5.Otra vez juntos.

Poco a poco Harry se fue acercando mientras unas lagrimas escurrían por sus mejillas. Aquellas personas no podían ser sus padres, ellos estaban muertos, debía tratarse se un sueño, pero el verles ahí dormidos tan tranquilamente...

Ahora entendía las prisas que tenían. Porque estaban tan sonrientes y porqué le habían dicho que la sorpresa era especial para él.

Se iba acercando lentamente. Sin darse cuenta chocó con una de las sillas hacían que se despertaran. En un primer momento debido al cansancio lo veían todo borroso. Una voz detrás suyo los hizo reaccionar. Era la voz de la persona en la que más habían estado pensando desde que se habían despertado y que era fruto de su amor.

Enseguida se levantaron y se quedaron viendo al apuesto joven de quince años que tenían enfrente. Era verdad que se parecía mucho a James en todo menos sus ojos que eran verdes como los de ella. Harry también se quedó viéndoles. Miraba y remiraba a aquellas personas que le dieron la vida, aquellas que le habían protegido de pequeño y que el año pasado habían vuelto a hacer. Solo los conocía por las fotos que le dio Hagrid en primer curso, por las explicaciones de Sirius y Remus y por los espectros que vio el curso pasado. No se lo podía creer, ahora estaban allí, junto a él, vivos.

Lily y James no podían soportar más aquella situación se abalanzaron sobre su hijo. Lily abrazaba llorando a Harry muy fuerte, pensando que en cualquier momento se lo podían quitar. James se mantenía al lado de su esposa acariciando la cabeza de su hijo a punto de llorar.

Al principio Harry no devolvió el abrazo. Cuando sintió aquel cariño del que tanto le habían privado durante años fue cuando empezó a devolver el abrazo cada vez con más fuerza mientras empezaba a llorar. Durante su vida con los Dursley nunca había recibido ninguna muestra de cariño, solo cuando empezó Howgarts vio realmente muestras de cariño por aparte de sus amigos Ron y Hermione y ahora sentía el amor de Ginny, también había sentido el cariño que Sirius y Remus le profesaban. Ahora, solo ahora conocía el cariño de sus padres un cariño del que, como ya se a dicho, le habían privado .

Lily también se puso a abrazarle con más fuerza.

Al cabo de unos momentos se separaron para verse cara a cara mientras Lily secaba las lagrimas de los ojos de Harry y los suyos propios.

-¿Por qué? ¿Cómo es que estáis aquí?-dijo girándose a su padre y luego a su madre tratando de encontrar una respuesta.-¿Por qué no vinisteis antes por mi?

-Bueno Harry si estamos aquí es porqué queríamos verte, saber como estabas y, por supuesto, llevarte con nosotros-dijo James agachándose, un poco, hasta la altura de su hijo.-Y si no vinimos antes por ti fue porqué no podíamos.

-¿¡Como que no podíais?!- alegándose de ellos.

James se levantó y se acercó a Lily que estaba un poco confundida por la reacción de Harry. Empezaba a creer que no quería saber nada de ellos.

-Exacto. No podíamos- empezó de nuevo.- Hemos pasado los últimos catorce años en coma en un hospital de Escocia al que no llevó Sirius ya inconscientes. Cuando esta mañana nos hemos despertado no hemos hecho nada más que pensar en ti, si serias feliz, si estarías bien y con quien vivirías...

-Tu padre tiene razón –continuó Lily.- Te queremos mucho.

-Entonces si Sirius sabía que estabais vivos, ¿por qué no me lo dijo?¿por qué no lo dijo nunca a nadie?- alegándose aún más.

-No lo dijo por temor a que cara de serpiente se enterase y recuperase fuerzas mucho más rapido.

-¿Cara que?-preguntó Harry tratando de no reírse ante el mote que había puesto su padre a Voldemort.

-Cara de serpiente, Voldemort- aclaró sonriente al ver como su hijo se aguantaba la risa.

Dejó su recelo de hacía un momento y se lanzó a los brazos de su madre que lo recibió con un fuerte abrazo, mucho más que el anterior. Luego se tiro a los brazos de su padre que le recibió de igual manera.

Estando en los brazos de su padre empezó a sentirse algo mal por haber desconfiado de ellos.

-Lo siento- se disculpó.

-¿De qué nos pides disculpas campeón?- dijo James sin dejar de abrazarle.

-Por lo de hace un momento, no debí haber desconfiado de vosotros- se explica separándose para mirarles a la cara.- Es decir, sois mis padres, tendría que haber sabido que no me abandonaríais, después de todo me salvasteis de Voldemort.

-No te preocupes cariño-le tranquilizó Lily.- Nosotros tenemos un carácter muy fuerte y ya nos esperábamos algo así, incluso más fuerte, no te preocupes.

Los tres juntos se acercaron a la chimenea y se sentaron en el suelo. Lily y James juntos y Harry enfrente suyo. Estaban sin hablar solo mirándose. El tiempo parecía que se había detenido solo para ellos.

-¿Cómo conseguisteis salvaros de la maldición?-preguntó Harry rompiendo el silecio.

-Supongo que logré salvarme gracias a mi fuerte patronus, aunque debido al cansancio me agoté a mi mismo y quedé inconsciente. Ten en cuenta que me golpeó- explico su padre.

- Yo...Bueno solo recuerdo que la canción de cuna que te cantábamos se oía de fondo. No se a lo mejor fue lo que me salvó.

-Bueno no importa como os salvasteis lo mejor es que estáis vivos- abrazándose a sus padres.

-Harry, ¿por qué no nos cuentas como te ha ido?- sugirió Lily.

-Vale.

Él empezó a contar sus aventuras vividas desde que había empezado Howgarts y también su horrorosa infancia con los Dursley. Mientras contaba como le habían trata, se iba sintiendo un poco mal al criticar a su tía, ya que era la hermana de su madre. Se paró no podía criticarla más.

-Harry,¿por qué te paras?- preguntó Lily pasándole la mano por el pelo.- Aunque me duela no puedo cambiar la realida.

-Bueno Harry, ¿qué tal eres en los estudios?- preguntó animado James.

-Pues bastante bien. Trelawney me predice siempre la muerte en adivinación.

-Esa no cambia- dijeron al unísono mirándose.

-Bueno y en pociones no avanzo. Snape nos hace la vida imposible a Griffyndor quitándonos puntos por no hacer las pociones bien, según él. Y luego esta....

-¿¡Snivelly de profesor?!- interrumpió Jamsie mientras Lil ponía cara de resignación.-¿¡Ese pelo grasiento?! Te compadezco. Dumbledore debía estar muy desesperado para coger a Snape de profesor.

-Pues yo creo que Severus tiene que ser mejor que Lacovich.

-¿Severus?¿Snivelly?¿Lacovich?-Harry un poco confuso.

-Bueno es que es el nombre que le pusimos los merodeadores a Snape. Y que Lils le llame por su nombre es debido a que es amiga de ese Slytherin. Bueno y Lacovich era nuestro antiguo profesor de pociones, un autentico ogro- Algo irritado al recordar a su antiguo y "bien amado" profesor.- Creo que ibas a decir algo más ¿no? ¿Es que tienes a alguno más odioso?

-Si, Umbridge. Ella es peor que Snape, me la tiene jurada, incluso más que él. Todo el día anda castigándome solo por decir la verdad. ¡La odio!- gritando.

Después de estas palabras se produjo un profundo silencio. Lily y James se miraban entre ellos y Harry los miraba confundido. Ambos estaban pensativo, muy pensativos.

-Es raro. Ese nombre me suena pero no se de que- dijo Liliane rompiendo el silencio en el que se habían sumido.

-Claro que te suena ese nombre. Es el apellido de mi prima- dijo James poniendo los ojos en blanco.

-¿¡Quee?!- dijeron sorprendidos madre e hijo.

-Si Lils,¿no te acuerdas?- dijo sorprendido de que Lily no lo recordase.-Es que mi tía se casó con Amadeus Umbridgey de ahí nació Dolores Jane Umbrige, la odiosa.

-No me creo que sea de mi familia.

-Y yo que sea de mi sangre. Mucho menos que sea tu profesora.

-Pues lo es.

-Ya lo veo. No me extraña que prefieras a Snape.

Lily rió a sus espaldas.

-¿De que te ríes?- dijeron al unísono.

-Que parece que os conocéis de toda la vida, como si estos catorce años hubieseis estado juntos.

Ambos se miraron y se dieron cuenta, Lily tenía razón. También se pusieron a reír. Al cabo de un rato James y su esposa se levantaron Harry se los miro desde abajo.

-¿Ya os vais?-preguntó poniéndose el también de pie.

-Bueno tenemos que hablar con el director y tú te tienes que ir a la cama que ya es muy tarde- le dijo Lily.

-Pero...

-Tranquilo mañana seguiremos aquí nos quedaremos un tiempo hasta que arreglemos nuestras cosas y como comprenderás Albus nos tiene que ayudar con esta pequeña "resurrección".

-Tienes razón será mejor que me vaya a acostar- resignándose.- Bunas noches papá, mamá.

Los tres salieron fuera juntos, como una autentica familia, parecía que aquellos catorce años separados se hubiesen podido recuperar en apenas unas horas. Harry, en especial, estaba contento con esa oportunidad que le brindaba el destino con esa pequeña resurrección.

Notas de la autora:

Bueno aquí va el último capítulo y quiero dar las gracias a todos los que me han seguido en estos cinco capítulos. Se que acaba un poco mal, que queda al aire muchas cosas, por eso le estoy haciendo un segunda parte que publicaré dentro de poco, en ella se verá como reaccionará la gente con su inesperado regreso, los obstáculos que tendrán que pasar a causa de su ausencia y por aquellos que estan molestos por su regreso entre los que se encuentran Dolores Jane Umbridge y Lord Voldemort. Nuevamente los protagonistas serán Lily y James pero también serán importantes las relaciones de Harry y sus aventuras serán importantes.

Espero que sigáis la historia en la segunda parte que promete ser muy interesante.