El Copyright y la Marca Registrada del nombre y del personaje Harry Potter, de todos los demás nombres propios y personajes, así como todos los símbolos y elementos relacionados, son propiedad de Warner Bros., 2000

Fe de erratas: en el capítulo seis, se menciona que el partido es en Junio... falso, porque si se dan cuenta las fechas no encajan para nada y esto definitivamente no es Junio. Es Abril. Gracias por la comprensión ;).

Y este capítulo es algo complicado de leer, así que CONCENTRACION PLEASE!

IIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIII

Te encontré colada en mi corazón

14. Lo que existe y lo que no

IIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIII

"Qué?" inquirió Harry, preguntándose qué tenía que ver Hermione con el partido.

"HERMIONE, IDIOTA, HERMIONE!" le gritó Ginny, eufórica. "SABES POR QUÉ NO LLEGÓ ANOCHE A LA SALA COMÚN?" apuntó la puerta. "EL GRUPITO DE MALFOY LA PILLÓ SOLA EN UN PASILLO! UN HUFFLEPUFF ME DIJO QUE VIO ANOCHE CÓMO LA ATURDÍAN Y LA LLEVABAN BAJO LO QUE SUPUSO ERA UNA CAPA INVISIBLE HACIA LAS MAZMORRAS!"

"Aaah, no. Esta si que no se la dejo pasar. Voy a matar a Malfoy. VOY A MATARLO!"

Ron salió embalado hacia el pasillo dejando a todo el equipo con los ojos enormemente abiertos mirándose entre sí, quienes demoraron unos segundos en pensar lo que Ron iba a hacer y apenas lo adivinaron corrieron tras él.

Salieron al campo de Quidditch. La gente ya estaba en sus asientos en lo alto de las galerías metiendo bulla y clamando a sus equipos preferidos pero de los del equipo Slytherin ni rastro. Ron no se iba a sentar a esperar, así que con toda la furia del mundo acumulada en su ser corrió hacia el otro lado del campo donde estaban los vestidores del equipo contrario y se precipitó a la puerta, seguido de sus asustados compañeros de equipo. La abrió de golpe y entró, parando en seco la charla que Montague les daba a su equipo. Y apenas Malfoy vio a Ron, una malévola sonrisa se curvó en su boca.

"Maldito cretino" pronunció fuerte y claro el chico Weasley, apuntando a Malfoy con un dedo tembloroso. Cuando lo hizo, Crabbe y Goyle blandieron sus puños hacia él, amenazantes.

"¿Se puede saber qué haces aquí, comadreja? Te perdiste?" preguntó Montague, con las manos en los bolsillos, avanzando hacia él. El resto de su equipo le rió la gracia. "Tu vestidor está al otro lado del estadio. Ah, así que están todos aquí" espetó, mirando por sobre el hombro de Ron a las caras de todos los del equipo de Gryffindor. "Qué buscan, averiguar nuestras tácticas?"

"Quítate de en medio, Montague. Y no saldrás herido" sentenció Ron.

"¡Huuuy!" dijeron los Slytherin, molestando. Pero no lograron quitar la expresión de enfado de Ron por una de vergüenza.

"¿Y qué me vas a hacer enano, eh?" Montague se acercó amenazadoramente, pero Draco se puso de pie y dijo:

"Espera, Montague. Me está buscando a mí" sonrió hacia Ron, otra vez irónicamente y se adelantó hasta quedar frente al pelirrojo. "¿Qué hay, Weasley?"

"¿Dónde... está... Hermione?" preguntó lentamente, apretando los dientes y puños.

"¿Tu sangre sucia? Y porqué habría de saberlo?" Ahora sonrió hacia sus compañeros, que se reían a mandíbula batiente.

"Le hiciste algo" Lo agarró violentamente del cuello de la túnica, haciendo que los Slytherin saltaran de sus asientos y se acercaran a Draco por atrás; aunque la defensiva de Gryffindor detrás de Ron estaba intacta. Ron logró levantar a Draco unos pocos centímetros del suelo, después de todo era un poquito más alto que el rubio. "Dime dónde está"

"Tranquilo, comadreja" susurró Malfoy. Su cara se ponía morada; Ron lo estaba ahogando. Pero en un movimiento rápido, Draco sacó su varita del bolsillo y apuntó el cuello de Ron, haciendo que éste lo soltara inmediatamente. "Ahora Weasley, déjanos en paz. Retrocede a tu lugar si no quieres consecuencias..." Ron tanteaba en su bolsillo -sin despegar la vista de Malfoy- por su varita, pero no estaba. La había dejado en el castillo. "...si quieres saber dónde está tu amiguita, búscala sólo. Nosotros tenemos un partido que realizar" Y guardó su varita, poniéndose las manos en la cintura.

Ron sólo le lanzó una mirada de 'te voy a matar apenas pueda' y caminó de espaldas hasta la entrada, con los Slytherin riéndose en su cara y sus amigos sin palabra alguna, saliendo también hacia el campo. Afuera, Madame Hooch ya estaba plantada en medio de la cancha, con un pie sobre el baúl con las pelotas de Quidditch. Al ver al equipo de Gryffindor, muchos vitorearon, pero Harry sólo atinó a mirar a Ron, que le devolvió una mirada sombría y susurró:

"Harry, TENGO que ir a buscar a Hermione..."

"Ahora no, Ron. El juego está a punto de empezar!"

"Pídele tiempo, te lo ruego... son 30 minutos, no?"

Harry lo evaluó con la mirada. Y sí, en la cara de su mejor amigo pudo notar una inmensa preocupación, angustia y desesperación... ¿Tenía otra opción?

"Está bien..." susurró y se dio la media vuelta para mirar al equipo, los que sin preguntar nada, asintieron.

Harry volvió a mirar a Ron y levantó un dedo en señal de que todo estaba bien. Ron corrió hacia la salida del estadio mientras escuchaba un pequeño alboroto en las gradas. Harry se dirigió hacia Madame Hooch.

"Profesora, voy a tomar el tiempo de espera del reglamento, me falta un jugador..."

Madame Hooch asintió, le hizo unas señales al comentarista, el que dijo por los parlantes:

"TIEMPO DE ESPERA PARA GRYFFINDOR! 30 MINUTOS A CONTAR DE AHORA... YA!"

Tic-tac, tic-tac, tic-tac...

Al mismo tiempo que los Slytherin salían sonrientes de los vestidores, Ron corría cerro arriba para entrar al castillo. No tenía la menor idea de cómo iba a encontrar a Hermione, pero sí sabía que no se le iba a hacer fácil, y que treinta minutos se le iban a ir como agua entre los dedos.

Qué iba a hacer. Odiaba a Malfoy, odiaba a Malfoy en cuerpo y alma y sí que sí lo iba a matar en cuanto encontrara a Hermione y acabara el partido, donde le daría una buena paliza de puntaje. No entendía cómo alguien podía ser capaz de tanto por ganar un estúpido partido de Quidditch... ¿Qué tenía en la cabeza, por favor?

Entró al castillo, cruzó como un rayo el vestíbulo y fue directo a la entrada a las mazmorras.

ooooo

"¿Hay alguien aquí?"

Apoyó una mano en el suelo para ponerse de pie, y al levantarla la vio gris de polvo. Y ella estaba cubierta de un polvillo gris, que se sacudió con las manos. Luego levantó la vista. Era una sala bañada en una extraña luz verde brumosa que se entremezclaba con algo que parecía niebla. Otra sala que no se había usado en años. Enfocó los ojos hacia más allá de la niebla y logró divisar un espejo que emitía un resplandor del mismo verde; musgo y brillante. Se dio una vuelta en 360 grados y supo que no había nada más en aquella habitación. Ni siquiera una puerta o una ventana. En el techo, nada... nada más que esa extraña luz que brotaba de cualquier parte y más niebla. Agitando las manos intentó dispersarla un poco, pero nada logró. Y volvió a mirar el espejo. Dio un paso hacia él, insegura, pero luego pensó que nada podía salir mal. Dos, tres pasos más y ya estaba enfrente, aunque no podía ver su reflejo, sólo luz verde. Algo le decía que allí estaban todas sus respuestas.

ooooo

Corría, pero no sabía a dónde. El subpiso del colegio era tan grande como el mismo pueblo de Hogsmeade. No le sorprendería encontrarse un esqueleto de alguien que se haya perdido, en alguna esquina. La incertidumbre era enorme, y aún no sabía donde ir. Era una brújula sobre un campo magnético.

Tic-tac, tic-tac, tic-tac...

Y tiempo no tenía. Miró su reloj. 10 minutos dando vueltas en vano. Dónde debía ir? Por qué no le pidió el Mapa del Merodeador a Harry? Ah, lo olvidaba, había salido directo desde el campo de Quidditch, subir a buscar el mapa sólo restaba minutos. Pero debía encontrarlo, y en ningún lugar conocido estaba. Abrió cada puerta que se le iba poniendo al paso, revisó cada sala, pero nada y nada. Que alguien le dijera que hacer, a dónde ir, por favor!

ooooo

"Doce minutos, Potter... ¿Crees que la comadreja va a ser capaz de llegar a tiempo?"

"Tenlo por seguro, Malfoy..." Le contestó Harry, con un farsante tono seguro. Seguridad era lo que menos tenía.

Los dos equipos de Quidditch que se enfrentarían estaban parados frente a frente en medio del campo de Quidditch, y sólo faltaba Ron. Ginny se fatigaba de sólo pensarlo. Las mazmorras eran gigantes, sin ayuda Ron no iba a llegar a ninguna parte, e iban a perder por dos. No iba a encontrar a Hermione y sí a perder el partido. Qué poca confianza le tenía. Pero lo conocía bien; así sabía que no era capaz.

Tic-tac, tic-tac, tic-tac...

ooooo

Puso su mano sobre el vidrio, pero a los segundos la retiró. Estaba caliente, como si fuera la procedencia misma de la luz. Como si el espejo, o ventana, o lo que sea, fuese un reflector gigante.

"¿Aló?" gritó, quizás con la esperanza de que hubiera alguien al otro lado, pero nada pasó.

Con la desesperación mental, no había reparado en un detalle hasta ahora. O quizás no tan detalle, pues bien que sin lupa se notaba. Era el borde mismo del espejo, que representaba una serpiente. Una serpiente que empezaba en la parte más alta, con el cuerpo hacía una 'O' que formaba el espejo, y la cola quedaba a unos milímetros de la boca. Slytherin, obviamente. Pero eso sorpresa no le causaba; sino quién más la había llevado a ese lugar. Pero, cuánto tiempo había pasado allí? No lo sabía.

Le hubiera gustado saber Parsel en ese momento.

ooooo

'Las mazmorras son nuestro dominio, los Slytherin tenemos más secretos de los que puedas imaginar'

"Sí, me imagino que así debe ser" dijo con sarna Ron, mirando la inscripción en una placa de plata que destacaba en una pared de piedra negra que le cerraba el paso al final de un pasillo. "Vuelta a retroceder"

Tic-tac, tic-tac, tic-tac...

"Dieciocho minutos... ¡vamos!" se dijo, deshaciendo camino a paso rápido.

ooooo

Ginny tomó a Harry por la muñeca y lo apretó fuertemente, haciendo que éste se sobresaltara. Y antes de que preguntara 'Qué?' ella dijo escuetamente:

"Ron no va a llegar"

"¿Estás segura?"

"Completamente. Mira la hora"

Nueve minutos. Y tomaban al menos cinco ir desde las mazmorras al campo de Quidditch.

"¿Y qué quieres que haga?" preguntó Harry, desesperado.

"Pues no sé! No hay ninguna manera que podamos retrasar aún más el partido?"

Tic-tac, tic-tac, tic-tac...

"Mmm... se supone que no, pero... Tengo una idea. Sube a las graderías y busca a cualquier alumno de Gryffindor que esté dispuesto a subirse a una escoba. Vamos a empezar el partido sin Ron"

ooooo

Ron llegó al mismo lugar en el que habían estado sus amigos cuando lo buscaban al él, aunque claro no lo sabía. Era esa pared extraña, que al tocarla soltaba unas chispas plateadas. Y cuando Ron puso su mano, al otro lado de la pared algo extraño pasó.

ooooo

Pero esa vez, el espejo brilló sólo. Se iluminó con una luz plateada una milésima de segundo.

"¿Qué?" preguntó Hermione en voz alta. Entornó los ojos para escudriñar mejor el espejo... Y no se atrevía a tocarlo, porque sabía que estaba caliente y se podía quemar. Pero tenía que haber algo allí.

ooooo

"¿Qué diablos es esto?" dijo Ron, viendo ver la pared extrañamente atravesada a la mitad de un pasillo. Luego golpeó con el puño la fría roca como quién golpea una puerta para que lo dejen entrar. Y era extraño, porque sonaba a hueco. "Esto no es roca" dedujo Ron. Tanteó en sus bolsillos por su varita, pero no la tenía. Claro si debía estar en lo de Quidditch ahora. Hablando de Quidditch... Miró su reloj y... "¡Maldita sea, cuatro minutos!" En eso no llegaba al estadio de Quidditch. Bueno, ya estaba. Había perdido el partido. Pero qué más daba. Él estaba aquí por Hermione y no saldría de las mazmorras sin ella. Así de simple.

ooooo

Miró hacia atrás. Allí, detrás de la niebla, en el lugar donde había despertado, estaba su mochila. Y en su mochila debía estar su varita. Cómo no se le había ocurrido antes. Corrió hacia ella, la tomó y regresó frente al espejo que ahora brillaba paulatinamente cada cinco segundos con esa luz color plata. Abrió la mochila y debajo de lis libros que nunca llevó de regreso a la biblioteca estaba la varita, impecable como siempre. La sacó, dejó la mochila en el piso entre sus tobillos y la empuñó hacia el espejo.

"Veamos, qué se me ocurre... Reducto!" gritó. El rayo azul chocó de lleno contra el espejo. Hermione se hizo a un lado apenas pudo; sabía que los espejos tenían propiedades reflectoras tanto para encantamientos como maleficios y le podía regresar de vuelta. Y no pasó nada. El hechizo fue absorbido por el espejo. "¿Ah?" se desconcertó.

ooooo

La pared acababa de brillar con una tonalidad azulada, de arriba abajo, y el piso tembló suavemente. Ron se asustó. Quizás había un monstruo o algo así detrás de la pared. Pero le sorprendió que ya no la hubiera derribado. Así que no era un monstruo. Aparte de eso su corazonada era que Hermione estaba ahí detrás. ¿Por qué?. No lo sabía. Ella tenía que estar allí.

"¿Hermione?" preguntó.

Cualquier persona que lo viera diría que está loco. Ahí, hablando con una pared. Pero quién sabía. Habían tantas cosas extrañas en Hogwarts que nunca se sabe.

Volvió a posar su mano sobre la superficie de piedra. Y escuchó una voz grave y profunda:

"Las mazmorras son nuestro dominio, los Slytherin tenemos más secretos de los que puedas imaginar"

Era lo mismo que había encontrado grabado en una placa hace un rato. Sucedió que luego de eso, segundos después, las rocas comenzaron a girar sobre sus propios ejes y luego se fueron agrupando hacia los lados, formando un agujero en medio que luego se abrió cual puerta. Así, como una entrada a una habitación. Una habitación de subterráneo como cualquier otra, pero que era extraña, muy extraña, así que entró.

ooooo

"EMPIEZA EL JUEGO, Y ASI ENTRA COLIN CREEVEY DE REEMPLAZO COMO GUARDIAN AL EQUIPO DE GRYFFINDOR! TOMANDO POSICION TODOS Y DE BUENAS A PRIMERAS LA CAZADORA HELEN GIBSON EN POSESION DE LA QUAFFLE!..."

El juego había partido. Harry voló extremadamente nervioso hasta las alturas del campo, donde tenía una perfecta visión del mismo y empezó la búsqueda de la misteriosa snitch. Qué iba a hacer. Colin era malísimo para el Quidditch, pero había sido el único que aceptara el puesto a última hora... la victoria dependía de todos un poco, puesto que la misión no sólo sería tener que aventajarles 100 puntos a los Slytherin en goles... tenían que hacer que el partido fuera lo suficientemente largo para que Ron pudiera reintegrarse antes de finalizar, había que mantener a raya a los Slytherin siendo Creevey ficha fácil para hacerlos ganar más puntos... ¡Por qué todo se le daba tan difícil!

"...Y GRYFFINDOR MARCA SU PRIMER TANTO!..."

Volvió a mirar el campo y alternadamente a Malfoy, pero no había indicios de la pelotita dorada en ninguna parte. Si en medio minuto le habían hecho el primer gol a Slytherin, las estrategias tan mal no estaban. Un punto, pequeño, a su favor.

ooooo

De pronto el espejo dejó de brillar. De hecho, mostró como si fuera una ventana un largo pasillo que se formaba desde allí y que ella, extrañamente supo reconocer. Era el mismo pasillo de la pared de roca extraña. La buscó con la mirada a través del vidrio pero no la encontró. ¿Sería que ella estaba viendo desde la mismísima pared hacia fuera?

ooooo

Ron entró a la habitación, la cual no tenía ninguna puerta más, menos una ventana. Se iluminaba mágicamente sola por una luz plateada. No tenía nada, estaba vacía. Llegó hasta el centro mismo de la sala y contempló el extraño lugar desde allí. Hacía calor, pero no lo entendía, si al otro lado de la puerta -en el pasillo- hacía frío. Ese lugar... ¿estaba encantado?

ooooo

Puso su mano sobre el vidrio, que ahora estaba frío, pero no inmaterial. Sí, se había abierto como una ventana. Pero una ventana con vidrio, obviamente.

"¿Mi hechizo hizo eso?"

"¿Hermione?"

La aludida se dio media vuelta. Había escuchado una voz pronunciar su nombre a sus espaldas. Una voz con un eco. Pero su nombre, estaba segura que era su nombre.

Y Ron también lo había oído. Una voz que sonaba como eco y se preguntaba algo. Y lo primero que hizo al escucharla, fue preguntar por ella. Y qué mas iba a hacer¿no?

"Hermione estás ahí?"

Lo volvió a escuchar. Alguien preguntaba por ella pero no podía reconocer la voz y no veía a nadie. Más la niebla se lo permitía, no veía nada ni a nadie. Pero por intuición, empuñó su varita hacia el sector del que venía la voz, agarró la mochila con la mano libre y se la colgó al hombro, luego avanzó hacia el centro.

"¿Quién está ahí?"

"¿Quién eres tú?"

Ahora sí estaba loco. Le hablaba a una voz sin procedencia, era como hablarle al aire, pero el aire no contestaba. Sintió su corazón palpitar más fuerte.

"Dime tú primero. Quién eres y dónde estás. Hazte ver!"

"Hazte ver tú! Yo no te veo! Eres un fantasma?"

"Yo tampoco te veo! Quién o qué rayos eres?"

"Ron, Ronald Weasley!"

"Ron?" preguntó Hermione, asustada. Se estaba imaginando aquello? Porque no se oía como Ron. Era una especie de voz neutra.

"Sí, Ron. ¿Quién eres tú?"

"Soy Hermione! Pero no te veo, dónde estás?"

Hermione empezó a agitar sus brazos hacia delante como un ciego, esperando toparse con algo o con el mismo Ron. No entendía qué estaba sucediendo, por qué no lo veía.

"Hermione...!" repitió Ron casi sin aliento. Si la escuchaba y no la veía... ¿no estaría muerta? Se atragantó.

Ella recordó un hechizó práctico para disipar la niebla. Pero aún así sabía que no lo iba a ver. No perdía nada con intentarlo, eso sí.

"Ventus!"

Y la niebla se disipó hacia las esquinas, pero sólo mostrando más y más vacío. La luz verde se notó con mayor intensidad. Ron sintió frío al momento que ella hizo el hechizo. Qué significaba eso?

"Sigo sin verte!"

"¿Qué acabas de hacer?"

"Un hechizo de viento, Ron hazte ver, por favor!"

"Pero no puedo hacer nada! No te veo ya te dije! Por qué hiciste viento?"

"Por la niebla"

"¿Qué niebla?"

"Oh, no la ves?"

"No hay niebla aquí"

"Aquí sí, y sabes que no estamos sacando nada en limpio. Ron, tienes tu varita ahí?"

"No..."

"Bueno, ves la ventana?"

"No hay ventana, qué ventana? Rayos, es como si estuviéramos en dos dimensiones pero en el mismo sitio!"

"Espera" se detuvo. "¿Qué dijiste?"

"Que no hay ventana"

"No, lo otro!"

"Que es como si estuviéramos en dimensiones diferentes y... segura que estás viva?"

"Ron, cómo preguntas eso?" se asustó ella, porque le entró la duda.

Al momento se miró las manos, los pies y la varita. De hecho con la mano libre se pellizcó la de la varita y sintió dolor. No estaba muerta.

"No estoy muerta Ron... creo... Qué tal si el muerto eres tú?" inquirió insegura.

"Sé que no lo estoy, Hermione. Vengo del campo de Quidditch y estoy seguro de que nadie me mató en el camino hasta aquí!"

"Entonces?"

"Como sea... tú no ves la puerta?"

"No hay puerta..." Pero de pronto se le ocurrió una idea.

"Ok, bien... digo, mal... estamos mal..."

"Ron, estás en una habitación, no?"

"Sí... una habitación cuadrada, de piedra..."

"¿Y en qué parte estás parado?"

"En el centro"

"En el centro...? Bien... Yo igual, más o menos... ¿Viste el hechizo que lancé hace un rato?"

"No lo vi, pero lo sentí. Sentí frío..."

"Vale... eso significa que... Aunque te parezca extraña esta indicación, quiero que me hagas un favor. Quiero que levantes las manos..."

ooooo

"...GRYFFINDOR A LA CABEZA CON 80 SOBRE 30; Y QUEDAN QUINCE MINUTOS PARA EL TIEMPO EXTRA DE RECAMBIO A NO SER QUE ALGUNO DE LOS EQUIPOS ATRAPE LA SNITCH ANTES... SI EL GUARDIAN ORIGINAL DEL EQUIPO ROJO Y ORO RONALD WEASLEY NO SE PRESENTA... NEGATIVAS EXPECTATIVAS PARA EL ESFUERZO DE GRYFFINDOR CHICOS..."

"Bien" dijo Harry, con desgano. Aún lo lograba comprender del todo las reglas del Quidditch... pero si Ron no llegaba... Ay de ellos!

Ya había logrado hacer tres escapadas de la snitch, o al menos hacer que la atrapaba y en realidad golpearla con la mano haciendo que saliera despedida hacia otro lado sin que Draco tuviera oportunidad de atraparla.

"Vamos, Ron... falta poco!"

ooooo

"¿Ya, las levantaste?"

"Sí, pero es ridículo... de qué sirve?"

"Ron, espérate y cállate, sí?"

Hermione metió la varita en su mochila y levantó los brazos al aire igual que Ron. Su idea loca era intentar tocarlo. Porque quizás, con el tacto de la piel, el frío, el calor, lo que fuese... podría lograr algo... que no sería lo mismo que si chocara con él, así no iba a funcionar la cosa... Se movió dando pasos cortitos agitando las manos en el aire una vez más, hasta que sintió algo frío. Un bache en medio del aire.

"¿Qué estas haciendo?"

"¿No lo sientes?"

"Siento frío en las manos... eso?"

"¿Sabes lo que creo, Ron?"

"Dime... esas son tus manos?"

"Ron, creo que te estoy tomando las manos..." dijo emocionada.

"¿De... verdad?"

Y luego fue como que se materializaran ahí mismo. Ambos entrelazaron sus dedos y bajaron los brazos del aire. Hermione notó que la luz verde dejaba el paso a una plateada, que la niebla desaparecía, y que la habitación relativamente cambiaba un poco, aunque el frío persistía. Y luego lo vio. Frente a ella, mirándola sorprendido. Ahí estaba Ron. Su Ron.

"Ronnie!" gritó, y se colgó de su cuello, abrazándolo fuertemente.

Ron le devolvió el abrazo, pero aún estaba un poco aturdido. Él sólo había visto que Hermione se materializaba de un momento a otro frente a él, como que siempre había estado allí.

Hermione empezó a sollozar, por lo que Ron la apretó más fuerte contra sí.

"¿Qué pasa, Herms?"

Todos los miedos que no la habían envuelto antes, ahora lo hacían. Llegaban pero ya no encontraban cabida.

"Tenía miedo... mucho miedo... pensé... que nunca más los iba a volver a ver... que nunca más te iba a volver a ver... a ti..."

"No tienes qué temer. Ahora todo está bien... sí?" le acarició el cabello y Hermione hizo la cabeza hacia atrás, para verlo a los ojos.

"Perdóname por ser tan estúpida..."

"No eres estúpida, quién dijo eso? Ven..." le tomó la mano y atravesaron la puerta de piedra, que apenas dejaron atrás se cerró sola convirtiéndose en pared otra vez. "Tenemos que llegar al estadio de Quidditch ahora... no te molesta correr un rato?"

"No..." se rió, y con la mano libre se secó la cara y emprendió la carrera hasta el estadio de Quidditch.

Afuera el sol resplandecía ya en lo más alto del cielo.

"...Y DIEZ PUNTOS MÁS PARA SLYTHERIN... EL PUBLICO ENLOQUECE... LAS SERPIENTES ACABAN DE SUPERAR A LOS LEONES Y QUEDAN DOS MINUTOS PARA EL TIEMPO ESTIMADO DE REGRESO DEL... MIREN! AHÍ ESTA! ES RON WEASLEY SEÑORAS, SEÑORES Y SEÑORITAS! ENTRANDO AL CAMPO!"

"TIEMPO!" gritó Harry bajando sonriente en picado con la escoba hacia donde Ron se encontraba.

"TIEMPO FUERA DICE EL CAPITÁN LOS GRYFFINDOR!"

Madame Hooch tocó el silbato haciendo que todos los del equipo de Gryffindor bajaran mientras los Slytherin se quedaban arriba y se unían en círculo para conversar.

"Y Hermione?" preguntó Harry al ver a Ron con una gran sonrisa dibujada en los labios.

"Ahora está subiendo a la tribuna" respondió. "¿Colin?" preguntó al ver al chico de cabello castaño claro ir hacia él y estrecharle la mano.

"Bueno, yo creo que mi trabajo está hecho aquí... y puedo aprovechar de hacer mis fotos del gran final... verdad? Fue un gusto trabajar con ustedes!" se volteó hacia Harry, le estrechó también la mano, le devolvió la escoba a Ron y luego fue corriendo a los vestidores para sacarse la túnica de Quidditch y más tarde subir a la gradería.

"¿Cómo vamos?"

"100 contra 90 a favor de ellos, o sea, estás listo para sacarles 110 puntos de ventaja?"

"No, estoy listo para sacarles 500!"

Y así fue. Quizás desde ese momento el equipo de Gryffindor doblegó su energía y derrochando talento y habilidad, lograron sacarle los tan anhelados 110 puntos a Slytherin, y no sólo eso, sino que 50 puntos extra... más que Harry al final logró atrapar la snitch a segundos de que Malfoy lo hubiese hecho. Ganaron el partido, ganaron la copa y la guinda del pastel: por más enfadados que estaban los Slytherin después del partido, se agregó que al Dumbledore bajar con la copa de Quidditch también les ordenó a los del equipo plata y verde que los quería ver en su despacho en 10 minutos.

Los Gryffindor no cabían en sí de felicidad... en especial dos personas que entre la masa se encontraban. Y esa misma noche, cuando todos los Gryffindor celebraban en su torre con mucha cerveza, música, comida y baile, Hermione se acercó a Ron y le pidió salir de la sala común, a lo que Ron asintió y salieron sin que nadie los notara.

"Ha sido un mes extraño, Ron..."

Se sentaron de espaldas a la pared junto al cuadro de la Señora Gorda.

"Y no te imaginas cuanto... ¿qué crees que le hagan a Malfoy y compañía?"

"Mucho más de lo que crees, de eso estoy segura" y soltó una carcajada.

"¿Por qué lo dices?" Al ver que Hermione pronunciaba su sonrisa y sus ojos brillaban se sorprendió. "Espera... hablaste con Dumbledore?"

Ella asintió.

"Y le conté muchas cosas... incluso puede que haya exagerado un poquitito..."

"Imagínate que lo expulsen!"

"Aún con eso no sería suficiente...! No te parece?"

"Hermione..." se rió.

"Eso que todavía nos quedan dos meses..."

"Sí... su madre se va a morir"

"Ajá. Y la mía también"

"¿Por?"

"Cuando le cuente que tengo el novio más lindo del mundo..." Le dio un beso en la mejilla y le tomó la mano. Ron la miró con ternura.

"Te amo, Hermione"

"Y yo a ti, Ronnie"

"No me digas así..." hizo como que se enfadaba.

"Bueno, volvamos a la fiesta" propuso ella cambiando bruscamente el tema.

"No, antes prométeme que nunca más me vas a decir Ronnie ni ningún seudónimo vergonzoso de bebé"

"Ron, nos están esperando... no hay que ser egoístas!" sonrió, se levantó de un salto y se paró frente a la Señora Gorda.

"¡Hermione!"

"Nube de azúcar!"

El cuadro se hizo a un lado.

"¡Herms!" volvió a gritar Ron, pero ésta no le hizo caso y se metió a la sala común. Él, derrotado, negó con la cabeza y entró también, pensando que, quizás, esa relación iba a ser más difícil de lo que se había imaginado.

Pero cuando hay amor... ustedes ya saben el resto.

FIN

IIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIII

¡Por las barbas de Merlín! xD El capítulo más largo que he escrito hasta ahora... pero bueno... tenía que compensar muchas cosas y... Oh, Dios, cómo me cuesta despedirme de una historia! Siempre al borde de las lágrimas... para algunas cosas soy demasiado sentimental xD.

Respuesta a los reviews:

FranGilraen: Hola! Muchas gracias. R&Hr rulz, la mejor pareja de todos los tiempos jajaja. Ahorita cuando tenga un poco de tiempo a ver si me doy la vuelta por tu fic, vale?

luuluu: Muchísimas gracias! Jajaja si no te parece justo dejarlos en suspenso... imagínate cuandas amenazas he recibido ya no sólo con este fic sino con muchos otros... es una mala manía... pero no sé, si no dejara en suspenso a mi se me da que no avanzaría mucho el fic... cosas mías xD. Bueno ojalá te haya gustado el final, si sí o si no házmelo saber porfa!

Lil Granger: Lil! xD Jejeje, no, acertaste, Malfoy no tiene que hacer... imagínate¿en qué más puede pensar todo el día ese tontorrón en éste fic? En nada más, le di una vida muy poco interesante xD. Y qué, bueno, yo creo que ahora sí se viene algo en HP6 de nuestros queridos niños, tengo una gran corazonada y mis corazonadas no suelen fallar. No imagínate si mata a Ron, no le conviene para nada... se agarraría el odio del 96 de las personas que leen sus libros y aman a Ron (el resto son sadomasoquistas xD) y adiós dinero xD y felicidad, nadie compraría el 7 xD. Ahora estoy en mi casita una vez más, eso de los cybers definitivamente no es lo mío, aunque este mes será el sobrelímite de conexión porque ya cambiamos la compañía otra vez... y según lo que he sabido no habrá banda ancha buena y barata hasta al menos medio año más... ¡ay de mí! Y si te encuentro en el MSN eso sería improbable casi, más ahora que no entro casi nunca, pero en cualquier caso te lo podría mandar al mail... si es que lo encuentro xD. Respecto a otro R/H por favor lee la nota más debajo de todos los reviews ¡que te conviene!

valeweasley: Hola! Bueno espero se hayan resuelto tus dudas xD y ojalá te haya gustado el final!

Danielita Weasley: Gracias, es difícil digerir un fic entero y más o menos largo de una sola vez sin terminar con un buen dolor de cabeza xD. También, las respuestas a tus interrogantes ya fueron respondidas y si no puedes volver a plantearlas si quieres, yo sólo espero que te haya gustado el final. Y sí, soy chilenita de corazón, jeje.

Rosely: Hola! Jajaja que bueno que te haya gustado, y espero también te guste más todavía ahora que está completo. Tan perfecto no es, igual tiene sus pifias por ahí pero si tu quieres pensar eso no hay problema n.n!

Narwen Weasley: A ver si me dices que tal este, perdón por demorarme tanto en actualizar! Muchos problemas, xD, pero échale la culpa a mis profesores, jeje.

kat: Hola! Uff, no llores tanto! Ya ves que las cosas se solucionan pronto... y que todo tiene un final semi-feliz xD. Y repito que lamentablemente no puedo actualizar más seguido por el colegio que está muy apretado y eso... así que espero que te haya gustado y que no cumplas con tu amenaza! Uy! xD ya me asustaste... xD

Yinse: Oh, lo siento... me estoy recuperando de los ataques entonces porque no pude actualizar antes. Te pido miles de disculpas y espero te haya agradado el capítulo! Y perdona por lo de Ron pero era mi angelito débil en el fic!

sarah-keyko: Hola! Qué ha sido de ti que no te leo hace miles de años? O actualizaste y no me llegó la alerta? (está pasando muy seguido eso, estúpido ff!) Jajaja si que sí los capítulos cuando terminan juntos son los mejores pero espero que el final no se haya quedado tan atrás y te guste... es medio raro, sí, pero eso pasaba por mi mente... y bueno. Eso pue :P

cervatilla: Hola! Muchas gracias y bueno ojalá te haya gustado, que espero tu opinión!

principita: Jajajaja seh, que trauma con eso de los ataques, no sé qué me dio. Me gusta hacer sufrir a los personajes, pero nunca tanto! Yo soy de punta arenas... mira que casi fan-escritoras aquí no hay pero a lo largo de Chile tengo el gusto de conocer a bastantes xD. Ojalá te haya gustado el final!

LauWG: Hola! Al fin soy yo la que te está contestando un review a ti, ya era hora. Estoy super retrasada con mi actualización imagínate que alguna vez partí actualizando dos veces a la semana... como se nota la diferencia en especial por el colegio. Ojalá se hayan respondido tus preguntas y que te haya gustado el final!

Sirenita: Hola! Jajaja sí, con música y todo fue pero no iba a poner un songfic a mitad de camino, o sí? Ya viste, ya leíste (supongo) así que no hay mucho que contar, sólo quedas tú a decirme que te pareció y todo eso...

PibyWeasley: Jejeje gracias, que bueno que te guste de veras. Pero no sabías que sin registrarse igual se pueden dejar reviews? Como sea, espero que te haya gustado el final!

Jessica: Oh, sorry. De verdad perdona por demorar tanto y dejar las cosas así, aunque no me arrepiento DEL SUSPENSO! xD Así está bien. Ojalá te haya gustado el final que si no me arrepentiré toda la vida de haber escrito el fic (jaja, nunca tan exagerada) pero bueno. Sí, ojalá te haya gustado n.n




Seguidores de los R/Hr y de los H/G¡Buenas nuevas! Les cuento que ya tengo avanzado el próximo R/Hr & H/G a publicar... que es bastante largo, bastante moderno y que me encantaría que leyeran. Por eso están todos invitados a que se mantengan atentos a mis actualizaciones, porque en una de las próximas sale. El título provisorio es Tus días están contados (que aún no estoy segura si se va a llamar realmente así), es post Hogwarts... creo que va a haber utilización de algunas canciones en algunos capítulos pero tampoco es seguro. Es una verdadera teleserie: sufrimiento, tensión, odio, pena, venganza y más angst del que verán en ninguna parte. ¿Se quedaron con las ganas? Por primera y única vez, unos adelantos...


"¿Harry y tú?. ¿Harry y tú, qué?. ¿Y Ron?"

"Herms..." Ginny respiró profundo. "Ron... ya no vive con nosotros... porque..."

"¡Déjeme, maldición, le voy a pagar todo, tráigame otro vaso!" Con la embriaguez había botado sin querer el primer al suelo, donde se hizo añicos.

"ESE IMBÉCIL NO DEBE MÁS QUE ARREPENTIRSE DE TODOS LOS GRANDES ERRORES DE SU VIDA! MEJOR DICHO DEBERÍA ARREPENTIRSE de estar vivo..."

"Hermione, tenemos que hablar..."

"Nunca me enamoré de Clarissa. Ese es el error"

"Celosa, yo? De esa perra barata? Por favor, Hermione... Con sólo guiñar un ojo podría tener más hombres que ella... Por qué tendría que estar celosa?"

"Ginny" rió Hermione, sin dejarlo terminar la pregunta, tomando una nota junto a la taza. "Gracias por lo de anoche" leyó. "Uy, Harry! Qué pasó?"

"Es como si no quisiera decirlo, pero es mejor que ese bebé no nazca, o tenga alguna complicación y..."

"...que Ron pueda tener su segunda oportunidad con Hermione"

"Bueno... sí, tienes razón... Es lo mejor. Y piensa qué fácil se te da. Si Hermione consigue empleo en Hogwarts, lo más probable es que no la vuelvas a ver en tu vida"