados en sus pupitres individuales y llenando mil rollos de pergamino con lo que Hogwarts les había aportado en los últimos siete años.

- Voy a morir, lo sé, voy a morir- murmuraba Kate después de su examen de Astronomía, presionando las yemas de sus dedos contra las sienes- Esto es horrible

- Peor que llevar las raíces del pelo sin teñir- la secundó Tracy- me está saliendo un eczema por el estrés.

- Ánimo- Artemis las rodeó a ambas- Nos quedan sólo tres exámenes

- Sólo- ironizó Kate- Voy a morir.

- Y yo me voy a tener que comprar una base de maquillaje más densa que el puré de patatas que nos hemos comido hoy- protestó Tracy- Este eczema me estrá desfigurando.

Lily compensaba sus nervios y su desgaste con grandes dosis de comida; cuanto más calórica, dulce, empalagosa y potencialmente cancerígena mejor. Remus le hacía compañía mientras Elise y James se repetían interiormente las cualidades de aquellas dos aspiradoras humanas que eran sus parejas.

- ¿Te vas a comer eso?- preguntó Remus durante una de las comidas, obvservando con gula un plato de chuletas que Lily sujetaba con la mano izquierda.

La pelirroja le miró desconfiada y como toda respuesta se puso el plato encima de las rodillas justo antes de que el licántropo alargara el brazo para hurtarle unas cuantas.

Elise y James se miraron y suspiraron: paciencia, pensaron a la vez.

- No te van a sentar bien- murmuró Remus

- Ah... ¿Y a ti sí?- le contestó Lily observando celosamente un plato de patatas fritas que Remus estaba a punto de alcanzar. De un manotazo, se apoderó de él con la mano que tenía libre.

- ¡Devuélvemelo!- chilló el licántropo

- ¡Lo he cogido yo antes!- se defendió Lily

- ¡James1- pidió Remus con voz de niño- ¡Dile que me dé patatas!

- Dale patatas- concedió con voz monótona el Merodeador.

- Jamesie, estoy creciendo, me tengo que alimentar.- dijo Lily poniendo morritos

James suspiró mientras Elise entornaba los ojos.

- Elise ¡Díselo tú!- pidió de nuevo Remus mientras Lily le sacaba la lengua.

- ¡Ojalá los exámenes terminen pronto!- murmuró la morena mientras le quitaba los platos de comida a Lily y Remus, que pusieron cara de enfado- Los dos a estudiar, que al menos estáis calladitos ¡Ya!

- ¡Elise!- se quejaron ambos a la vez intentando quitarle los platos.

- ¿No os queda por repasar el tema 24 de pociones?- preguntó casualmente James.

Remus y Lily se miraron con caras de terror.

- ¡El tema 24!- exclamó la pelirroja.- ¡Penaba que sólo había 23 temas!- Segundos después los dos corrían hacia sus respectivas habitaciones a buscar sus apuntes.

James siguió comiendo tranquilamente mientras Elise lo miraba con el ceño fruncido

- Eso ha sido muy rastrero...- le riñó la chica

- ¿El qué?- preguntó James fingiéndose desorientado mientras se comía las chuletas y las patatas de Lily

- El exámen de pociones lo hicimos ayer. Y no hay tema 24

- Ya

- ¿Entonces?

- ¿No te apetece tener una comida tranquila sin sentirte como la madre de tu novio y de tu mejor amiga?

Elise ladeó la cabeza pensativa y luego sonrió a James

- Tienes razón ¿Me pasas un par de chuletas?

Tras muchas noches en vela, muchos nervios y muchos días sin ver el sol, se acabaron los exámenes de los alumnos de séptimo. Hubieran ido bien o mal lo que contaba era que el mal trago estaba superado, y ya no se tenían que preocupar hasta finales de julio por nada que concerniera a los estudios. Muchos de los estudiantes salieron a darse un baño en el lago o a pasear por la escuela, intentando recuperar todo el tiempo de ocio que les habían quitado.

En el césped y frente al lago estaban los cuatro merodeadores con Artemis, al que Tracy había echado de mala manera del cuarto de las chicas porque tenía "planes" para las cuatro.

James y Sirius estaban tirando piedras al agua, contando los saltos que daban sus ranas antes de hundirse. Peter intentaba imitarles pero sus piedras iban directas al fondo. Artemis y Remus estaban echados mirando perezosamente el cielo.

- Eh, Padfoot ¿Qué vas a hacer al final estas vacaciones?- preguntó Remus incorporándo medio cuerpo- ¿Te quedarás en casa de James?

El moreno negó con la cabeza mientas se sentaba al lado de su amigo.

- Me traslado al piso de Londres

- ¿Ya has comprado el piso?

- Se encargó Andrómeda. Es un piso bastante grande, cerca del Caldero Chorreante. Sólo queda amueblarlo, pero no tardaremos nada, con los muebles que me quedé de la casa y algo más bastará.

- ¿Tardaremos?- preguntó Peter estirándose en la hierba- ¿Tú y quién?

- Él y Kate, obviamente- contestó James uniéndose a la conversación- ¿no?

Sirius asintió feliz.

- ¿Pero no estáis yendo un poco rápido?- dijo Artemis tímidamente, Remus asintió.

- Sólo viene a a pasar el verano- contestó Sirius- Va a trabajar en la heladería del señor Florean Fortescue.

- Como Lily entonces- se añadió James

- Y como Tracy- dijo Artemis- Elise le ha cedido su puesto. Creo que se va a Francia con la familia de su madre- miró disimuladamente a Remus, que asintió.

- La señorita Beaufort nos ha encontrado trabajo de verano en un campamento para niños- explicó Remus.

Sirius puso mala cara.

- Te vas con mi prima de vacaciones... mal amigo

- Es mi novia Sirius- explicó el licántropo con voz cansada.

El moreno iba a protestar, pero James se anticipó.

- ¿Así que no te vamos a ver en todo el verano?

- Me veréis en septiembre, en el Ministerio. Además con un traslador llegáis a París en menos de una hora, si cogéis la combinación adecuada.

- Yo también voy a trabajar, así que no sé que tal iré de tiempo...- murmuró Sirius

Todos menos Artemis miraron asombrados.

- ¿Tú?¿Trabajar? ¡Anda ya!- exclamó Peter ganándose una colleja

- ¡Pues sí, joder! Artemis me ha dicho esta mañana que si quiero trabajar con él en el Centro de Cuidados a las Criaturas Mágicas- dijo señalando con la cabeza al aludido- Estará bien. Así a lo mejor me decido entre auror y cazador.

- O sea, que los únicos que no vamos a hacer nada somos Peter y yo- dijo James contrariado

- Tú eres el único, yo voy a trabajar archivando papeles en el Ministerio. Me ha enchufado mi madre; dice que hay posibilidades de ascenso- acabó dándose aires de importancia.

James suspiró.

- Menuda mierda de verano me espera...- susurró- sin planes, sin amigos, sin Lily, sin Quidditch...

Alguien más se unió a ellos de repente, aterrizando en el medio del círculo que habían formado.

- ¡Lily!- exclamó James reconociendo a la intrusa y ayudándola a levantarse- ¿Qué pasa?

- Estoy huyendo...- dijo entre jadeos- De Tracy y de sus modelos de anuario, de guirnaldas,... de cintas, de la elección de la música... y de la preparación del discurso.- Se dejó caer boca arriba en el césped.- Necesito un descanso... ¿No tenéis algo para comer?

Todos se miraron extrañados y negaron con la cabeza.

- ¿Pues entonces que hacéis aquí?- se incorporó- ¿Os estáis contando secretitos y esas cosas de chicos?- pregunto mofándose.

- Estábamos hablando de nuestros planes de futuro- contestó pomposamente Sirius.

Lily alzó una ceja.

- Creo que prefiero volver con Tracy... ¿Lo de volverse gili después de los exámenes es una plaga?- preguntó convencida.

- Sólo comentábamos lo que vamos a hacer en verano- explicó Remus risueño.

- Y yo soy el único que no va a hacer nada- James puso cara de fastidio- Tendré que ir a pescar kappas con mis abuelos a Japón.

- ¿Japón?- preguntó Sirius- ¿Qué se les ha perdido a tus abuelos en Japón?

James se encogió de hombros.

- Henry me envió una tarjeta para darme ánimo el los exámenes- dijo Lily pensativa- Creo que van a visitar a un amigo de tu abuelo.

- ¿Mi abuelo te escribió una tarjeta?

- Y a Sirius, Remus y Elise... ¿A ti no?

James se rascó la cabeza.

- ¡Estoy harto de ser el último en enterarme de todo!- se quejó mientras los demás se reían.

Lily le tendió una mano para que se levantara.

- Anda ven, que tenemos mucho que hacer y si me quedo sola con Tracy creo que me provocará un infarto. Como me vuelva a preguntar si prefiero el rojo inglés o el bermellón hago que se trague la paleta de pinturas.

James la siguió a desgana. Ella le pellizcó la mejilla y pasó un brazo por su cintura. Rápidamente él la atrajo hacia sí por los hombros y la besó mientras caminaban hacia el castillo.

- ¡Quién lo iba a pensar...!- murmuró Remus más para sí que para los demás mientras observaba la escena

- Nadie- contestó Artemis- Pero no me puedo imaginar un año mejor.

Sirius se rió.

- Bueno, ha habido de todo... muchos baches... algunas peleas... mandíbulas rotas...

- Globos humanos volando por el Gran Salón- añadió Peter con un deje de rencor provocando la risa y la nostalgia de los cuatro

- Y muchas cosas buenas- concedió Remus- Hemos cambiado mucho.

- Y sabemos bailar y cantar- añadió Artemis - Bueno, Sirius sólo bailar.

Tracy estuvo ocupadísima toda la semana, cosa que la entusiasmó muchísimo. Organizar, ordenar y decidir eran sus puntos fuertes y estaba disfrutando como una enana. Pese a que eran Lily y James lo que debían organizar todo, se limitaban a acatar todos y cada uno de los "consejos" que les daba Tracy.

La víspera de la ceremonia, el Gran Salón concentraba toda la actividad de la escuela. Los chicos estaban ayudando a montar el escenario de los músicos, limpiaban los estandartes de las casas y traían todo lo que era necesario para adornar el Gran Salón. Lily ensayaba su discurso mientras Elise y Kate escribían los pies de página de los anuarios. Tracy supervisaba todo ayudada por Rachel, que al final se había decidido a echar una mano.

- No pienso poner que mi primo es el bombón relleno de caramelo más rico de la escuela- dijo Elise apartando el anuario de las manos de su amiga.

- ¡Oh vamos! ¡Y te dejo poner que James tiene el mejor culo de Hogwarts!

- ¡No!- exclamó Lily saliendo súbitamente de su concentración- ¡Ni se os ocurra!

- ¡Ha sido Kate, que es una pervertida!- se defendió Elise.

- ¿Ya la estáis liando?- Remus se había acercado hasta ellas y besó brevemente a Elise, después miró el libro que sujetaba la chica- ¿Quién a puesto eso de que "No vas a aprobar ni un EXTASIS pero vas a ser la mejor cantante del mundo Mundial y que esperas que todos compren tu disco", eh, Kate?- preguntó leyendo el pie de la foto de la rubia

- Yo- contestó risueña Kate- Me estoy haciendo publicidad

- Sí, de un disco que no existe. Y no se te ocurra poner que tu novio es el que está más buenorro de toda la escuela- refunfuñó Elise- Además, seguro que algun examen habrás aprobado.

- Sí, por ejemplo el de HM, puse que Avalon era un grupo de heavy... Y lo que tienes es envidia, bonita- dijo con voz cantarina, Elise entornó los ojos ante el comentario.

- Lo tuyo nunca ha sido la Historia- la consló Lily con una sonrisa.- Lo demás te habrá ido mejor

Kate le devolvió la sonrisa.

- Con tal de que vosotros saquéis buenas notas a mi me da igual. Así me mantendréis en un futuro. Tracy y yo tenemos asumido que lo nuestro no son los "abracadabra", no nos vamos a frustrar si no aprovamos ni Adivinación.

- Yo espero aprovar Adivinación- Tracy llegó en ese momento- Creo que acerté cuando le dije a Miss Marplet que tendría un accidente. Se rompió la cadera al bajar por la escalerilla del aula. Aunque fue lo primero que se me ocurrió, claro.

- Podías haber pronosticado que me tocaba el dinero del sorteo extraordinario del Profeta- bromeó Remus

- O que Dumbledore iba a contratar a un coordinador de festejos y dejaría de castigarnos sin motivo para que lo organicemos todo- protestó Lily- Como no le da la gana de hacerlo él, nos tenemos que comer el pestiño nosotros, vaya vago... ¿Por qué estáis tosiendo todos y haciendo señas?- preguntó preocupada después de su monólogo- Oh no...

La pelirroja se giró lentamente temiéndose encontrar lo que encontró.

- ¡Profesor Dumbledore!

- Lily, me alegra de que te emociones tanto al verme- dijo el hombre sonriendo ante la exclamación de la chica- Hola a todos.

Los demás respondieron al saludo conteniéndose la risa mientras Lily se concentraba en enseñar hasta las muelas en una fingida sonrisa.

- Profesor... lo que ha oído hace un momento... Estaba hablando bajo los efectos de un Imperius que me ha hecho un chico que acaba de salir corriendo... Voy a ir a buscarle para castigarle debidamente-dijio la pelirroja escabulléndose de allí rápidamente.

Dumbledore la miró hasta que salió por la puerta del Gran Salón.

- Con lo que corre esta chica habría tenido futuro en el atletismo- murmuró- ¿Un caramelito, chicos?- ofreció tendiéndoles una bolsa llena de bolitas de colorines, todos declinaron la invitación- La señorita Evans tiene razón; el año que viene me voy a tener que encargar de organizar todos estos saraos... A lo mejor os hago repetir a todos para no hacerlo...- comentó riéndose jovialmente.

Los demás se miraron entre sí sin la más mínima pinta de ir a reírse. Dumbledore era conocido precisamente por sus ideas "brillantes", así que cuando el director se despidió de ellos aún riéndose todos se quedaron un pelín preocupados.

- ¡Auch! ¿Estás peinándome o haciendo surcos para plantar patatas?

- ¡Te quieres estar quieta!

Tracy, vestida con una túnica de gala plateada y perfectamente arreglada lidiaba con la melena de Lily, intentando peinarla en un recogido. Faltaba poco para el inicio de la ceremonia de Graduación y la pelirroja no había podido disuadir a la ex- NTCPSP de sus intentos de arreglarla.

- ¡No entiendo porque no puedo llevar una coleta!- protestó- ¡Yo no me hago tanto daño cuando me recojo el pelo para entrenar!

- ¡Porque te lo pones de cualquier manera!- replicó la rubia- ¡Y deja de quejarte!

- ¡Me haces daño!- chilló la pelirroja

- ¡Qué gusto oír vuestras vocecillas angelicales desde antes de entrar a la Sala Común!- exclamó sarcásticamente Elise mientras entraba a la habitación- Pensaba que estabais haciendo Kick boxing o algo así.

Lily resopló y puso mala cara mientras Tracy seguía retorciendo mechones.

- Me estás incrustando las horquillas en la cabeza- murmuró.

- ¿Qué tal?- Kate salió del baño con una túnica roja muy vaporosa y el pelo rizado. Dio una vuelta sobre sí misma- ¿Estoy bien?

- ¿Tú crees que tu madre te dejaría salir así?- preguntó Lily alzando una ceja.

Kate entornó los ojos.

- Ni caso. Estás genial- dijo Tracy- ¿Tú no te vistes?- preguntó mirando a Elise, que llevaba puesto el uniforme.

- Ahora voy- se dirigió al armario y sacó una túnica azul nomeolvides- No tardo nada- después se encerró en el baño.

Tracy suspiró satisfecha.

- ¡Creo que por fin ya está!- se apartó de Lily para observar su obra con detalle- y ahora vístete que te voy a pintar.

- Cómprate una Barbie- murmuró la chica lanzando miradas furibundas a su amiga mientras la obedecía a desgana- Y la pintas, la peinas y cometes los atentados que te dé la gana contra ella.

- En el fondo te gusta- contestó Tracy sonriendo.

- Sí, tanto como que me arranquen la piel a tiras- volvió a murmurar mientras se vestía con la túnica que le había regalado su madre, color crema.

El Gran Salón estaba resplandeciente, iluminado con más velas que habitualmente y engalanado para la fiesta. Las cuatro mesas de las casas estaban llenas de alumnos que habían cambiado sus túnicas oscuras por alegres túnicas de gala. Aunque los de séptimo eran los que se graduaban, todos los alumnos desde cuarto estaban invitados al baile. Los profesores ocupaban sus lugares en la mesa presidencial y Lily y James estaban sentados uno a cada lado del director para entregar los anuarios a sus compañeros.

Pero primero Lily tenía que dar su discurso. Estaba tan nerviosa que parecía una figura de gelatina y se sentía muda. James no dejaba de mirarla y de vez en cuando le dedicaba una sonrisa triunfante: él no tenía que pasar por eso.

- Capullo- dijo sin voz, para que James le leyera los labios. Los alumnos aún no se habían callado.

- Ja, ja, ja- contestó él del mismo modo.

Lily se pasó uno de sus dedos por el cuello con gesto amenazante y James fingió esconderse detrás de la servilleta.

- Chicos,- Dumbledore llamó su atención- ¿No pueden dejar eso para cuando no estén todos los alumnos mirando? Me preocupa que tanta cursilería afecte a su desarrollo emocional.

Ambos miraron al frente para comprobar que, en efecto, todo el mundo estaba pendiente de ellos. Los nervios y la vergüenza volvieron a apoderarse de su cuerpo

- Vamos Lily, creo que te toca- murmuró por debajo de su barba el director

Lily se levantó aún temblando e hizo el intento de sonreír. Notaba cientos de pares de ojos encima de ella y sintió el impulso irresistible de esconderse debajo de la mesa. No podía concentrarse con tanta gente pendiente de sus palabras. Lo de bailar había sido diferente porque estaba acompañada; además, cuando bailaba podía hacer como que no había nadie... Pero estar allí de pie... Iba a hacer el ridículo. Sobretodo si se quedaba en posición poste de telefonos como estaba haciendo.

- Hola- dijo sin pensarlo, luego se dio cuenta de qué estúpido había sido decir eso- quiero decir... Buenas noches a todos- algunos sonrieron ante el desliz. - La verdad es que no sé por donde empezar, porque me había aprendido muy bien el discurso, pero estoy tan nerviosa que se me ha olvidado- muchos más sonrieron ante tal ocurrencia y James tuvo que disimular su risa mientras Dumbledore miraba con curiosidad- Lo mío no es hablar en público, lo siento. La verdad es que nunca me han gustado mucho este tipo de cosas, seguramente pocos me conocíais antes de este año, tengo fobia a las multitudes, aunque este año he aprendido a superarla un poco. Precisamente aprender..., eso es lo que ha sido para mí Hogwarts, si queréis mi opinión. Y no sólo aprender lo que hay en los libros, sino aprender lo que es la amistad, aprender a querer a las personas, aprender a salir del cascarón y arriesgarme... Y es que Hogwarts no es sólo un colegio, son siete años de nuestras vidas. Todos tomaremos caminos diferentes a partir de ahora, pero algo nos une, algo tan profundo como es haber compartido el mismo techo durante tanto tiempo. Por eso da igual cual sea nuestra casa, nuestro curso o nuestra familia, todos somos Hogwarts. A mí no se me olvidará nunca.- dibujó una pequeña sonrisa en su rostro y bajó la mirada avergonzada. Todo eso le había salido de un tirón, pero creía que era mucho mejor que el discurso original.

El salón prorrumpió en aplausos y alguna que otra exclamación mientras Lily saludaba tímidamente. El director también aplaudía con entusiasmo a su lado. James se levantó de la mesa y todo y la pelirroja puso cara de enfado por la vergüenza que le estaba haciendo pasar, pero sonrió enseguida.

Luego Dumbledore fue llamando a los alumnos, que saludaban a los profesores y recibían de las manos de Lily y James los anuarios. Tracy subió al escenario casi llorando, al contrario que Elise y Artemis, que con su natural porte-Black dieron la sensación de hacer eso todos los días. Cuando fue el turno de Snape Lily se anticipó a darle el libro, quería evitar a toda costa la proximidad ente James y el Slytherin, pues no podía salir nada bueno de allí. Snape ni la miró a los ojos.

Después cenaron todos juntos y Dumbledore retiró con una filigrana de su varita las mesas, dejando espacio libre suficiente para el grupo que iba a tocar y para que todos pudieran bailar cómodamente.

- Estás guapísima- le dijo Artemis a Kate mientras bailaban.

- Tú tambien- sonrió ella- Voy a echar de menos tus cumplidos el año que viene... ya verás.

- Nos veremos en Londres, mujer.

- No será lo mismo- Kate suspiró con nostalgia- Os voy a echar taaaaaanto de menos...

Artemis sonrió pero no dijo nada, él también se estaba poniendo algo triste.

- ¡Eh Kat, nena!

Sirius se acercó hasta su novia.

- ¿Qué quieres? ¡Y no me llames nena si quieres que te conteste!

- No te enfades- dijo acariciándole la mejilla... ¿Te importa?- preguntó a Artemis, que negó inmediatamente con la cabeza- Vamos al escenario, que he convencido al batería para que te deje cantar.

- ¿¡Qué!?- preguntó la rubia tras unos instantes, cuando ya estaba casi encima del escenario- ¡Sirius!

La pareja se quedó al pie del escenario discutiendo, mientras Artemis volvía a la mesa para bailar con Tracy, pero la rubia no estaba allí.

- Está bailando con James- le informaró Elise; Lily y Remus estaban allí también. Peter estaba bailando con Rachel.

- Entonces... ¿Me concede este baile, señorita?- dijo tendiéndole una mano a Lily, que ella aceptó pomposamente.

Remus y Elise se quedaron en el banco, Elise no tenía cara de estar para muchas fiestas.

- ¿Nos escapamos?- le murmuró Remus al oído. Ella asintió agradecida.

Salieron del Gran Salón, Remus guiando sus pasos, y dieron la vuelta al castillo. Al final llegaron a los invernaderos que usaban en las clases de botánica. El licántropo abrió la puerta del primero de ellos, donde se guardaban las plantas inofensivas y las semillas.

- ¿Estás seguro de que prefieres estar aquí que en la Torre? Estará vacía y... ¡OHHH!

Remus había murmurado un hechizo y se encendieron unas cuantas velas en el interior del invernadero. En el centro, donde solían estar todas las mesas, sólo quedaba una cubierta con un mantel blanco. Encima estaba el tocadiscos de Lily, además de dos copas y una botella de champán metida en una cubitera.

- Quería cumplir uno de mis sueños románticos- susurró Remus rodeándola por la cintura y besándola en el cuello- Y quería que te olvidaras de eso por una noche... ¿Se lo has dicho a Lily?

Elise suspiró y negó con la cabeza.

- Se lo diré cuando estemos en Londres. No quiero preocuparla antes de tiempo.

Remus asintio y le acarició un costado con la punta de los dedos mientras recorría con la lengu la fina piel de su cuello, Elise notó entonces que cerca de la mesa había también un bulto extraño.

- ¿Y esos cojines? ¿Para qué son?- preguntó con fingida inocencia.

- Mis sueños románticos tienen muchas facetas, preciosa... Y ahora ¿Bailas?

Kate al final había accedido a subir al escenario, acompañada por James, pero el chico bajó enseguida y dejó a una emocionada Kate dejándose las cuerdas vocales arriba. Sirius vigilaba desde abajo que nadie se pasara con su chica, porque muchos de los alumnos miraban fíjamente el pronunciado escote de la túnica de la rubia con intenciones obscenas, o eso se imaginaba él.

Lily, mientras, vitoreaba a su amiga con Artemis y Tracy. Enseguida se les unió James. Kate bajó del escenario poco después y con Sirius se acercó a los demás.

Cuando ya no quedaba casi nadie, Artemis y Tracy se marcharon a la cama.

- Pero cada uno a la suya, ¿eh?- bromeó Kate

Tracy le sacó la lengua.

- ¿Acaso me meto yo con tus baños de agua fría?- dijo sonriendo, Artemis al final se lo había contado para que le levantara el castigo. Kate se puso a conjunto con su vestido

Salieron de la mano y fueron hasta la Torre en silencio, disfrutando de la noche.

- Ha sido una noche preciosa, muy diferente a lo que estaba acostumbrada- comentó Tracy cuando entraron en la Sala. Se sentaron en un sofá, Tracy se apoyó sobre el chico.

- Ha sido una buena despedida- asintió Artemis- Un poco triste, eso sí.

Ella le apretó la mano.

- El imperturbable Artemis Prewet triste- murmuró Tracy- No eres perfecto... – bostezó-mejor

- ¿Por qué mejor?- preguntó el chico con curiosidad, apartando unos mechones rubios del rostro de su chica

- Porque yo no lo soy- contestó acurrucándose, con voz adormilada

- Yo te quiero así, mi princesa- le susurró el chico cerca

Tracy se sonrojó, aunque a la luz de la luna no era muy visible.

- Yo también te quiero.

- Nos dicen que se quedan a ver la puesta de sol con nosotros y mira... ¡dormidos!

Lily y James estaban sentados en el alféizar de uno de los ventanales de la Torre de Astronomía. Sirius y Kate estaban abrazados y recostados contra la pared. Se habían escapado una vez acabada la fiesta para no dormir en toda la noche, pero el sueño había podido con la pareja.

James miró a su amigo, así de tierno con una chica y pensó en lo que había dicho Remus. Ellos habían cambiado. Y Lily, que estaba despeinada, con el maquillaje corrido y el vestido arrugado, más guapa que nunca, también había cambiado. Hacía nueve meses ni la conocía, y ahora sentía que no podría estar sin ella. Tomó una de sus manos.

Lily le miró y sonrió, ella pensaba lo mismo. Recostó la cabeza en su hombro después de besarlo dulcemente en los labios.

- Te quiero.- dijo él quedamente, mientras los primeros rayos de sol daban pinzeladas rosadas en el cielo. El lago brillaba con las primeras luces. La brisa matutina les hizo juntarse más aún el uno al otro. Lily suspiró y besó el cuello del chico

- Supongo que este es el final de nuestra historia, entonces- dijo Lily unos instantes después- y vivieron felices...

- ¿Final?- la cortó James acariciando suavemente su mejilla y mirándola a los ojos- Esto sólo es el final del principio.- se inclinó para besarla en aquel marco idílico del primer amanecer compartido.- Mi ángel...

Y en esa mañana de junio, fresca y sin preocupaciones, el Merodeador no se podía imaginar cuanta razón tenía.

FIN... por ahora

·/·/·/·/·/·/·/·/·/·/·/·/·/··/·/·/

Hola a todos!!!! Bueno, pues sí... este es el último capítulo... Ei, no me matéis, ya sé que no os avisé ni nada... pero es que prefería que fuera sorpresa y que leyerais el capítulo antes de decir nada. Bueno, lo de que no os lo dije es un poco mentira porque creo recordar que sí se lo dije a algunas personas, como a mi hermanita pequeña, que últimamente se ha olvidado de mí TT y no me deja reviews (no pasa nada, que ya sé que estás muy ocupada). Espero que os haya gustado... habréis notado que es muuuuy largo, pero es que me parecía que cortarlo no tenía ningún sentido, porque todo pertenecía al final. Y eso, que muchas gracias a todos los que lo habéis seguido desde el principio o os habéis engachado después, o lo leéis dentro de 5 años, muchas gracias por aguantarme todo este tiempo y permitirme compartir mi pasión por el mundo de Harry Potter con todos vosotros. Sois la caña, no sabéis lo que ha significado para mí todo vuestro apoyo a lo largo de estos 23 (buff...cuantos ¿no?) capítulos, me habéis ayudado a seguir escribiendo y me habéis hecho sentir especial. Muchas gracias otra vez. Parece que me han dado un Óscar o algo así, pero de verdad que toda la ilusión que yo puse en esta historia me ha sido recompensada con creces.

Y ahora un tema un poco más peliagudo... la continuación, o la secuela, o como lo queráis llamar... habrá una continuación... sí... pero será una continuación breve. Ya os aviso. Simplemente es lo que pasó después de Hogwarts, antes de la boda de los Potter y actualmente, es decir... en la vida de Harry. Les he cogido tanto cariño a los personajes que creo que se merecen que explique qué ha sido de ellos. Incluso los he metido en mi nueva bio. Supongo que bastantes de vosotros ya os daréis por satisfechos con la historia hasta aquí y con este final... Pues entonces yo os recomiendo que no leáis la continuación, porque todo se desmonta un poco, como ya imaginaréis. Aunque supongo y espero que otros de vosotros tenéis curiosidad por ver qué pasó. La verdad es que tengo muchas ganas de escribirla, aunque claro, no sé cuando podré ir publicándola. No me linchéis si tardo bastante en publicar porque en serio que no tengo casi tiempo... ah, el título será: "Nuestra apacible vida juntos... o no".

Y ahora vuestros reviews... los últimos reviews que contesto. Que por cierto, han sido alrededor de cien! Muchas gracias otra vez, si me lo hubieran dicho cuando empecé no me lo creería. Me he quedado cerca de los 1000 reviews por esta historia y eso para mí es... buuuffff. Sois la caña! No os olvidéis de dejarme un review de despedida eh? Que quiero saber que os ha parecido!!!

PETICIÓN DE LA AUTORA: --------Sé que hay gente que lee la historia y no me deja review, la verdad es que no pasa nada, mis amigas la leen y no me dejan nunca, sé que es difícil saber qué poner... pero ahora que es el último capítulo ya pues no sé, me haría ilu saber cuantos habéis llegado hasta aquí... Parezco tonta, pero bueno. Si no me lo queréis dejar por supuesto lo entenderé perfectamente. Un beso-------------------

Ayda Merodeadora: Gracias! Tenía que dejar un final bien interesante para ir caldeando el ambiente para este capítulo! Espero que te haya gustado y muchas gracias! Un beso

Antíope Black: Tranquila mujer, más vale un review corto que un no-review... bueno, no sé si ha quedado muy claro lo que quiero decir! Jejeje, lo de Elise parece una tontería ahora pero.... Bueno, besitos y gracias!

Lena 07: Hola guapa! Jajaja, no creo que te quite los lectores, pero de todas formas espero que esta vez no coincidamos, sino vas a pensar que lo hago a posta y no! Jajaja, lo del tatuaje de Elise puede ser importante en un futuro... sip y respecto a lo de hacerte un tatuaje... mejor no, que luego sólo se quitan con láser y fijo que duele! Vale, cuando pueda me paso por tu historia, pero no te prometo que sea pronto pk la verdad es que voy de culo. Un besote

Nariko: Jajaja... tú aguanta, que puedes. Sé fuerte! Jejeje. Ya veo que te gustan todos los chicos... mira, hacemos un trato, para ti Sirius y para mí James. Haremos que lo de Lily y Kate parezca un acidente... (me doy miedo hasta a mí1). Así que estudias en Bcan? Y qué estudias? Bueno, si me lo quieres decir, eh? Que soy muy preguntona. Un beso

Noriko: Menudo estómago para leerlo todo seguido! Me alegro de que te guste y habrá continuación, I promise! De todas maneras a ver si te ha gustado el final. Un beso wapa.

DracoDormiensNunquamTitilla: Wolas! Sí, estoy en Potter y Cía pero no participo demasiado, leo todos los comentarios y los temas de discusión pero raramente dejo mi opinión. Es que soy muy peleona...jejeje. Otra barcelonesa? Qué guay! Espero que te haya gustado el capítulo y muchas gracias!

Silmarwen754: ya no puedio seguir más porque he acabado XD!

Zaskia: Me alegro de que te gustara el capítulo, fue un alivio que a la mayoría os gustara (no a todos, pero en esta vida no se puede contentar a todo el mundo). Muchas gracias y sí, tengo que intentar encontrar tiempo de donde sea para seguir! Un beso!

Melocoton: Me alegro mucho de que te haya gustado! Y mira si te hice caso que seguí y... se acabó XD. Me río pero en verdad me da mucha pena. Un beso y gracias.

Sandra: jajajajaj... ¿por qué a nadie le gusta como dejo los capítulos? Pero tampoc us he fet esperar gaire, oi? Espero que no. Un petonàs y moltes gràcies pels tres reviews!

Lialy: Jajaja... sí, yo también lo siento, pero es que no tengo tiempo material para escribir más rápido. Al final Lily se decidió, eh? Lo de la tinta de Elise...mmm... ya lo iréis entendiendo si lees la continuación! Un beso.

Lamister: jajaja, pero al final se decidió ¿no? Yo empezaba a creerque Harry había nacido de un huevo.

Ely Barchu: 10 veces? Ni yo me lo he leído tanto! Se lo debe saber mejor que yo XD! Bueno... Lily se decidió al fin, para bien de nuestra salud mental. Espero que te haya gustado y apuntaré lo de tu fic! Besos y gracias wapa!

Maria potter-evans: Hola maca! Qué vas a ser pesada, a mí no me importa y eso es lo que cuenta noia! Jajaja, al menos ahora que he acabado no te carcomerán las dudas, espero! Muchas gracias por el review y no te preocupes porque contesto los reviews encantada! Besitus y petonassos

Helena: hola universitaria! Sabes? La uni es un royo. Creo que me voy a suicidar. Si me tiro desde mi clase al jardín seguramente muera, he pensado. Lo malo es que las ventanas son como las del cole y mi gran culo de la talla 38 no cabe entremedio. Qué te parece? Es una discriminación a todas las suicidas que tienen más de una 36! Es jorribol jorribol, de física ya es que ni intento encontrarme. Tú que tal? Ya te aburres menios? Un besazo y te tengo que enviar eso pa k me digas que tal!

Tabatas: hola! Gracias por esperar . Espero que de verdad haya merecido la pena y que no te haya decepcionado al final. Un beso y gracias!

Tsubasa Malfoy: hola! Bueno, no os he dejado con dudas en este capítulo al menos, no? Jejeje, nio importa, tranquila si no puedes dejar reviews. Con saber que lo lees me basta. Un besote!

Syringen: hola andrea! El otro día no podía hablar en el messenger porque estaba haciendo unas tareas y me era imposible... lo siento! No te vengues de mí, que suficiente venganza es no colgar los capítulos de la continuación de tu fic hasta enero! Aunque así tengo más tiempo para acabar de leer, me queda un capítulo todavía.... es que voy totalmente de culo! Respecto al final de que hablamos... a ver como me lo monto en la continuación! Muchas gracias por estar ahí desde el principio

Ayla Black: Jajajaj, estudio Ingeniería Química, o como prefiero llamarlo "Estoesuninfierno". Jejeje, tranquila que cuarto no es tan difícil, tú puedes! Mi hermana también está haciendo 4to. Espero que te hayan ido bien los exámenes y que disfrutes del capítulo!

Lira Garbo: me has hecho sonrojar! Tampoco es para tnato pero muchas gracias! Espero que te haya gustado el capítulo y la decisión de Lily, que lo suyo le ha costado!" Un beso.

Lunita-L: te prometo leer tu fic en cuanto pueda! Jajaja, vale, el recado de explicar dónde están los demás y qué es de su vida. A ver cómo me las arreglo. Espero que te haya gustado y muchas muchas gracias por estar ahí casi desde el principio!

Niniel 204: Espero haber saciado tu curiosidad y que te haya gustado... por fin se nos decidió Lily! Y no se murió en el intento! Muchas gracias y un beso

Dazabeth: Jejeje, yo tb me ofrecía voluntaria si Lily no se decidía... pero al final fue lista... y de qué manera... Sólo le faltaba llamar a la tele. Gracias, pero seguro que hay muy buenas historias esperando a ser descubiertas por ahí... lo que pasa es que yo tengo mucha suerte de tener unos lectores tan majos como vosotros! Un beso

Elanor Blackriver: jajaja... sí, la reconcilación de S/K fue poco explícita... es que, bueno, con el rollo que hay con lo de las escenas de sexo y no se qué no me apetecía arriesgarme ahoira que ya de hecho he acabado. En próximos fics lo tendre en cuenta! Vale, intentaré leer tus fics aunque consejos... yo no se escribir! En serio, lo mío son las ciencias! Sí, ya he empezado la Uni y tengo mucho miedo! B

Aryblack: jajaja, estoy de acuerdo, aquí no ha habido jincamiento, pero es que bueno, eso lo reservo supongo para futuras historias si es que llego a escribirlas algún día. Jajaja... el apellido de Artemis? Está en este capítulo. No sé si os dice algo... Un beso y asias!

Hermione malfoy: Sí... es que Lily nos salió un poco burrina ella, pero es así de "encantadora" jajaja. Sí, Elise tiene algo ¿verdad? Yo tb lo creo. Espero que te haya gustado este último capítulo y muchas gracias, dile a Llara que ya subí el último y que no me linche!

Rai-potter: Jajaja... Lily se hizo esperar pero al final la muchacha se quitó las tonterías y decidió marcar territorio que es lo que tocaba al fin y al cabo. A ver como les van las cosas en el futuro. Muchas gracias por estar ahí casi desde la Prehistoria del fic y besitos!

Angel Miaka1: Yo creo que Lily escuchó tus ánimos y por eso se decidió al final, que si no la tenemos aún dudando... jajaja. Sí, tienes razón, yo hace apenas nada empezaba la secundaria y ahora... ya estoy en la universidad... todo va deprisa. Oye, es que no te lo he preguntado nunca, pero lo de Miaka es por la Miaka de Fushigi yugi o por otra? Bueno, es una chorrada, pero es que ese anime me gustó mucho. Gracias por todo tu apoyo a lo largo de estos capítulos y un beso!

Lila- Dogwood: Sí... porque quedarse embarazada a los 7 implicaría que Harry nacería a los 18 y James y Lily morirían a los 19 y pobrecitos, se merecen vivir un poco más... Espero que te guste este capítulo y un beso!

Andrea: Hola! Me alegro de no haberte matado . Si yo en el fondo, fondo, fondo soy buena y todo. Sólo que a veces actúo como si fuera la nieta de Voldemort, pero no, más bien soy nieta de Dumbledore... bueno, menuda tontería. Lily se nos decidió por fin! Ya parecía imposible. Claro que no me importa que me agregues al messenger... y... no te preocupes. Hay un James Potter para cada una de nosotras ahí fuera, o eso espero. Y seguro que cuando te enamores de "tu James" te darás cuenta que el de Lily no puede ni comparársele -. Un beso y muchas gracias!

Aiosami: Gracias! Me alegro de que te guste como escribo... aunque en realidad escribo como hablo, así que no sé si se me da muy bien. Mmm... Elise es una chica especial. Ya lo veremos más adelante... jejejeje. No conozco ese foro (el del clan de la pareja del fénix) pero dale las gracias a esa chica de mi parte! Un beso

Trixi Black: Jajaja, lo del anuncio me lo ha comentado alguna gente, que le ha pasado lo mismo. Lo pondré de nuevo, no quiero que por mi culpa vuestros PC acaben bañados en leche, cola, agua, etc! Me alegro de que te guste y muchas gracias.

Marian Salazar: Hola! Espero que este capítulo te haya resuelto todas las dudas! Sí, Elise y Remus son novios y Lily por fin se decidió. Espero que te haya gustado. Un beso.

Rocko: Gracias! Espero que no te haya hecho esperar demasiado, pero así tienes más tiempo para estudiar XD! Lo del tatoo de Elise, es un dato importante o podría serlo para la continuación. Ya me dirás que te ha parecido y gracias!

Eri mond litch: Hola! Jajaja, tranquila, que ya no me traumatizo, después de que la gente me diga que tiene acidentes varios leyendo mis fics ya me espero cualquier cosa! Me alegro de que te guste Kate. Por fin Lily se nos decidió, eh? Espero que te haya gustado!

xXLydiXx: Hola Ly! Jajaja, lo de si la reconcilación de Kate y Siriusin fue dentro o fuera... yo apostaría que primero dentro y luego fuera!! Elise es que es una mujer especial... espero que te haya gustado!

Alexia- Black: moltes gràcies! Espero que també t'agradi aquest capítol i la continuació, si la llegeixes!

Teresita-black: muchas gracias! La verdad es que sí que tendría que actualizar en HA, pero al final nunca encuentro el momento... Ya me dirás que te pareció el capítulo! Un beso!

Christine-j-Black: Me alegro de que te haya gustado, espero que también te gusten los demás capítulos. Un beso

Revitaa-199: Muchas gracias! La verdad es que no es modestia pero me hacéis subir los colores cuando me decís esas cosas! Buena la explicación de Elise-pulpo, lo malo es que necesitará el agua para transformarse... lo tendré en cuenta...Ei, apareció de nuevo Snape! Un beso

Zzz: jajajaja, es que a veces soy un poco perversa y digo "voy a dejar aquí el capítulo para que se coman los codos en de desesperación". Espero que te haya gustado el capítulo! Un beso

Yalimie: Jajaja... bueno, el fic se acabó, por lo menos la primera parte, pero no os vais a librar de mí tan fácil, tranquila! Eso de reírse sola... da igual, mientras no te pase en el tren como a mí y la gente te mire raro y se aparte de tu lado... No pasa nada, a mí me encantan los reviews largos, así que déjalos tan largos como quieras! Gracias y un beso.

Musa Weasley: sí, ya lo sabía. Me lo explicaron en biología hace un par de años, pero es una creencia tan extendida que todo el mundo piensa eso cuando alguien se va a meter en una piscina. El corte de digestión propiamente dicho creo que si existe, pero no causa perdida de conocimiento, creo, sólo vomitas lo que tenías en el estómago y ya esté. No estoy muy versada en el tema, así que gracias por la información! Un beso

Kurumi desu: hola noia! Moltes gràcies! Home, la reconciliació de la Lily i en James no ha estat com la de la Kate i en Sirius, però ha estat força... multitudinària, per dir-ho d'alguna manera. Espero que t'hagi agradat l'últim capítol. Un petonet!

Jarlaxe-Bregan: hombre, tampoco hay que tener tanta memoria, no creas. Jajaja, lo del toque más... ¿sabes? Es que como no lo he hecho a lo largo de la historia empezar en el último capítulo pues.... como que no. Aunque es una idea para próximas historias. Un beso!!

Ana: muchas gracias por el entusiasmo! Me alegro de que te guste, y espero que no quieras matarme por haber acabado....

Mary: gracias! No sé si te había visto antes por aquí tampoco, pero si no es así bienvenida y muchas gracias! Un beso

Heka Granger: en el despacho de McGonagall... pues prefiero no preguntar que hicieron, que mi mente es aún menor de edad...jejeje. Parece que Lily recuperó la fuerza, verdad? Muchas gracias y un beso!

Laura Granger: Gracias! No pasa nada pk no escribas mujer, entiendo que todos tenéis vida y bastante tiempo perdéis ya leyendo lo que publico! Bueno, la continuación la haré pronto, espero que la leas. . Un beso.

Whiteta Potter Evans: Gracias! Al final James dejó de sufrir porque Lily dio el paso que tenía que dar... Espero que te haya gustado el capítulo. Un beso

KagRin Adriana: Hola! Espero que ya se hayan solucionado todas tus dudas y que hayas disfrutado el capítulo! Un beso

Lalwen de Black: Muchas gracias, también suerte para ti... oye, tengo una pregunta... en HA tu tb eres Lawlen de Black? Es que si es así creo que estamos en la misma casa, en Ravenclaw. Yo allí soy HenarWeasley. Hace mucho que no me paso porque no tengo casi tiempo, eso sí. Un beso

Lily Granger Potter: ei, ni se te ocurra darme las gracias por no enfadarme porque no tenía motivos, es lo normal y ya está. Jajajaja, sí, la verdad es que ojalá hubiera un montón de Jameses, Siriusos, Remusus (oye, me acabo de dar cuenta de una cosa, los tres nombres de nuestros chicos acaban por s) y Artemises por ahí e sperándo a hacernos felices... La lástima es que hay que irlos buscando y besar muchos sapos hasta encontrar al príncipe!

Blanca: Hola! Gracias, el tiempo lo saco de no dormir. No, la verdad es que en verano podía sacar algo más de tiempo, pero ahora es casi imposible. Jajaja, sí, es que Lily es un poco bruta, pero ya la están domando un poco... de nuevo gracias a ti!

Pitu-Black: por fin se lo dijo! Y de que manera, esta chica no conoce extremos! Espero que también te haya gustado, si no muchisisisisismo un poquitisisisismo. Un beso!

Jose: lo siento! Es que cariñosamente a los José se les llama también Jose, al menos aquí en Espeña. De todas maneras encantada de haber ganado una lectora en el sector femenino. Girl power! Un beso

Galadriel Malfoy: Muchas gracias y no te preocupes que para cosas tan agradables como los reviews saco tiempo de donde sea. Un besote!

Minerva-malfoy: Jajajaja... Bueno, así Sirius nos sorprende con eso. James por fin se decidió, que ya tocaba... Sí, Prewet murió, bueno, murieron dos, Fabian y su hermano que no recuerdo como se llamaba. Cómo que el verano se te hace largo! Por dios! Si a mi se me paa enseguida! Bueno chica, espero que te haya gustado y un besazo!

Elfa-Oscura: Tranquila! Moltes gràcies, sempre es un plaer que gaudiu amb la meva història. Ja em diràs que t'ha semblat aquest últim capítol! Un petonàs!

Hermionetxu: muchas gracias... Lily pareció escucharte porque al final se decidió. Le costó pero se decidió. Lo del baño en el lago... yo tampoco hubiera hecho ascos, aunque me daría un poco de reparo traumatizar al calamar. Un beso

Lettuki: Sip, ya estoy en la uni y es una (/&$·&(&. Pero bueno, escribir me hace desconectar. La verdad es que Lily nos estaba haciendo enfermar a todas ya con tanto rodeo, pero al final se decidió. Muchas gracias y un beso!

Eva Vidal: (suspiro) quién pudiera tener una reconciliación así.... (Henar vuelve a suspirar) Ejem, bueno, a lo que íbamos, que muchas gracias! Un beso

Undomiel de Vil: jejeje, lo de la tinta... mmm... es importante para más adelante. Sí... la verdad es que a Lily le ha costado reaccionar, pero hay que entenderla. En pocos meses su vida cambió muchísismo. Bueno, muchas gracias y un beso!

Ginny- Shelena: vale, review 900, lo tendré en cuenta ! Jajajaj, menuda clase te ha tocado! Jijiji... bueno, en serio, ya verás como todo va mejor después cuando conozcas a la gente! En el pueblo? Menos portarnos bien hicimos de todo . Bueno, no me extraña que tu madre se asuste un poquitito, es normal con esas salidas! Pues muchas gracias, veré la película, y un besote!

MJWeasley: Gracias! Pues tienes razón, ya de contestar 90, que son 94! Te agradezco toda esa publicidad que me has hecho entre tus amigas! Bueno, lo de Sirius y el lago... como se nota que tengo una mente enferma. Muchios besitos!

Gruntaadd: wolas! Muchas gracioas, aunque no creo que sea el mejor... habiendo tanto fic bueno po descubrir... Al final Lily le ha echado narices y se ha decidido! Espero que te haya gustado el capítulo! Un besote

Carla Gray: Hola loca! Vale, no me acostumbraré, pero que sepas que tu lista en plan Cosmopolitan (10 trucos para ligarte a tu jefe, cómo salir de compras y no morir en el intento, 10 trucos para el maquillaje express...) me hizo gracia. Kate la pobe es que no está acostumbrada, además le babeamos tanto a asu novio que cuando le ve tiene que estar secándolo dos horas con la vileda y eso es un trabajo muy esclavo. Ah! Es cierto, fallaste, fallaste... aunque quizás no... ya veremos. Para que te secuestre Remus? He mirado en las páginas violetas (equivalente a las amarillas) y nada. Bueno, te dejo que te quedes con Terrence si quieres, que el muchacho estaba por ahí sin pareja, llorando por las esquinas.. A ver si tienes razón y llego a los 1000. Mi secreto? Mmmmm ni idea. Quizás haya alguien que haga chantaje por mí a la gente, no sé.... Supongo que es fácil, ha habido gente que se la ha ido recomendando, y nada más tienes una cantidad importante de reviews mucha gente se interesa por la historia... supongo que irá así. No es que el fic sea la caña de España, es la publicidad!

Marlene: espero no haberte hecho esperar mucho y haber saciado tu curiosidad. Un beso!

Eli: gracias por esperar. La verdad es que no tengo lo que se dice montones de tiempo, pero bueno. Me alegro de que te guste y espero que también hayas disfrutado este capítulo. Un beso!

BelleRadcliffeBlack: Hola! Espero que ya no tengas tantas dudas y que hayas disfrutado el capítulo! Un beso

Padma721: Hola! Gracias, me alegra que te haya gustado! Tienes mucho valor para habertelo leído así de golpe, porque es larguísimo. A mí también me encanta James! Un beso.

Captain Canija: no pasa nada, las críticas mientras sean constructivas son siempre buenas. Ves? Te dije que faltaba poco para que todo se acabase de solucionar. Muchas gracias.

Llue: Hola! Per sort no són amenaces jajaja. Me n'alegro molt que t'hagi agradat. Te'l va recomanar en Cristopher Jacques? Doncs dona-li les gràcies, la veritat es que vaig començar a llegir un dels seus fics abans d'anar-me'n de vacances y quan vaig tornar i volia seguir vaig veure que havia tret totes les històries... No sabia que ell llegía el meu fic! Espero no haver trigat gaire en actualitzar. Un petonàs noia!

Raven black: muchas gracias, añadiré ese avciso también en este capítulo. Un beso!

Alba Llopin: Hola noia! Com va? Doncs això de la malaltia de l'Elise... home, no serà una malaltia pero serà important més endavant, ja ho veuràs. La Lily per fi es va decidir, encara que li ha costat moltíssim. Moltes gràcies! Un petonet

Punk Girl: jajaja, si, por fin nos enteramos de lo que le pasaba a Elise, qué mujer... Ei, el código Da Vinci ta muy bien, ahora quiero leer ángeles y demonios, que dicen que también es muy bueno. Bueno, después de contestar tantos reviews se me resiente un poco la vista, pero recompensa!

Mparker: vale, vale... jejeje, os enganchasteis a la vez entonces. Bueno, no sé si se decidirá a contarnos algo más sobre los Merodeadores la Rowling, pero si no es así siempre nos quedan los fics! Un beso

Jessapotter: como os fastidia que os deje en los momentos de emoción, eh? Jajajaja, qué mala soy. Espero que te haya gustado el capítulo. Un beso.

Dru: no aburres en absoluto. Muchas gracias!

PadmaPatilNaberrie: jajaja, vale, es El Fic, como El Elegido o algo así? XDXDXDXD. Bueno, espero que no hayas tenido que estudiar demasiado hasta hoy y que te lo pases bien con el capítulo! B

Virginia Weasley: vale vale vale (vale x 20 veces). Espero que ya te hayan salido las uñas! Un beso

Anahi1176: gracias, a ver si te sigue gustando!

Keren: espero que no te haya apenado mucho que se acabe el fic... de todas maneras queda la (breve) continuación, así que no te desesperes, que explicaré todo lo que pasa después. Un beso!

Dory: muchas gracias! Hombre, no lo voy a dejar a medias! Lo que se empieza se acaba, y ves, lo acabé aunque no te me enfades, que aún queda la continuación! Un beso

-tgv-: wolas! Muchas gracias, espero no haberte mandado al otro barrio de un arrechucho. Ya me dirás que te pareció el capítulo. Racias y un beso!

-tgv- (2): No sé si eres lla misma que la de arriba así que te escribo dos respuestas! Bueno, ya ves que no fue un puntazo lo de acabarlo... pero no me mires así de mal.... que habrá continuación! Bueno, no creo que el destino del estado dependa de mi fic XD! Muchas gracias y un besazo.

Elena: jajaja, sí, ya he empezado la universidad y no creas, ya tenía que acabar las vacaciones porque si sigo a estar más tiempo sin hacer nada me hubiera planteado seriamente lo de seguir estudiando. Bueno, este fic se ha acabado, pero queda la continuación y tengo más idead bullendo en mi cabeza, así que no te preocupes. Lo que no sé es cada cuanto podré escribir, pero bueno. Madre mía, lo imprimes todo? Pues tu padre tampoco ganará para hojas! Sí, lo de los reviews no me lo creo ni yo... me habéis acostumbrado demasiado bien!

Laverna: muchas gracias por todo lo que me dijiste. Sí, Artemis y Tracy son los más estables, supongo que porque son tan diferentes que se contrarrestan. Además, Artemis es el chico más pacífico del planeta y por eso es el único capaz de dominar a Tracy. Un beso!

Aliena2: espero que te haya gustado el final, aunque sólo sea un final parcial. Muchas gracias por tu review y un beso!

Lettice Evans Potter: hola wapísima. Tu review me llegó cortado, sólo ponía "holas, oh qu", pero bueno, muchas gracias por dejar review, ya me dirás lo que pusiste en el próximo.

Cho Banner: vale! Sobretodo por lo de desearme matrimonio con un chico guapo! Si además de guapo es como James ya me harías feliz del todo. Muchas gracias por tu review.

Luli-chan: Gracias! Sí, Lily se atrevió por fin. Oh, lo de la fiebre de pandora es una invención mía. Pandora en mitología clásica era una mujer muy bella, amante de Zeus. Éste le entregó una caja que bajo ningún pretexto podía abrir. Pero ella fue demasiado curiosa y la abrió, liberando así todos los males. Creo que era algo así, en realidad no estoy muy versada en mitología. Un beso.

Merodeadora5: muchas gracias! Madre mía, qué estómago para leerlo todo de golpe!! A mí tb me encanta James. Me alegro de que te haya gustado y espero que disfrutes el final, un beso

Pat blackin: Hola! Sí, ya te acepté en el messenger! Felicidades por ser la número 90 jajajaja. Bueno, ya has averiguado el apellido de Artemis? Un beso y gracias por el review!

Nimmy: Muchas gracias. Acabé el fic pero "pronto" espero, habrá una continuación, así que no te pongas triste. Un beso!

EllEN44K: Gracias, aunque esta vez no he actualizado en viernes! Jejeje, el otro fic está en stand by, sé lo que quiero que pase pero es como si no me saliera escribirlo... es raro raro raro. Gracias y un beso!

Ice Queen: Gracias! Me alegro de que te guste y espero no haber tardado mucho (por el bien de tu vanidad) jajaja! Un beso

Selene89s: jajaja... bueno, em... acabé el fic. No me mates porfiplis! Así estudiarás! Espero que te haya gustado. Un besazo!!!!

Lumaglaren: Jejeje, ya explicaré más adelante lo que pasa con la tinta... parece que todos os disteis un buen susto! Espero que te haya gustado. Un besazo!!

Yunne black de lupin: O.o, superar a la Rowling??? No aspiro ni a escribir los índices de sus libros!!! Madre mía, muchas gracias por ese gran elogio! Este capítulo fue bien largo, a lo mejor te cansaste leyendo . Así que Harry es tu futuro esposo? Me alegro, me tendrás que invitar a la boda! Un beso

Mariale I Am: Jaujajaja, me das miedo! Espero que no tenga que recurrir a ti para que se arreglen, a ver si les vas a provocar un infarto del susto! Espero que te haya gustado el capítulo y muchas gracias! B

Marda-loves: muchas gracias! No sabéis como me ayudáis cuando decís que os gusta. A ver que te pareció el capítulo, ya me dirás! Un beso.

Black Berries Fairy: Muchas gracias! No pasa nada si no dejáis review aunque prefiero que lo hagáis, claro. Espero que te guste el capítulo. Un beso.