El Amuleto

Por: Klaudi*Wri.

Capitulo 1: "Declaración de Cristal"

* * *

Lily lo estaba pasando increíblemente bien en aquella fiesta. Lily contaba ya las horas, envuelta de una gran tristeza. Era su fiesta de graduación. La primera que había tenido Hogwarts ya estaban experimentando ellos. Todos los graduados disfrutaban riendo... Pero Lily no quería pensar en que haría luego de salir del colegio. Lily tenia 17 años, aprontaba a cumplir 18, y era una adolescente completamente "normal" dentro de su estilo… Todos, en realidad, la creían anormal. No era muy bonita, pero tampoco era desgraciada atractivamente. Era alta, normal de peso y con unos ojos, unos hermosos ojos que eran verdes, del verde esmeralda mas intenso que tu podrías haber visto… Su cabello era rojizo, rojizo y corto, con una cabellera de mucho volumen… Pero su físico a Lily no le importaba. Ella compensaba una astucia digna de muchos y una inteligencia fuera de lo común.  Pero Lily guardaba un gran secreto…

Ella miraba la ventana de la torre, mientras sus demás compañeros, todos unos idiotas, bailaban y reían con copas en la mano y con palabras mal gastadas. Lily se dedicaba a contemplar todo el terreno de Hogwarts frente a su ventana. Era la gran oportunidad… En clases jamás la dejaban subir tan alto. La ventana estaba seguida a una escalera que llevaba a un armario donde solo el profesor podía entrar… Pero Esa vez, sin ningun profesor, podia observar lo que siempre habia querido… Y en esa noche de nostalgia, recordo algo que habia sucedido…

Lily estaba llorando. Lloraba corriendo, nadie la detenia. Sus lagrimas interminables tocaban el suelo cansado de Hogsmeade. Cruzaba el parque principal… La habian herido donde mas duele. Todos sus compañeros le habian jugado una pesima broma y Lily Evans habia quedado en total ridiculo. Corria y corria, no se fijaba por donde por estar llorando, pero solo supo que cuando se canso, se sento en una banca del parque.

No se dio cuenta que el parque estaba muy oscuro. Mucho, mas de lo que ella habia visto. Pero Lily no se fijaba, ya que ella estaba sollozando entre sus brazos. Fue cuando una mano helada le toco el hombro.

A Lily le dio un escalofrío. Miro la mano, nada más. Solo la mano. Era bastante vieja, y tenia unas largas uñas malgastadas. Lily se dio cuenta enseguida quien era. No podía ser otra persona con tal energía. La miro, pero no vio nada, solo a un hombre, por su porte, bastante mayor, que estaba encapuchado. No se le veía el rostro. Aun asi, Lily sabia quien era.

-"Yo te daré grandes oportunidades de sobresalir en la multitud… Yo te daré lo que nunca te dieron."-

-"¿Como puedo yo confiar en ti? No me obligaras…"

-"No sabes a quien te estas refiriendo… Yo te daré grandes oportunidades… Podrás hacer lo que nunca hiciste…"

-"Dejame en paz!"- Le grito Lily, soltándole la mano y tarándosela. Ella salio corriendo, lo mas rápido que pudo… Y el hombre simplemente no la siguió. Conocía bien a Lily Evans. No por que ella le hubiera dado el placer de conocerla… No. Para el, conocer a un mago era lo que menos importaba. Pero a Lily la conocía bien, y sabia que le podía ser útil tal bruja.

-"Por eso no la matare… Aun… Ya veras que pronto volverá a mi…."


La música sonaba muy fuerte en el aula. Los alumnos habrían tomado mas de la cuenta, pues ya veía que sus compañeras ya se despegaban de algunas prendas de sus lujosos vestidos. A Lily no le hacia gracia, pero tampoco le importaba.

En el centro de las chicas estaban los cuatro magos más arrogantes que Lily había tenido que conocer. Los Merodeadores. Jamás se llevo bien con ellos. James, Remus, Sirius y Peter. Todos bailando entre si. Sirius Black, es mas idiota de todos los alumnos, según Lily, era el que mas bailaba. Lily sabía que Sirius era muy inteligente, al igual que James, y por eso Lily siempre se sentía amenazada. Pero Sirius no se esforzaba por usar su inteligencia. Mas bien su cuerpo, y se dedicaba a ligar con cada chica que tuviera la oportunidad. Tenia suerte de ser tan guapo, pensó Lily, que ni si quiera podía sacar esa cualidad. Por que si no lo fuera, nadie le prestaría la mas mínima atención… Alto, de sorprendentes ojos azules y un impresionante rostro muy hermoso, era en lo único que se fijaba Lily. No podía negar que todos (Menos Peter) eran bastantes atractivos… Por una parte, las buenas jugadas de Potter es Quidditch lo hacían aun mas interesante. Y a Remus, el único cuerdo entre ellos, era un delgado chico de cabello color paja, medio largo, que no se le alcanzaban a notar sus ojos. Peter, por otra parte, siempre fue pequeño y escurridizo, pero era una buena parte de los Merodeadores. No era tan inteligente como ellos, pero a veces alguno de sus descuidos los ayudaba. Y ser siempre el que iba con las bromas, como un conejillo de indias. Pero eso a ellos le gustaba.  Era su forma de relacionarse. Y Lily no se iba a meter contra ellos.

Los merodeadores se desprendieron un poco de las chicas y comenzaron a hablar entre ellos. Lily no entendía y no le interesaba escuchar… Hasta que James comenzó a hablar mirándola a ella.

Lily comenzó a enojarse. Hace días que James no paraba de mirarla, y eso a ella le ponía furiosa. No sabia si era una especie de broma o simplemente la miraba. Y a Lily le molestaba increíblemente. O quizás… Quizás le avergonzaba un poco… Ya que no podía dejar de notar que Potter era tan atractivo y tan inteligente… Tan… Tan…

-"SI, ASI SOY YO"- Le dijo una voz detrás de Lily, y esta dio un grito, que termino con soltar la copa que tenia en su mano y romperse. El liquido dentro de la copa se esparció por los zapatos de Lily y cada gota iba recorriendo mas el suelo…

James Potter había aparecido de pronto detrás de Lily, un escalón mas atrás, y increíblemente al parecer, había adivinado lo que Lily pensaba… James le tomo un hombro a Lily y la acerco mas a su cuerpo.

-"Que linda vista la de esa ventana, ¿No Evans? Debe serlo, por que hace mucho que la estas mirando…"

 Lily estaba atónita. Cuando volvió a "tomar conciencia" de cómo estaba, se separo bruscamente de Potter. Y bajo dos escalones de la escalera.

Lily comenzó a respirar forzadamente. Nadie la había tratado asi… Bueno. Solo sus padres la habían abrazado, pero nadie mas… Y eso la ponía nerviosa…

-"PO…PO….POTTER! QUE DIABLOS… QUE…. QUE…ESTABAS HACIENDO!!"

-"¿Por qué te enojas tanto?"- le pregunto James viendo el suelo. –"Oh! Te pusiste nerviosa… Lo sabia!"

-"N.. NO… NO ESTOY NERV… NERVIOSA POTTER!"

-"Mirate, por favor"- le dijo James.

Lily se dio cuenta que sus manos, totalmente apegadas en sus piernas, que estaban tapadas por un largo y viejo vestido azul, estaban tiritando.

-"Si no estas nerviosa por el abrazo que te di… Que no me consta… Entonces siéntate donde estabas antes."

-"¿Es un truco?"- Le pregunto Lily nerviosa, y decidió hacer lo que el decía al ver en sus ojos una cierta y clara sinceridad, mientras negaba la cabeza.

Mantuvieron un momento de silencio. Lily sostenía su cabeza con una mano y miraba el vidrio. James, silencioso, comenzó a jugar con el cabello de ella. Lily estaba conciente, pero estaba tan, pero TAN nerviosa que no se atrevía a decirle que se detuviera. James rompió el silencio.

-"Y que… que piensas ser cuando ya no estemos en Hogwarts?"- le pregunto interesado James. Lily lo miro. Pero no por mucho tiempo, ya que no se atrevió…

-"Yo… este… No lo se aun. ¿Tu, Potter?"

James tomo aire. –"Primero que nada, no me llames Potter. Mi nombre es James. Y segundo, mi padre me ha dicho que me han permitido postularme como auror."

-"Se que te ira bien"- le dijo Lily, y James le sonrió.

-"Gracias"- le dijo James, notando un cierto "rubor" en Lily... -"Por qué te pones tan nerviosa?"

-"Eh... Quizás por que nunca alguien me habla, a excepcion para insultarme o preguntarme algo sobre los estudios? Te parece que por eso?"

-"Aah si... La gente es estúpida a esta edad... Tu sabes..."

-"Yo te incluyo"- le cortó Lily. -"Jamas me trataste, y de repente? Por qué me miras tanto ultimamente? Que tengo algo raro en la cara? Por que para eso estan los demás..."

James notó que Lily se habia empezado a enojar, estaba empezando a soltar toda esa ira que tenía que esconder, pues sino, la tratarían peor...

-"Aah, Claro, sólo por que el famoso niñito Potter es conocido y popular, hace bromas a los demás, no puede entender a alguien que es peor que él... Por que el es tan..."

-"...no digas eso..."- le empezó a cortar James. El también se había empezado a enojar.

-"...por que el es tan perfecto, tiene una vida tan perfecta..."

-"callate..."

-"No quiero!... Claro, el SI tiene el derecho de callar a los demás, mientras que los demás no tienen derechos por que el unico que los tiene es el gran y temible Pot..."

-"QUE TE CALLES!!"

-"TU NO ME CALLAS, ENTENDISTE??"

-"AHORA SI, ESTUPIDA MUGGLE!"

-"ESTUPIDA TU ABUELA!"

-"MI ABUELA...!!"-

James comenzó a notar que la furia se le estaba subiendo a la cabeza, y ambos se habían levantado.

-"Yo no sé ni porqué seguía acá, al lado de un estupido como tú! ¿Por qué no mejor no pìerdes tu tiempo y te vas a ligar a una...?"

Plaf...

La cabeza de Lily se dobló hacia la derecha, cansada. Así se mantuvo 5 segundos, hasta que Lily reaccionó. Le mostró nuevamente la cara, con los ojos llenos de lagrimas, y se dio cuenta que James aún tenía su mano levantada. James la miró, no enojado, sino con arrepentimiento, y miró su mano...

-"Evans... Yo..."

Lily no respondió y bajó las escaleras a toda velocidad, llorando. James la siguió, pero Lily sólo le gritaba que no quería verlo, mientras apartaba con fuerza a las chicas que la miraban como si se hubiera vuelto loca, por llorar. Pero cuando James llegó hacia ellas, y ellas notaron que iba a pasar, le abrieron camino, sin saber cual era en verdad su destino. James llegó a la puerta que Lily había cruzado, pero justo cuando estaba allí, Lily se la cerró de portazo. James volvió a abrir la puerta y se fijó que Lily corría y corría, y James, quien conocía todo el colegio, se dio cuenta que sólo podía ir a un lugar... A los terrenos de Hogwarts.

James sospechaba que Lily se metería en un gran problema (y él también) si es que en verdad ese era su destino. Desde que se supo de la existencia de Voldemort, y que podía estar en cualquier lugar, estaba prohíbido salir, ya fuera dia y noche. Pero no le importó. A esta hora Filch debería estar cuidando los sectores internos de Hogwarts, y no los externos. Y Lily eso lo debía saber muy bien, por que siempre la veía pasar de noche hacia allá.

Mientras corrian y bajaban las escaleras, Lily, jadeando, se daba vuelta para ver si James la seguía, y en efecto, no se cansaba y seguía persiguiendola.

Se mantuvieron corriendo uno tras otros cerca de 15 minutos, hasta que salieron del colegio. James ahí se decidió y le dio un grito a Lily, pero esta no se detuvo. Salieron de los terrenos.

* * *

Lily se encontraba extremadamente cansada, como si hubiera caminado horas y horas. Y James seguía tras ella. Se detuvo un poco, pero fue lo peor que hizo, por que perdió el ritmo y sus pies no le dieron para caminar más. Estaba tan cansada. Vio una roca de tamaño un poco menor que ella, y se posó en ella. Ya sentada, se dio cuenta que por correr, había dejado de llorar... Pero Lily quería llorar. Y rompió a llorar, abrazada a sus piernas.

James, al fin, la había alcanzado. Y en silencio, se sentó a su lado. Notó que estaba llorando, y le puso su mano en el hombro de Lily, y esta le respondio enseguida.

-"DEJAME, SUELTAME, ALEJATE DE MI!!"- le gritó con brusquedad, sacando la mano de James. -"Yo estoy 'sumamente bien' para que TU me andes consolando"

-"Mirate primero y dime si estas bien."- le dijo éste.

Lily estaba tiritando, y sus lagrimas ya no eran tan fuertes, pero eran interminanbles y se habia formado una hilera de lagrimas que recorrian de sus ojos hasta que se soltaban de su cara, y caían. Y eran interminables. James se sacó su abrigo.

-"Tomalo."- le dijo James, y Lily lo rechazo.

-"Lo tomas o lo tomas."- le dijo nuevamente James, con brusquedad. -"Estas muriendote de frio..."

Lily lo miró con resentimiento, y con fuerza le arracó el abrigo de las manos. Se lo puso, y se abrazó con el. James volvió a mirar a Lily. Y Lily también lo miró a el.

-"¿Porqué me haces esto?"- le dijo Lily, tratando de gritarle, pero no podía. Se le había cansado la voz y ésto ultimo le salió en tono tranquilo y agotador.

-"Por que... Por que... Evans... digo... Lily... Tu... tu..."

-"Que Potter... qué?..."

-"Tu... tu... me gustas mucho."

Lily, que estaba mirando en ese momento el piso, le devolvió su cansada mirada con ojos de plato, y luego asintió con la cabeza, con una sonrisa. Pero era una sonrisa forzada. No sonreía enserio.

-"Bien Potter. Muy buena broma, Casi, CASI me la creo... Enserio, ha sido la mejor que haz echo!"

-"Si no me quieres creer es cosa tuya, pero quería entregarte esto." - James metió la mano en su bolsillo, y agarró algo, pero lo volvió a soltar. -"No, espera... antes tenía que decirte algo."

-"Que... cosa?"

-"Lo siento mucho."- le dijo. Lily miró sus ojos y se dio cuenta que hablaba con sinceridad, y sus nervios volvieron a aparecer.

* * *

"Siempre me voy a enamorar de quien de mi no se enamora...
Es por eso que mi alma llora,
y ya no puedo más...
Ya no puedo más...
Siempre se repite esta misma historia...
Ya no puedo más...
Ya no puedo más...
Estoy harta de rodar como un nuria....
Vivir asi es morir de amor,
Por amor tengo el alma herida...
Por amor... No quiero mas vida que su vida...
Melancolía... "

* * *

Lily, desde ese momento, comenzó a pensar enserio. Ya sabía que a James le gustaba. Y eso era demasiado para una noche. Jamás creyó que se fijaría en ella. En ella... Ella creía que su lazo con él, un infinito lazo de trabajo, había terminado desde que dejaron de estudiar juntos. Y que jamás le volvería a hablar. Pero la verdad es que James a ella... También... le gustaba bastante. Pero no podía reconocerlo... No podía... Porque... No sabía el porqué.

-"Enserio... Lily... Tu... me gustas mucho..."

James finalmente sacó de su bolsillo lo que tenía. Era un precioso, hermoso collar de oro fino. Y tenía un corazón muy pequeño, pero muy notable. De plata.

Lily lo miró perpleja. Jamás había visto algo tan valioso... Jamás había visto algo que debía costar tanto. James, que lo tenía sujetado por dos dedos, le tomó la mano a Lily, que estaba abierta, y con la otra se lo puso. Luego le cerró la mano.

-"Ahora es tuyo"- le dijo, y Lily lo miro. Lo tomó con ambas manos.

-"¿Qué...?"

-"Era de mi madre... Me dijo que se lo regalará a quien estimara conveniente..."

Lily había vuelto a tiritar, aunque no tenía ni el más minimo frio.

-"...Y me lo regalaste a mi porque...?"

-"Por que te amo." - le dijo James, y la abrazó. Lily rompió a llorar, y dejó caer su cuerpo, sin procupación alguna, hacia James.

-"tengo algo que decirte..."

-"¿que?"

-"yo... yo también te amo"- le dijo en susurro, y James y Lily se quedaron allí, por mucho tiempo. Por toda esa noche. Hasta que decidieran volver.

* * *

Era el ultimo día en que, seguramente, Lily y James se verían las caras. El pito del tren de Hogwarts resonaba diciendo que ya estaba allí.

Una gran multitud de alumnos estaban en la estación. Despidiendose. Allí estaba Lily, solitaria, obsevando como las chicas de 7timo de todas las casas se abrazaban y lloraban entre si. Y como los chicos se reían fuertemente y conversaban, y por ultimo se estrechaban manos. Lily esperaba abiertamente que su padre la fuera a buscar. Y aún no llegaba.

De pronto, vio a James en una especie de resplendor. O al menos para Lily. Y ahí estaba, conversando con los merodeadores. Lily, timidamente, dudó en si se acercaba o no, y, finalmente, fue caminando lentamente hacia él...

James la vio, y por medio segundo se quedó pegada en ella. Rápidamente se despidió de sus amigos. La madre y el padre de James estaban allí, esperándolo. James les dijo algo a todos que Lily no pudo escuchar. Sólo escuchó el grito de la madre de James, cuando se dirigía a Lily.

-"DATE PRISA, HIJO!"- Le gritaba su madre.

James llegó hacia Lily, y la miró. Lily le sonrió... James le vdevolvió la sonrisa. Se dio cuenta que Lily traía en su cuello el amuleto que le había dado James. Así lo llamaba. Amuleto. Pues para ella era algo más que un simple collar... Era... Su Amuleto.

-"Bueno... Este... solo quería... Decirte adiós..." - le dijo Lily a James. -"El tiempo ha pasado muy rápido, ¿No crees?... Quizás... sea la última vez que te vea..."

-"No, Jamás."- le respondió. -"Yo te hubicaré... Un gusto, Lily Evans."

James besó a Lily rápida y lentamente a la vez, y después de eso, se fue, sin decir algo en voz baja, que Lily entendió como un "te amo...". Lily no tuvo tiempo para decirle que ella también, pero le hizo una seña tratando de decirselo. Aunque James ya lo sabía, por el brillo en sus ojos. Lo ultimo que vio de James, fue a sus padres y a él cruzando la barrera, hundiendolo de preguntas.

Lily se dio cuenta que mucha gente la miraba. En especial chicas. Pero a ella ya no le importaba, apreto fuertemente su collar con sus manos, tomó sus maletas y recordó que debía cruzar la barrera para encontrarse con su padre, ya que era un muggle.

* * *

Ese día fue el ultimo que Lily vio a James, y viceversa. Pasó el tiempo, y James se transformó en un denominado Auror. Y Lily había aceptado estar a los servicios de un tipo que le había prometido bastante, y Lily nerviosa, aceptó. Se dedicaba a hacer todo lo que le dictaba su corazón junto con su nuevo amo... Le habían demoniado un nuevo nombre donde no la hubicaran facilmente... Había conocido a mucha gente que ya había visto antes en Hogwarts, pero que jamás les había hablado.

Así era la nueva vida de La Mortífaga Keys.

*-*-*

Hola. Soy yo denuevo, xD Klaudi Wri. Luego de terminar mi fic, Quién Eres, De donde Vienes? Se me ocurrió la idea. Estaba sola en mi casa, y de pronto, (no sé por qué) se me ocurrió la idea. Pensaba seguir con todos mis fics, pero creo que me he quedado sin inspiración... *Klaudi rié*

Este fic no se queda acá. Seguirá con sus capitulos, James siendo un fabuloso auror y Lily una magnifica mortifaga... Pero llegará el dia en que James y Lily se vean las caras... ¿Que va a suceder? Pues no lo sé ^^Uu...

Espero que les haya gustado mi historia, ya que para eso estoy, para satisfacerlos...

Por cierto! La canción que puse entre medio del fic se llamaba "Vivir así, Morir de Amor", y la canta (al menos la que yo escucho) Javiera Parra, por si la quieren oír y más bien todos los creditazos van para ella y para Rowling por los personajes ^^Uu

Bueno, eso es todo... Si leyeron la historia, y les gustó, o lo que sea, por favor les ruego un Review... Son gratis y me hacen sentir bien para poder seguir ^^Uu

Que estén muy bien!

Klaudi*Wri.