El Copyright y la Marca Registrada del nombre y del personaje Harry Potter, de todos los demás nombres propios y personajes, así como todos los símbolos y elementos relacionados, son propiedad de Warner Bros., 2000

Dedicado a: Isa y Monik! Gracias por la idea :P! Muerte a Umbridge !

Los anti-fics de Harry Potter
El anti-fic de Dolores Umbridge: Sapo enjaulado

Doce de la tarde, en el piso de cuidados especiales, San Mungo.

Un medimago avanza hacia una cámara blindada, cierra la puerta tras de sí y abre la puerta de adelante. Una bruja grande, fea, parecida a un sapo, sale tambaleándose del cuarto. Se sienta frente a la mesa del cuarto pequeño delante de su cámara. Es algo que los muggles podríamos llamar... habitación de un manicomnio, de esas con paredes acolchadas, ya saben.

El medimago dispone una bandeja sobre la mesa, con comida. La bruja come como si no lo hubiera hecho en años mientras él la observa. Cuando finaliza de comer, se levanta y entra a su habitación. Ya es rutina. ¿Su nombre?

Dolores Umbridge.

Después de medio año en cuidados intensivos, cuando quisieron darle el alta, ella se negó. Por algún motivo no quería volver al mundo real. Se había decepcionado sola. No pudo cumplir con el deber que el Ministerio de Magia le había impuesto, no pudo controlar al mayor adversario de El que no debe ser nombrado; un niño al que ella cuadriplicaba en edad, inteligencia, y experiencia.

Pero eso no le sirvió de mucho.

El día en que los centauros la tomaron presa, sufrió muchísimo, nunca se había sentido tan humillada, tan pisoteada, literalmente. Ciertos funcionarios del mismo ministerio tuvieron que intervenir para su rescate; lo único que quería era contar lo que pasaba, lo que Harry y su grupo habían hecho, al grado de poder haberla matado. La tomaron por loca, y gracias a las múltiples heridas que presentaba, fue directo al sector de cuidados especiales; donde al cabo de su recuperación física, la encerraron en esa cámara. Aún faltaba su recuperación psicológica.

Nunca se enteró de que pasó con el chico Potter después, ni con Voldemort, ni con Fudge, ni con Dumbledore, ni con nadie. Llevaba 3 meses encerrada ahí, sola, sólo saliendo a la pieza adjunta para comer y hacer sus necesidades. No había visto la luz, ni a otra persona que su medimago encargado. Todos los días desayunaba, almorzaba y cenaba lo mismo y eso con 8 horas de diferencia, por eso mismo no podía identificar nunca que hora era, si era de noche o era de día.

Aunque hoy, no sería igual. Estaba dispuesta a salir, y recuperar todo el tiempo que había perdido. Estaba muy conciente de quién era, qué cargo ocupaba, en qué situación se encontraba y por qué estaba ahí. La creían loca, simplemente eso. Pero ella no estaba loca, no, no había nadie en el mundo mágico que tuviera más razón que ella.

¿Tenía la fuerza suficiente para lograr escapar de ahí? Ya no contaba con su varita, tenía que usar la fuerza física; no obstante de seguro el medimago sí tenia varita, y la podía someter cuando quisiera. Tenía que hacer un plan, rápido y ahora.

Ocho horas después, exactamente, el medimago entró como siempre, con la bandeja en las manos, dejándola en la mesa. Se sentó al otro lado de esta, y Umbridge se sentó en frente. Pero esta vez no probó bocado. Se quedó mirándolo con sus grandes ojos de sapo, durante minutos. El medimago no acostumbraba hablar, pero ahora lo hizo.

-¿Qué pasa Dolores, te aburriste de esta comida, no tienes hambre?

Ella sólo lo siguió mirando. Él no se inmutó.

-Tu comida se va a enfriar

Sacó la varita, y ella supo que era el momento perfecto. Se la arrebató de la mano, y antes de que él pudiera hacer algo, apuntó en su contra.

-No se mueva -dijo, como quien le habla a un delincuente-. O me veré obligada a matarlo

El medimago, tranquilo, iba a presionar el botón de emergencia de un aparato en su pantalón pero ella fue más rápida.

-¡Crucio!

Comenzó a revolcarse en el suelo mientras ella le quitaba las llaves, abría la puerta y se iba.

Debía escapar y recuperar el lugar que siempre había sido suyo.

Corrió por los pasillos y a ratos se detenía, para escuchar sigilosamente. Al parecer nadie había notado su jugada maestra. No tenía idea de dónde podría encontrarse su varita, quizás los centauros la habían roto y no había mucho por hacer. No podía llegar y escapar a una calle llena de muggles, con la bata de paciente de hospital y una varita que no era la suya. Se metió a uno de los armarios y sacó una bata de médico, cambiándola por la suya. Luego salió y entró a un baño, donde se arregló el cabello, se lavó la cara y salió tranquilamente por el pasillo.

Entró al ascensor, bajó hasta el piso de recepción y se dirigía a la entrada muggle, cuando sonó una alarma, la de emergencias. Luego se escuchó por todo el recinto:

-Dolores Umbridge, paciente de cuidados intensivos, ha escapado de su habitación. Favor todos los medimagos disponibles encontrarla y regresarla al lugar donde debe estar, es de urgencia

No había avanzado tanto para esto. La verdad no hubiese podido pasar desapercibida entre la gente común. Tomó la varita del medimago que había atacado y la apuntó hacia si misma. No iba a regresar a esa prisión.

-¡Avada Kedavra!

Un rayo de luz verde se disparó desde la varita hacia sí. Eso fue lo último que vio.

Dolores Umbridge estaba muerta.

Fin anti-fic Dolores Umbridge

xD No hay mejor solución que la muerte rápida en algunos casos. Sí, la maté. La verdad me costó un poco imaginarme que podía estar haciendo ella después de que la hayan encontrado en el bosque prohibido.

Me dejan un review, vale? Como dije, se aceptan sugerencias xD de todo tipo! xD

Bye!!!