Obviamente "Teen Titans" No me Pertenece.

"Memorias"

-Psyduck054-

Al entrar los cuatro Titanes con las cajas de pizza en las manos, encontraron una shockeante imagen frente a ellos. Robin caminaba de lado a lado del enorme living de la torre, mascullando frases que ninguno parecía comprender, mientras clavaba su mirada enmascarada en el suelo. Giraron las tres cabezas al mismo tiempo, rastreando en la escena a Starfire, sin encontrarla. Se preocuparon de inmediato al no ver a la joven extraterrestre merodeando por la misma habitación que el líder del grupo insistiendo en saber que le ocurría.

Avanzaron los pasos que los separaban del sillón con cautela, ninguno de ellos seguro de querer interrumpir al preocupado Titán, cuando hallaron el lugar en donde permanecía Star recostada. Al mismo tiempo, los tres titanes produjeron un extraño sonido, al atorarse las palabras en sus gargantas. Robin, conciente al fin de su llegada, levantó la vista, demostrando en sus ojos ocultos lo angustiado que estaba por la condición de su amiga…

¿Qué le sucedió? – Preguntó Raven, alzando una ceja desconfiada, con su monótona forma de hablar y seriedad características. Robin avanzó hacia la alienígena, tomando su mano derecha entre las suyas.

No lo sé… Estaba caminando hacia la habitación, cuando tropezó y se desmayó… No he logrado que se despierte en casi media hora. –

Habría que llevarla al hospital. – Sugirió el mayor del grupo, avanzando hacia su compañero dispuesto a tomar a Starfire en brazos.

Pensé en eso. – Respondió Robin –Pero no estoy seguro… ¿Sabrán los médicos de aquí tratarla? – Cyborg lo meditó unos instantes, recordando que Star no era de este planeta y que, quizás, los doctores no puedan interpretar las diferencias correctamente.

Entonces llevémosla a la enfermería. – Asintiendo levemente, el joven Titán observó como su gigantesco amigo tomaba a Starfire en brazos y la cargaba hacia la enfermería. Con un paso lento y angustiado los siguió sin atender a la puerta metálica cerrarse detrás de ellos.

Chico Bestia se rascó la cabeza confundido y miró a su compañera con la expresión que delataba su estado. Raven se limitaba a observar la puerta cerrada, con una mirada obviamente furiosa que denotaba su desconfianza…

¿Qué crees que haya pasado? –

No estoy segura. – Respondió secamente, atrayendo su libro con sus poderes y rodeando el sillón.

¿Vas a leer en un momento como este¿Qué clase de persona insensible eres! – Se sentó y abrió el libro en la página donde había quedado, sin molestarse en mirar a su amigo verde.

El tipo de persona que lee en estos momentos. –

Tal parece que se golpeó la cabeza muy fuerte… pero más allá de eso, no tiene nada. – Concluyó Cy, después de examinar a la joven Titán, quien aún permanecía inconciente.

Entonces¿Porqué no despierta? Ni siquiera debió desmayarse por lo que dices… - Protestó Robin, observando afectuosamente y a la vez preocupado, a la paciente en cama. –Además… Star es muy fuerte, un simple golpe no debería dañarla. –

No lo sé. – Respondió el hombre mitad máquina, también con su mirada fija en la chica. –Dime otra vez… ¿Cómo fue que tropezó? –

Estábamos conversando en el living cuando dijo que iría a la habitación… después comenzó a caminar y no vio la mesita ratona en el camino… Tropezó con ella y cayó boca abajo en el suelo. Sus pies se enredaron con la mesa y esta cayó encima de ella… -

Fueron dos golpes seguidos… ¿De que hablaban antes que decidiera irse? – Robin bajó la mirada, tratando de ocultar un breve rubor con éxito, ya que Cyborg no estaba prestándole atención.

¿Es importante eso? –

Quizás… Debo saber todo para tener alguna explicación a su estado. – Robin aspiró profundamente para comenzar a contar su parte de la historia, cuando unos gemidos y quejidos distrajeron a ambos chicos de la conversación.

Star sentía que todo a su alrededor se movía a grandes velocidades y un zumbido en el lado izquierdo de su cabeza, le impedía pensar con claridad. Se sostuvo la cabeza, deseando que aquella sensación desapareciera y se quejó cuando intentó reincorporarse a una posición sentada en su lugar. Decidió permanecer recostada, con los ojos cerrados hasta que su cuerpo recuperara estabilidad. Escuchó las lejanas voces de sus dos amigos y sonrió levemente reconociendo a Robin. Sintió la cálida mano de su líder de grupo tomar la suya delicadamente, adivinando que él había tenido el atino de quitarse su guante verde para realizar aquel afectuoso gesto…

¿Star¿Te sientes bien? – Oyó a Cyborg un poco más claro que antes, sabiendo que debía ser la cuarta vez que preguntaba aquello. Entre abrió su boca, susurrando débilmente la afirmación. –De acuerdo. Debes sentirte algo mareada, pero se te pasará. – Ella sonrió como respuesta, pero continuó sin abrir los ojos. –Los veré después, chicos. Star, no te apresures a levantarte. Debes haberte golpeado demasiado fuerte. –

-¿Golpeado? – Frunció el ceño. No recordaba ningún golpe… o caída… tampoco encontraba razones para estar recostada en ese momento y con aquella desagradable sensación -¿Cómo he llegado aquí? Si me golpee ¿Con qué fue? –

No te esfuerces, Star. – Escuchó a Robin decir. –Todo estará bien. Ahora descansa hasta que te sientas bien. –

-¿Robin?... - Por alguna razón, una parte de ella se sentía muy avergonzada, por algo que ni siquiera recordaba, pero que aparentemente, tenía mucho que ver con Robin…

¿Cómo está Star? – Preguntó Chico Bestia saltando desde el sillón en donde esperaba preocupado y ansioso al ver a su amigo entrar al living. Cy le sonrió levemente asintiendo con la cabeza.

Está… mejor. Al menos ha despertado, pero no creo que pueda moverse mucho por el momento. – Raven levantó la mirada por sobre su libro, hacia el Titán entrante, viéndolo caminar hasta el otro lado del sillón seguido por el integrante verde.

¿Un golpe puede causar algo así? – Preguntó, cerrando su libro y dejándolo descansar en su regazo. Cyborg se tomó el mentón pensativo, manteniendo su mirada en el suelo.

No lo dudaría en una persona común… pero Star… ella se ha golpeado varias veces contra edificios o cosas cien veces peores que el suelo alfombrado de la torre. –

Pero… ¿Cómo fue que tropezó? – Inquirió Chico Bestia sentándose junto a su amigo.

Robin dice que no vio la mesa al caminar y se tropezó causando que esta se le cayera encima. –

Eso no es suficiente para desmayar a Star. – Los dos Titanes, levantaron las miradas preocupados a su compañera.

¿Qué insinúas, Raven¿Qué alguien le hizo esto? – Ella vaciló en responderle a su verde compañero, insegura de sus propias sospechas.

No lo sé… pero… me resulta muy extraño… -

A mi también. Pero Robin estaba con ella y vio lo que pasó. –

No creo que él quiera mentir con algo como esto… Sabes que tan sobre protector puede ser con Starfire. –

Sí lo sé. – Contestó ella rápidamente –Pero… tengo un presentimiento con todo esto… -

Chico Bestia la observó desde su posición en el sillón. Sabía que Raven pensaba en algo, algo no muy bueno, pero el tiempo le había enseñado a confiar en la intuición de su oscura compañera. Trató de desviar ese pensamiento y dejar las sospechas para Raven, pero algo le decía que lo que ella pensara en ese momento era lo correcto y a su entender la suposición que ella tenía era simple…

-Robin le hizo algo a Star… -

CONTINUARÁ.

PSYDUCK054

Hola a Todos! Un nuevo fic después de casi un mes sin escribir nada! No creo que vaya a ser muy largo, solo espero que este sí les guste –y que no arruine el final como en Conexión �� -

Respecto a ese Fic anterior, tengo pensado Re-escribir el último cap, quizás hasta termine siendo un poco más largo.