Te ves preciosa capitulo Dos..

Los colores del arcoiris.

Declaraciones: bien Gundam Wing y todos sus personajes, no son míos, solo juego con ellos. Las marcas mencionadas aquí son con fines informativos, no pretendo hacer publicidad ni me pagan por ello (aun que deberían jajajaja). No me demanden jajaja

/----/

Duo tenia al rubio en sus brazos, el pobre aun no podía imaginar el por que de tanta humillación, y por si eso no fuera poco, la gente comenzaba a mirarlos como bichos muertos y asquerosamente raros

-"Hay...pero si se te va correr el rimel..."- dijo una voz afeminada detrás de ellos, una voz que no conocía aun

-"Wufei, hay pero si mirateeeee"- dijo Duo soltando completamente a Quatre, dejándolo para abrazar al desconocido

ambas "mujeres" se abrazaron y gritaron, después dieron saltitos en círculos sin dejar de festejar

-"pero donde estabas!"-pregunto Duo después de la emoción inicial

-"ah ya sabes...chichifeando la vida"-

-"no me digas que si te "fuisteS" con el viejito ese!"-

-"mana...una tiene que trabajar de lo que se pueda..."- Wufei miro a los acompañantes de su amigo.-"pero que te pasa, preséntalos"-

Trowa pensó seriamente si soportaría aquellas débiles y fingidas voces, por que una cosa era escuchar a uno, y otra era escuchar a tres..., sonrió y se acerco para besar a la otra chica, en la mejilla

-"un gusto..., soy Trowa"-

-"ahhh yo soy Wufei, pero dime Fei"- volteo su mirada al rubio.-"y esta llorona?"-

-"pícate el culo, me llamo Quatre, no llorona..."- bufo molesto

-"pero que no te dijeron que no hicieras berrinches, se te hacen arrugas..."- Wufei no parecía ofendido, la verdad es que era muy tranquilo

Quatre mostró un semblante de resignación, y su mirada se fijo en la calle, donde caminaba lentamente Heero, con su semblante molesto, como siempre. As que decidió escapar

-"Quatre, espera...no te vayas..."- Heero tomo el brazo al rubio.-"que esperes..."- el japonés lo detuvo

-"dejame Heero!"- Quatre amenazaba con volver a llorar

-"mira...perdóname..., en serio pensaste que me gusta esta..."cosa"..."- miro a Duo con desprecio

-"mas respeto!"- dijo Wufei

-"tu no te metas chino pendejo"- con un tono frió de desprecio

-"Heero, calmate, no me gustaría romperte tu cara a golpes"- Trowa se interpuso

-"bueno ya, solo quiero que Quatre me perdone..."- Heero se escucho afligido pero no triste

-"esta ves no te perdono Heero..."- Quatre intento correr de nuevo

-"si quieres te compro un carro!"- grito Heero detrás de el

La tarde parecía no prestarse para otras cosa mas que escuchar os problemas ajenos, por lo que los demás siguieron a la pareja por la calle, escuchando cada una de sus secretas indiscreciones, incluso la triste historia de Heero, fue contada entre gritos de enfado conyugal

Heero era el hijo de un japonés importante, dueño de varias concesionarias de automóviles y otros negocios, como inversiones en compañías telefónicas eh incluso petroleras, como sea un japonés cagando dinero para su prole de parásitos, ya que la familia enteramente japonesa vivía llena de lujos, hasta que el padre murió

Heero I. fue acecinado saliendo de un restaurante con su amante, dos balazos le volaron el cerebro, para entonces nuestro querido y joven Heero estudiaba en su colegio privado, donde se entero de la desagradable noticia.

Como todos recordaran, ya que el caso fue sondado hasta en los periódicos mas amarillistas del metro, y en las gacetas de los trabajadores, la policía había declarado en una rueda de presa que el padre Heero Yuy primero, había sido acecinado por problemas con el cartel de Juárez, drogas y sexo adultero, esos eran los motivos oficiales, pero eso era para taparle el ojo a la familia

-"ERES IGUAL QUE TU PADRE, UN HIJO DE LA CHINGADA!"-

-"QUATRE NO MANCHES, EN SERIO TE CREES ESO!"-

Heero se detuvo a un lado de la jardinera de un árbol, espero unos segundos y llevo su manos hasta tapar sus ojos, estaba cansado de esa maldita fama que le perseguía, además manchaba su orgullo, era ilógico si quiera pensar que su amado padre andaba en esos asuntos tan desagradables, bueno lo de la amante era verdad...

Quatre se dio cuenta que dijo algo que no debió decir, pero que, Heero se lo había ganado, bueno tal ves no..

-"Heero..."-

-"esta bien Quatre, si quieres terminar podré soportarlo"-

-"No, Heero no quiero terminar, solo que...me enfada que seas así conmigo..."-

-"ya, perdóname..."-

-"te perdono pero invítanos a todos a comer algo"-

-"MAS!"- dijo Heero

-"como que mas?"- pregunto Quatre confundido

-"que?...y la cuenta del café, es pendeja o que?"-

-"cual cuenta!"-

-"pues la que dejaron Quatre!"-

-"Heero hablas como si fueras pobre..."

-"mi padre no se hizo rico regalándole a los demás"-

-"hay que codo eres..."- su rostro hizo un puchero

-"bueno, bueno, esta bien"- se acerca para abrazarlo

los otros tres chicos estaban sentados en una banca y miraban aburridos la gente que pasaba, Wufei tenia una manera muy especial de criticar…bueno en realidad mas bien se burlaba de la gente, los otros dos se acercaron a ellos,

-"ahhhh ya arreglaron sus diferencias, que lindos!"- gimió el chino con cierto veneno impreso sobre sus palabras

-"me agradaría que nos acompañaran a cenar"- dijo Heero aguantando las miradas y la burla de Wufei

-"me muero de hambre, si vamos"- debo decir que a veces mi ingenuidad me llevo a hacer el ridículo, ahora ya cuido mas a menudo lo que digo – Duo frunce el ceño mientras se calla por un prolongado espacio de tiempo, creo que estaba recordando muchas de las ocasiones en las que le toco ser el centro de burla, vuelve a mirarme y por fin continua con la historia

-"hay estupida, tu siempre tienes hambre…."- se quejo Quatre

-"pinche hambreada"- secundo Wufei

-"bueno ya estuvo no!"- Trowa se puso de pie

-"la invitación es para todos, tengan hambre o no"- dijo Heero, como si regañaran a una bola de niños "maricones"

-"bien, pero ahora el problema es a donde?"- dijo el rubio

-"yo conozco un lugar por aquí cerca"- contesto Trowa

-"me parece bien"- se apuro a contestar de manera cortante, caminaron una cuadras hasta llegar a la esquina de una colonia, ahí había mucha gente alrededor de un puesto ambulante de "tacos", Quatre no pudo mas que demostrar el asco que le provocaban

-"estas loco si crees que voy a comer eso!"- dijo molesto

-"callate Quatre, yo los eh comido con mis amigos de la oficina…"- respondió Heero

-"si puros nacos, Heero!"- se quejo con mas insistencia

-"Quatre, el hijo de Carlos Larousse, te parece un naco!"-

-"jamas me imagine eso de el"- responde con una mano sobre su pecho

-"que exagerado es Quatre"- dice Trowa acercándose para ordenar.-"Wero dame 5 de suadero, tu que quieres Duo?"-

-"Echame dos de tripa y tres de longaniza!"- responde muy contento con ese tono dulce, ligeramente acentuado con el dialecto de su lengua, una voz cantarina y suave, aun que deformada hasta cierto grado, pero estas características de su voz lo hacían pasar "a veces" como un mujer real

-"tu que Wufei?"- pregunta Duo

-"hay no, ni loca, no es que no me gusten, tampoco soy mamon, pero es que ando toda empachada por algo que comí, además toda esa grasa se me va los lugares que menos quiero!"- la gente voltea a mirarlos con mucho morbo, Wufei exageraba su tono de voz y sus ademanes no podían dejar de ser vulgares

Alguien entre los presentes se acerca a ellos con mucha atención, se trata de un hombre mayor, de cabello rubio avellanado, sus ojos azules y su piel muy blanca, de inmediato se dan cuenta de que es extranjero

-"emm hola?..., I am Traize, tu recuerdas Heero?..."- dice dirigiéndole una mirada esperanzada al japonés, Heero lo miro y después de unos segundos parecía reconocerle

-"Yes, Mister Traize!"- le tiende la mano con una sonrisa

-"oh Heero…. Come on, hablemos en español"- responde el hombre con alegría

-"que tal a estado?"- pregunta cortésmente

-"Bien, yo no puedo dejar, mmm de ver….al suyo acompañante"- responde con dificultad, la verdad es que a Traize no se le daba muy bien hablar el español, pero se sentía en un lugar extraño y exótico para el, por lo que insistía en tomar clases y asistir a lugares de "tradición" mexicana, como el puesto de tacos de Don Lupe en la esquina sur de la condesa

-"jajaj cual de todos?..."- pregunta Trowa interrumpiendo la platica

Heero y Traize se miran confundidos, era extraño que un desconocido se dirigiera tan informal hacia ellos, el japonés pensó que quizás Traize se molestaría, pero no fue así, de echo Traize soltó una risita

-"jajajaja todos….muy ….lindas, pero… mejor bella, este de aquí…."- dice el hombre sujetando la mano de Wufei, que estaba oyendo la conversación como los demás, no pudo mas que sorprenderse

Por unos momentos reino el silencio, todos incluso Wufei, se preguntaban si el hombre estaría conciente de que el chino no era mas que un hombre disfrazado de mujer

-"Heero es tuya hermana?..."-

Heero levanto una ceja, su hermana, volteo su mirada al chino, seguramente le preguntaba por los ojos rasgados, pero que pendejo hijo de puta! Dijo en su mente, su ceño se frunció; odiaba cuando alguien lo confundía con un chino, un corano o un mongol!

La risa de Quatre estallo, parecía que el rubio había comprendido a que se refería el hombre

-"No Mister Traize, This is a men, and is Chino"-

Traize parecía confundido, reviso al chino de pies a cabeza, luego comenzó a sonreír, después reía junto a Quatre

-"Yes….He is! jajajajaja, emm "hay caramba", jajajajajaja, Sorry Heero sama…."- Traize hace una reverencia muy japonesa

-"que dijo!"- pregunto con interés el chino, Duo y Wufei no sabían ingles por lo que no sabían nada de lo que hablaban

-"El wero este pregunto si tu eras hermana de Heero, pero Heero se ofendió por que lo compararon con un chino!"- rió Trowa con satisfacción

Duo comenzó a reír también, todos menos los dos orientales encontraron graciosa la situación. Heero se aguanto con estoicismo, pero Wufei no, comenzó a llorar al momento que tomaba su bolsa firmemente y se echaba a andar para regresar por donde vinieron

-"No, noooo, espera, esperaa…"- dijo Traize corriendo detrás de el

-"no me gusta que se rían de mi!"- dijo molesto

-"Yo no reírme….yo solo no sabia, dispénsame, yo no volver a hacer, yo prometo a ti!"- se paro enfrente de Wufei y ya no le dejo pasar

-"no entiende, soy hombre!"-

-"si, entiendo…y tu gustarme….Mujer Bah, Hombre Bah…., tu gustarme no hacia ademanes para completar las cosas que no podía decir

Wufei reviso al hombre, y repitió de nuevo en sus características, Rubio, de ojos azules, extranjero y bisexual, además de que hay que señalar lo bien vestido que andaba, hombre de negocios por que conocía a Heero yuy. Con su puño limpio sus lagrimas

-"tu me …dispensas?"-

-" si, te perdono…"- responde Wufei

ambos regresan al puesto de tacos, ahí los demás ya tenían sus ordenes y comían a la luz de los focos en el puesto, una mesa se desocupo, y como pudieron en medio de la gente se apañaron los lugares, por fin sentados siguieron platicando, ahí sobre la calle se detenían los microbuses y bajaban a sus pasajeros, o los autos iban y venían, pero sobre todo a pesar de ser la noche, la gente llegaba a comer tacos

Quatre miro los suyos avergonzado, no sabia como comerlos. El no era mexicano y no había vivido mucho tiempo aquí,

-"que te pasa Quatre?"-- pregunto Heero mirando que aun no comenzaba

-" pues que?...no se me comer esta chingadera…."- dice molesto con aquel acento propio, parecido al castellano (Acento Español ) que era exageradamente afeminado y el clásico toque Mexicano, las groserías.

Casi toda la gente que escuchaba la conversación, incluso la que no, dejaron en silencio el lugar, el solo rumor de los autos y el murmullo de una televisión pequeña en blanco y negro, la gente se sintió ofendida, algunos echaron miradas de reprobación, otros pagaron la cuenta y se fueron por que su comida había sido "echada a perder" por un "pendejito mamon", y muchos mas comentarios desagradables se dejaron escuchar

-"Hay pues pobrecitos, pobrecitos…"- dijo Wufei en tono de enfado, chasqueando sus dedos formando figuras en el aire

-"Ah…no preocupar joven…tacos comer fácil"- dice Traize de nuevo con intentos de hacerse entender

-"Me llamo Quatre Winner, Mr. Traize."- aclara el rubio para deshacerse de las formalidades, después de todo el hombre era simpático, y trataba de animarlo

-"young Winner?...Son of Mr. Winner?..."-

-"Hay conoce a mi Papiiiiiiiiiiii!"- pregunta emocionado

-"yes, yes, young Winner, but you don't know it yet?"-

Heero volteo su Mirada interesado, y Quatre se preocupo por lo dicho por aquel hombre

-"que le paso a mi Padre?...dígame esta bien?"-

-"Yes, el esta bien…pero…hoy…la…banca? Esta bien dicho?..."-

-"Se refiere al banco, la bolsa de valores verdad?..."- dice Heero aun mas interesado, antes de salir del trabajo había tenido una junta importante, para salvar sus empresas de un posible desastre económico, vendió todas sus acciones malas, y prejudiciales, tal ves había pasado algo con las acciones Winner.

-"Si…esa…bueno…parece que…el Mr. Winner, se negó a vender …acciones de…ummm como se dice…Levitra?..."- Traize parecía hablar el español mejor cuando hablaba de negocios, ese era su trabajo y de algún modo tenia que arreglárselas aquí

-"Si levitra no tiene traducción, continué por favor"- dice Heero preocupado. Ya tenia una ligera idea de lo que pasaba

-"Aja…bien, el…perdió dinero…..mucho, mucho dinero…hace unas horas…"-

Duo dejo caer su taco y la salsa le mancho el vestido, Wufei abrio la boca de la sorpresa, Trowa también tenia una expresión preocupada, Quatre estaba definitivamente en shock, Heero frunció el entrecejo

-"Pero…que sus consejeros….no le ayudaron?.. es extraño, Quatre, tu padre tenia millones de millones de dólares invertido en esas acciones, si ahora no valen nada, quiere decir que eres….pobre"- Fueron las palabras duras que dijo Heero

-"No, no…estas loco Heero, mi padre tiene mas dinero en algún lado, yo lo se…"- dijo negándose el rubio aguantando las ganas de llorar

-"siento darle….malas noticias….pero…yo no quería mentirle"- dice Traize

-"Hay Traize no tienes la culpa, tu eres todo amor por decirnos, es mejor así"- dijo Wufei animando a aquel hombre de cabello café claro y canoso

-"Quatre entiende me, para mañana la empresa principal de tu padre habrá quebrado, tendrá que pagar con dinero de sus ahorros a los trabajadores desempleados, los pensionados

seguro reclamaran sus cheques, y después los perseguirá el fisco…"- Dijo aun mas duro, el ceño fruncido. Su voz mas fría de lo normal

-"No, Heero…., será mejor que llame a casa"- Quatre saco su celular de ultima generación con cámara y reproductor de mp3, la pantalla brillo con intensidad .-"Irea….soy yo, Quatre….oye…sabes algo acerca de las acciones de papá?"-

la voz de la mujer se escuchaba ilegible, pero era un tono alto y sin pausas, la mujer parecía alarmada, se podría decir que gritaba. El rostro del rubio se ensombreció con lo que parecía cada palabra, llevo una mano a su rostro y lentamente cubrió sus labios,

los demás esperaban expectantes hasta que la llamada termino, el rubio comenzó a llorar, Heero parecía no querer abrazarlo, como si de repente hubiera perdido cualquier interés en el rubio, su mayor atractivo, los millones…se había perdido

-"no me atrevía a decir algo, después de todo yo no se como puede sentirse un golpe así, debe ser duro…"- de nuevo hace pausas recordando, hace un gesto de desagrado eh incomprensión -" Yo nunca había tenido dinero por lo que no sabia como era "perderlo" además de que jamás eh podido entender los negocios y todo ese relajo que se traen los accionistas, aun que Trowa siempre se mostró interesado…"-

Ninguno sabia que decir, y aun que Traize con toda su amabilidad quisiera hacerlo, no sabia que expresar. De repente la voz del hombre que atendía el negocio los distrajo a todos, las miradas dejaron atrás el rostro húmedo del rubio

-"Lo siento mucho por usted joven, pero mientras no se suponga que usted debía pagar la cuenta"- dice Don Lupe con su voz de macho tan gruesa y sarcástica. Don Lupe era homofobico y muy religioso, La virgen los miraba desde uno de los tubos del puesto, su imagen se ennegrecía con los años expuesto al humo .

De inmediato Traize y Heero hicieron una competencia obvia pero no anunciada, para sacar las carteras y pagar, igual que si se tratara de un duelo de vaqueros desenfundaron sus armas, pero en este caso el señor Traize había equivocado por mucho al elegir su arma

Sobre la mesa un billete de 500$ pesos luchaba contra la tarjeta de negra de American Express, la lucha había terminado cuando las risas de Wufei se dejaron oír

-"Señor Traize, aquí no aceptan su tarjeta de crédito!"- dice divertido el chino

-"No?..."- sonríe sonrojado el hombre

-"jajaja no…"- responde Wufei dejando ligeramente su mano sobre la de Traize, que recogía la tarjeta sobre la mesa

-"esta bueno jóvenes, ahora si me disculpan, no es que los corra pero…..me quitan la clientela"- responde Don Lupe tomando el billete con ambición

Duo se mostró indignado, y Trowa igual, estaban por protestar cuando Heero se levanto

-"Bueno pues…ya nos vamos entonces…pinche viejo…quédate con el cambio hambreado…"-

Don Lupe frunce su ceño y su rostro gordo se enrojece de la ira, sus puños se aprietan fuerte y traga saliva como un perro rabioso y peligroso .-"bola de maricones de mierda, ojala se pudran en el infierno…"-

-"si, si pobre…lo que digas…."- dice Heero tomando a Quatre del brazo y levantándolo

Traize tomo su maletín y se levanto junto a los demás, comenzaron a caminar hasta estar alejados mínimo una calle ahí decidirían el siguiente movimiento

-"Pues….ya que Quatre esta indispuesto hoy…mejor lo llevo a su casa…."- dice Heero como si no tuviera otra alternativa

-"y mi carro?"- pregunta con voz ahogada, su lagrimas no había dejado de caer

-"ummta…pues no se…que alguien se lo lleve….umm Señor Traize se llevaría su coche?"-

-"Lo siento….traigo…mío carro.."-

-"no hay de otra, quien de ustedes sabe manejar?"- se refiere Heero a los otros tres. Duo Trowa y Wufei.

-"Yo…"-dice Trowa simplemente antes de seguir.-"y pues no hay pedo que se quede en mi casa…"-

-" aquí están las llaves"- dice Quatre entregándole un llavero de plata y oro con diamantes que sujetaba las llaves, se limpia las lagrimas

-"no te preocupes, no le pasa nada…y ya mañana si quieres lo llevo a tu casa"-

-"Toma mi tarjeta entonces…"- el rubio le da una tarjeta del tipo que usan los empresarios para presentarse, su numero de teléfono y su celular, su fax, su correo electrónico y su dirección estaban ahí.

-"Bueno pues…si Wufei…quiere, ir…a la mía casa?"- dice Traize al chino

Este se sujeta de inmediato al brazo del hombre, sonriendo con emoción.-" Si, si quiero…vamonos…, ahí se ven chavas…haber si salimos mañana!"- dice tironeando al hombre para guiarlo hasta su carro, un toyota nuevo modelo Avensis

Heero y Quatre siguen caminando hacia donde dejaron los autos, Duo y Trowa van tomados de la mano, entre ellos hay silencio

-"Que pasa Trowa?..."-pregunta en voz baja, y su compañero voltea sorprendido

-"eh?...nada, nada…"- dice vagamente .-"es solo que lo que le paso a Quatre…me parece...bueno …pobrecito, si ya no tiene dinero que va hacer ahora?..."-

-"yo jamás lo eh tenido, tampoco Wufei, y no por ello somos infelices"-

-"es diferente Duo…puede que no lo entiendas…"-

-"tienes razón no lo entiendo"- responde molesto

-"no me refiero a…"- intento decir pero Duo aun molesto no le dejo hablar

-"No te preocupes, todos piensan que como no fui a la escuela soy un retrazado, pero eso si lo puedo entender!"-

-"No me refiero a eso"- dice tartamudeando

Duo suelta su mano molesto, Trowa intenta recuperar el contacto

-"venga….no te enojes, "-

-"pense que eras muy bueno, y que a pesar de que nos conocemos apenas de hoy te interesaba.."-

Quatre y Heero escucharon lo ultimo, ambos se detienen para voltear la mirada

-"pasa algo?..."-pregunta Heero

-"nada!"- responde Duo muy enojado

-"bueno, aquí esta mi carro, el de Quatre es ese de ahí, nos vemos otro día…"- dice Heero apretando el control de su carro, las puertas se abren y las luces se encienden, Quatre se separa del abrazo de Heero y desanimado se sienta en lugar del copiloto.

Heero se despide de ellos alzando una mano, y después se incorpora a la avenida principal, las luces de sus faros traseros se pierden en la noche, ahora están solos, ambos se ponen nerviosos a pesar del enojo, es obvio que se gustan, y para que darle vueltas a las cosas!...

-"Duo, déjame llevarte a tu casa…"-

-"como quieras…"- responde

Ambos caminan al que "obviamente" era el carro de Quatre, Este era un Mini cooper color rosa, con espejos blancos, adentro los asientos era de piel y tenían bordada la inicial "W" con rosa, el estereo era de ultima generación con bocinas tan potentes que podían romper cristales, y si eso no era poco, su Ipod edición especial con diamantes se podía conectar para pasar un mes sin volver a escuchar la misma canción

Cuando Trowa arranca el motor, no puede mas que disfrutar de su muy silencioso ronroneo, y se emociona cuando al pasar la primera calle, un policía lo saluda, como si de un rico se tratase. Era como soñar que el tenia millones y que daba una vuelta con una bella novia, por que en su fantasía Duo es una mujer de verdad.

Siguiendo las indicaciones de Duo, llegaron a una zona "horrible" para andar en un carro así, Trowa se sintió nervioso cuando tuvo que pasar la terraceria y se sintió tentado a decirle a Duo que se fuera lo que restaba de camino el solo.

Por fin llegaron a la pequeña y jodida casita de Duo, este iba a bajar, pero Trowa le retiene la mano

-"espera…quiero seguir viéndote…"-

-"si…como quieras"-

-"me gustas mucho Duo, por favor no te enojes conmigo, mira…ya se…mañana vengo por ti en el carro y vamos a conocer la casa del rico?...y si quieres después al cine…"-

-"Claro…"- dijo ahora con una sonrisa.-"tu también me gustas Trowa"- le da un beso en los labios que pronto subió de nivel

después de unos minutos Duo por fin baja y se mete en su pequeña y fría "casa". Trowa se echa de reversa y va sonriendo como idiota.

Duo se cambia y se acuesta pronto en su colchón viejo, su mente piensa en todo lo que sucedió en su día, se siente alegre de conocer gente de "mundo", pero por fin entendió que Quatre, necesitaría ayuda para su nueva vida…

Mientras Duo piensa y despacio va cayendo en sueño, el sigue atrapado en la colonia de Duo, por no fijarse en el camino se perdió entre las calles, y con lo apurado que estaba le había entrado el miedo de que le quitaran el mentado carro

Redujo la velocidad en un tope y lo obvio paso..

Una bola de chamacos (por que no había otra manera de llamarlos), se le pusieron enfrente, y no le dejaron pasar, después con amenazas de romper los cristales, y con lo que parecía una pistola lo hicieron bajarse

Es verdad que un intenso dolor le acomodo en su estomago, era el miedo llegando a cada fibra de su ser, tenia escalofríos y temió que le mataran ahí, solo por hacerle el favor a un amigo

-"Ahora si puto de mierda…te vamos a dar en tu puta madre por que eres un maricon…"-

Un segundo….le…pegaban por homosexual!...ahhh bueno…pensó con alivio….pero el carro estaba bien…, se relajo justo cuando un golpe lo mando al suelo, la lluvia de patadas le dejaba tiesos los músculos…pero el se dejo.

Continuara….

Waaaaa a ver que opinan de este capitulo, espero les guste mucho, y ejem…dejar algo en claro….

No me molestan las criticas negativas, de echo me dan mucha risa, pero no puedo mas que sentirme ofendida por que…el propósito del fic, haya sido confundido. Señoritas, si lo encuentran ofensivo pues ni modo, no es que yo sea una Mente cerrada…si no que ustedes no tienen criterio, por que si ser mujer y tener una novia mujer, y tener un mejor amigo gay me hacen una persona de mente cerrada (y digo casi me acusan de homofobia jajajajaja).

Estamos viendo los puntos mal….Veamos….el fic es un retrato de una vida…ficticia…pero con toques realistas y sarcásticos que a muchos dan risa…(me incluyo). Son cosas que vemos pero que no aceptamos, pero igual están ahí, y negarlos no es solución, pero que mas que repasarlo y reírse por ello!..

No digo que todos los gays sean una locas, por que es una total mentira, pero de que conozco a un par de locas es otra cosa jajajajaja. Yo solo tome prestados sus ademanes, un poco de sus vidas, y su forma de ver la vida, Ahí debo darles las gracias jajajaja.

Nos vemos en el siguiente capitulo, dejen reviews de lo que quieran, pero mente cerrada! Mi abuela JAJAJAJAJA (y es neto ).

Att. Lady Une Barton