UN TRISTE ADIOS

(Capitulo # 1)

Ahora a ti te toca cuidarla –Dijo Seiya con una vos llena de tristeza dirigiéndose a Darien –adiós bombón

Serena no sabía que pensar, estaba muy triste, una parte de ella no quería dejarlo ir, quería gritarle que era un mentiroso, que había prometido nunca dejarla y siempre protegerla y ahora hacia esas promesas aun lado para irse lejos muy lejos "Serena no seas injusta –Se repetía a si misma -tu amas a Darien te casaras con el, tendrás una hija a la que aun antes de que nazca, ya amas con todas tus fuerzas, no tienes derecho a querer a nadie mas, no tienes derecho" trataba de que sus ojos no se llenarán de lágrimas

Serena –dijo Mina dándole un codazo

perdón –Dijo apartándose de esos pensamientos tan absurdos –Adiós… Seiya –Lo dijo con una tristeza que solo percibió Seiya, que había aprendido a conocerla –Adiós chicos

Los vamos a extrañar mucho –Dijo Lita con tristeza

�¡No se vallan! -Dijo Mina sin poder evitar abrazar a Yaten

Mina –Dijo Yaten sorprendido

Es que no hay forma de que se queden con nosotras Taiki –Dijo Amy –Nos aran mucha falta

Ustedes a nosotros también –Dijo Taiki –Pero… -Volteo a mirar a Seiya que no podía apartar la vista de Serena y Darien que estaban tomados de la mano –No nos es posible¿no es verdad Yaten?

Es cierto –Dijo Soltando a Mina –No podemos quedarnos, tenemos que ayudar a la princesa Kakyu a reconstruir nuestro planeta

Adiós chicas

De pronto se convirtieron en 4 (Seiya Taiki Yaten y princesa Kakyu ) hermosas estrellas fugases que dejaron una lagrima en aquel planeta al que ya habían tomado un gran cariño, Taiki solo podía pensar en los hermosos ojos de Amy que en esos momentos se encontraban llenos de tristeza y recordaba a aquella linda niña de cabellos azules que decía que el universo y las estrellas estaban llenos de amor y romance ; Yaten pensaba en aquella linda niña de cabellos rubios por la que sin pensar había dejado crecer un hermoso y gran sentimiento, su alegría su linda sonrisa y aquel hermoso abrazo que le había dado hacían mas difícil la despedida. En verdad iban a extrañar a sus amigas pero sabían bien que el motivo por el que no se podían quedar a su lado era aun mas grande que el de reconstruir su planeta, el motivo que se los impedía era el gran dolor que debe de estar sintiendo su hermano Seiya, el cual sabían que era mucho mas grande que el de cualquiera de ellos.

perdón –Dijo apartándose de esos pensamientos tan absurdos –Adiós… Seiya –Lo dijo con una tristeza que solo percibió Seiya, que había aprendido a conocerla –Adiós chicos

Los vamos a extrañar mucho –Dijo Lita con tristeza

�¡No se vallan! -Dijo Mina sin poder evitar abrazar a Yaten

Mina –Dijo Yaten sorprendido

Es que no hay forma de que se queden con nosotras Taiki –Dijo Amy –Nos aran mucha falta

Ustedes a nosotros también –Dijo Taiki –Pero… -Volteo a mirar a Seiya que no podía apartar la vista de Serena y Darien que estaban tomados de la mano –No nos es posible¿no es verdad Yaten?

Es cierto –Dijo Soltando a Mina –No podemos quedarnos, tenemos que ayudar a la princesa Kakyu a reconstruir nuestro planeta

Adiós chicas

De pronto se convirtieron en 4 (Seiya Taiki Yaten y princesa Kakyu ) hermosas estrellas fugases que dejaron una lagrima en aquel planeta al que ya habían tomado un gran cariño, Taiki solo podía pensar en los hermosos ojos de Amy que en esos momentos se encontraban llenos de tristeza y recordaba a aquella linda niña de cabellos azules que decía que el universo y las estrellas estaban llenos de amor y romance ; Yaten pensaba en aquella linda niña de cabellos rubios por la que sin pensar había dejado crecer un hermoso y gran sentimiento, su alegría su linda sonrisa y aquel hermoso abrazo que le había dado hacían mas difícil la despedida. En verdad iban a extrañar a sus amigas pero sabían bien que el motivo por el que no se podían quedar a su lado era aun mas grande que el de reconstruir su planeta, el motivo que se los impedía era el gran dolor que debe de estar sintiendo su hermano Seiya, el cual sabían que era mucho mas grande que el de cualquiera de ellos.