HOLLY: Hola gente linda aquí estoy con otro nuevo fic, espero que les guste y les contare un poco de lo que tratara, será un fic de humor espero que los haga reír, ya que esta será una nueva faceta en la vida de esta autora, para mi se hace un poco complicado hacer un fic así pero hay que probar cosas nuevas haber que sale, también el formato será diferente ya que he recibido muchos comentarios, que el formato que utilizo en otros fics no es el adecuado por ello les pido si hay algún error, mil disculpas ya que soy nueva en esto, tanto en humor como en formato que no sea de teatro, al principio del fic verán que de humor tendrá muy poco pero luego cuando las cosas se compliquen para un joven que una vez fue multimillonario, todo cambiara, espero que les guste. No se preocupen no descuidare mis otros fics pero por el momento disfruten el primer capitulo de este... espero sus comentarios hasta la próxima...

"BAD LUCK"

CAPITULO 1: "DESEO TENER UNA FAMILIA"

La tarde avanzaba en el pintoresco pueblo de domino, mientras que en muchas de las casas, la mayoría de sus habitantes ya habían regresado para estar con sus familias; en una lujosa mansión la situación era diferente, ya que el mayor de la familia no había regresado y según había confirmado no regresaría hasta pasada la noche, dejando a sus hermanos sentados en la mesa del comedor cenando como siempre... solos...

- Ya me lo esperaba- dijo un chico de largo cabello color negro y llevándose la comida a la boca...

- No te desesperes Mokuba esto cambiara- le dijo otro chico que esta a su lado de cabello corto color azul...

- No yo no creo que lo haga-dijo bajando la mirada y posándola sobre su comida que apenas y había tocado- ya esto se esta volviendo una rutina, Seto nunca viene temprano, a ti y a mí nos toca comer solos, nunca lo hacemos en compañía de toda la familia y todo por la dichosa empresa; a veces deseo que- dijo apretando fuertemente el puño mientras su hermano pone su mano sobre la suya para tranquilizarlo...

-Debes calmate Mokuba se que Seto trabaja muy duro, para que nosotros tengamos una vida digna- dijo con tristeza también en sus palabras

- Si pero yo lo quiero a el no a sus lujos, ya estoy harto de esto- dijo levantándose de la silla y salio corriendo a su habitación dejando tras el a su hermano muy preocupado

- Moky espera- pero el chico no se detuvo y mas acelero la marcha- creo que esto ya esta fuera de control será mejor hablar con Seto- dijo el chico levantándose de la mesa y dirigiéndose al teléfono mas cercano...

Mientras todo aquella sucedía en la casa del joven ejecutivo, el se encontraba como siempre en su lujosa empresa unas de las mejores de todo Japón, la cual era muy respetada y admirada por su variedad de videojuegos, de productos electrónicos y de diversos programas para computadora, de los cuales todos habían sido creados por su joven dueño Seto Kaiba, la mayoría de sus empleados lo admiraban, otros lo repudiaban por ser tan estricto y exigirles mas de lo que debía, el era demasiado exigente hasta con sigo mismo, por eso solo aceptaba nada menos que la perfección, aunque no se paraba a pensar que en la busca de todo aquello, estaba perdiendo mucho mas de lo que esperaba y mucho mas importante... su familia...

- Hermano mas te vale responder- dijo el chico y marcando el teléfono de la corporación, cuando de pronto el sonido tenue y apagado del aparato comenzó a sonar, la secretaria del presidente de la cooperación respondió el llamado...

- Buenas noches cooperación Kaiba a sus servicios- se escucho la voz de una delicada y agradable voz de una mujer, que era la secretaria del presidente de la cooperación...

- Buenas noches Elisa habla Noa Kaiba...- al instante de decir su nombre, la mujer se extraño, de recibir el llamado del joven ya que el casi nunca hablaba a la empresa...

- ¿Cómo esta joven Kaiba?- pregunto la chica de forma cortes, esperando hacer algo de conversación con el chico, ya que de las pocas veces que lo había tratado, ella sabia que Noa era muy amable, pero en esta ocasión el estaba en otra misión y los saludos salían sobrando...

- Bien, ¿podría hablar con mi hermano?- pregunto de forma cortes, pero seria a la vez, extrañando a la chica la cual mejor se digno hacer lo que el chico le pidió...

- Espere un momento joven preguntare...

En un instante el teléfono dentro del despacho del joven empresario comenzó a sonar, el chico como siempre estaba concentrado en la computadora que hasta aquel instante era su única compañía y en la mayoría del tiempo también ya que según el, los negocios se resolvían mejor por la vía del Internet, haciendo diferentes transacciones y participando en la mayoría de las ocasiones en la bolsa de valores, esperando que sus ganancias aumentaban sin imaginarse que esa alternativa seria su perdición... el teléfono no dejaba de sonar hasta que de tanto insistir decidió responder...

- Dije que nadie me molestara- dijo en tono serio y claramente enfadado mientras seguía digitando en la computadora...

- Si señor Kaiba lo se, pero esta al teléfono su hermano Noa que quiere hablar con usted- dijo la chica esperando lo peor de parte del joven al ser interrumpido...

- Esta bien no importa comunícamelo- dijo en tono serio sin dejar ni un momento lo que hacia...

- Si en seguida- dijo al chica aliviada, de no recibir otro regaño de parte del joven- Joven Noa lo comunicare con su hermano

- Bien Gracias Elisa- dijo el chico en tono serio, ya que lo que tenía que decirle a su hermano no le iba a gustar en lo más mínimo al mayor de los Kaiba

- Hola ¿Noa?- pregunto serio y con ligero enfado en su voz de eso percato perfectamente su hermano al teléfono...

- Al fin te dignas en contestar mis llamadas hermano- dijo el chico también enojado, era cierto el no hablaba mucho a la corporación pero siempre que lo hacia nunca encontraba a su presidente para hablar con el, siempre o estaba almorzando o esta en junta eso desesperaba al joven que quería hablar aunque se una sola vez con su hermano...

- ¿Que quieres? ya sabes que estoy muy ocupado- dijo enojado al escuchar los reclamos de parte de su hermano

- ¿Eso es lo mejor que tienes que decirme hermano?- pregunto en tono triste y claramente herido por aquellas crueles palabras

- ¿Y que quieres que te diga?- pregunto enfadado mientras no abandonaba ni un segundo su laptop

- Que por lo menos nos haz extraño a Moky y a mi- dijo en tono triste esperando recibir una afirmación

- ¿Me estas interrumpiendo, para hablar estupideces? mejor ahorrártelas- dijo en tono ya seriamente enojado

- No puedo creer la clase de persona que te haz vuelto Seto- dijo en tono triste mientras sus ojos brillaban, al escuchar de parte de su hermano aquel trato que el ni Mokuba se merecían

- Ya te dije que estoy muy ocupado como para escuchar tus tonterías, ¿ve al grano quieres? ¿Que cosa quieres?- pregunto fastidiado y sin tomar en cuanta las palabras de su hermano

- Quiero hablar contigo y decirte que Moky tu hermano, nuestro hermano, esta muy triste por que su hermano mayor jamás viene a comer con nosotros, jamás se aparece por la casa y a penas el te ve cuando sales de nuevo a encerrarte en la empresa- dijo en tono serio mientras se tragaba las lagrimas para no llorar y verse débil antes su hermano

- Ha era eso- dijo como si se tratara de algo común en el, aunque en su caso lo era

- ¿Es lo mejor que puedes decir Seto?- reclamo Noa sin obtener una respuesta- veo que si dentro de 2 días será el cumpleaños de Mokuba ¿te acuerdas de el cierto? es tu hermano y cumplirá 14 años y lo que mas desea en esta vida, es estar ese día tan especial para el, con su familia unida...

- Si lo se, le enviare una postal y un nuevo videojuego- dijo en tono serio

- ¿Qué no me escuchaste lo que dije?- pregunto herido, ya que al parecer su hermano le había importado poco lo que el le había dicho

- ¿Que mas quiere que diga?- pregunto con indiferencia como si el cumpleaños de su pequeño hermano no valiera nada

- Lo que el quiere es que tu estés aquí no que le regales alguna cosa cara, que tu inventas el ya tiene suficiente de eso el te quiere a ti con el y conmigo- dijo ya enojado no encontrando otra forma de hacer entender a su hermano

A pesar de las palabras que Noa había dicho habían llegado del corazón al parecer el corazón frió y duro de su hermano mayor no lo había hecho y el contrario de que esas palabras lo enternecieran, lo enfadaron de sobremanera de la forma en que Noa jamás se hubiera esperado.

- Mira no puedo ir ¿Quedo claro?- dijo enojado y cerrando su laptop mientas se concentraba en regañar a su hermano

- Si claro ya me lo esperaba perdón por molestarlo

En el rostro del chico las lágrimas no se hicieron esperar y rodaban por sus mejillas en grandes caminos.

- Siento haberlo interrumpido señor Kaiba- dijo con sarcasmo mientras colgaba el teléfono

- Va tonto llorón- dijo Kaiba sin tomarle importancia a lo que había escuchado mientras excedía nuevamente la computadora y se ponía a digitar y hacer sus transacciones...

En la casa de los Kaiba el joven que acaba de hablar con Kaiba, no se había despegado del teléfono a pesar que ya había colgado el auricular mantenía su mano en el luego cae al piso llorando desesperadamente, no podía creer la persona cruel y malvada que se había convertido su hermano mayor y todo por el dinero que aquel entonces era lo único que importaba al parecer eso era su familia la empresa y el dinero nada mas, pero sin saberlo y sin siquiera imaginarlo el destino pronto cambiaria aquella realidad llena de soledad y falta de cariño

- ¿Noa?- pregunto la triste voz de un chico, mientras miraba como su hermano estaba llorando tan desesperado sobre el piso...

Noa al escuchar pronunciar su nombre miro a Mokuba, quien estaba parado en la puerta, teniendo la imagen mas triste de todas a su hermano mayor llorando como un niño pequeño...

- ¿Qué te pasa?- pregunto preocupado y acercándose al chico para abrasarlo y saber que le había sucedió

- No...snif...no...te preocupes por mi Moky- dijo el chico mientras intentaba secar las lagrimas con su brazo

- Como no ha de preocuparme si eres mi hermano Noa- dijo el chico separándose del abraso de Noa...

Era increíble a pesar que Noa tenia 17 años y su hermano solo 13 parecía mucho mas maduro que el, quizás seria por la condición y el dolor que le causaba ver sufrir a un ser querido, tomaba fuerzas y se mostraba maduro en aquel instante...

- Gracias- dijo limpiando sus lágrimas y viendo a Mokuba a los ojos- sabes que yo te quiero mucho hermano, y nunca voy a permitir que estés solo

- Lo se no tienes por que decírmelo- dijo Mokuba mirando confundido a los ojos a su hermano

- No es nada ya estoy bien- dijo levantándose del piso y dedicándole una sonrisa a Mokuba- vamos Moky tenemos que preparar tu fiesta de cumpleaños

Dijo el chico extendiéndole la mano a su hermano que aun estaba sentado en el piso, el solo bajo la mirada y de sus ojos comenzaran a salir lagrimas...

- ¿Qué sucede?- pregunto Noa confundido al ver tan triste a su hermanito

- No quiero ninguna fiesta de cumpleaños- dijo el chico apretando fuertemente la tela de su pantalón con sus manos, mientras las lagrimas no dejaban de fluir por sus ojos.

- ¿Y eso por que no?- pregunto confundido mientras se agachaba hasta quedar al nivel de su hermano

- ¿De que servirá, si Seto no va estar aquí?

Pregunto cerrando más fuertemente sus ojos y de ellos salieron una gran cantidad de lágrimas que bajaban por sus mejillas hasta chocar contra el piso

- Calmate Moky, el estará aquí...- dijo en tono serio como si lo que acababa de de decir era la verdad

- ¿En serio?- pregunto ilusionado, de que por fin su hermano mayor pasara tiempo con el

- Yo haré todo lo posible por que así sea Moky confía en mi- pensando- eso espero

- Gracias Noa- dijo el chico con una sonrisa y abrasando a su hermano que le había regalado un poco de esperanza

Ahora lo único que faltaba era cumplir con esa promesa que en verdad le iba costar demasiado a Noa cumplirla pero el lo haría costara lo que costara, con tal de ver feliz a su querido hermanito que sufría al no estar la familia completa...

Los días transcurrieron y el cumpleaños de Mokuba por fin llego, en contables ocasiones, Noa fue a la cooperación de Kaiba esperando hablar con su hermano pero nunca logro hacerlo, su hermano siempre se negaba, no correspondía sus llamadas, no atendía sus visitas la promesa que Noa había hecho, jamás seria cumplida y eso lo entristecía...

- Te deseo un feliz cumpleaños- dijo un chico rubio mientras le entregaba un pequeño paquete al cumpleañero

- Gracias Joey- dijo Mokuba con una sonrisa aunque llena de tristeza

- Joey, por aquí- le dijeron su grupo de amigos

- Hola chicos- saludo el rubio mientras se iba acercando a los chicos

Mokuba tomo el obsequio que el rubio le había dado y lo coloco cerca de los demás que los otros chicos le habían llevado, en verdad la fiesta parecía divertida, su amigos estaban riendo y parecían disfrutarla pero en el corazón del pequeño Mokuba lo que mas deseaba era ver aunque sea por un instante a su hermano Seto Kaiba...

- ¿Y que tal te ha ido Yugi?- pregunto el rubio haciéndole algo de conversación a su mejor amigo, mientras el chico de cabello tricolor, miraba como su amado Yami jugaba con los otros espíritus

- Bien ya he superado todo- dijo el chico bajando la mirada

Unos meses atrás sucedió lo que para el chico, fue lo mas terrible de toda su vida, una grave en enfermedad se apodero del cuerpo de Salomón que por mas que los médicos intentaron salvarle la vida, no lo lograron y murió a los pocos meses de haber adquirido la enfermedad, el chico se sintió destrozado, su único familiar, se había ido de su lado, jamás lo volvería a ver, jamás volvería a sentir sus cuidados y su cariño. Pero no todo estaba perdido gracias al apoyo de sus amigos y a su mejor amigo Yami, logro salir adelante y también nuevos sentimientos comenzaron a surgir hasta hacerse cada vez más fuertes y ahora ya eran más que solo amigos...

- Eso me alegra- dijo la única chica que escuchaba la conversación, sonriendo al ver a su amigo recuperado de aquella perdida

- Muchas gracias Tea, pero si no hubiera sido por Yami- dijo el chico mirando como Yami se divertía en con los otros haciendo sonrojar

- O Ra te mereces ir al reino de las sombras

Amenazo un chico que una época antigua fue un valiente y poderoso faraón, sus amigos voltearon a ver la escena para detenerlo, creyendo que alguno de los otros espíritus serian enviados a ese lugar, sin imaginarse quien iría al reino de las sombras

- Que tonto eres faraón- dijo un chico albino mirando a Yami, el cual tenia su mano extendida amenazando a la maquina que le había ganado el juego

- Tu cállate roba almas o ¿quieres ir tu a ese lugar?- pregunto con una sonrisa, queriendo intimidar al otro sin llegar a conseguirlo

- Que idiota eres, con mis poderes puedo salir de ese lugar en un abrir y cerrar de ojos- dijo el albino sin darle importancia a las palabras de Yami

- Si claro Bakura igual reaccionaste tu cuando esa extraña maquina te gano- dijo un moreno con una sonrisa en sus labios

Al pobre albino se le subieron los colores a al rostro, al ser descubierto por un rubio entrometido

- ¡¡Ya cállate Malik!!- dijo Bakura muy enojado por ser descubierto en frente del faraón

- Ya me parecía raro no ver la maquina en su lugar- cuestiono Yami al ver el lugar vació, donde una ves estuvo una maquina de videojuegos, mirando de forma acusadora a Bakura

- Ya cállense los dos, ya me están fastidiando- dijo enojado y alejándose del grupo

- ¿Y ahora que te paso Kura?- pregunto un joven albino al ver a su compañero tan enojado

- Nada hikari, olvídalo- dijo sin darle importancia al asunto, mientras se retiraba con sus manos metidas en las bolsas de sus pantalones, y caminaba a paso lento, por los inmensos jardines de la mansión

Yami y Malik, vieron alejarse a Bakura el cual participaba con ellos, en los videojuegos o como ellos podía llamar a esas maquinas "las cosas raras de Kaiba" decidieron seguirlo para no quedarse solos, discutiendo con una maquina que jamás les respondería

- Bakura espera- advirtió un rubio mientras iba tras Bakura, seguido de un confundido faraón

- Ya vienes ustedes a fastidiar- dijo el albino viendo con desprecio a los dos chicos que lo seguían

- Que carácter- dijo el faraón mirando a Bakura- ¿ya casate no?

- Déjate de estupideces Yami- dijo Bakura mirando a los ojos a Yami, sin agradarle en lo mas mínimo lo que acaba de decir

- No lo hagas pobre mujer, sufrirá mucho alado de un amargado como tu- dijo en forma graciosa un moreno que lo seguía, mientas a Bakura se le formaba una clara mueca de enfado en su rostro

- Ya cállense de una maldita vez- dijo enojado y haciendo que los dos chicos se callaran y lo vieran- ¿ustedes creen que es gracioso burlarse de mi cierto?

- Pues esa idea me pasó por la mente- dijo tocándole la cabeza Yami mientras miraba a Bakura

- ¿Por favor faraón desde cuando tienes mente?- reclamo el albino viendo a Yami a los ojos

- Desde que nací, no soy como tu que llegaste muy tarde a la repartición ¿cierto?- dijo el faraón con una sonrisa mientras miraba a Bakura

- ¿Y tu como puedes saberlo?- pregunto confundido

- ¿Qué cosa?- pregunto Yami al no ver enojado a Bakura

- Tu estabas conmigo ¿no te acuerdas faraoncito?- pregunto Bakura mirando a los ojos a Yami...

Al terminar con su frase exploto de risa un moreno que no había participado en la conversación

- ¿Y tu de que te ríes?- pregunto Yami ofendido por la actitud del moreno

- Es cierto además tu estabas con nosotros ¿Ya se te olvido?- cuestiono Bakura- Si fuiste tu quien nos dijo: "esperemos aquí", ya que te daba flojera caminar

Ahora era Yami, quien exploto en risa al ver al pobre moreno ponerse rojo ante el comentario de Bakura

- Ya cállense, que no es cierto, además tonto aceptaste que no tienes cerebro...- dijo enojado haciendo recapacitar a Bakura

- Yo no he aceptado nada, solo dije que el faraón estaba conmigo, pero yo ya había ido por el gran cerebro que tengo, por eso mi intelecto es mucho mas grande que el de ustedes

- Si claro por eso en Egipto solo fuiste un ladrón ¿cierto?, tenias tanto cerebro que no podías utilizarlo-dijo Yami con una sonrisa

- Es cierto ja, ja- decía Malik mientras se burlaba de Bakura

- Tu callarte que no puedes saber nada, ya que pasaste tus 5 mil años bajo la tierra, cuidando la tumba de este-dijo señalando a Yami- así que ¡SILENCIO!- dijo Bakura en tono serio...nadie había hecho comentario alguno, por lo que Bakura había dicho, hasta que Malik se le acabo la paciencia, saco su cetro del milenio y comenzó atacar a Bakura por sus insolencias...

- Juro por Ra, que cuando te alcance... ¡¡TE MATO LADRONCITO!!

Amenazo Malik, cuando perseguía, por toda la casa a un atrevido roba almas mientras el solo corría, muy divertido por su reacción y de lejos sus hikaris observaban como esos 3 se apreciaban, a pesar que jamás lo dirían se querían a su modo y por eso eran tan buenos amigos, aun que jamás lo dirían lo eran y sus hikaris lo sabían muy bien

- Ya deja tus cóleras Malik- dijo un chico moreno, mirando como su Yami quería aniquilar a un roba almas que solo corría divertido y seguía llenado de insultos a Malik

- Yami has algo para que se calme- pido Yugi

- ¿Quien yo? Ni loco quieres que me mate a mi, eso si que no- dijo Yami mientras caminaba para reunirse con Yugi y los demás

- Que exagerado eres faraón- dijo un chico rubio, muy parecido al que quería acabar con el roba almas, viendo herido a Yami, mientras el se disculpaba

- Tranquilo Marik, no lo dije para que te enojaras, disculpa pero yo conozco mejor a Malik que tu y se lo que digo- dijo nervioso esperando convencer al moreno sin llegar hacerlo...

- Si claro faraón- dijo en fastidio y enojado por su comentario

- Vaya si que la hiciste bien esta vez- reclamo un chico de cabello color café y curioso peinado

- Tu cállate Tristan- le dijo Joey al chico, mientras le daba en codazo, para que ya no siguiera con sus comentarios tan infantiles

- Esta bien no te alteres me callare, vaya que carácter...- dijo Tristan viendo de forma seria a Joey

- Así te ves mas listo teniendo la boca cerrada- le dijo el rubio haciendo a Tristan solo guardarse sus palabras

- ¿Y eso que obedeces a Joey?- pregunto la única chica que esta en el lugar, mirando acusadoramente a los chicos

- Tristan se quedara calladito, ya que quiere que le presente a mi hermana

A Tristan se le subieron los colores a la cara al escuchar mencionar a Sereniti, la hermana menor de Joey, que en cada momento de la vida del chico no hacia mas que suspirara por ella aunque a Joey no le parecía en lo mas mínimo tenerlo de cuñado

- Dije que te la presentaría, no dije que estaría de acuerdo con que salgas con ella Romeo-dijo mirando enojado a Tristan, quien se puso a llorar de forma cómica ante las palabras crueles de Joey...

- No seas tan exagerado Tristan- le dijo Tea viendo como una estela negra lo iba cubriendo - Va que dramático eres Tristan

Mientras todo aquello pasaba, el chico que celebraba su cumpleaños observa el ambiente. 2 chicos queriéndose matar, un grupo de amigos burlándose de un pobre Tristan, el ambiente parecía muy bien para una fiesta, ya que ellos siempre actuaban de esa forma y al pequeño cumpleañero le gustaba pero en esta ocasión...

- Como desearía que Seto estuviera aquí- dijo bajando la mirada y de sus ojos aparecieron las primeras lágrimas...

Noa había estado fuera todo el día y seguramente esta en la oficina de Kaiba hablando con el, Mokuba lo sabía bien pero por la hora parecía que el chico jamás llegaría con su hermano mayor...

- ¿No se por que te enojas?- pregunto un chico de cabello color castaño y muy enojado, a otro de cabello color azul

- No puedo creer lo que estoy escuchando Seto, recapacita por favor- rogaba el chico a su hermano, quien al parecer jamás cambiaria de opinión

- Mira Noa lo hago por ustedes para que tengan lo mejor, ¿por que ahora vienes y me reclamas?- dijo en tono serio y acomodándose mas en su silla tras su lujoso escritorio

- Nosotros no queremos lujos ¿Qué no lo entiendes? Mokuba y yo queremos tener a nuestra familia unida a ti con nosotros- dijo en tono serio y ligeramente enojado

- Saben que yo no puedo estar con ustedes siempre la empresa...- Noa lo interrumpe

- ¡La empresa!, ¡la empresa! solo eso sabes decir ¿No tienes otra mejor excusa Seto?

- ¿Que quieres que te diga?

- Algo mejor que eso, ahora me doy cuente que te has enviciado mucho en esa cosa de la bolsa de valores, que te quita mucho tiempo mas tiempo del que crees- dijo enojado y mirando a su hermano a los ojos

- Pues aunque no lo creas, invertir nuestro dinero es ella han aumentado las ganancias mucho mas que vender mil equipos electrónicos de la cooperación- dijo con una sonrisa como si solo eso tuviera importancia y las palabras de Noa se las llevaba el viento

- Y eso es otro problema Seto, los equipos, los videojuegos han bajado mucho su calidad he sabido de muchas quejas y de clientes que s están rompiendo sus contratos con la corporación Kaiba- dijo alarmado por la noticia

- A mi me tiene sin cuidado, lo que digan eso sujetos, lo que importa es que nuestro dinero esta siendo mejor administrado

- A mi y a Mokuba no nos importa el dinero ¿que no lo entiendes? por un demonio Seto, pon los pies en la tierra te queremos con nosotros

- Pues yo tengo mucho trabajo así que si me haces el favor

Dijo el chico indicando la puerta, para que su hermano saliera por ella, la charla había avanzado por mucho tiempo, tiempo que para el pensar de Seto Kaiba era perder dinero

- Esta bien me iré, pero date cuenta de una cosa Seto nosotros te queremos a ti, no el dinero que estas ganado "Para nosotros"- dijo enojado haciendo énfasis en su ultima frase

- Ya largate de una vez-dijo enojado mientras le indicaba la salida a su hermano con la mano

- Ojala y cuando te quedes solo, ese sucio dinero te sirva de compañía Seto- dijo el chico alejándose de la oficina de su hermano...

Cerro la puerta tras el, en verdad aquellas crueles palabras lo había herido demasiado, y no entendía como su hermano su querido hermano mayor había cambiado tanto desde que murió su padre, se tomo muy en serio el puesto de "Padre sustituto" al igual que todas las responsabilidades que ese titulo significaba, quizás la presiones y las obligaciones que Seto, tenia lo había hecho cambiar y volverse alguien tan frió sin impórtale nada mas que el dinero...

- Espero hermano que alguna ves salgas de esta crisis no sabes cuanto te extrañamos...

Dijo el chico mientras agachaba su cabeza y salía corriendo lejos de la cooperación con lagrimas en sus ojos, el había llegado hasta aquel lugar por Mokuba pero no había conseguido nada, como hubiera deseado llevarle ese regalo a su pequeño hermano. Pero ya nada se podía hacer, en realidad no estaba en sus manos cumplir el deseo del pequeño, si no en manos del mayor pero el no quería hacerlo y al contrario se empeñaba en que su situación esta bien como tal y como estaba, no se arrepentí de hacer sufrir a los que era su familia...

Mientras tanto en la fiesta del chico...

- Hasta pronto Mokuba- le dijo un tierno chico de ojos color violeta

- ¿Ya se van?- pregunto en tono triste

- Si lo siento amigo, lo que pasa es que tenemos un asunto pendiente y quiero resolverlo lo más pronto posible- dijo un entusiasta rubio mientras le guiñaba el ojo al chico

- Pero tranquilo regresaremos en otra ocasión a visitarte- dijo una chica agachándose hasta el nivel del niño y le dio un tierno beso en su mejilla

- Si no hay problema espero que vuelvan pronto- dijo el chico despidiéndose de sus amigos, mientras agitaba su mano y perdía de vista a los chicos alejándose en el horizonte- no vino- dijo en tono triste al cerrar el portón de la mansión y viendo que el auto negro que siempre transportaba a su hermano mayor, jamás apareció...

La tarde transcurrió, tranquila para el único habitante de la familia Kaiba, en la casa, mientras miraba un poco de TV una muchacha que hacia el aseo se acerco a al chico que estaba en la sala divagándose un poco de lo que estaba viviendo...

- Joven Mokuba- pido una chica queriendo llamar la atención del chico, y así fue el la miro y espero que continuara- la comida esta lista ¿esperara a su hermano Noa?- dijo la chica dedicándole a Mokuba una sonrisa

Ahora que la chica había mencionado a Noa, era cierto el chico no había regresado desde muy temprano que salio ni siquiera le había dicho feliz cumpleaños que estaba pasando

- No déjalo Mary no tengo apetito esperare a Noa

La chica sintió y luego de hacer una reverencia se alejo del lugar, dejando en la sala a un chico que se preocupaba por su hermano que no había visto todo el día...

Pasados unos minutos Noa, aun no había regresado y el chico ya estaba muy preocupado por el. Además el chico estaba muy triste por todo lo que estaba pasando en relación a su hermano mayor, quería pensar divagarse un poco, así fue como para distraerse y también para mantenerse despierto, esperando a su hermano Noa subió a la azotea de la casa donde siempre iba en ocasiones como esa, a pensar a divagarse y a olvidarse por un momento del mundo...

Mientras tanto en una casa que una vez había sido una tienda de juegos la situación no era diferente...

- ¿Sabes hikari? Hoy es el día- dijo un chico alto, de hermosos ojos color violeta y viendo a su compañero que estaba acostado en el techo de la casa junto a el

- ¿Es hoy?- pregunto el chico confundido mientras se levantaba para ver mas de cerca a su compañero

- Si hoy es el día en que si pides un deseo se hace realidad- dijo con una sonrisa y viendo al cielo como esperando que algo pasara

- ¿Cómo lo sabes Yami?- pregunto inocentemente el chico, mientras también se recostaba y miraba el cielo

- Ra me lo dijo, hoy es el día en que una estrella fugaz, muy brillante aparecerá en el cielo y todos los que se detengan un momento a contemplarla y pida un deseo ese deseo se cumplirá- dijo cerrando los ojos y poniendo una sonrisa como deseando que aquel incidente pasara pronto

- ¿Y no importa cual sea el deseo?- pregunto su compañero viendo a los ojos al mas alto

- No importa el deseo Yugi- dijo el chico abriendo sus ojos y mirando al cielo otra vez- si viene de tu corazón ese deseo será concedido, sin importar cual sea

- Vaya espero que venga pronto, ya que tengo un deseo que pedirle a esa estrella- dijo el chico mientras los colores se le subían a la cara

- ¿A en serio?- pregunto con fundido su compañero mientras, lo miraba otra vez a los ojos- ¿Y se puede saber de que se trata?

- No, si te lo digo no se cumplirá- dijo el chico poniendo una sonrisa mientras contemplaba el cielo otra vez y en su mente llegaron unos pensamientos- "Aunque mi deseo el gran Ra ya me lo concedió"- dijo mirando a Yami el cual, estaba maravillado contemplando el cielo y esperando el aparecer de aquella estrella misteriosa que cumplía deseos...

Mientras algunos contemplaban el cielo para sentir felicidad y teniendo compañía, un chico solitario en una lujosa mansión lo hacia para no sentirse tan solo y sentir aunque fuera por un instante un poco de compañía pero por el momento eso seria imposible...

- Lo único que quiero es ser feliz con mi familia- dijo el chico mientras contemplaba el cielo y de sus ojos salían lágrimas que rodaban por sus mejillas

Sin esperarlo un chico toco su mano y se acercaba al pequeño que estaba concentrado en sus pensamientos

- Haaa- grito el chico al sentir el contacto

- Tranquilo Moky soy yo- dijo el chico con una sonrisa, sentándose a un lado de su hermano

- Hola Noa ¿que paso contigo? te estuve esperando y no te había visto en todo el día- pregunto preocupado, mientras miraba a los ojos a su hermano

- He estado pensando es todo- dijo el chico en tono serio

- ¿Y se puede saber en que?

- No es nada- dijo sin darle importancia a la pregunta de su hermano- ahora mejor contemplemos el cielo

- Si este bien- dijo el pequeño mientras observaba otra ves el cielo

Con el pasar de tiempo ninguno de los dos dijo nada, solo seguían mirando el cielo y pensando cada quien por separado, cuando inesperadamente ante sus ojos apareció una esfera de luz color amarillo, muy brillante, era una estrella fugaz. Ambos se alegraron ante el fenómeno, el mayor de los dos sonrió y hablo con su hermano

- Moky pide un deseo- le dijo el chico con una gran sonrisa en sus labios, creyendo que aquel humilde deseo se haría realidad

Mokuba no creyó lo que su hermano le pedía y simplemente lo miro y luego miro al cielo nuevamente, asintió y su humilde deseo apareció en sus pensamientos...

- "Lo único que deseo es tener una familia"- dijo e chico mientras cerraba sus ojos en suplica, de que su deseo fuera cumplido pero parte de el estaba siendo maquinado por su hermano mayor que estaba a un lado del chico

- "Deseo que todo esto cambie, que tengamos una familia unida y que el dinero no nos separe"- dijo el chico mientras cerraba sus ojos y su deseo era maquinado por su mente y llegados hasta la estrella

En la casa de los Moto donde un chico que una vez fue faraón y su joven acompañante, miraban el pasar de aquella maravillosa estrella también, al igual que los jóvenes Kaiba había pedido su deseo

- ¿Pudiste tu deseo hikari?- pregunto en tono entusiasmado Yami mientras miraba a los ojos a Yugi

- ¿Si y tu Yami?- dijo el chico con una sonrisa

- Si también, ahora el gran Dios Ra se encargara de cumplirlo- dijo alegre mirando al cielo

- Si- dijo su compañero mientras ambos miraban como aquella estrella se iba alejando poco a poco de su vista...

Aun que ninguno lo sabia, no habían sido los únicos que habían pedido un deseo un joven que vivía solo en un apartamento también había pedido el suyo

- "Deseo tener un negocio propio que sea el mejor de todo Japón"- pensó un chico rubio, mientras juntaba sus manos y hacia esa pequeña suplica ala estrella tan brillante que había visto...

Quizás de los que pidieron un deseo, ninguno sabia si en realidad aquello que añoraban se cumpliera o si en realidad todo se complicaría, de lo que estaban seguros, era que para algunos sin importar lo que trajera el destino seguirían justos por toda la eternidad y otros estarían solos sin familia, sin cariño sin unión ¿O no sería así? Solo habría que esperar que aquellos humildes y sinceros deseos se cumplieran y que el destino fuera cual fuera les trajera solo alegrías...

CONTINUARA.......

.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.

HOLLY: Hola gente espero que el capitulo inicial de este fic les haya gustado

YAMI: Oye esa parte que soy amigo del roba almas y del cuidatumbas no me gusto

HOLLY: No se por que te enojas si sabes que es cierto

YAMI: Jamás yo amigos de esos nunca

HOLLY: Ya calmate y deberías agradecer que Yami Holly no e haré sufrir solo a ti

YAMI: A que bien... oye como que "no me hará sufrir solo a mi" creí que no me haría sufrir

HOLLY: A no eso si que no te mereces mucho sufrimiento pero tranquilo tendrás compañía

YAMI: O Ra ¿que estaré pagando?

HOLLY: Bien que lo sabes así que ahora no vengas a quejarte...

YAMI: Esta bien me callare que genio...

HOLLY: Bueno chico y chicas espero sus cometarios y que este fic les guste

YAMI: Si porfis reviews, para sentir por un momento feliz aunque sin saber que dolor me esperara para el próximo capitulo

HOLLY: No solo serás tú...

YAMI: Eso no me sirve de consuelo

HOLLY: Hasta la próxima

Atentamente.-

HOLLY MOTTO )

"HASTA LE PRÓXIMO CAPITULO....PORFIS DEJEN REVIEWS..."