Disclaimer: Nada de lo que reconoscas aqui me pertenece, es de JKRowling, y no gano nada con esto.


A un Paso del Vacío

I

Constelaciones, Frio y Deciciones.

El viento le golpeaba fuertemente la cara, con los ojos cerrados respiró la frescura del aire de octubre. Hizo ese momento, su momento, eterno. Inhaló. Todos sus recuerdos pasaron como en una película por su mente. Exhaló. Dejó su mente en blanco, olvidando cada recuerdo.

El frío calaba sus huesos, y no era para menos, apenas llevaba una blusa, encima un delgado suéter y la falda del colegio, habia dejado su túnica en la sala común, podría molestarle para lo que iba a hacer.

Había pensado mucho en eso, y rápidamente lo había decidido. La salida fácil... siempre habia tomado desafíos, y no había temido a las cosas difíciles, pero ya estaba harta... y era una cobarde.

Miró el cielo, cada estrella le recordaba a las personas que eran importantes en su vida, y también vio las que la hacían miserable. Miró con una sonrisa la constelación de "el cinturón de Orión", con rencor la "Crux", con gratitud a "Canis Minor" y con repugnancia a "Cassiopeia". Para muchos no tenía sentido, pero para ella si, cada constelación tenia una significación en su vida, apreciada o no, hay estaba. A pesar de todo, no se sentía parte de ninguna. Ella era un lucero. Se sentía sola.

Estaba ahí, dispuesta a hacer, lo que tenia que hacer. Pero no, algo le impedía dar ese paso. Estaba esperando algo, pero ¿que?, era como si esperase de que un milagro la sacar de esa difícil situación. Hay gente que tiende a exagerar los problemas, y otros que se encierran en su mundo hasta que los problemas los carcomen por dentro. Hay gente que necesita explotar y lanzar todo afuera, y otros que con una buena conversación se sienten liberados. Hay gente que no admite que algo ocurre y otros que tienen sus problemas bien en claro, pero no hacen nada por solucionarlos. Hay gente que se complica la vida buscando la solución perfecta y otro que se conforman con lo que venga. Hay gente y otros. y no se sentía parte ni de lo uno ni de lo otro. Ella estaba ahí, simplemente ahí.

¿Y si desistía? ahora que estaba allí, a punto de dar el paso, no sentía el valor para hacerlo, le parecía más fácil volver a su vida normal... si se podía llamar así. Pero volver, implicaba aceptar que se habia equivocado, y si habia algo que aún conservaba, era su orgullo. Así que o lo hacia, o se quedaba allí hasta morirse de frió, pero no volvería. Morirse de frió... no era una mala opción.

Cuanto tiempo estuvo allí, no lo supo. Pero fue el peor de su vida. La incertidumbre es lo peor que le puede ocurrir a una persona, y peor aun si eres tu misma quien la provoca. Y aun, pero aun peor cuando la solución esta ahí, bailando desnuda frente a tus ojos y llamándote.

El frió estaba haciendo su efecto, por que claro, en un principio es soportable, cuando aun el cielo esta claro y vienes de un lugar caliente. Pero ahora que ya la oscuridad te envuelve, y no hay nada de calor a que aferrarte, la cosa se pone mal.

□□□

El chico subía las escaleras por inercia. Siempre que necesitaba pensar, sus pies lo llevaban ahí. Con las manos en los bolsillos, jugueteaba con su varita y miraba los cuadros de las paredes. Le saco la lengua a una vieja que intentaba pillar un chancho con alitas rosadas. Claro, iba ahí por que quería pensar, pero no tomaba en cuenta todo el trayecto que tenia que hacer y todas las escaleras que debía subir. Mas le valía salir de la sala común y sentarse en el primer pasillo. No habría mucha diferencia. Pero aun así, siguió su camino. Pensar... ¿que iba a pensar? aun no lo sabia, pero quería estar un rato con su soledad. Era una necesidad que sus amigos no entendían muy bien. Pronto descubrirían ese lugar y lo irían a molestar, y a decir verdad no les costaba nada, solo sacar esto, movimiento de varita, ira por aquí, mira por allá ¡aja¡aquí estas!... Si no fuera por que uno de ellos, también lo entendía, estarían pisándole los talones. Pero eran sus amigos y se preocupaban por el. Y eso le gustaba.

Una vez llego a la torre, abarco con la mirada todo a su alrededor. ¡Rayos! no estaba solo. El viento revolvía sus largos cabellos rojos. Estaba sentada, echa un ovillo, abrazando sus piernas, con la mirada perdida y la nariz enrojecida. El tenia frió, pero iba muy abrigado. Una túnica gruesa, y dos bufandas, le costaba moverse, pero para pensar no es necesario moverse mucho.

Se acerco lentamente, pero se detuvo. La figura de pronto se levanto, y camino hacia la orilla de la torre de astronomía, y miro hacia abajo, aun ajenas a su presencia. Decidió que era hora de hacerle saber que estaba allí.

- Hola-.

□□□

Ya no sentía su cuerpo, lo sentía agarrotado y no podía moverse. Quizás seria mejor quedarse ahí, que hacer lo que "debía", pero aun así, no se decidía a nada. El tiempo pasaba y nada. Ella no hacia nada. al final siguió con su plan y decidió levantarse. Camino lentamente hacia la orilla de la torre. Miro hacia abajo.

- Hola-.

Le dio tal susto, que pego un salto y se llevaba una malo al pecho. Lentamente se dio vuelta.

- ¿Tu?-.

El chico se miro y se toco la cara, luego la volvió a mirar.

- Parece que si- ella frunció en entrecejo.

- Vine aquí, para tener un segundo de tranquilidad y para librarme de ti, no para que me siguieras molestando-.

- Mira, Evans, que este aquí no quiere decir que vine a molestarte, deja de ser tan paranoica, además tu me hiciste una pregunta, yo me limite a contestarte-.

- No empieces de nuevo, Potter. Ahora hazme el favor, y lárgate-.

- ¡Uy! Veo que estamos de mal humor... Que yo sepa, la torre de astronomía no es de tu propiedad-.

- ¡Pero yo llegué primero!-.

- Eso no la hace tuya-.

- ¡Ok! Quédate aquí, yo te advertí que te fueras, no querrás ver esto-.

- ¿Que cosa¿Que haces aquí¿Vas ha hacerme un streeptease?

- Pues si quieres saber, tendrás que verlo, y bueno lo del streeptease... a cualquiera se lo haría, menos a ti-.

- ¿Por que tan agresiva¿y bueno que es eso que vas hacer? Me esta picado la duda-.

- En realidad no se por que te lo digo, pero ya que estas aquí y me preguntas, te diré que es algo que he pensado durante mucho tiempo y también que tu tienes cierto grado de responsabilidad-.

- Ah ¿si¿Que vas a hacer¿Confesarme tu amor?-.

- No, es algo mucho mas interesante que eso-.

- ¿Que? Quedarte ahí sentada hasta convertirte en un cubo de hielo, por que si es así, podrías preguntarle a Snivellus que se siente- dijo con una sonrisa. El solo recordar alguna broma para Snape, le hacia sentirse realizado.

- Estas acertando cada vez menos, de hecho estaba decidiendo hacerlo o no. Pero ahora que llegaste tu, me he decidido completamente-.

- Por que no dejas un poquito el misterio y me cuentas de una vez- dijo James un poco cabreado de que jugara con el, estaba acostumbrado a que se le diera todo como el quería.

- No es algo que se cuente, es algo que se ve- pregunto como tentándolo.

- Y si es algo que se ve¿¡que esperas para hacerlo!?- dijo un poco irritado.

- ¡Oh¿el gran señor James Soy-el-dueño-del-Mundo Potter, esta de mal humor esta vez? Claro, ahora que no estas con tus amiguitos, no eras tan malo¿cierto? Pues si tanto quieres ver, aquí esta- dijo abriendo los brazos, como mostrando algo.

James habia abierto la boca para replicar, pero la cerro al observar con horror, como la pelirroja se acercaba peligrosamente a la orilla de la torre. Estando a penas a un paso del vació, dijo en un susurro apenas audible, pero que llego claramente a los oídos del chico de gafas.

- ¡Adiós, y hasta nunca!- y dando un paso atrás desapareció de la vista del joven Potter.

James en un segundo estaba en la orilla de la torre mirando hacia abajo viendo a la pelirroja caer. Y otro segundo le basto para seguirla.

□□□


Nota de la Autora:

Hola, espero que sean buenos conmigo, este es mi 3er ff, y es producto de una noche de insomnio... bueno, espero que les haya gustado.

No tengo una fecha para el proximo chap, pero espero que sea pronto, y tratare de que sea cuanto antes.

Comentarios, sugerencias, felicitaciones, tomatazos, amenazas de muertes, aqui abajo en "Submit Review" le das a Go y listo.

Besos, bye

Belén.