¡ Porque me pertenece !.

*~*~*~*~*~*~*~*~*~*

Por: Maeda Ai.

*~*~*~*~*~*~*~*~*~*

.:: Capitulo 1: "Boda frustrada". ::.

* ¿Dónde demonios estoy?. *

Aquellas desconcertadas palabras salieron de su boca.

Recién había despertado y lo había hecho en lugar totalmente distinto al último que vio. Examinó todo a su alrededor, se encontraba en una habitación algo grande, alfombrada de color vino.

Se llevó las manos a la cabeza; sentía un molesto dolor. Entonces se miró a si misma, aun conservaba aquel vestido blanco...

* Es cierto. *    _Recordó._    * Mi vestido de novia. *

Se sentó abrazando su vestido y sus rodillas.

Intentaba recordar los últimos acontecimientos antes de quedar inconsciente.

*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*

Permanecía sentada en el interior de una lujosa limusina, que se encontraba estacionada frente a una iglesia. La rubia sólo esperaba el momento indicado para salir.

Buscó entre los invitados, descubriendo a un nervioso Yoh mirar en todas direcciones una y otra vez, y cada cinco segundos directo a la limusina. Ella sonrió, debía haber bajado al menos quince minutos antes pero quería hacerle sufrir un rato. Sólo unos minutos pasaron cuando finalmente salió de su "escondite", mostrando su imponente presencia. Se sabia hermosa, aunque ahora más que de costumbre.

No era vanidad, simplemente puso atención a la forma en que Yoh la miraba, nada fuera de lo normal excepto por el hecho de que él no podía cerrar la boca.

Luego observó a los demás, y ver la misma expresión de su prometido en los rostros de algunos de sus amigos, la hizo sonreír de forma traviesa.

* Cierra esa boca tuya, Horo Horo. *

Le dijo al shaman de hielo.

No podía creer que "él" la estuviese mirando de esa manera. Ante las palabras de la itako, el joven se rascó un poco la cabeza; es que él nunca creyó que ella fuera tan linda. Y bueno, quiso decírselo antes de que se casara con su amigo.

* T-te ves muy linda!!... Anna. *

Ella pareció sorprenderse; no se esperaba un halago por parte de un chico tan... ¿odioso?.

En fin, él tampoco se esperaba que la chica le sonriera levemente como respuesta a dicho halago; una sonrisa que tan sólo realzó la belleza de la itako.

* Arigatou. *

Apenas y logró escuchar el susurro de la sacerdotisa, ella se alejó para "encontrarse" al fin con su futuro esposo.

* Oye, Len. *

* ¿Qué quieres?. *

* Crees que haya alguna otra chica como ella entre los shamanes??. *

El joven chino suspiró. ¿Cómo se le ocurría a su amigo percatarse de cuán maravillosa y bella era la rubia, hasta estas alturas?.

Tao se giró para ver a una pelirrosa que los miraba desde hace rato. Tamao era lo más cercano a lo que su amigo pedía, sólo faltaba que el ainu se diera cuenta.

* Tal vez. *

Por otro lado, los novios estaban a un par de metros de distancia. Él no podía dejar de mirarla, ya quería que fuese su esposa. Conforme ella se acercaba, el rojo en el rostro del shaman aumentaba.

Al fin frente a frente, a escaso medio metro de distancia el uno del otro. Pudo admirar esa bella y pequeña sonrisa que la itako le dedicaba a él, a Yoh Asakura.

Él la amaba tanto, y en ese momento sólo deseaba tomar su fina y pequeña mano para entrar juntos al recinto. Así que le ofreció la mano, pero cuando ella iba a estrecharla, algo sucedió....

Fueron separados por insistentes flamas de fuego que repentinamente se les interpusieron. La fría mirada de la joven se volvió incrédula ante lo que sus ojos veían.

* Yoh, ¿qué esta pasando?. *

* No lo sé. *

El joven notó la incertidumbre en las palabras de su prometida; quería tranquilizarla, pero él estaba tan confundido como ella.

* Yo les diré lo que pasa. *

La voz era inconfundible, y el fuego en el lugar era una clara pista.

¿Cómo no se dio cuenta antes?.

* ¡ Hao !. *

El nombre de su hermano escapó de sus labios. No quería ni pensar en las razones por las que él se había presentado en su boda.

* Vine por lo que es mío. *

Al escuchar las palabras del amo del fuego, los amigos del novio se apresuraron a protegerlo.

Debía venir por su alma, cual demonio en busca de condenados. Yoh estaba resguardado por sus amigos; no era lo que deseaba para su boda, pero sin duda pelearía.

Esperaban ser atacados por el joven de largos cabellos cuando este se lanzó dispuesto a todo... pero no precisamente contra los shamanes. Hao fue directamente hacia la sacerdotisa, a la cual sorprendió al descender detrás de ella.

Anna quiso girarse y enfrentarlo, pero después de eso no supo más....

El shaman la había golpeado ligeramente en la nuca, dejándola inconsciente. La sostuvo entre sus brazos; tan cerca de ella, bien podía admirar su belleza de forma atenta.

* No te atrevas a hacerle daño, Hao. *

* ¿Hacerle daño?... sólo vine por ella.... *

Las amenazas de los demás poco le importaban; la miraba sin hacer verdadero caso a las palabras de los presentes.

* .... Porque me pertenece. *

El shaman observó a su hermano menor mientras sostenía de la cintura, sólo con una mano, a la joven, lo hacia de forma posesiva y desvergonzada. Una pequeña llama apareció en su mano izquierda, y de pronto todo el lugar ardía en fuego.

Entre la confusión, pudo escabullirse con Anna entre sus brazos; alejándose de forma inmediata gracias al espíritu de fuego.

¿Cómo pudo dejar que eso pasara?. Se habían llevado a su novia frente a sus propios ojos, y de la forma más sencilla.

Ni gritar su nombre de forma frustrada, ni golpear enfurecido al concreto, podría devolvérsela ahora.

*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*

La joven suspiró aun sentada sobre la enorme cama.

¿Cómo podía estarle pasando esto?. Ser la victima no le era nada agradable.

* Espero te sientas cómoda en tu nueva habitación. *

La expresión de la itako se tornó sorprendida. Ni siquiera sintió que él entrara a la alcoba.

* ¿Qué es lo que quieres?. *

Anna retrocedió un poco al ver al shaman.

¿Qué pretendía?, cuáles eran sus intenciones?. Quizás ella era lo que necesitaba para lastimar a Yoh de alguna manera.

* ¡ A ti !... Anna. *

Las palabras del joven de castaños cabellos le demostraron cuán erradas eran sus suposiciones.

Su maliciosa sonrisa la hizo temblar. Y con esa penetrante mirada encima de ella, ya comenzaba a imaginarse las lujuriosas intenciones de Hao.

Sin finalizar.

*~*~*~*~*~*~*~*~*~*

Bueno, como pudieron notar, no resistí escribir un par de situaciones entre Horo Horo y Anna. Y aunque al principio doy dos posibles parejas para este fic, es la última, HxA, en quienes se enfoca la historia.

Este fanfiction fue escrito por MAEDA AI.   [[ maeda_ai@hotmail.com ]]

Es parte de "Fallen Angel"   ]]

Y tanto la originalidad como la autoría pueden ser corroboradas por:

XKARY   [[ ivy_ocupada@hotmail.com ]]  /  [[ arisugawa_arashi@hotmail.com ]].

PRISS   [[ priss_pk@hotmail.com ]]

Si llegan a encontrar una historia similar a esta (con los mismos diálogos y situaciones), o con el nombre de otro autor(a), será sin mi consentimiento y por tanto un engaño, además de una falta de respeto para los lectores y para mi.

POR FAVOR, NO ROBEN MIS IDEAS Y/O FANFICTIONS.

maeda_ai@hotmail.com

La dama del Hentai: Maeda Ai.

NO escribo:

Continuaciones de fanfictions.

Fanfictions a petición.

Crossover.

No presto mis Fanfictions a otros autores, lectores o cualquier otra persona.

*~*~*~*~*~*~*~*~*~*