"Morir fue lo mejor que pudo haberme pasado"

Prólogo

Por primera vez en meses, parecía que el tiempo finalmente acordaba con su humor, nubes grises cubrían el cielo, oscureciendo la ciudad y alejando a los turistas de las playas y manteniéndolos dentro de sus secas y cómodas habitaciones de hotel. Las fuertes gotas de lluvia caían pesadamente sobre los vidrios, haciendo llorar a las ventanas, y disimulando las lágrimas que caían por el rostro de la muchacha que caminaba lentamente bajo el agua y, a veces, pateaba uno de los sapitos blancos que los pequeños pedazos de hielo que caían del cielo formaban al rebotar contra el frío pavimento de las silenciosas calles.

De repente se encontró en un lugar desconocido, un callejón, aún más oscuro que el resto de la ciudad. No estaba asustada, si moría ahora, que mas daba? Igual estaba sola.

Siguió caminando, recordando las últimas cosas que habían sucedido, su novio, Kouga, le había sido infiel y después tenía el descaro de pedirle que se quede, que no se vaya. Sus padres habían muerto hace mucho, le habían dejado la casa y ahí era donde se dirigía, hacía mucho que no sentía tan fuerte la ausencia de sus padres, su madre era siempre comprensiva, le gustaría tenerla ahora, sus amigas? Ella no tenía amigas, las pocas que tenía se habían ido, estaba sola, sin nadie a quien recurrir, nada que hacer, mas que esperar que alguien le haga un favor y la mate.

Escuchó pasos tras ella, pero no se molestó en voltearse a ver quien era la persona que, con suerte, le haría ese preciado favor. Sintió un dolor profundo en su cuello, como si una daga hubiera cortado aquella arteria tan valiosa por la cual corría tanta sangre. Segundos después, el mundo de los vivos se desvaneció para Kagome Higurashi.

Ya se que es corto.... es prólogo que más quieren, igual el primer capitulo sale hoy o mañana, esto era solo para introducir la historia... Besos!