Disclaimer estándard aplica.
Notas de la autora:
Este esta bien cortito, un poco más de 400 palabras, pero como ya les mencioné, con el pasar del tiempo los drabbles serán haciendo más largos.

De hecho, he aquí una lista de stats al día 20 de octubre. La idea es que vean como es que van creciendo los drabbles, y aunque aquí no van a estar en el orden exacto, es más o menos como los voy a ir subiendo y el aproximado de cuan largos son. 1 Sunset: 368 : 2 Death Butterflies: 446 : 3 Memoirs: 431 : 4 Night Watching: 488 : 5 Midnight Showers: 365 : 6 Morning Songs: 408 : 7 TV Marathon: 489 : 8 Entertainment: 566 : 9 Introductions: 671 : 10 Candy: 844 : 11 Gratitude: 678 : 12 Visitors: 835 : 13 Comics: 575 : 14 Ellipsis: 573 : 15 Incomprehension: 694 : 16 Beach Trip: 880 : 17 Determination: 659 : 18 Silence's Voice: 558 : 19 Duality: 557 : 20 Drawing Conclusions: 818 : 21 Scenarios: 844


Melodías
29.04.2005 / 22.06.2005 (traducción)

Camino a casa un día caluroso de agosto, Ichigo y Rukia escuchan las notas de un piano revoloteando en el aire. Es, por mucho, una de las melodías más bellas que el joven de cabellos anaranjados ha escuchado jamás; y él es muy difícil de complacer cuando se trata de música.

Así que, sin decir palabra alguna, ambos siguen la canción hasta que los lleva a un viejo hombre en ropas andrajosas, sucias y rotas en algunas partes. El hombre esta sentado en la esquina de la calle contra la pared de ladrillo; el pequeño teclado en sus piernas parece ser el único objeto de su pertenencia aparte del desgastado sombrero que se encuentra cerca de sus pies con algunas monedas dentro. El anciano se ve fatigado y delgado, y aún así les ofrece una gran sonrisa al mismo tiempo que sus dedos prácticamente vuelan sobre su instrumento.

Él continúa tocando mientras ambos jóvenes permanecen parados frente a él, completamente concentrados en la melodía que, Rukia cree con seguridad, produce como magia. Su canción es triste y hermosa, y se graba en lo profundo de sus corazones.

Ichigo observa a Rukia de reojo, y se sobresalta al encontrar una de las caras más extrañas que le ha visto, como si estuviera divida entre el pasado y el presente. La mirada en sus ojos es tan distante que casi le hace querer tocarla y comprobar que en realidad se encuentra parada junto a él y que esto no es un truco que le esta jugando su imaginación.

El hombre finalmente deja de tocar e Ichigo no se inmuta cuando Rukia roba su cartera de pronto, o cuando ella deposita dentro del sombrero del hombre lo que queda de su mesada del mes.

No le importa entonces y no le importa cuando, dos días más tarde, se despierta con Rukia a un lado mientras ella canta la tonada en su oído.