CAPITULO I

UN REGRESO INESPERADO A SEFIRO

Era una mañana lluviosa en la ciudad de Tokio, Tres chicas se dirigían a sus respectivas escuelas, Lucy es una niña de 15 años y lo de niña le queda muy bien, es ingenua, pura honesta y muy distraída, practica un poco de kendo y sus modales abecés son muy parecidos a los de un muchacho ya que esta acostumbrada a vivir con ellos, y me refiero a sus tres hermanos, esta mañana Lucy iba corriendo bajo un paraguas ya que se le hacia tarde para llegar a la escuela; Anais nunca tenia esa clase de problemas, ella siempre llegaba antes de la hora de entrada, Anaís es una niña muy paciente y muy inteligente, practica arquería deporte en el cual es muy buena, Marina era una niña rica con sus modales muy refinados, ella pensaba que ser puntual no es llegar antes ni mucho menos después de la hora indicada por lo cual ella siempre estaba exactamente a la hora de inicio de clases ni un minuto antes ni un minuto después. Como verán estas tres chicas son muy distintas nadie imaginaría que son amigas, es mas, mas que eso son como hermanas y esto ocurrió cuando fueron llamadas al mundo de Céfiro por la princesa Esmeralda quien desgraciadamente falleció a manos de ellas mismas y por petición de ella misma, se que suena algo complicado pero así fue, en Céfiro las chicas habían dejado algo mas que un hermoso planeta, dejaron grandes amigos que se habían convertido en su familia. Desde que habían partido de Céfiro, aunque ellas seguían juntas, extrañaban mucho a aquellas personas que habían dejado huella en su vida.

Después de clases Lucy Marina y Anaís se reunían para ayudarse mutuamente en las tareas (Bueno prácticamente a ayudar a Lucy que siempre tenía problemas con algo jeje -.-), pero ese día las tres avían dicho algún pretexto para no asistir a dicha reunión.

Al salir de la escuela Lucy se dirigió caminando hacia la Torre de Tokio, Iba muy melancólica, no podía creer que ya había pasado un año desde que ella y las demás habían regresado de aquel maravilloso lugar, extrañaba mucho a sus amigos pero en especial a Latís, sería posible que aún la amara aquel chico misterioso como dijo hacerlo el día que ella dejo Céfiro, miraba aquel medallón que le dio Latís, valla que desde que lo conoció no ha conocido a nadie mas que la haga sentir igual. Entre sus pensamientos Lucy no se Había percatado de que ya había llegado a la torre de Tokio, subió en el elevador y cuando llego…

Lucy –Dijo Anaís –Tu también pensaste en venir

Anais… -Dijo Lucy sorprendida

Hay Lucy –Dijo Marina –Tu asta cuando no nos ponemos de acuerdo llegas tarde

Hay es que venía pensando y… -Dijo Lucy –Esperen un momento, ustedes que hacen aquí

Pues que más Lucy –Dijo Marina –No eres tú la única que recuerda que hoy se cumple un año de que regresamos de Céfiro

Es verdad –Dijo Lucy pensativa –Ya paso un año, creen que aquellas personas aun se acuerden de nosotros

Espero que si Lucy –Dijo Anaís

¿Creen que los volvamos a ver? –Pregunto Marina

Espero que si –Contesto Lucy –Porque yo sin ellos y sin…

Aun amas a Latís verdad Lucy –Dijo Anaís

Claro que si lo ama Anaís –Dijo Marina –Tanto como tu a París

Marina… -Dijo Anais

Marina, tu también amabas a Guruclef no es verdad

Lucy… -Dijo Marina –Como lo supiste

Creo que he aprendido a conocerlas muy bien –Dijo Lucy

Si, es cierto –Dijo Anaís –Creo que nos hemos convertido en grandes amigas, yo no sé como superaría el estar lejos de Céfiro sin ustedes a mi lado

Sin ustedes yo estaría tan sola como al principio –Dijo Marina –Siendo solo una niña rica más

Chicas, nunca hay que separarnos

Lucy, Marina y Anais se dieron un fuerte abrazo en aquel lugar donde se habían encontrado por primera ves, de pronto fue como si el tiempo se detuviera una luz resplandeciente ilumino toda la Torre de Tokio y de pronto…

CONTINUARA…

Que tal, les agrada mi nuevo fic-, sé que aun no termino "Amor verdadero" y no crean que no la voy a terminar pero tenía esta idea de las Guerreras Mágicas que si no la sacaba rápido de mí se me iba ir y no, no, no, no, no, las ideas no se deben dejar ir. Esta historia tratare de no hacerla tan romántica como la de Amor verdadero si no tratare de meter un poco de mas aventura, peleas, suspenso y demás, habrá lagrimas pero no en exageración (espero jeje) bueno pues recuerden recibo toda clase de comentarios desde felicitaciones, groserías (ya saben solo si no hayan otra cosa que decir) aaaaaaaaaaaaaa, y también declaraciones de amor, piropos etc. Ya saben todo por subirle el auto estima a su servidora -

Los quiere la linda

Usagui Kou