Bien, después de un largo receso xD Kira ha regresado non así que ¡fiesta! jeje, nah no se crean...pues me dejo de redondeos y empiezo el fic no creen, o me mataran jeje n.n

Aclaraciones (…)

Diálogos -…-

Pensamientos '…'

Nota: este fic esta dedicado a mi gran amiga Vale-chan te quiero mucho amiga!

Disclamer: los personajes que uso pertenecen al creador de la serie, yo solo los tomes prestados

...-.-.-...-.-.-...-.-.-...

Capítulo 7

¿El final?

Por Kira

-¡Alto!- gritó Layla para llamar la atención -te dije muy claramente que quería estar alejada de ti-

-Lo se...el problema es que yo no quiero estar alejado de ti- un sonrojo tomó control sobre sus mejillas y volteó rápidamente para otro lado. Layla se sorprendió, pero cerró fuertemente los dientes y le soltó una cachetada, nuevas lágrimas brotaron de sus ojos.

-¡No digas eso!- exclamó en un tono molesto y triste -¡no lo digas!- dio media vuelta y como siempre lo hacía, salió corriendo. Esa era la única forma de de escapar de un recuerdo tan doloroso, de olvidar aquel pasado. Corrió lo más rápido que pudo, entrando a distintas calles para que no la pudieran seguir, lamentablemente llegó a un callejón sin salida. Se paro frente a la pared de ladrillos y le soltó varios golpes, llenos de confusión, y tristeza de no poder arreglar el problema. Poco a poco iba cayendo al suelo esta quedar de rodillas recargando la cabeza y las manos contra la pared, no paraba de llorar.

-No es cierto, no puede serlo- se repetía una y otra vez la rubia -no entiendo porque te comportas así Yuri, simplemente no puedo- se dio media vuelta para apoyar su espalda y abrazar sus piernas. Las lágrimas dejaban de salir, con una mano limpio un poco su rostro, tenía que pensar mucho en lo que pasaba. Aunque en verdad lo único que tenía en mente era enfrentar su pasado. -'Se que debo encarar a Yuri y arreglar nuestros asuntos de una vez por todas, porque no puedo, solo es platicar un poco y dejar todo claro'- escuchó el ruido de pisadas, levantó el rostro para ver de quien se trataba. Y se sorprendió al ver a Julián, agachó la mirada y no dijo nada.

-Sabes que para superar esto tienes que hablar con el- comenzó a hablar en un tono tranquilo, sin querer presionarla.

-No tienes que repetirlo, suficiente tengo con mis pensamientos- respondió cada vez abrazando más sus piernas

-Perdón que te lo haya repetido, creo que necesitas más tiempo si no me equivoco- sabia cual sería su respuesta, quería estar seguro para llevar su plan a cabo

-Je, hasta la pregunta es necia no lo crees- comentó con un tono muy sarcástico -si no es mucha molestia me gustaría que te fueras-

-Lo haría gustosamente, pero preferiría que nos fuéramos al hotel, quizás puedas hablar conmigo y sacar las cosas- sonrió y le ofreció la mano

-Hmp- dudó unos momentos, y le dio la mano -pero no voy a ir al hotel, si quieres que hablemos vayamos a caminar- dijo seriamente

-'Bien, debí suponer que sospecharía algo, será mejor aceptar o nunca arreglaremos este problema'- asintió con la cabeza -entonces vamos-

-Puedo preguntarte algo- pidió la rubia mientras caminaban

-Adelante- respondió, caminaba rápidamente buscando la salida de ese laberinto de edificios.

-¿Yuri y Roseta si estaban a punto de casarse aquella vez que los vi por última vez?- hace 3 años que buscaba la respuesta a esa pregunta, pero tenía miedo que alguien le dijera la verdad, no sabía que podría ser más doloroso si saber lo que realmente ocurría en esos tiempos entre ellos dos o saber que era mentira y ahora podría estar feliz al lado de Yuri

-Mira, te seré sincero- volteó para todos lados aún buscando una calle con más gente -cuando hable con él para decirle que fuera con nuestro padre, mencionó que tenía un lío, me dijo que sus padres lo habían comprometido con otra joven del mismo escenario Kaleido pero por más que le insistían el no quería tener ninguna relación con ella ya que estaba enamorado de alguien más del escenario- le guiñó un ojo a su hermana, quien inmediatamente se sonrojo

-Ehm, e-eso q-que qui-quiere decir- tartamudeó

-Justo lo que estás pensando- tomó una larga bocanada de aire, era hora de decirle toda la verdad a su hermana, no podría ocultarla por mucho tiempo más, y aunque lo hiciera todo lo perjudicaría a él y a cierto rubio -es hora de que lo sepas... yo sabía que le gustabas a Yuri, no por nada fui a platicar con el sobre nuestro padre, a pesar de todo yo no sabía nada de su compromiso con Roseta, el me confesó lo tanto que te amaba y que haría todo lo posible para que su relación pudiera ser, no le importaba ir en contra de sus padres, mucho menos lo que le podrían hacer por eso... el solo quería ser feliz a tu lado, fue por eso en primera que le dije que hablara con nuestro padre, que le contara su problema y quizás hiciera algo al respecto. Sabes que nuestro padre...-

-Nuestro padre no haría nada por nosotros- bajó la cabeza -no me digas eso Julian que al igual que yo lo conoces muy bien, y a menos que me saquen del escenario no haría nada por mí. Por favor, si vas a decirme la verdad...dímela tal y como va- estaba caminando rápido, mientras hablaba encontró la salida de ese laberinto y comenzaron a caminar por una calle llena de gente

-Podrías al meno acabar de escuchar lo que te estoy diciendo- habló con un tono fuerte -que tu no hayas vuelto a ver a nuestro padre no es mi problema, si quizás el no sea un modelo a seguir, pero en el fondo el si se preocupa por nosotros... yo hable con el y le hice entender que tu eras feliz en el escenario Kaleido, que nada te haría cambiar de parecer. Si Yuri te dijo que le pidió que te sacara de ahí, el seguramente te protegió y al igual que yo le diría que eso no es posible, respóndeme algo... ¿crees que no le advertí de cómo es nuestro padre? ¿Qué no le dije que le preguntaría eso?- avanzó unos pasos rápidos para pararse frente a Layla, quien se detuvo al momento algo asustada

-Yo... no sé lo que hiciste y lo que no Julián, se que le dijiste que tenía que hablar con nuestro padre, no se que ha sido de ti todo este tiempo, no se si has ido a platicar con nuestro padre, si lo has intentado convencer, a este punto casi no he sabido nada de ti, especialmente desde que entré al escenario... ¿qué quieres que piense? ¿Cómo se que no estas en contra tu también de que este en Kaleido?- levantó su mano derecha y le soltó una cachetada -has cambiado hermano, no eres el mismo de hace unos años... volverte a ver me ha confundido, ver a Yuri hizo que en mi mente se hiciera un caos, no se que pensar de ustedes. Será mejor platicar otro día- dio media vuelta y se perdió entre la gente. Julián sintió la mejilla caliente a causa del golpe

-'No voy a permitirlo esta vez Layla, cometí un error en el pasado y pienso corregirlo'- salió corriendo detrás de su hermana, no le costo mucho esquivar a las personas y pronto la divisó. Aumentó un poco la velocidad y la agarró por la muñeca fuertemente.

-¡Ah!- gritó la joven, se volteó y forcejeó un poco intentando librarse del agarre, pero no podía su hermano era mucho más fuerte.

-Creo haberme hecho entender, dije que me terminaras de escuchar- la miro con una mirada furiosa, que ella nunca había visto antes.

-Julián- susurro, bajó la mirada finalmente. Dejó de intentar zafarse, se quedó inmóvil, esperando a que su hermano hablara.

-Vaya, hasta que podremos hablar las cosas bien- hizo una pausa –podríamos ir al hotel, por favor- pidió con amabilidad, esperando que la rubia aceptara.

-Hmp…como quieras- respondió con indeferencia –'es ahora o nunca, no puedo huir toda mi vida, es hora de la verdad'- comenzó a caminar en dirección a la calle, levantó su brazo derecho y un taxi se detuvo, Layla abrió la puerta y movió su cabeza indicándole a su hermano que entrara. El entró sin decir ni una palabra más, le siguió la chica, una vez que le indicaron al joven a donde irse, ninguno volvió a pronunciar palabra alguna. Ambos veían por la ventana, hundidos en sus pensamientos, esperando la hora final en que todo se aclararía, o en que todo se acabaría. La rubia solo pensaba lo que le había dicho su hermano momentos antes –'si lo que el me dice es verdad, y Yuri había ido para arreglar el problema que se había presentado por sus padres, si solo me hubiera detenido a hablar con él hace 3 años de la situación, nada hubiera pasado…pero por otro lado, todo esto paso porque no quise saber nada más. Solo lo di por hecho…y si el me acaba de mentir entonces esto ya no tiene solución'- dio un largo suspiro, cada vez su mente se hacía una enredadera más grande.

-'Se lo que ella siente, tuvo razón al decirme que me desvanecí de su vida, justo como nuestro padre lo hizo con ambos. Vaya, cometí tantos errores en tan poco tiempo, ahora debo esforzarme para poder enmendarlos…espero que me pueda perdonar pues todo lo que hice fue meterme en asuntos que quizá no debí meterme, y una vez que todo se complicó solo me fui, no intente nada por arreglar esa confusión…porque eso fue todo, una confusión'- cuando regresó en si, ya estaban llegando al hotel. Layla le pagó al taxista, y ambos bajaron.

-Cuando me fui- hablo la joven –el intentó seguirme, o hacer algo para impedirme que saliera corriendo otra vez o solo se quedó parado, sin hacer nada- preguntó mientras miraba el piso.

-Lo primero que hizo fue salir corriendo, pero yo lo detuve- la volteó a ver, esperando alguna reacción, pero no vio ningun cambio –le dije que necesitabas tiempo a solas y que yo vería la forma de que volvieras y pudieran hablar ustedes dos, si ambos están de acuerdo yo me quedo, si no yo los dejo- entraron al elevador, presionaron el botón del piso y en unos cuantos minutos ya se encontraban parados frente a la puerta.

-Adelante- se escucho una voz desde el interior del cuarto, no hubo necesidad de tocar ya que Yuri había estado sentado al lado de la puerta desde el momento en que Julián se había marchado. Por lo tanto escuchó perfectamente los pasos de dos personas, y el momento en que se detuvieron. Por lo que fácilmente dedujo que eran ellos dos. Se levantó y abrió la puerta lentamente, el cuarto estaba a oscuras, primero entró Layla y le siguió Julián.

-Bien, desean que me quede, o prefieren primero hablar las cosas ustedes- cuestionó el joven –desde mi punto de vista, sería mejor que arreglaran el problema ustedes y después entrara yo, pero como dije es solo mi punto de vista- agregó.

-Creo que ambos preferiríamos si te retiras por favor hermano- habló la rubia -¿estás de acuerdo?- preguntó al rubio

-Estoy de acuerdo contigo, cuando hayamos terminado todo aquí te haremos saber que puedes entrar- se acercó a la puerta y la abrió permitiendo salir a Julián de la habitación, cuando cerró la puerta se acercó a Layla y con un pequeño ademán con la mano derecha le indicó que podía sentarse en una de las camas. Ella accedió, al sentarse encendió la lámpara de la pequeña mesa que estaba entre las dos camas. Yuri se sentó frente a ella.

-'Es hora de dejar de huir y enfrentarlo'- pensó Layla intentando relajarse, tomó grandes bocanadas de aire antes de empezar a hablar. Junto sus manos y entrelazó sus dedos, no podía evitar estar nerviosa, era complicado mantener una postura firme. Pero sabía que si no era ahora, nunca podría conocer la verdad, no sabría si aún había una posibilidad con aquel joven del que aún estaba enamorada, así que solo basto unos cuantos minutos para que tomara el valor necesario y comenzar a hablar. –Momentos antes de venir, Julián me dijo que tu compromiso con Roseta era a causa de tus padres, ¿es eso cierto?- preguntó con toda firmeza.

-Así es, lamentablemente cuando a mis padres les dije que yo estaba enamorado de ti, se negaron a que yo fuera con tu padre a pedirle tu mano. La razón aun la desconozco, por más que insistí no me dieron respuesta alguna, después de mes y medio me dijeron que no podría casarme contigo, porque me habían comprometido con una joven del escenario Kaleido. Lo único que pensé en ese momento fue hablar con tu hermano, quien me aconsejó ir a hablar con tu padre inmediatamente, antes de que pasara más tiempo- hizo una corta pausa y posó sus manos sobre las de la joven, quien no hizo nada para rechazarlo –cuando llegue y pude hablar con el, y le conté el problema, el me dijo que me daría esa oportunidad si yo lograba que salieras del escenario…-

-Por eso ningun hombre se a atrevido a pedir mi mano, porque saben que yo no voy a abandonar mi sueño por ningun motivo- interrumpió –es muy injusto- no pudo seguir hablando porque Yuri había posado un dedo sobre sus labios para impedir que continuara hablando.

-Espera, aun no termino- bajó su mano y la puso nuevamente sobre la mano de la rubia –tu hermano ya me había advertido de esto, yo le tuve que responder a tu padre que es algo que no podría hacer, me preguntó la razón y le dije que era tu sueño hecho realidad poder estar ahí, es una parte de ti. Y por el amor que te tengo, no puedo acabar con ese sueño en el que has dado tanto de ti. Si hace 3 años me hubieras escuchado al final esto no habría pasado- sonrió levemente y se inclinó enfrente de Layla.

-¿A qué te refieres? ¿Qué respondió mi padre?- una luz de esperanza apareció para la rubia, en sus ojos se formó una pequeña capa cristalina.

-El me respondió que me daba su consentimiento para pedir tu mano en matrimonio, la verdad su respuesta me dejó perplejo, me dijo que el se encargaría de hablar con mis padres para que rompieran el compromiso con la familia de Roseta y por ende con ella. Cuando ella llegó al parque me venía a felicitar de que era el primer hombre al cual tu padre le había dicho que sí. Entró en pánico porque no sabía que ibas a estar ahí, y tuvo miedo porque no estaba segura si tu sabías lo que había pasado, si estabas enterada de que nuestro compromiso por fin había terminado- apretó un poco sus manos contra las de Layla, al ver que pequeñas gotas cristalinas salían de sus hermosos ojos.

-Gracias, gracias- repetía la rubia entre sollozos, separó sus manos junto con las de Yuri y se arrodillo abrazándolo.

-¿Gracias?- cuestionó –no debes pedir gracias de nada, solo quisiera saber algo- la separó un poco de él, y sacó algo de su abrigo, una pequeña caja negra, la abrió y dentro había un hermoso anillo con un pequeño diamante, era algo realmente simple, pero era muy hermoso –Layla, ¿te casarías conmigo?- esa pregunta había estado en su mente desde hace 3 años, y hasta ahora pudo pronunciar aquellas palabras.

-Oh Yuri- se quedó sin palabras, miraba fijamente aquella pequeña pieza –lo siento- bajó la mirada –pero en estos momentos no puedo aceptarlo- con ambas manos secó sus lágrimas

-No me digas que encontraste a alguien más- lentamente cerró la pequeña caja, la dejó a un costado y miró fijamente a la joven, ella levantó el rostro y sonreía.

-Crees que si esa fuera la razón, habría huido por tanto tiempo, no crees que te lo habría dicho y no habríamos tenido que pasar por todo esto- posó una mano sobre el rostro de Yuri y otra sobre su mano. –Me gustaría que esperaras a que regresáramos a Estados Unidos-

-Eh, no entiendo- dijo algo confundido Yuri –para que esperar hasta regresar-

-Lo entenderás una vez que regresemos, por ahora solo puedo decir que me alegra mucho que por fin me hayas pedido casarme contigo, de momento no puedo darte una respuesta, solo te digo que vamos a estar juntos mucho tiempo. Solo espera- se acercó lentamente, y por un momento rozó sus labios contra su frente, bajo lentamente dando pequeños besos por su nariz, hasta llegar a la boca del chico, deposito un pequeño beso y se separó lentamente. Pero Yuri la acercó nuevamente hacia el y le dio un beso más profundo. Solo duro unos segundos, pero ellos sintieron que fue una eternidad. Cuando se separaron ambos estaban sonrojados –será mejor decirle a Julián que todo esta bien, entonces…¿me esperarás hasta que lleguemos a EU?- cuestionó, sabiendo de antemano la respuesta.

-Gustosamente esperaré, te amo- la abrazó fuertemente –vamos- dijo, y se levantó, después la ayudo a ella a pararse.

-Te amo Yuri- dijo con un leve sonrojo en sus mejillas, pero con una hermosa sonrisa en su rostro.

-Y yo a ti, mi Layla- respondió, y nuevamente le dio un pequeño beso en la boca. Ambos salieron del cuarto abrazados, sabiendo que pronto, pronto se unirían en matrimonio.

FIN

...-.-.-...-.-.-...-.-.-...

Pues bueno, cha como me tarde, realmente lo siento pero pues aquí les traigo el final, por fin:P pues espero les guste .o. cualquier cosa XD puedo hacer un final alternativo xD oh si así lo desean puedo hacer alguna continuación para ver lo que ocurre cuando llegan a Estados Unidos, no se conforme los reviews ya veré que puedo hacer  pues quiero agradecer a la gente que me dejo un review! Y pues a esperado y esperado para que lo actualice XD verdd vale :P.

Vaya, espero les haya gustado mucho, y ya saben ahí me dejan su review con lo que les gustaría que pasara, que continúe o algo así. Nos estamos viendo :D bye bye

...-.-.Kira Hiwatari Ivanov de Fujimiya.-.-...