Los celos te volverán... ¡loco!

Susurros.

Él es el traidor. Debe serlo. Lily sabe esto mientras acaricia su vientre, su bebé - de James y de ella, recuerda con emoción- moviéndose dentro de ella, recordándole que él la ama.

James la ama a ella, sólo a ella. Se casó con ella, prometió amarla para siempre; "Hasta que la muerte nos separe". Fuerte y claro.

James nunca susurra nada. Siempre es directo y honesto.

Remus debe de ser el traidor, porque está celoso. Lily se repite esto constantemente, porque la mirada de amor en los ojos del licántropo lo han traicionado así como él trata de traicionarlos.

No es la culpa de James. Él es dulce y amable y cariñoso. Claro que Remus estaría enamorado de él, aun luego de todos estos años. Ella ve la adoración en esos ojos miel, las sonrisas, los roces. Lily los escucha reír en sus bromas privadas que ella nunca entiende, y ve la mano de Remus - siempre tan pausadamente- tratar de enderezar el cabello revuelto de James.

Remus es el traidor.

Incluso si Remus los felicita por el bebé, ella sabe que está mentiendo.

Ella lo sabe porque los ha escuchado. Ella ha oído sus risas, sus gemidos. Los ha imaginado millones de veces contra la pared, Remus viendo a James a los ojos. Lily escucha a James - no, no puede ser James: James nunca susurra. Debe ser Remus fingiendo- susurrar, a Remus susurrar. Los imagina tomándose la mano, acariciando piel, besándose...

Escucha sus susurros...

... no puedo...

... lo sé...

... te amo a ti... no a ella...

... la amas a ella... no a mi... estás casado con ella...

... porque tú no... pensé que no me amabas... Sirius...

... shhh.... todo está bien, James... estoy aquí...

... Remus...

Ella se queda en su cama - cama de ella y James, se recuerda, sintiendo lágrimas formarse, ojos verde esmeralda parpadeando repetidamente en la oscuridad- dándoles la espalda a través de la pared, tratando de dormir, pero los susurros son muy fuertes, los suaves ruidos de su cuarto de huéspedes dándole dolor de cabeza.

Remus es el traidor. Tiene que serlo. Lily lo sabe. Y cuando Peter susurra las mismas oscuras ideas a ella esa cálida noche de Agosto, ella está de acuerdo con él.

Sus uñas han dejado cinco lunas crecientes, sangrantes y molestas en sus palmas.

Remus es el traidor. Lily lo sabe.

Porque los celos llevan a las personas a hacer cosas desesperadas.

.

.

.

NOTAS:

No, no pienso que Lily sea esta mujer extremadamente celosa, pero había tenido la idea desde hace un buen tiempo, releí Otelo y... ¡voila! Lily-celosa-al-extremo presente.

Y claro, coff, oportunidad para escribir James/Remus.

Atte,

Kali