Capítulo 1 Unas vacaciones, diferentes.

Era un día como todos en el número 4 de Privet Drive, en su cuarto, un adolescente estaba tendido sobre su cama, con los ojos cerrados, unos ojos verdes como las esmeraldas, los abrió y se veía reflejada en ellos una tristeza mezclada con decepción, en sus manos tenía agarrado un pergamino, una carta, la leyó una vez mas: Querido Harry:

Hola espero que te encuentres bien, te escribo para darte una mala noticia, o bueno, quizá no tanto, mis padres y yo, hemos recibido una invitación de parte de Viktor para pasar estas últimas dos semanas de vacaciones en su país (Bulgaria , mamá no se pudo rehusar ya que siempre ha sentido una gran
curiosidad por ese país, y yo, en lo personal te debo confesar que sólo esperaba el momento de que Viktor enviara la lechuza invitándome, así pues
creo que podrás comprender que no puedo acompañaros a ti y a Ron en el
viaje que van a hacer, espero lo comprendan.
Ya le he enviado una lechuza a Ron avisándole de mi viaje.

Besos para ti de tu siempre amiga; Hermione

-"Así que irá a verlo"- pensó Harry para sí. Era cierto lo que hasta el momento, le había negado a Ron todo el verano, sí Hermione le gustaba sobremanera y no podía remediarlo, el curso anterior, por miles de razones que ahora parecían poco válidas, él no le había confesado a Hermione lo que sentía, mas que nada la caída del Señor Oscuro lo había tenido muy ocupado, pero ahora que él ya no estaba, Harry tenía que preocuparse otra vez por ser solamente un joven mago normal, sólo que era algo difícil, más si todo el tiempo te recordaban que tú y nadie más que tú habías podido vencer al Señor Oscuro. Pero estar en casa de sus tíos lo hizo olvidarse por esas 6 semanas que había sido él y nadie mas que él, quien lo había derrotado, había vengado al fin, la muerte de sus padres.

Se levantó y volvió a ver la carta; -"Está bien, si eso es lo que quieres no vayas, pero aún así te esperaré"- pensó Harry para sí, él realmente la quería pero empezaba a resignarse, le había dado a entender de muchas maneras que le gustaba, que pensaba que era lo mejor, pero o Hermione no entendía su señales, o se estaba haciendo la loca, sonrió- "creo que me está juzgando loco"-

La puerta se abrió de repente y la cara regordeta de su tío Vernon apareció en la puerta,

- Muchacho, que esperas??, tenemos que ir a la estación para que te recojan esas personas - dijo con un amplio énfasis en "esas personas", se refería a lo Weasley. - Claro, ya voy. – le cambió la expresión de su cara, tomó su baúl y salió de la habitación. Los Weasley le habían invitado a pasar el fin de las vacaciones con ellos, el señor Weasley estaba prosperando, ya no vivían en la Madriguera, era una bella mansión, la Señora Weasley estaba encantada con su cuadrilla de elfos domésticos y los Weasley ya no tenían que usar ropa de segunda mano y mucho menos libros usados, Ron estaba realmente feliz, la suerte de los Weasley cambió el día en que el Señor Weasley entregó a un total de 16 mortífagos al Ministerio, los había descubierto, y así obtuvo un ascenso bastante significativo, en su cartera y en su carrera.

*****///////******++++++////////++++++********/////////*******

La estación estaba llena de gente, Tío Vernon llegó con Harry al andén 8, donde se suponía que estarían los Weasley, Los Dursley tenían planeado ir de vacaciones a Mallorca, lo cual tenía a Tía Petunia verdaderamente entusiasmada, así que no se opuso a la idea de deshacerse de "ese chico" dos semanas antes de lo planeado. - Y bien??? Donde están??- preguntó tío Vernon algo exasperado – Mira que si no vienen te las arreglarás tu solo, no irás con nosotros- dijo en un tono mandón. - Créeme, no quiero ni imaginar pasar 2 semanas mas con ustedes, ya llegaran- dijo Harry más para sí que para su tío – en cualquier momento llegarán, así podré pasar unas vacaciones diferentes, sí, llegarán- cada vez se hacía mas tarde, pasaron 10 minutos, después 15, y justo cuando notó que Tío Vernon gritaría, aparecieron Ron y Ginny, sonriendo, al verlos tío Vernon dio algo así como un salto y se fue. Harry!!!!, que gusto verte, lamentamos llegar tarde, es difícil aparecerse sin ser visto (habían aprendido a aparecerse dos años atrás)- Ginny ha mejorado bastante- ella se sonrojó. Hola Harry – dijo en un tono apenas audible.- Hola Ginny – respondió Harry. Recibiste la lechuza de Hermione???- Preguntó Harry mientras salían de la estación – Supe que ira a Bulgaria a ver a Krum- dijo esto con tanto pesimismo que Ron simplemente se hecho a reír. Harry (risa contenida) lo bueno es que ella no te gusta (mas risa contenida)-rió Ron. Bueno, tal vez un poco, -dijo Harry con resignación, no había manera de ocultárselo a Ron.- esque ella es... diferente. En fin cambiemos de tema, Señor Weasley hola!!- acababa de llegar a la puerta de la estación. Santo cielo, cuanta gente había en mi lugar de aparición, ah hola Harry como has estado?? Te sienta bien el estar tan desahogado de preocupaciones.

Si muy bien, gracias señor Weasley.- Llegaron a lo que parecía un callejón desierto, no había gente alrededor. Papá crees que aquí está bien???- preguntó Ron. Si claro, entonces Harry, llevas lo que te dijimos, el bañador, ropa de playa muggle, todo eso??- preguntó el señor Weasley emocionado. Claro que sí, a donde iremos??- preguntó Harry con impaciencia. Bora Bora me parece, y bien, aquí vamos- dijo el señor Weasley, dicho esto susurró algo que sonó como – Posada "Dragonfly"- y desaparecio´. Bueno es nuestro turno Harry – dijo Ron- Posada Dragonfly – dijeron los 3 al mismo tiempo- Al minuto siguiente, el lugar en el que estaban cambió por completo. Estaban en la entrada de un lugar muy bello, el clima cambió también, ya no estaba nublado como solía estar en Londres, hacía calor, a Harry le empezó a molestar el hecho de llevar túnica, frente a ellos estaban la señora Weasley, los gemelos, Charlie, Bill, y el señor Weasley, los recibieron con mucho gusto, la señora Weasley casi tumbó a Harry al momento de correr y abrazarlo, él un poco azorado se separó de ella y después fueron guiados a sus habitaciones. Estaban por fin de vacaciones, Harry nunca había visto el mar, así que estaba emocionado, pero no era lo único que él conocería, quedaban dos semanas, y en dos semanas podrían pasar muchas cosas.