Nota: Saint Seiya es creación de Masami Kurumada, esto es sólo una parodia que nada tiene que ver con lo que es verdadera historia del Manga o Anime. Y aunque muchos quisieran darme de tomatazos, no podrán, porque todavía no hay verduras virtuales por lo que estoy a salvo por el momento.

El nacimiento de Saori

Shion descansaba tranquilamente en su sillón de patriarca cuando es despertado por un sonido muy poco escuchado en el santuario.

-buaa! Buaa!

-que es eso? –se levantó de golpe Shion -Parece que viene del otro salón.

Shion corre hacia el lugar de donde provenían los gritos y para su sorpresa ve a un bebé de cabellos púrpura, que gritaba peor que sirena de ambulancia.

-oh no! –Shion se llevó la mano a la frente -tan pronto, otra vez.

Shion tomó al bebé en sus brazos y lo sacude un poco a ver si se calla

-a ver como iba? Ah sí, Duérmete niño duérmete ya, que viene el Hades y te comerá.

-Buaaa! –el bebé comenzó a llorar aun más fuerte

-esto no está resultando –dijo Shion colocando al infante dentro de su cuna -tendré que intentar algo más.

Luego de varios intentos y muchas paredes salpicadas con papilla de zanahorias finalmente el bebé se queda dormido a las cinco de la madrugada.

-ya era hora –Shion se seca la frente con la mano -por qué justo ahora cuando pensé que ya no tendría que cuidar de otro infante, ya tuve suficiente con Mu como para que ahora tenga que hacerme cargo de otro.

En ese momento a Shion se le ilumina el foco,

-Necesitaré ayuda, veamos quien puede ayudarme con esta tarea? –Camina pensando Shion -La mayoría de los santos no pasan los once años, los único que quedan son Saga y Aioros, pero mucho me temo que Aioros empeñe a la niña en una apuesta, así que sólo me queda Saga, pero como haré para se encargue él de todo?

no por nada Shion es el gran patriarca no tarda mucho en elaborar un plan

-Tengo una idea –saca un altoparlante de debajo de su silla -SAGA!

Saga llega corriendo ante el llamado del gran Patriarca.

-me mandó llamar Patriarca.

-sí, necesito que me hagas un favor, ves aquella túnica, es un nuevo modelo que hizo mi sastre, y como eres más o menos de mi estatura quisiera ver como se ve puesto, podrías probártela.

-con gusto patriarca –Saga obedece y se coloca la túnica -algo más.

-claro, por que no te colocas la máscara para ver el traje completo..

-está bien –Saga se coloca la máscara

-excelente nadie notará la diferencia -dijo Shion para sí -espérame un momento aquí, ya regreso.

-pero que raro, para esto me llamó el patriarca? –Saga se rasca la cabeza mirándose en el espejo -este traje me sienta muy bien, es bonito, me gustaría tener uno igual.

Las horas pasan y no hay cuando regrese el patriarca, Saga aburrido se sienta en el sillón y comienza a soñar, sueño en el que era él el patriarca de todo el santuario y todos le obedecían, especialmente esos mocosos tan engreídos de Shaka y Camus. Pero el sueño de Saga es interrumpido por un grito.

-Buaaaa! Buaaaa!

-que es eso? –sobresaltado Saga se levanta -viene de la otra habitación.

Saga corre hacia el lugar de los gritos y encuentra a Saori y una nota a su lado que decía.

Querido Saga:

Si encontraste esta nota es porque ya sabes que es lo que había en esta habitación. Este bebé es la reencarnación de la diosa Atena, por favor cuídala y ve que nada le falte, yo me quedaría a ayudarte pero tengo otras obligaciones.

Atte.

Shion

Ps. Puedes quedarte con la túnica nueva, considéralo como un obsequio de mi parte.

-QUEEEE! –Saga no puede creer lo que lee -Ahora voy a tener que hacer niñera! Si ya tuve suficiente con Kanon!

Saga no puede creer lo que acaba de leer. Y para colmo el bebé no se calla.

-Oh! y ahora quien podrá ayudarme?

Pero la ayuda no llega, por eso después de varias noches sin dormir Saga por fin tiene una idea.

-tengo que deshacerme de este bebé, después de todo yo soy el nuevo patriarca –dijo Saga vestido de túnica larga y máscara -al menos eso es lo que los demás creen. Pero como se supone que voy a gobernar a aquí si además tengo que cuidar a esta niña, realmente ahora comprendo a las madres ejecutivas. Necesitaré de una niñera para esta chiquilla insoportable. Quien puede ser bueno para el cargo?

En ese momento llega Aioros contento de una cita.

-hola Patriarca –dice tan contento como siempre Aioros -que tal le va en su nuevo rol de padre soltero?

-Yo no soy el patriarca –dijo Saga fingiendo la voz -yo soy Arles, y voy a matar a Atena!

-que hace patriarca se ha vuelto loco, ella es la reencarnación de Atena...

Y todo lo que ya se conoce, Aioros escapa con el bebé.

-todo salió perfecto, se tragó el cuento – dijo Saga satisfecho -ahora a llamar a Shura.

Minutos después llega Shura

-que es lo que desea gran Maestro.

-es Aioros, sabías que tiene una hija que no está reconocida?

-yo sabía que Aioros era resbaloso, pero no tanto, y ahora que vamos a hacer?

-Quiero que vayas y te asegures de que regrese con la madre de su hija y arregle las cosas como hombre y que no huya de sus responsabilidades paternales. Como caballeros no debemos permitir este tipo de escándalos.

-está bien, yo me haré cargo gran patriarca, Aioros no regresará si no es casado con la madre de su hija.

Shura va en busca de Aioros y ambos pelean, cuando finalmente Aioros escapa, se da cuenta de que hacerse cargo de una criatura no es fácil.

-Buaaaa! Buaaaa!

-En que me metí –se lamentaba Aioros -por comedido, Ahora que hago?

En eso ve a un viejo rico que fotografiaba las ruinas de Grecia.

-ya se me ocurrió algo –dijo Aioros

Y así fue como Atena fue a dar a la familia Kido y la historia sigue como la conocemos.

Pero que pasó luego con Shion y Aioros?

En algún lugar de las islas Bermudas.

-Aioros, qué haces aquí? –dijo Shion con camisa hawaiana y unas bermudas

-yo debería preguntarle lo mismo gran patriarca –dijo Aioros quitándose las gafas para el sol

-Este... yo... –Shion tragó saliva -dime algo donde está tu armadura?

-mi armadura?... –Aioros piensa -diablos! Como le explico que se la vendí a ese viejo al que le regalé la niña para pagar mis vacaciones mi armadura

Viendo que no tenía otra salida Aioros decide confesar

-... pues verá... no preguntaré nada si usted no pregunta nada.

-trato hecho –dijo Shion -quieres una piña colada?

El antiguo patriarca llamó al mozo

-por supuesto –dijo Aioros recostándose en la silla de playa.

-Salud! –dijo Shion elevando su copa

-Salud! –le contestó Aioros haciendo sonar su copa con la del patriarca.

Nota final: pues sí, es un viejo fic que no duró ni tres días, así que le hice las modificaciones correspondientes y lo vuelvo a presentar.