Ginny se apareció en aquella lúgubre casa, presurosa corrió a la cocina donde ya algunos miembros de la orden estaban reunidos.

– Siento la tardanza... – dijo entrecortadamente

Hermione levanto la cabeza perezosamente y le dijo

– No te preocupes... todavía no han llegado ni Ron ni Harry – lanzo un largo bostezo

– Sigues en exámenes?

– Si – agrego con voz cansada

Hermione se encontraba en sus exámenes finales de la carrera de medimago, la segunda carrera que estudiaba, era ya una auror, pero su identidad como esta era secreta, por lo que decidió estudiar una segunda carrera que la pudiera cubrir.

– Crees que esto dure mucho? – pregunto Ginny con una expresión de inquietud

– No tengo idea – bostezo – es lo que nos quiere explicar Dumbledore

– Hacia mucho que no nos llamaba tan urgentemente – hizo una pausa y luego dijo con irritación – pero donde estarán Ron y Harry?

Diez minutos después Harry y Ron aparecieron y tenían un aspecto que parecía como si hubieran corrido hasta ahí y no usado la magia. Se sentaron, Ron saludo a todos y a Hermione con un distraído beso en la mejilla

– Hola – dijo Ron – como estas? Sigues estudiando?

– Si, estoy cansadísima, pero solo queda esta semana y después dormiré por tres días seguidos, ya ni las pociones vigorizantes están funcionando

– No se porque no te inventaste una carrera como hicimos todos, ah no! Tenías que estudiarla de verdad

– Ron – agrego cansinamente – no empieces...

Todos se les quedaron viendo, no otra vez, no otra pelea, cuando Ron y Hermione los vieron carraspearon dejando el tema de lado, no eran novios, no eran pareja, pero lo que sentían el uno por el otro era como un secreto a voces. Dumbledore empezó a hablar

– Los he reunido aquí porque les tengo una visión a todos, Draco Malfoy esta planeando una campaña para entrar en el ministerio como Ministro, – todos lanzaron un sonido de incredulidad – al parecer de una forma agradable, por lo que quizás pueda llegar a serlo... y si el se llega a convertir en ministro se que pondrá muchas reglas y decretos que afectarían terriblemente a la comunidad mágica

– Volvería a poner dementotes en Azkaban – dijo Harry – quizá hasta vigilando Hogsmade...

– Apoyaría la esclavitud de elfos – dijo Hermione

– Y que hay de los magos hijos de muggles? – dijo Ron con recelo – quizá los expulse de la comunidad mágica

– Si, si – dijo Dumbledore – esas son algunas de la cosas que tememos... sería un tonto con poder, y eso es muy peligroso para todos los magos, por lo que tenemos que encargarnos de sabotear su campaña. Necesito a dos personas en el ministerio, una en un alto rango y otro en el bajo, Harry y Ron ustedes irán ahí respectivamente – Harry y Ron asintieron – Y necesito a otra persona para que llegue a Malfoy, alguien que pueda hablar con el y se vuelva indispensable para su campaña pero que se gane su confianza

– Yo iré señor – dijo Hermione

– Hermione – dijo Dumbledore – la campaña puede durar mucho, algunos meses – Ron hizo un gesto de pánico, no por el sino por separarse de ella – y no había pensado en ti Hermione, eres hija de muggles y Malfoy no se haría amigo tuyo nunca, serás tu Ginny

– Yo? – dijo algo sorprendida – pero... Malfoy también me odia a mi

– Si Ginny, pero te daremos una nueva vida, te pondremos en un lujoso departamento, y pasaras como la dueña de algunos de los mas grandes comercios de Hogsmade, el dueño nunca ha sido visto y nadie sabe quien es, bueno yo si lo se, pero esta dispuesto a cederte su lugar, nada de eso será tuyo pero parecerás como la dueña de todo, esto es para que Malfoy crea que esta con alguien de su altura, además vienes de un linaje de puros magos, eres sangre limpia, como el, aparentaras ante el que desprecias a tu familia y a los amigos que aquí tienes...

– Pero entonces... – dijo Ginny quedándose pasmada por eso – no podré verlos...?

– No Ginny, lo siento, otra cosa – Ginny lo miro seria – tu primer paso como signo de desprecio a los Weasley es teñirte el cabello

Ginny lanzo un profundo gemido y se toco el cabello, Harry la miro nostálgico y ella le lanzo una mirada triste. No, ellos tampoco eran pareja, pero Harry se había empezado a dar cuenta de lo guapa que se había puesto. Y Ginny... bueno Ginny aunque salía con chicos siempre tenía que hacer un gran esfuerzo para ignorar la sacudida de estomago que sentía cuando Harry estaba muy cerca de ella y le sonreía.

– Bien pero entonces yo que haré? – dijo Hermione impaciente

– Hermione tu estarás en San Mungo encargada de los paciente "especiales", gente de alto rango en el ministerio y en la sociedad mágica. Hay otra cosa que quisiera reiterarles – dijo Dumbledore con expresión seria – como aquí se trata de que aparentemos estar todos contra todos, deberán suspender por así llamarlos, a las relaciones especiales si es que algunos tienen, no novios ni novias.

Todos asintieron, Ron agacho la cabeza, porque justo ahora salía Dumbledore con eso? Ahora que estaba tan dispuesto.

Salieron de ahí con los ánimos apagados, se encaminaron hacia el departamento de Hermione que estaba lleno de libros y diagramas del cuerpo humano, se sentaron pesadamente en el sofá

– No puedo creer que no los vaya a ver en unos meses chicos – dijo Ginny pesadamente

– Lo se – dijo Hermione – va a ser difícil... quieren una cerveza de mantequilla?

– Al diablo con la cerveza de mantequilla! – dijo Ron fastidiado – iré por cerveza muggle

– Voy contigo... – dijo Harry

Ron y Harry salieron del departamento en silencio, Ginny y Hermione se miraron, Ginny hablo primero

– Que mal... lo de... no tener novio verdad?

– Si – suspiro y miro la puerta

– No creo soportar estar lejos de ustedes y tener de amiga a Malfoy, como te será estar lejos de Ron? – pregunto con cautela, Hermione la miro un poco asombrada

– Se me nota?

Ginny lanzo un sonido que obviaba la información, y dijo

– No nada mas a ti, a el también

– Hay algo que no te he dicho... – dijo Hermione muy seria mirándola

– Que? – pregunto Ginny haciéndose un poco para adelante

– Hoy... hoy Ron llego tarde a la reunión porque...

Ginny la miro con los ojos muy abiertos

–... porque ayer vino aquí

Ginny se llevo las manos a la boca y ahogo un gritito

– Que?

Hermione la miro y le relato el incidente


Ella había estado estudiando hasta altas horas de la madrugada, cuando alguien había tocado la puerta, ella abrió y vio que era Ron.

– Hola Ron, pasa – lo miro extrañada – que haces aquí a estas horas?

– Vine a convencerte de que durmieras, sabia que estabas despierta estudiando y no quiero que te mates repasando cosas que ya sabes

– Ron...

– Nada Hermione, necesitas descansar y a eso vengo, no permitiré que te enfermes solo porque estas muy presionada

– Ron... no – Ron la iba empujando a la recamara con una actitud mandona – Ron!

– Que? – pregunto extrañado

– Puedo ir sola! Además ya me iba a dormir...

Ron la miro estudiándola, sabia que no era cierto

– Esta bien, esta bien, no iba a dormirme todavía pero solo quiero repasar las ultimas 50 paginas de este libro y lo haré

– No te creo – dijo Ron negando con la cabeza

– Bien pues entonces puedes quedarte a ver...

Hermione se sentó y para su sorpresa Ron lo hizo también, eso no se lo esperaba, esperaba que Ron se diera por vencido y se marchara. Lo ignoro y cuando termino de leer las paginas que quedaban vio que Ron ya estaba profundamente dormido en la sofá. Hermione apago la luz y lo hizo recostarse en el sofá, Ron se movió pero no se despertó, Hermione se le quedo mirando con nostalgia, le acaricio el rojizo cabello y tuvo el impulso de besarlo en la comisura de la boca. Ron abrió los ojos y vio a Hermione muy cerca de el, sonrió

– Hola – le dijo el medio abriendo los ojos

– Eh lo siento... yo...

– Veo que estoy soñando de nuevo contigo... – dijo en una sonriente somnolencia

Hermione se desconcertó un poco, pero Ron la jalo hacia el y la empezó a besar. Hermione abrió mucho los ojos, y por los primeros segundos no correspondió el beso pero luego lo acepto. Cuando Ron empezó a tomar a Hermione para que se recostara junto a el, ella despertó del trance en el que se había sumergido tan hondamente y le dijo

– Ron... – Ron la quiso atraer de nuevo hacia el pero ella se separo bruscamente e insistió – Ron...

– Hermione... – ahora parecía que Ron estaba un poco mas lucido, la miro desconcertado y examino la habitación

– No estas soñando

Ron se incorporo y se quedo sentado en el sofá, un poco desconcertado sobre lo que acababa de pasar, Hermione lo miro, se veía un poco triste y desilusionado

– Ron.. que... te pasa?

Ron la miro serio, en efecto, su mirada estaba un poco triste, le dijo

– Hermione, lo siento, yo...

– Lo sientes? – dijo Hermione con recelo – Yo pensé que yo... a ti... pues que tu y yo

– Y si – se apresuro Ron a contestar – si – Ron hizo un sonido como de derrota – Hermione tu... me gustas, mucho, creo que eres la persona mas maravillosa que he conocido

Hermione abrió la boca para hablar pero Ron hizo un gesto con la mano para que se callara

– Espera, dejame terminar – Ron tomo aire como para darse valor – te quiero. Te quiero, no puedo evitarlo, aunque a veces trate de enfocarme en las cosas que me irritan de ti, no puedo, te quiero

Hermione se quedo sin palabras, lo miraba fijamente pero no se leía una expresión en su cara, la expresión de tristeza de Ron se acentuaba conforme el silencio crecía, finalmente Hermione hablo

– Ron, he pensado que tu y yo podríamos matarnos uno al otro, somos tan diferentes – Ron bajo la mirada, eso siempre se lo había temido, el rechazo de ella – y sin embargo... yo tampoco puedo evitarlo – se miraron – yo también te quiero

Ron se le quedo viendo por unos instantes, ella esperaba una reacción de el, el dijo con voz muy angustiada

– Hermione nuestro primer beso y yo estaba dormido!

Hermione rió bajo, y lo miro alegre, se acerco a el y se puso frente a frente, muy bajo le dijo

– Estas despierto ahora...

Ron la miro y le sonrió con los ojos, puso una mano en su nuca y ella dejo de respirar al sentir esto, el la atrajo hacia el muy suavemente.


Ginny estaba sin habla, un labio le temblaba suavemente

– Entonces... que mas paso?

– Nada, después de un rato nos quedamos dormidos y yo me levante presurosa para llegar a la reunión de ahora y aunque trate de despertarlo no pude, por eso llego tarde ahora

– Pero no paso nada? – Ginny adopto un tono confidencial – Ya sabes... algo mas...

– No, no, no – aplaco Hermione – nada, pero como no hemos tenido tiempo de hablar y luego ahora... Dumbledore... lo que dijo de no tener novio pues... ya no se ni como estamos...

– Habla con el Hermione! – la apremio Ginny

– Ginny, tu sabes que lo mejor será acatar las reglas que puso Dumbledore, además solo serán unos meses... unos largos meses – suspiro

– Ni lo digas

Ron y Harry llegaron con la cerveza muggle y les ofrecieron a las chicas, aunque la tomaron con mucho recelo y solo por tener algo que sostener. Estuvieron poniéndose de acuerdo con algunos puntos del plan, Ginny conocería el entorno en el que viviría por los próximos meses y empezó a pensar en los ratos de silencio en el color que cubriría su cabellera. Pasada la media noche se levanto

– Bien chicos, tengo que irme, mañana tengo muchas cosas que hacer

Se levanto y los demás se pusieron de pie también, Harry se ofreció a llevarla y ella acepto, se despidió de Ron y Hermione después de 10 minutos de abrazos, no los vería en mucho tiempo. Harry le dijo a Ron

– Te vas?

– No, me quedare un rato mas con Hermione – a ella se le sacudió el estomago

– Bien, adiós Hermione, te extrañare

Ron y Hermione cerraron la puerta y se quedaron viendo, el le dijo

– Hermione...

– Ron – parecía a punto de llorar

Se abrazaron fuertemente, Hermione sollozo un poco recargada en el pecho de Ron, estuvieron así un rato, besándose un poco, diciéndose lo que traían guardado desde hacia mucho tiempo, no todo pero algo, se despidieron con la promesa de hablar de ellos al final de todo. A Hermione se le fue el alma cuando Ron se fue, el corazón de Ron se quedo en el departamento de Hermione.

Harry y Ginny salieron del edificio, iban muy callados uno al lado del otro, llegaron al departamento de Ginny y esta abrió la puerta

– Bueno supongo que aquí es donde nos despedimos

– Si – dijo Harry – no... no te olvides de nosotros

– Claro que no tonto! Como podría hacer eso?

Se quedaron en un silencio incomodo, de pronto Harry la miro e instintivamente se acerco a ella, Ginny se quedo paralizada y cuando tuvo a Harry a cinco centímetros de su cara, el le dijo

– Esto es para que no te olvides de mi

Y la beso. Ginny no sabia que hacer, se sentía húmedo y un poco tibio, y cuando apenas iba ella a corresponder el se retiro mirándola intensamente, ella se ruborizo mucho y no atinaba a decir algo. En su mente se repetía "Di algo, di algo, vamos! Te esta viendo, Ginebra tu nunca te callas porque estas callada ahorita!"

– Bueno me voy – dijo Harry finalmente – suerte!

Ella asintió pero no dijo nada, y vio como el se alejo por el pasillo. Algo en ella se despertó, y corrió por donde el se había ido al elevador. Las puertas se empezaban a cerrar de par en par, ella puso su varita en medio para evitar que cerraran por completo y se abrieron de nuevo. Ahí estaba Harry que la miraba entre desconcertado y alegre, ella entro en el elevador y dijo

– Harry... – tomo aire – espera…

– Que pasa Ginny? – dijo sosteniéndola pues parecía que iba a caerse por la carrera que hizo

– No me olvides tu tampoco

Ahora fue ella quien tomo a Harry del cuello y lo beso, lo beso mas intensamente y Harry correspondió inmediatamente al mismo tiempo que la abrazaba y la estrechaba contra el. Después de unos minutos, cuando se separaron supieron que era hora de despedirse, ella salio del elevador y el se quedo adentro, el le dijo mientras las puertas se cerraban

– Hablaremos cuando esto termine

Ginny lo vio desaparecer tras las puertas de acero. "Bien, " pensó " haz mas difícil la espera Harry".


Bien, este es mi segundo fic. El primero se llama "Lo que es Importante" y esta en la seccion de Ron/Hermione aunque tiene mucho Ginny/Harry, por si alguien quiere una referencia de mi forma de escribir. Y bueno si les gusta me pueden dejar un review, si no les gusta tambien. Espero lo disfruten y me dejen su opinión. saludos a todas!