Después de 7 años… No puedo olvidarte

Epílogo

/O/O/O/O/O/O/O/O

N/A: Hola!!! Bueno, pues, como en la boda de Ron y Hermione, esto /O/O/O/O/O/O/O va a ser que estamos leyendo en primera persona, vale??, Y hay otras dos advertencias… Una de ellas es que hay un pequeñísimo Spoiler del sexto, no es gran cosa, pero ya avisé, XD, y la otra es que, al final del capítulo, pues, digamos que las cosas se ponen un poco "candentes" (jaja, eso que??!!) y pues este capítulo contiene material sexual, así que… En fin, ya cumplí con avisarles… que disfruten del epílogo y nos vemos al final!!!

.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.


-Harry James Potter y Ginevra Molly Weasley, los declaro marido y mujer

El sonido de una oleada de aplausos se dejó escuchar en el hermoso jardín en el que se encontraban reunidas todas aquellas personas con un solo fin, un único objetivo: celebrar el enlace matrimonial de Harry y Ginny Potter.

Tanto Harry como Ginny, ante el alboroto que era producido por los presentes, no esperaron ni un segundo más y, con idénticas sonrisas llenas de felicidad, alegría y entusiasmo, unieron sus labios en un beso por demás diferente a los demás, sin si quiera comparación… Era un beso que sellaba su unión, haciéndoles sentir a ambos, aunque fuese por unos segundos, que eran los únicos en ese maravilloso e inolvidable instante, que aquel sonido de aplausos no era nada más que una suave, tierna y especial melodía que era exclusiva de ellos, los cuales, ya eran uno solo

Finalmente, después de tanto sufrimiento, Harry y Ginny habían unido sus vidas para siempre

/O/O/O/O/O/O/O/O/O/O

Poco a poco, voy separándome de él, de Harry, de mi ahora esposo… Lo veo directamente a esos ojos verde esmeralda que me atraparon desde el primer momento, y que a pesar de todo, nunca pude olvidar; le veo y descubro con satisfacción que lo que él siente y refleja en esa dulce mirada, es exactamente lo mismo que siento yo… Le sonrío, y él lo hace de igual manera, provocando en mí juguetones temblores que siempre se hacen presentes estando con él… Lo veo, con su traje de gala de un color negro, ofreciéndome su brazo, el cual, acepto gustosa, comenzando así, el recorrido entre los invitados, aunque se, que estos momentos, solo nos pertenecen a nosotros y a nadie más…

Mientras camino, no puedo dejar de pensar en todo lo que tuvimos que pasar para lograr llegar a estos momentos… Aquella larga separación, todas esas confusiones, obstáculos, dudas, dolor, resentimiento… Si, fueron muchísimas cosas, pero todas, cada una de ellas, vencida por una sola fuerza, un sentimiento puro que no hubiera sido capaz de lograrlo si no hubiese sido verdadero…

El amor

/O/O/O/O/O/O/O/O/O

Alzo la mirada hacia el cielo, cuyo color azul ya empieza a desvanecerse para ser reemplazado por matices naranja y rojo, haciendo de este, un atardecer diferente, inolvidable, y todo por una sola razón: Es el día de mi boda con Ginny

Bajo la mirada, sin poder borrar la sonrisa de mi rostro, y, con lo primero que me encuentro, es con ella… La veo ahí, bailando alegre con su hermano Bill; no puedo dejar de mirarla, es hermosa… Su túnica blanca de una tela brillante que se ajusta perfectamente en algunas partes, a su fino y delicado cuerpo; aquel cabello rojo como el fuego recogido con algunas mechas cayéndole sobre sus hombros semidesnudos, no permiten que la llame de otra manera que no sea ángel, un ángel que llegó a iluminar mi existencia desde los primeros momentos que compartimos juntos.

Ginny siente mi mirada sobre ella y voltea a verme, al tiempo de que me dirige esa sonrisa dulce y amorosa… Esa sonrisa que es una de las millones de cosas que me fascinan de ella, y que nunca me cansaré de admirar

Veo como le susurra algo a su hermano, este asiente, y después de darle un abrazo, se va; Ginny, en cambio, se dirige hasta mí con una sonrisa un tanto traviesa, extendiéndome su mano.

-¿Bailamos, Señor Potter?- me dice ella, tomando mi mano

-Será un honor- le respondo, tomando con un poco más de fuerza su mano mientras me encamino con ella hacia la pista de baile.

.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.

-¡Mami, mami¡mira lo que encontré!

Diane iba corriendo con emoción todo lo que sus pies le permitían; la pequeña niña, que llevaba una gran sonrisa reflejada tanto en el rostro como en sus grandes ojos azules, llevaba algo diminuto encerrado entre sus manos, y, una vez que llegó hacia donde sus papás se encontraban, extendió los brazos aún sin soltar lo que llevaba

-¿Qué es lo que encontraste?- le preguntó con una suave sonrisa Hermione al tiempo de que cargaba a su hija y la sentaba sobre su regazo

-Es como una luz muy chiquita y que se mueve mucho- le dijo Diane mientras abría poco a poco sus manos, dejando ver así, como una pequeña luciérnaga volaba entre sus manos

-Es una luciérnaga- le dijo Ron, inclinándose un poco más para verla

-Voy a dejarla en donde la encontré con las demás para que no esté triste- dijo Diane y después de bajarse con rapidez del regazo de su mamá, se fue corriendo nuevamente por la dirección en la que había llegado

-Tengo una hija preciosa¿No lo crees?- inquirió Hermione con una sonrisa al tiempo de que Ron le pasaba el brazo por sus hombros

-¿Tienes¿Qué acaso la hiciste sola?- le respondió Ron riéndose al tiempo de que volteaba para mirarla directamente a los ojos

-Jajaja, de acuerdo… pero tienes que admitir que heredó mi inteligencia

-Mmm, si, lo admito… y no solo eso, si no también tu belleza…

-Ya dime que quieres- le interrumpió Hermione con una sonrisa –Es raro que te pongas así de cariñoso…

-¿Qué¿Acaso no puedo halagar a mi esposa?- preguntó Ron haciéndose el ofendido, sin embargo, después de que Hermione le lanzó una mirada que denotaba claramente "deja de hacerte el gracioso", prosiguió –Esta bien… Mmmm¿Un beso?

Acto seguido, Ron acortó la ya escasa distancia que los separaba, uniendo así, sus labios con los de su esposa, con aquellos suaves labios que aún después de tanto tiempo, su simple roce lo hacía vibrar y sentir pequeños cosquilleos en su ser tal cual adolescente con su primer beso de amor… Se separaron con idénticas sonrisas leves de felicidad, y solo lo suficiente para seguir sintiendo el cálido respirar del otro

-Te amo, Hermione- le susurró Ron, acercándose hasta su oído, hecho que le provocó a la chica pequeños escalofríos en su espalda

-Y y a ti, Ron… te amo con toda mi alma- Le susurró de vuelta Hermione, aunque ella, lo hizo rozando sus labios con los de él

-No se que hubiera hecho sin ti… No me lo puedo imaginar- le dijo Ron, tomando el rostro de su esposa con ambas manos y mirándola directa y profundamente a los ojos

-Ya no pienses en eso, Ron… Sabes que nunca te dejaría… Y menos aún cuando tengo tres personas por las que tengo que vivir…

-¿Tres?- se extrañó Ron, aunque una repentina e inexplicable felicidad le había invadido

-Si, Ron… tres… tú- hablaba Hermione mientras que el brillo en su mirada crecía cada vez más –Diane… y nuestro pequeño hijo… -Hermione, al ver la expresión de sorpresa que formaba Ron, continuó –Si, Ron… estoy embarazada

.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.

La oscuridad ya reinaba sobre aquel lugar, en el que ya nadie se atrevía a pararse desde hacía más de tres años, todo a causa de los hechos ocurridos y de los cuales, aún se temía que se volvieran a presenciar, aún después de haberles asegurado que ya estaba todo acabado…

Que ingenuas eran algunas personas con respecto a sus temores…

Las tumbas, aquellas lápidas que reinaban en el lugar, se encontraban a punto de caerse a causa de tantos años de completo descuido; el olor de aquel lugar era también de putrefacción, como si llevase más años abandonado de los que realmente tenía…

Sin embargo, a pesar de que se pensaba que ya nada vivo había en ese lugar, entre el reseco pasto, algo se arrastraba con movimientos ondulatorios, y, un débil rayo de la luna, dejó entrever que se trataba de una serpiente de gran tamaño, que se dirigía al parecer hasta un pequeño trozo de madera con forma de lo que parecía ser una varita…

Un pequeño fallo, un pequeño descuido, una diminuta confusión, podría cambiar todo… Tal y como lo había hecho un chico hacía tres años, al creer que todos los Horcruxes habían sido destruidos, sin imaginarse siquiera, que uno de ellos, seguía ahí…

Aquella serpiente, Nagini, podría ser quien cambiaría el destino, siendo ella, el último de los Horcruxes…

.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.

Un centenar de diminutos puntos de luz se podía apreciar desde la habitación en donde se encontraban; la vista que ofrecía aquella suite era sumamente especial, ya que, no solo dejaba ver gran parte de la ciudad, si no también el enorme cielo obscuro plagado de estrellas; una vista por demás indicada para los ocupantes de esa suite que, después de la ceremonia y fiesta de su matrimonio, habían escogido ese lugar para pasar aquella noche juntos, ya como esposos…

Harry, con infinita delicadeza, acostó sobre la enorme y cómoda cama el cuerpo de Ginny, sin dejar de besarla con deseo… Poco a poco, como si temiese lastimarla, se fue acomodando sobre ella, acariciándole con sutileza la suave piel de su rostro, bajando poco a poco hasta el cuello, hasta sus hombros semidesnudos…

Ginny recibía con enorme placer las caricias que le proporcionaba Harry, sintiendo como la excitación llegaba a ella lentamente… Ginny tomó un poco de iniciativa y convirtió el beso sutil en el que estaban sumergidos en uno apasionado, cargado de deseo… Harry, sintiendo cada vez más aquella sensación de locura que tenía por volver a tenerla, comenzó a deslizar su mano hasta la espalda de la chica, encontrando el sierre y bajándolo con un poco de desesperación… Ginny hizo lo propio con él, y, alejando sus labios de los del chico, comenzó a proporcionarle excitantes besos sobre su cuello al tiempo de que le quitaba la camisa…

En muy pocos segundos, las prendas de ambos ya se encontraban tiradas sobre la elegante alfombra que adornaba la habitación, mientras que sus dueños seguían propiciándose caricias que iban cada vez más en aumento… Ginny tenía los dedos enredados en la cabellera del chico mientras seguía disfrutando con gran éxtasis las caricias que le daba a sus piernas, las cuales, se encontraban abrazadas a la cintura de su esposo…

Harry, con el deseo de seguir explorando más allá de aquellos labios, bajó lentamente al cuello, propiciándole placenteras caricias al no solo utilizar sus labios, si no también el cosquilleo que la lengua propiciaba; siguió bajando hasta toparse con los pechos de Ginny, a los cuales, después de haberlos explorado todo lo posible con sus manos, arrancando profundos gemidos de placer por parte de ella, comenzó a llenarlos de pequeños mordiscos, lo que provocaba que ella se aferrara a su espalda y se moviera de tal manera en la que él tuviera mayor facilidad…

Sin embargo, la ansiedad de Harry de llegar más allá lo controló, haciendo de esta manera que abandonara los pechos de Ginny para seguir bajando por su suave piel hasta llegar a su bajo abdomen… Ginny, que al principio había experimentado un dejo de frustración al sentir como Harry abandonaba sus pechos, se dejó llevar por la adrenalina volvía a correr por sus venas al sentir como el chico ahora le proporcionaba placenteras caricias con sus labios en su lengua cerca de su intimidad…

Harry, sin dejar de acariciar los muslos de Ginny, poco a poco fue introduciendo su lengua en los labios vaginales, haciendo que Ginny soltara gemidos placenteros más profundos y se retorciera a causa de toda aquella sensación cargada de placer y éxtasis… Los sonidos que Ginny emitía, no pasaron desapercibidos por Harry, haciendo que este se sintiera satisfecho, pero al mismo tiempo, que su miembro se pusiera más rígido y con la desesperación de ahora ser él quien explorara esa húmeda zona a la que la lengua aún proporcionaba grandiosas sensaciones…

Ginny, embriagada de placer, tomó con desesperación las manos de Harry y las condujo nuevamente hasta sus pechos; el chico, entendiendo el mensaje, volvió a buscar los labios de su esposa, basándolos con más desesperación que nunca, mientras su miembro se abría paso y se preparaba para la penetración; Ginny separó un poco más sus piernas, ya experimentando el cosquilleo tan placentero que le provocaba el ya sentir el como Harry iba a entrar en ella…

Sus cuerpos se acoplaron, las respiraciones se hicieron una sola, y sus profundos y embriagantes gemidos, fueron el resultado de que ambos lograron el mayor de los éxtasis al saberse, al sentirse ya dentro del otro, al ya saberse uno mismo… Los sonidos emitidos por Ginny, alentaban cada vez más a Harry a seguir con el ritmo de sus movimientos y adentrarse cada vez más en ella…

Las respiraciones agitadas fueron ahora el sonido que embargaba el lugar, al yacer ahora ambos exhaustos, el uno sobre el otro, pero con enorme satisfacción… Una satisfacción que estaban seguros, se seguiría repitiendo, sin importar ya nada…

-Te amo- susurraron ambos al mismo tiempo antes de volver a besarse con desesperación, haciendo que solo las estrellas fueran testigos de aquella nueva demostración de amor

OoOoOoOoOoOoOo

N/A: Uff… esto si que fue algo difícil… Mi primer lemon, Xd… Lo hice con toda la sutileza que me fue posible, jeje… Espero en verdad les haya agradado…

Sniff… Bueno, ahora si, pasando a la despedida (que difícil es esto!!!)…

1 año y medio…

1 año y medio de estar compartiendo mis pequeñas ideas y desvaríos con ustedes a través de la escritura, mediante un universo mágico, mediante unos personajes que todos conocemos perfectamente… 1 año y medio de haber tomado prestados a los personajes más importantes de la saga, pero no con fin de lucro ni nada de eso, si no solo para poder expresarme, para transmitir diversas emociones… tal y como algunos me dijeron, que los hice pasar de la risa al llanto y viceversa… y esto, créanme, es lo más valioso que puedo recibir… El tan solo pensar que inicié esto solo como un pasatiempo, pero que poco a poco, se fue convirtiendo en una parte esencial de mi, es algo que les agradezco de sobremanera¿Por qué? Por qué fueron ustedes, quienes con sus valiosas críticas, hermosas palabras de aliento y apoyo, me hicieron tomarle un verdadero sentido a lo que es esto de la escritura, me hicieron ver que no es algo que se trata solamente de escribir por escribir y ya, si no que es algo que se tiene que sentir desde lo más profundo, algo que con unas palabras, tiene que lograr que el lector vibre con lo que se está leyendo… Desde que comprendí esto, me dispuse a lograrlo, me dispuse a que ustedes sintieran lo que yo al estar escribiendo, y, ahora, puedo decir con satisfacción, que lo logré… Se que esto puede sonar un poco egocéntrico, o algo así, pero créanme que no lo digo con esa intención… si no que ustedes, han logrado que lo comprenda y me sienta muy bien con esto…

En verdad, no saben todo lo que les agradezco… A todos ustedes, gracias de corazón por haberse tomado alguna vez la molestia de dejarme su opinión… Y también a ustedes que estuvieron siempre aquí, siguiendo mi historia y esperando las actualizaciones… Ah!!! Y por supuesto, a mis amigos del Messenger!!!! Nombrarlos a todos aquí, sería algo que no tendría fin, XD… (y si que se perfectamente quienes son cada uno!!XD)… sin embargo, ustedes saben a quienes me refiero… Y estoy muy agradecida con ustedes…

GRACIAS!!!! ♥♥

Bueno, creo que ya me voy, XD

Ah!! Pero no piensen que se van a librar así de fácil de mi!! Jeje.. Aún tengo otra historia por aquí (Desde el Lado Oscuro) y muchos song fics!!! Y pronto, más de estos!! XD

Muchos besitos!!!!!

Los quiero!!!!♥♥♥♥♥♥♥♥

Atte

Mary

Futura de Radcliffe